¡La vida y obra del camarada Ibrahim Kaypakkaya son imborrables! (II)


Nota – Con ocasión de cumplirse el 40 º aniversario del asesinato del dirigente maoísta turco y fundador del TKP/ML Ibrahim Kaypakkaya el 17 de mayo de 1973 por el Ejército fascista turco en la cárcel de Diyarbakir, presentamos, en primicia en español, la primera parte (la segunda parte lo haremos próximamente) correspondiente a un amplio extracto del texto “La Cuestión Nacional en Turquía”, redactado por el camarada Ibrahim Kaypakkaya, como parte de una extensa polémica contra los revisionistas de Shafak. Este texto fue publicado en la revista “A World to Win” (Un Mundo que Ganar), nº 5/1986, págs. 77-79. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, mayo 2013.

11. ¿Cuál debe ser la posición del proletariado consciente de clase en Turquía sobre el Movimiento Nacional Kurdo?
Primero, debe señalarse que, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase en Turquía no debe asumir una posición bajo la bandera del nacionalismo burgués. En palabras del camarada Stalin: “El proletariado consciente tiene su propia bandera, ya probada, y no necesita marchar bajo la bandera de la burguesía”.
Segundo, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente en Turquía debe esforzarse por reunir a las masas de obreros y campesinos bajo su propia bandera y dirigir la lucha de clases de todas las masas trabajadoras. Sobre el terreno del Estado de Turquía, unirá a todos los obreros y trabajadores de todas las naciones en Turquía dentro de organizaciones de clase comunes.
Tercero, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente en Turquía apoyará incondicionalmente el contenido general democrático del movimiento nacional kurdo que está dirigido contra la opresión, la tiranía y los privilegios de las clases dominantes turcas al igual que la eliminación de todas las formas de opresión nacional y la igualdad de naciones. De forma resuelta e incondicional apoyará los movimientos de otras nacionalidades oprimidas que trabajen en esta misma dirección.
Cuarto, sea cual sea la nacionalidad, el proletariado consciente en Turquía debe permanecer totalmente neutral en relación a la lucha desarrollada por la burguesía y los terratenientes de diversas nacionalidades para asegurar su propia supremacía y privilegios. El proletariado consciente en Turquía nunca deberá apoyar la tenencia dentro del movimiento nacional kurdo que aspira a fortalecer el nacionalismo kurdo; nunca ayudará al nacionalismo burgués; en modo alguno apoyará la lucha desarrollada por la burguesía y los terratenientes kurdos por su propia supremacía y privilegios; es decir, puede contentarse con apoyar el contenido democrático general del movimiento nacional kurdo y no irá más allá de él…
(…) Recalquemos este punto también: los comunistas siempre y absolutamente distinguen entre el nacionalismo de una nación oprimida y el de una nación opresora y entre el nacionalismo de una pequeña nación y el de una gran nación.
El camarada Lenin ha señalado lo siguiente sobre el tema:
“Respecto del segundo tipo de nacionalismo, nosotros, nacionales de una gran nación, casi siempre han sido culpables, en la práctica histórica, de un infinito número de casos de violencia; además, cometemos violencias e insultos un infinito número de veces sin notarlo…
Esa es la razón por la cual el internacionalismo de parte de los opresores o `grandes´ naciones, como se les denomina (aunque son grandes sólo en su violencia, sólo grandes como bravucones), debe consistir no sólo en el cumplimiento de la igualdad formal de las naciones sino incluso en la desigualdad de la de la nación opresora, la gran nación, que debe constituir por la desigualdad que obtiene en la práctica actual. Cualquiera que no comprenda esto no ha entendido la verdadera actitud proletaria sobre la cuestión nacional, es aun esencialmente pequeño burgués en su punto de vista y es, por tanto, seguro que caiga en el punto de vista burgués”.
El camarada Lenin continúa con lo siguiente:
“… nada retrasa el desarrollo y fortalecimiento de la solidaridad de clase proletaria tanto como la injusticia nacional; nacionales `ofendidos´ no son sensibles a nada tanto como el sentimiento de igualdad y la violación de esta igualdad, ya sea por negligencia o mofa- a la violación de esa igualdad por su camaradas proletarios. Esa es la razón por la cual en este caso es mejor excederse en lugar de no pasarse en cuanto a las concesiones e indulgencia hacia las minorías nacionales” (La Cuestión de las Nacionalidades o `Autonomización´[Continuado], Obras Escogidas, Vol. 3, p. 690)
¿Es lo que los revisionistas de Shafak hacen algo similar a lo que propone el camarada Lenin? ¡No, en absoluto! Los revisionistas de Shafak hoy siguen una línea que es en esencia la del nacionalismo turco; con un montón de demagogia, solo quieren pisotear el derecho de la nación kurda a la autodeterminación; y toman a los representantes del chovinismo turco como su portaestandarte. Lo que hacen está completamente en desacuerdo con lo que defiende el camarada Lenin.
Anteriormente hemos mencionado que la tendencia general de todo movimiento nacional es formar un estado nacional independiente, que los requisitos del capitalismo y la producción de bienes se satisfacen mejor de esta manera y que los más profundos factores económicos operan en esta dirección. Desde luego también la tendencia general del movimiento nacional kurdo está en la dirección de formar un estado nacional independiente. Sin embargo, la tendencia general es una cosa y las demandas concretas formuladas por un movimiento nacional son otra. Las demandas concretas no contradicen esta tendencia general. Pero no todo movimiento nacional puede escoger esta tendencia general –es decir, formar un Estado separado- como su objetivo concreto. Existen innumerables factores que determinan si esto ocurre. La relación de fuerzas en el país y a escala mundial, las consideraciones de la burguesía y los terratenientes de las diversas nacionalidades dentro del país relativos a sus propios intereses, el carácter de la opresión nacional, asuntos tácticos, etc.- todos estos factores determinan los objetivos concretos formulados por un movimiento nacional.
En Turquía, el movimiento nacional kurdo no ha formulado aun abiertamente la demanda de secesión. Actualmente as demandas formuladas abiertamente por el movimiento nacional kurdo son el reconocimiento de la lengua kurda (en lectura, escritura y palabra), emisiones de radio en kurdo, la retirada de obstáculos que dificultan la libre difusión de la “cultura nacional” (en realidad, la cultura de la burguesía y terratenientes kurdos), el cese de la política de asimilación, la disponibilidad de escuelas que proporcionen educación en kurdo, el reconocimiento del derecho de autodeterminación, etc. Las diversas razones que hemos abordado anteriormente impiden al movimiento nacional kurdo de formular abiertamente la exigencia de secesión; por tanto, al menos hoy, no es correcto decir que, no el pueblo kurdo sino la nación kurda está luchando por la autodeterminación.
Manteniendo esto no pasamos por alto ni mucho menos el poderoso deseo entre la burguesía y los pequeños terratenientes kurdos para separarse. Pero sostenemos que este deseo no se ha convertido en la exigencia vierta del movimiento nacional. Por ejemplo, hoy el movimiento nacional de Irlanda del Norte ha formulado abiertamente la exigencia de separación. El movimiento nacional kurdo en Turquía también, en el pasado, se pronunció por la demanda de separación, etc. El hecho que el movimiento nacional kurdo hoy no haya formulado abiertamente la demanda de separación no significa que no lo hará tampoco en fecha posterior.
Además, varios compromisos son posibles también entre las clases burguesa y terrateniente de las dos naciones; no pasemos tampoco esto por alto. En realidad, el movimiento Barzani en Irak ha restado contenido con la autonomía parcial. Además, mientras un sector del movimiento nacional kurdo puede que exija la separación, otro sector puede que no lo haga. Consecuentemente, no nos remanguemos los pantalones antes de divisar el rio.

Anuncios