¡La vida y obra del camarada Ibrahim Kaypakkaya son imborrables! (III)


Nota – Con ocasión de cumplirse el 40 º aniversario del asesinato del dirigente maoísta turco y fundador del TKP/ML Ibrahim Kaypakkaya el 17 de mayo de 1973 por el Ejército fascista turco en la cárcel de Diyarbakir, presentamos, en primicia en español, la segunda parte correspondiente a un amplio extracto del texto “La Cuestión Nacional en Turquía”, redactado por el camarada Ibrahim Kaypakkaya, como parte de una extensa polémica contra los revisionistas de Shafak. Este texto fue publicado en la revista “A World to Win” (Un Mundo que Ganar), nº 5/1986, págs. 79-80. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, mayo 2013.

12. No neguemos la influencia del nacionalismo de la nación dominante sobre los trabajadores y campesinos kurdos
Los revisionistas de Shafak mantienen que “todos los obreros y campesinos de Turquía” están apoyando la lucha del pueblo kurdo (!), la lucha “contra la política de asimilación y opresión nacional” y la “lucha por derechos democráticos, igualdad de nacionalidades y por la autodeterminación” (subrayado mío – I.K.).
Aquí la realidad concreta ha sido traicionada en aras de frases embellecidas. En primer lugar, corrijamos el error que, dejando de lado “todos los obreros y campesinos de Turquía”, ni siquiera el proletariado con conciencia de clase debe, en todas las circunstancias, apoyar la lucha “por la autodeterminación” (no el derecho de autodeterminación). Debe apoyar la secesión si, en la situación concreta, está conforme con la lucha desarrollada por el proletariado por la meta del socialismo; si no, debe respetar la reivindicación de la nación kurda para la secesión sin apoyarla activamente. Volveremos a ello más tarde.
Además, no podemos afirmar que “todos los obreros y campesinos de Turquía” actualmente apoyen siquiera las reivindicaciones más justas y progresistas de la nación kurda. Eso es sólo algo que es deseable y no, desafortunadamente, algo que exista actualmente. La conciencia de los obreros y campesinos turcos ha sido cegada en gran parte por las clases dominantes turcas con la demagogia del nacionalismo. Dejando de lado a los campesinos, incluso las opiniones de los elementos más avanzados del proletariado han sido más o menos ignorados por el nacionalismo de la nación dominante. Es decir, ante los comunistas de Turquía se alza la tarea de destruir el nacionalismo turco y que los obreros y campesinos se libren de los remanentes de toda forma de nacionalismo burgués. Cualquier avaluación que conduzca a descuidar o menospreciar esta tarea no es sólo dañina con respecto a la lucha de clases …

15. “Autodeterminación”, “Derecho a la Autodeterminación”
La “autodeterminación” y “el derecho a la autodeterminación” son cosas diferentes. La “autodeterminación” significa la secesión, formar un Estado independiente. Sin embargo, “el derecho a la autodeterminación” significa, como señalamos anteriormente, “el derecho a formar un Estado independiente”. Lo que los comunistas defienden en todas las circunstancias es “el derecho a la autodeterminación”, es decir el derecho a formar un Estado independiente. El “derecho a la autodeterminación” y la “autodeterminación”, o en otras palabras, “el derecho a formar un Estado separado” y “formar un Estado separado” no deben confundirse nunca. Aunque los comunistas defienden el primero bajo todas las circunstancias, el movimiento comunista, en palabras del camarada Lenin, “debe decidir esta cuestión exclusivamente de acuerdo con sus circunstancias en cada caso particular de conformidad con los intereses del desarrollo social en su conjunto y con los intereses de la lucha de clases del proletariado por el socialismo”…
¿Cuál es la posición de los revisionistas de Shafak? Apoyar el derecho del pueblo a hacer la revolución (!), pisotear el derecho de las naciones a la autodeterminación. Además, declarando que “el derecho de la nación kurda a la autodeterminación no puede separarse de la lucha contra el imperialismo y de la lucha por la revolución agraria que descansa en los campesinos pobres”, hacen incluso que el derecho de autodeterminación dependa de condiciones. No olvidemos, esta es la solución (!) que los revisionistas de Shafak proponen para la cuestión nacional …

16. ¿Cuándo apoya el proletariado consciente de Turquía la secesión de la Nación Kurda? ¿Cuándo no?
Con independencia de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase de Turquía ve la cuestión de la nación kurda formando un Estado separado desde el punto de vista del desarrollo y el fortalecimiento de la revolución. Si la formación de un Estado separado por la nación kurda aumenta las posibilidades del desarrollo y éxito de la Revolución Democrático Popular bajo la dirección del proletariado en el Kurdistán de Turquía, entonces, con independencia de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase de Turquía debe apoyar la secesión. Si la secesión retrasa y dificulta el desarrollo y éxito de la Revolución Democrático Popular bajo la dirección del proletariado, entonces con independencia de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase no apoyará la secesión. Supongamos q2ue el movimiento comunista desarrollándose en nuestro país se enraizara rápidamente entre los campesinos de Kurdistán, que la revolución agraria se desarrollara rápidamente y se extendiera, y que el movimiento revolucionario se desarrollara más rápidamente en la región de Kurdistán que en la región occidental; bajo estas circunstancias la retención de la región kurda dentro de las fronteras de Turquía sólo habría obstaculizado la revolución en esta región a través de los obstáculos causados por el aparato del Estado de la burguesía y los terratenientes de la nación turca. O, consideremos que en varias zonas de Kurdistán, surgiera el poder político rojo mientras la revolución se estaba desarrollando en Occidente a un ritmo mucho más lento. Una vez más, bajo estas condiciones, la represión de las clases dominantes turcas y su estado habrían retrasado y obstaculizado la revolución desarrollándose en el Este. En ese caso, la secesión del Este aceleraría y fortalecería el desarrollo de la revolución. Una situación así, acelerando el desarrollo de la revolución en el Oeste y en el este, afectaría sin lugar a dudas al desarrollo de la revolución también en otros países de Oriente Medio. En una situación así, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente en Turquía desearía y defendería la secesión de la nación kurda y que se asegurasen las condiciones de un desarrollo más rápido de la revolución que se estaban desarrollando rápidamente en Kurdistán.
De otro lado, si en las otras regiones la revolución se desarrollara más rápidamente, y su desarrollo fuera más lento en la región kurda; si la secesión de Kurdistán fuese a retrasar aún más el desarrollo de la revolución y fortalecer a dominación de los jeques, beyes y mulás feudales y similares en esta región; si la lucha revolucionaria en el Este fuera a debilitarse, quedando privada del apoyo del Oeste, entonces, en ese caso, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase de Turquía no apoyaría la secesión. Si, tras la victoria de la revolución en Turquía, se desarrollase un movimiento secesionista bajo la dirección de la burguesía kurda, entonces, independientemente de su nacionalidad, el proletariado consciente de clase de Turquía no apoyaría la secesión, etc.
Lo que hemos dicho se basa ciertamente en suposiciones. Pero en términos de comprender bajo qué condiciones el movimiento comunista debe tomar una posición en favor o en contra de la secesión, es útil considerar estos casos hipotéticos. Además, no existen casos contrarios a la realidad, ni casos que no puedan posiblemente surgir; están en conformidad con la realidad y que pueden posiblemente ocurrir.

17. Si la Nación Kurda deciden separarse, ¿cuál será la actitud del proletariado consciente de clase en Turquía?
En caso de secesión, se presentarían dos problemas:
El primero es la situación, como mencionamos anteriormente, donde la secesión afecta positivamente al desarrollo de la revolución, en cuyo caso la cuestión es directa: el proletariado consciente de clase de todas las nacionalidades apoya resueltamente y defiende la secesión.
El segundo es la situación donde la secesión afecta negativamente al desarrollo de la revolución. Si ese fuera el caso y, pese a ello, la nación kurda quisiera separarse, ¿Cuál sería entonces la posición del proletariado consciente de clase de Turquía? En sus debates sobre este problema, los revisionistas de Shafak respondieron: impedir la secesión recurriendo a todos los métodos incluido el uso de la fuerza. La respuesta de nuestro movimiento a la misma cuestión es que en tal situación los comunistas rechazarían categóricamente el uso de la violencia. Aunque desarrollando propaganda en favor de “unirse” con los obreros y campesinos kurdos, nunca se enfrentarían a la reivindicación de secesión por medio de la fuerza. Reconocer “el derecho a la autodeterminación” significa no impedir nuca la secesión ni causar dificultades cuando la nación desea ejercer este derecho, es decir, separarse. Los comunistas dejan completa y estrictamente a la nación kurda que decida si la nación kurda quiere formar un estado separado o no. Si la nación kurda lo quiere, crea un Estado separado; si no, no lo hace. Quien decidirá esto será la nación kurda y no otros. Además, no colocando obstáculos en el camino a la reivindicación de una nación a separarse, los comunistas desarrollan una activa lucha contra los intentos del gobierno de la burguesía y los terratenientes a impedir la secesión y el uso de la fuerza. Los comunistas lucharían contra toda forma de interferencia del exterior. Si los obreros y trabajadores kurdos son conscientes del hecho que la secesión debilita la revolución, entonces, en cualquier caso, harían todo lo que estuviera en sus manos para la unidad. Si no son conscientes de ellos, nadie tiene el derecho de interferir desde fuera en su nombre …

Anuncios