¡La vida y obra del camarada Ibrahim Kaypakkaya son imborrables! (y V)

Nota – Con ocasión del 40 º aniversario del asesinato del dirigente maoísta turco Ibrahim Kaypakkaya el 17 de mayo de 1973 por el Ejército fascista turco en la cárcel de Diyarbakir, finalizamos hoy la serie de textos relativos a este gran dirigente comunista así como del propio camarada Kaypakkaya que hemos venido presentando en estos días, con la publicación de la reciente declaración “Camarada Ibrahim Kaypakkaya, ¡Presente!” del Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo http://pukainti.blogspot.com.es/ y el discurso pronunciado por la Asociación de Nueva Democracia-Perú (Alemania) http://vnd-peru.blogspot.com.es/ con ocasión de la manifestación por Kaypakkaya del 18 de Mayo de 2013 en Hamburgo (Alemania) – este último pendiente de corrección – y que Gran Marcha Hacia el Comunismo ha recibido de estas dos organizaciones. Madrid, mayo 2013.

CAMARADA IBRAHIM KAYPAKKAYA, ¡PRESENTE!
Ibrahim Kaypakkaya de origen kurdo, nació en Corum, 1949. Su vida la dedicó íntegramente a la lucha revolucionaria ligada a los intereses del proletariado y campesinado de Turquía.
Fundó el partido Marxista-Leninista de Turquía (TKP/ML). Abrazó las tesis del Presidente Mao e impulsó una decidida e implacable lucha en contra del revisionismo soviético y todas sus manifestaciones en Turquía.
Adelantó importantes tareas tendientes a argumentar la Guerra Popular para desatar la Revolución de Nueva Democracia bajo dirección proletaria, sobre todo como un instrumento liberador de las masas kurdas.
En 1973, después de un combate con las fuerzas represivas de la dictadura fascista turca en las montañas de Dersí, fue herido y posteriormente capturado. Durante algo más de tres meses fue cruelmente torturado y ante la impotencia de la reacción por arrancarle información sobre sus camaradas deciden asesinarlo en Ditarbakir, el 18 de mayo de 1973. Su cadáver fue mutilado y su nombre prohibido a ser reproducido en Turquía.
La figura de Kaypakkaya cobró gran dimensión entre el proletariado internacional en la medida que fue uno de los primeros intentos por darle soporte, desarrollo y aplicación del Pensamiento Mao Tse-tung a la realidad específica de Turquía. Lamentablemente su temprana muerte a los 24 años, se convertiría no solo en un contundente golpe a los camaradas de Turquía sino al proletariado y pueblos oprimidos del mundo, no obstante su ejemplo ha devenido en la continuidad de la Guerra Popular en Turquía de la que consideramos cumplirá con la tarea estratégica de destruir el viejo orden burgués-terrateniente y construir el Nuevo Poder obrero-campesino.
Ibrahim Kaypakkaya ha sido el ostensible ejemplo del vigor, entrega, entereza y firme convencimiento ideológico de que la revolución bajo dirección proletaria clama el esfuerzo vital y la necesidad de entregar la cuota de sangre en aras del objetivo esencial: el comunismo. Ha sido y es el referente histórico del proletariado de Turquía para continuar con la Guerra Popular ceñidos a sus objetivos estratégicos.
Los comunistas del Ecuador y del mundo, consideramos que el proletariado y pueblo de Turquía cuentan en el camarada Ibrahim Kaypakkaya -uno de los mejores hijos de la clase, del pueblo- el ejemplo vivificador e inclaudicable del camino a mantener para constituir la Guerra Popular en Turquía en un nuevo faro de la Revolución Democrática de Nuevo Tipo al servicio de la Revolución Proletaria Mundial.
En su memoria, el Partido Comunista del Ecuador-Sol Rojo, rendimos nuestro más sentido y militante reconocimiento al proletariado y pueblo de Turquía y en él al camarada Ibrahim Kaypakkaya como un portaestandarte del marxismo-leninismo-maoísmo.
¡HONOR Y GLORIA AL CAMARADA IBRAHIM KAYPAKKAYA!
¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!
¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN TURQUÍA!
A CONQUISTAR EL SOL ROJO DE LA LIBERACIÓN: EL COMUNISMO
Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo

DISCURSO DE LA ASOCIACIÓN NUEVA DEMOCRACIA-PERÚ (ALEMANIA) EN LA MANIFESTACIÓN CELEBRADA EL 18 DE MAYO DE 2013 EN HAMBURGO CON OCASIÓN DEL 40º ANIVERSARIO DEL ASESINATO DEL CAMARADA KAYPAKKAYA

Compañeros y compañeras:
Nosotros saludamos a esta gran manifestación, a los compañeros organizadores y a todos los presentes, reunidos para celebrar el recuerdo siempre presente del camarada Kaypakkaya y sobre todo saludar a aquellos que siguiendo su camino marchan adelante.
Esta celebración, aquí en Hamburgo, sienta una importante señal de la bandera de Kaypakkaya que es levantada en medio de la lucha, a donde ella pertenece.
Nuestra clase internacional forja a través de la lucha sus propios Jefes. Jefes que comprenden los intereses generales del movimiento revolucionario para materializarlos y canalizarlos. Tales Jefes sólo pueden surgir en el fuego ardiente de la lucha de clases. Nunca aislados del mundo en una torre de marfil. Así fue con Marx. Así fue con Lenin y de esta manera lo fue también con el Presidente Mao Tse-tung. Así, como sucedió también en el Partido Comunista del Perú con José Carlos Mariátegui y muy especialmente, de manera remarcable, con nuestro Jefe, el Presidente Gonzalo, quien en medio de la guerra popular definió el maoísmo como la nueva,
tercera y superior etapa del marxismo.
El camarada Kaypakkaya se forjó también en el fuego ardiente de la lucha de clases y en ella dio su vida. Su aporte para el desarrollo en Turquía y el Kurdistán del Norte es de fundamental significado. Sin sus fundamentales aportes no es posibles marchar hacia adelante para llevar la revolución democrática a la victoria. Eso significa aplastar el revisionismo y rechazar el legalismo y el cretinismo parlamentario y mantenerse firmes en el camino de la guerra popular. La guerra popular es el único camino para barrer el capitalismo burocrático, la semifeudalidad y el imperialismo y así poder establecer la dictadura del proletariado. Sin un Partido Comunista, esto es, ahora, un Partido marxista-leninista-maoísta, sin un Ejército Revolucionario y la construcción del Frente Único no es posible alcanzar la victoria. Y nosotros debemos recordarnos siempre, que el nuevo Poder es el núcleo de la guerra popular.
Sobre todas estas cuestiones fue claro el camarada Kaypakkaya, ya hace cuarenta años. Después de su muerte muchos han buscado negar estas cuestiones básicas. Esto está pasando también ahora. Los oportunistas de derecha trabajan sin pausa haciendo llamados a los continuadores de Kaypakkaya para que abandonen el marxismo-leninismo-maoísmo. Ellos buscan sustituir eso con “síntesis post maoístas”, que no son otra cosa que la negación del camino fundamental de Kaypakkaya. Nosotros estamos seguros que los comunistas en Turquía y el Kurdistán del Norte, así como antes, rechazarán este ataque a su alma política. Es cierto, ha habido en los últimos cuarenta años muchos desarrollos en el mundo y nos encontramos ante muchos problemas nuevos. Por eso hemos mencionado ahora a José Carlos Mariátegui. José Carlos Mariátegui fundó el PCP en 1928 y estableció los principios básicos para la revolución en el Perú. Eso fue así, cogiendo estos principios, es que el Presidente Gonzalo los desarrolló y aplicando creadoramente el maoísmo a las condiciones de la revolución peruana estableció el pensamiento gonzalo.
Ahora, cuando el movimiento revolucionario en Turquía y Kurdistán del Norte pasan por momentos decisivos, nosotros pensamos, que es más necesario dar un salto en la aplicación del maoísmo a las condiciones que allí se dan. Pero eso sólo se puede hace en la senda de Kaypakkaya. De ninguna otra manera. Nosotros y todos los comunistas, combatientes y masas revolucionarias en el Perú tenemos plena confianza, que nuestros camaradas turcos y kurdos puede cumplir esta tarea y darán así un más grande aporte a la revolución mundial.
Por eso compañeros, ¡defendamos la bandera roja de la revolución en la senda trazada por Ibrahim Kaypakkaya!
¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo!
¡Guerra popular hasta el comunismo!

Anuncios