Comunicado del PC de la India (Maoísta) – Unirse, resistir y derrotar la “Guerra contra el Pueblo” (11 Junio 2013)


Nota – El siguiente comunicado de prensa del PC de la India (Maoísta) del 11 de junio 2013 ha sido extraído de la web Signalfire http://www.signalfire.org/ La traducción al  español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, junio 2013.

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
Comunicado de prensa, 11 Junio 2013
Ver la conspiración de las clases dominantes para lanzar mayores ofensivas contra el pueblo utilizando el ataque del 25 de mayo como pretexto
Unirse, resistir y derrotar la “Guerra contra el Pueblo”

El pánico se ha apoderado de la comunidad de gangsters que hicieron del Parlamento indio su guarida. Agitada. Caldeada. Sublevada. Sedienta de sangre. Exhibiendo sus colmillos. Escupiendo veneno. A fin de cuentas el ataque del 25 de mayo de Jeeramghati golpeó sobre el terreno a uno de sus mejores lugartenientes de confianza. Bastante comprensible.
En realidad, al puñado de gangsters-estafadores no le preocupa mucho la muerte de Mahendra Karma porque sabían que esto era algo que esperaban que ocurriera incluso cuando estaban desarrollando el caos y el crimen bajo Salwa Judum (SJ) al que todos contribuyeron a crear o que molestara como los senadores viendo las luchas de gladiadores en los anfiteatros, con Karma como la cara pública de SJ y con el apoyo de las fuerzas armadas mercenarias fascistas centrales y estatales. Tienen más miedo porque en este país, donde todo tipo de explotación, opresión, represión, corrupción y estafa tiene lugar prácticamente sin discusión, como estando a la orden del día y vergonzosamente bajo la mirada pública. El hecho de que alguien “ahí fuera” pueda amonestar e impartir justicia contra estos gangsters-estafadores fascistas no es fácil de digerir.
Es como encontrarse a uno mismo completamente desnudo y vulnerable llevando todos los atuendos y parafernalia de seguridad Z plus y de pronto desvanecerse en el aire con la furia de las masas oprimidas respirando en sus nucas. Muy comprensible. Una fuerte razón para estar disgustado.
¿Quién sabe cual será el próximo? Más escalofriante, ¿qué podría deparar si el pueblo completamente enfadado con los crecientes e insoportables actos pérfidos, antidemocráticos, serviles, antipopulares e infames de los perros políticos decide considerar ésta como una opción para descargar su ira con objeto de poner fin a su actuación habitual? Pero incluso, ¿qué pasará si el pueblo considera acabar con todo este montón derrocando el sistema parlamentario como aseveran los maoístas y llaman al pueblo a realizarlo? Realmente muy preocupante.
Y de una vez por todas es mejor que lo estén. Que entiendan que ningún político puede salirse con la suya en cuanto a la represión neofascista de los más pobres entre los pobres de este país que se perpetró en nombre de una Salwa Judum, una Sendra, una Shanti Yatra, una Harmad Bahini, una Bjairav Bahini, una TPC o una Operación Cacería Verde. Que no pueden salirse con la suya vendiendo las riquezas de nuestro país una por una como una rutina diaria en desayunos, almuerzos y cenas para llenar el insaciable estómago de la bestia imperialista. Que no pueden salirse con la suya convirtiendo en sin sentido cada palabra que da significado a nuestra existencia como seres humanos como libertad, independencia, soberanía, autosuficiencia y democracia. Es mejor que comprendan por enésima vez (contando todos los ejemplos desde los días de Espartaco) que un pueblo aplastado tan cruelmente nunca puede soportar estar de rodillas para siempre. Es mejor que de una vez se alarmen.
Karma, un terrateniente del tipo de los de la Edad Media, arquitecto de SJ, saqueador, sádico, violador y enemigo de su propia tribu; la mayoría de sus hombres de seguridad, carne de cañón pero sin duda enviados para ayudar a este caos y masacres; algunos de los dirigentes de SJ; y algunos de los dirigentes del Partido del Congreso fueron liquidados en la acción del 25 de Mayo. Desafortunadamente, otros pocos que se vieron atrapados en el tiroteo inicial también murieron a pesar de nuestros esfuerzos por minimizar las bajas una vez que los principales objetivos fueron capturados y el Camarada Gudsa Usendi, portavoz de la unidad de nuestro Partido de Dandakaranya (DK) ya ha expresado sus disculpas por ello. La lista de brutalidades perpetradas por Karma y los de su calaña podrían completar muchos volúmenes. Pero no todos, muchos de ellos han sido documentados en detalle por el PCI (Maoísta), las organizaciones de masas democráticas y revolucionarias, las organizaciones de derechos humanos y civiles, los demócratas, periodistas y ciudadanos interesados para todos aquellos que quieran verlo.
No hay razón a las diversas teorías de la conspiración que recorren los medios de comunicación sobre las razones para este ataque más que desviar la atención del pueblo de la verdad. Una descarada conspiración por los medios de comunicación empresariales para ocultar la verdad de la brutalidad de SJ y el papel del Ejército indio, las grandes corporaciones, los gobiernos central y estatales, los partidos del Congreso y BJP y asesinos como Karma en su creación y desarrollándola en un monstruo devorador de hombres. Tal es su impaciencia por deshacerse de los maoístas que incluso no tomaron en cuenta que SJ fue declarada ilegal por su propia máxima institución el Tribunal Supremo. Y todos ellos, incluido Jairam Ramesh, han repetido una vez tras otra el argumento con más sin sentido y agotado de la “teoría sándwich”: que los adivasis están aplastados entre las Fuerzas Armadas de un lado y los maoístas del otro. Si realmente creen en esto ¿entonces por qué no exigen primero que las Fuerzas Armadas desplazadas en número de cientos de miles por los gobiernos central y de los Estados sean inmediatamente retiradas cuando reconocen que están reprimiendo a los adivasis? Sus mentiras se desvanecen en su propia cara con el hecho de que la abrumadora mayoría de los maoístas son adivasis en las zonas más fuertes del movimiento. Nuestro Partido reitera que nunca trabajamos en contra de los intereses del pueblo. Sólo las clases dominantes y sus fuerzas reprimen al pueblo y nuestro Partido resiste.
Que todos los enemigos del pueblo se enfrenten a la verdad –la simple y llana desnuda realidad. Nuestro Partido y el EGLP defienden el derecho del pueblo de defenderse a sí mismos de los opresores y saqueadores y el 25 de mayo nuestras valientes guerrillas del EGLP dirigieron al pueblo desde el frente para eliminar a uno de los archienemigos del pueblo revolucionario de la India, particularmente del pueblo de Dandakaranya y más en particular del pueblo de Bastar y algunos otros enemigos del pueblo como parte de su resistencia más amplia a los grandes terratenientes y explotación y saqueo de las empresas. Y aprovechamos esta ocasión para declarar resueltamente una vez más que nuestro EGLP continuará defendiendo al pueblo y su derecho a defenderse a sí mismo y le dirigirá frontalmente en tanto las fuerzas gubernamentales, las bandas de vigilancia patrocinadas por el Estado y los enemigos de clase continúen su “Guerra contra el Pueblo”. Pues, los oprimidos no tienen nada sin el Ejército Popular.
Esto en lo que a la acción del 25 de mayo se refiere. Pero lo que realmente queremos llamar la atención del pueblo es la forma perpleja en que la democracia sale al paso de la discusión sólo cuando ocurren los ataques. ¿No es muy extraño que se convierta en el asunto más raro de entre los raros en la plaza del mercado del Parlamento y que esté a la venta cuando las masas trabajadoras llevan a cabo una acción de castigo en alguna zona remota del país? De hecho, estamos cansados de la forma en que nosotros los maoístas somos titulares únicamente durante tales incidentes. Así que para cambiar, ¿por qué no vemos lo que está ocurriendo como una rutina en nuestras vidas diarias para hacer de la democracia o del maoísmo un asunto de relevancia diaria?
Fiel a su carácter socialfascista el buró político del PCI (Marxista) exigió “acción firme” para poner fin a “estas depredaciones maoístas” y exigió “a todas las fuerzas democráticas combatir la política de violencia de los maoístas” y todos los principales partidos políticos desde el Partido del Congreso y BJP hasta el SP y JD(U) fueron hasta lo más lejos condenando este ataque sin decir una sola palabra sobre las razones verdaderas tras él.
Los medios de comunicación mintieron descaradamente y pidieron la sangre de los maoístas más que ninguna de las llamadas instituciones democráticas, esos sinvergüenzas lamebotas. La reunión de seguridad interna del Consejo de Ministros y la posterior reunión de todos los partidos celebrada tras el episodio del 25 de mayo lo describieron como “un ataque directo a la democracia y a la libertad”. El Consejo de Ministros declaró unánimemente: “Estamos enérgicamente en desacuerdo con la ideología de los maoístas. Quieren derrocar la democracia parlamentaria y la Constitución de la India por medios violentos… hay que resistirse a esto con toda nuestra fuerza”. Decidieron “utilizar todos los medios legítimos a su alcance” para hacer frente a las actividades del PCI (Maoísta) y ladraron que no la tolerarán ni transigirán con ella.
La resolución añadió: “Hacemos un llamamiento a la juventud de los estados afectados a que abandonen la violencia y persigan sus objetivos a través de los medios legítimos y democráticos. Les aseguramos que somos sensibles a sus preocupaciones y haremos todos los esfuerzos para conducirlos al camino de la vida social y política”. El mismo sentimiento se expresó en la reunión de todos los partidos.
¿Democracia? ¿Libertad? ¿De quienes y para qué? Mejor preguntarles a las mujeres que fueron violadas, violadas en grupo y/o asesinadas y a los niños que fueron testigos y son víctimas de las atrocidades/masacres que están siendo cometidas por las bandas de vigilancia como SJ y las Fuerzas Armadas sobre sus aldeas lo que estas falsas palabras significan.
La única democracia que vemos es la democracia para los saqueadores que entregan las riquezas de nuestro país a precio de saldo a los imperialistas y buscan su parte en los restos. La única libertad que vemos es la de las Fuerzas Armadas de saquear, destruir, violar, masacrar y desplazar a la fuerza a las masas oprimidas por los intereses de los imperialistas, la burguesía burocrática compradora y los grandes terratenientes.
El Parlamento indio es una de las instituciones más podridas del mundo que permite y facilita todo esto en nombre de “la democracia y la libertad”. Por tanto ¿qué tiene de malo en querer y llamar a derrocar una institución que dirigió al pueblo de nuestro país desde hace seis décadas a un oscuro túnel sin salida ni opción para destruirlo? ¿Acaso no habéis enseñado en las escuelas que la democracia es por el pueblo, para el pueblo y del pueblo?
Entonces, ¿no tiene el pueblo el derecho a rechazarla o incluso derrocarla cuando existe y trabaja exactamente para dañar sus intereses? Dejemos de lado ataques como el de Tadimetla o el de Jeeramghati. Son tácticas y una parte inevitable de la resistencia popular cuando cientos de miles de fuerzas son desplazadas con un enorme equipamiento de armas modernas para reprimirlas como se mencionó anteriormente.
No se puede reducir nuestra línea y práctica política a tales ataques. El PCI (Maoísta) es un partido político con una ideología científica inequívoca: el marxismo-leninismo-maoísmo, una línea política y un programa político que conducirá al establecimiento de la verdadera democracia para el pueblo de nuestro país. Quien quiera hablar o escribir algo sobre los maoístas mejor que tenga conocimiento de ello antes de etiquetarnos con diversos nombres como terroristas, extremistas de izquierda, etc.
Brevemente, señalan que la India es un país semicolonial, semifeudal; los objetivos de nuestro revolución son el imperialismo, el capitalismo burocrático comprador y el feudalismo que explota y oprime al pueblo de nuestro país y deben ser derrocados a través de una Revolución de Nueva Democracia (RND) para establecer la República Federal Democrático Popular. La contradicción entre el feudalismo y las amplias masas es la contradicción actual.
Durante el proceso de resolver esta contradicción a través de la revolución armada agraria, que es el eje de la revolución de nueva democracia, es decir, la guerra popular prolongada, favorecerá la resolución de otras contradicciones. El carácter semifeudal y semicolonial de la sociedad india determina que la revolución india debe pasar por dos etapas. La tarea de la primera etapa es cambiar la sociedad semicolonial y semifeudal en una nueva sociedad democrática independiente a través de la resolución de las dos contradicciones fundamentales actuales de la sociedad india de hoy, es decir: la contradicción del pueblo indio con el imperialismo y la contradicción de las amplias masas con el feudalismo.
Nuevamente, en su continuidad, la tarea de la segunda etapa es establecer el sistema socialista y continuar la revolución avanzando hacia el comunismo a escala mundial. Este Estado de nueva democracia será la dictadura democrático popular ejercida por el frente unido que agrupa al proletariado, al campesinado, la pequeña burguesía y la clase de la burguesía nacional bajo la dirección del proletariado basada en la alianza obrero-campesina. El estado garantizará la verdadera democracia a la amplia mayoría del pueblo mientras ejerce la dictadura sobre la pequeña minoría de los explotadores. Esta revolución de nueva democracia traerá la independencia nacional erradicando la esclavitud, explotación y control imperialistas y establecerá la democracia popular erradicando la autocracia feudal.
Los obreros, campesinos y los pobres de las ciudades que forman la abrumadora mayoría de la población de nuestro país están viviendo en una absoluta pobreza como víctimas del hambre, las enfermedades, la inhumana explotación y opresión feudal-imperialista y serán liberados a través de la RND. Esta erradica el sistema de castas inhumano jerárquico-feudal brahamánico que mantuvo a millones de dalits y otras castas oprimidas durante siglos y el sistema social patriarcal imperialista que ha estado explotando y oprimiendo a la mitad de la población (por ejemplo, las mujeres). La RND destruye la dominación chovinista hindú que ha estado oprimiendo a las minorías religiosas en nuestro país particularmente a los musulmanes y cristianos. La amplia mayoría de los adivasis han sido desde hace mucho tiempo privados de sus tierras y otros medios tradicionales de vida sin proporcionarles ninguna alternativa y han sido las principales víctimas del “desarrollo” y los “desplazamientos”. Vivirán una vida de dignidad, libertad y autosuficiencia en una sociedad de nueva democracia. La India actual es una prisión de nacionalidades.
El Estado de Nueva Democracia reconocerá de modo inequívoco el derecho a la autodeterminación de las nacionalidades, incluido el derecho a la secesión y la India de Nueva Democracia se formaría solo con aquellos Estados que voluntariamente permanezcan en él. La podrida, decadente, antidemocrática, antipopular, repugnante cultura semicolonial y semifeudal que está dominando todas las esferas de nuestra vida será destruida. Se pondrá fin al odio al trabajo, al patriarcado, a las supersticiones, la autocracia, la esclavitud imperialista, el chovinismo nacional, el comunalismo, el régimen de castas, la avaricia ciega, el egoísmo, la cultura consumista y la ideología y cultura pervertidas centradas en el sexo. Se extinguirá la cultura feudal que es principalmente la enraizada superioridad de la cultura brahamánica basada en las castas.
Este Estado tratará al máximo de resolver de forma pacífica y con justicia las disputas fronterizas, sobre agua y otras con los países vecinos y desarrollará relaciones amistosas con ellos. Este Estado nunca ejercerá ningún comportamiento expansionista con los países vecinos. Este Estado Democrático Popular establecerá la unidad con el proletariado internacional y las naciones oprimidas del mundo; se opone a la guerra y agresión, intimidación, subversión e interferencia imperialistas. Apoyará y ayudará por todos los medios las luchas revolucionarias y la guerra revolucionaria, especialmente las luchas en curso bajo la dirección de las distintas fuerzas revolucionarias maoístas contra el capitalismo, el imperialismo y la reacción en todo el mundo.
Un programa detallado de 25 puntos de la República Federal Democrática Popular o Estado de Nueva Democracia está claramente formulado en el Programa del Partido del PCI (Maoísta) para cualquiera que se interese en leerlo. Que cualquier debate sobre los maoístas se centre en él.
Las clases dominantes apelan a la juventud a abandonar la violencia y perseguir sus objetivos a través de medios legítimos y democráticos. ¿Es razonable? ¿No es de sentido común que incluso para utilizar “métodos legítimos y democráticos” se necesita al menos una apariencia de democracia? Las organizaciones obreras/sindicatos, las organizaciones de campesinos y trabajadores agrícolas, las organizaciones de mujeres, las organizaciones culturales, estudiantiles y de la juventud, e incluso las organizaciones infantiles están prohibidas. Las voces de escritores, artistas culturales, demócratas, intelectuales y sus organizaciones están reprimidas. Los derechos fundamentales se restringen a diario.
Leyes draconianas son promulgadas o actualizadas siguiendo las huellas de los colonialistas con regularidad constante en sintonía con las medidas represivas que s intensifican. Los tribunales se ponen del lado de los grandes gangsters-estafadores, políticos traidores, contrabandistas y criminales, mientras que los activistas políticos y sociales y las personas inocentes son arrojadas a las cárceles, mutiladas por las torturas y asesinadas. Esto es por lo que está atravesando la juventud de nuestro amado país con gran potencial de desarrollar nuestro país en un auténtico Estado independiente, soberano, próspero y democrático.
Los cientos de miles de jóvenes que han sido asesinados a sangre fría por las fuerzas de seguridad indias en Cachemira, el Noreste y en las vastas extensiones rurales de Andhra Pradesh Dandakaranya, Bihar-Jharkhand, Odisha, Bengala Occidental, Maharashtra, Uttar Pradesh, Kamataka, Assam, Madhya Pradesh y otras zonas del movimiento revolucionario son la crema de la actual India con formas de pensar y producir independientes y creativas que se está formando/uniéndose a los partidos y organizaciones democráticas, de liberación nacional y revolucionarias para dar una mejor conformación al futuro de nuestro querido país.
El hecho patente es que la juventud ha tomado las armas como una tarea histórica de las masas oprimidas para conformar su futuro con sus propias manos apoyándose en su propia fuerza y su propio pueblo sólo después de décadas de recurrente y frustrante fracaso del Estado indio para responder a su uso de “medios legítimos y democráticos” para obtener sus genuinas demandas y derechos. Llamándoles a abandonar las armas en pro de “medios legítimos y democráticos” no es sólo dar la vuelta a las cosas sino una broma cruel. La juventud no ha tomado las armas porque les guste o en una atmósfera donde no existía carencia de medios legítimos y democráticos o porque no valoren la democracia. Es todo lo contrario. Están tomando las armas porque quieren una auténtica democracia. Nuestra RND promete exactamente eso, que es exactamente lo contrario de la actual seudodemocracia.
El Gobierno que ni siquiera mencionó las preocupaciones básicas del pueblo como tierra, educación, sanidad, etc. en la reunión del Consejo de Ministros y en la reunión de todos los partidos, está anunciando ahora programas de formación para formar a miles de jóvenes y particularmente los adivasis y a las mujeres y está prometiendo empleo al menos a la mitad de los alumnos. Esto se encuadra dentro del paquete de “desarrollo” (siendo los otros el paquete de “represión”, el paquete de muerte y destitución con los que los jóvenes están más familiarizados en realidad). Les arrebatas la tierra de debajo de sus pies, les desplazas de sus viejas moradas de siglos, les aíslas de sus medios de vida tradicionales en bosques y tierras y luego les das a unos pocos miles formación que realmente no les hace autosuficientes, con falsas promesas de empleos para un número incluso menor de personas.
¡Qué retorcido concepto de desarrollo! Incluso si se proporcionaran trabajos mal pagados para una diminuta sección no sería suficiente para satisfacer las necesidades mínimas básicas de una familia. Con acceso a todos los medios tradicionales de subsistencia que estaban disponibles mientras vivían en bosques talados y la devaluación de la rupia, la situación se hace aún peor. La audacia con que las clases dominantes declaran que “son sensibles a las preocupaciones de la juventud” deja perplejo. Dado que todas estas son falsas preocupaciones la galopante tasa de desempleo e infraempleo se convierte en la grosera realidad. Si realmente son sensibles, ¿por qué entonces la ley PESA (Extensión de Zonas Reguladas), las reglamentaciones 5ª y 6ª y la FRA (Ley de Derechos Forestales) que el Parlamento indio ha dictaminado y no se ponen en práctica “las serias preocupaciones de la juventud”? Uno debe darse cuenta que todo esto se realiza como parte de la guerra psicológica contra el Partido maoísta para ganarse a la juventud apartándola de él.
Mientras el Primer Ministro declaró en la reunión del Consejo de Ministros que el Gobierno tenía voluntad de conversar con todos los “grupos extremistas” dentro del ámbito de la Constitución, el Secretario de Interior RK Singh dijo que ¡no había espacio para conversaciones con los maoístas después del incidente del 25 de mayo! Sin embargo, nuestro Partido ya en varias ocasiones en el pasado manifestó categóricamente nuestra posición relativa a negociaciones con el Gobierno. Sólo queremos llamar la atención al pueblo y a los demócratas que están defendiendo las negociaciones o cese el fuego sobre el contexto de tales ofertas para juzgar por ellos mismos la sinceridad tras tales ofertas –no pasa un solo día sin alguna operación que las Fuerzas Armadas desarrollan en las zonas del movimiento maoísta para matar, destruir, torturar y violar y varios de nuestros máximos dirigentes languidecen en celdas en condiciones inhumanas desde hace muchos años negándoseles incluso las fianzas y necesidades básicas.
Viniendo al actual contexto, las clases dominantes indias han venido realizando preparativos sin precedentes para otra gran ofensiva para liquidar a los maoístas pero ahora están tratando de utilizar el incidente del 25 de Mayo como pretexto para ello.
Las elecciones venideras son otra importante razón tras esta intensificación y expansión de la Operación Cacería Verde. Y ahora es un hecho bien documentado y establecido que todo esto se está realizando para implementar por la fuerza los distintos Memorandums de Acuerdo para proyectos mineros y otros proyectos de “desarrollo” en las zonas adivasis. Llamamos a todo el mundo a entender esta maniobra y no caer en la trampa y pensar que incidentes como el del 25 de Mayo conducen a más represión. De hecho, masacres como la de Edemeta el 17 de Mayo donde ocho adivasis, incluidos tres niños, fueron asesinados por las Fuerzas Armadas, que la precedió, son parte de la actual “Guerra del Pueblo”. Junto a las masacres, la nueva ofensiva incluiría principalmente ataques aéreos, es decir, implicación directa de múltiples unidades de helicópteros de la Fuerza Aérea India y también Vehículos Aéreos No Tripulados-Drones. El Ministro de Defensa declaró que el Ejército no sería desplazado pero el hecho es que el papel encubierto del Ejército ya ha aumentado de forma múltiple antes al igual que después del ataque del 25 de Mayo. Los preparativos están en pie de guerra como invadir otro país. El pueblo de Edesmeta tras la masacre del 17 de Mayo lo manifestó patéticamente: “Quieren liquidarnos a los adivasis”.
En esta ocasión, llamamos una vez más al pueblo que huye de sus aldeas tras las masacres fascistas como Sarkinguda, Edesmeta, etc., temiendo una completa extinción a que no lo hagan y que se mantengan unidos bajo la dirección de los Krantikari Janatana Sarkars (Comités Populares Revolucionarios) para resistir la ofensiva del Estado indio. El Partido y el EGLP garantizan con sus vidas defenderos a vosotros y vuestras vidas.
Llamamos a los obreros, campesinos, estudiantes, jóvenes, intelectuales, demócratas, mujeres, dalits, adivasis y pueblos de las nacionalidades oprimidas y minorías religiosas y a todas las organizaciones de estas clases, comunidades y secciones, es decir, a las amplias masas de nuestro país a comprender los viles designios de las clases dominantes, los archilacayos del imperialismo, particularmente los imperialistas de EE.UU. que se están nuevamente uniendo para otra gran ofensiva como parte de la más cruel-inhumana-fascista Guerra Contra el Pueblo. Uníos como una poderosa fuerza luchadora de la forma más amplia posible sin precedentes para combatir y derrotar la injusta guerra represiva. Sólo haciéndolo así podemos avanzar para poner fin al creciente peligro amenazador de la amenaza del terrorismo de Estado y conseguir la auténtica democracia y la verdadera libertad y salvar también a nuestra juventud –el tesoro más valioso para el futuro de nuestro país.

(Abhay)
Portavoz
Comité Central, Partido Comunista de la India (Maoísta)

.

Anuncios