Declaración del PC (M-L) de Panamá en apoyo y solidaridad con el PC de la India (Maoísta) y la Guerra Popular en la India

Nota – La siguiente declaración del PC (M-L) de Panamá ha sido extraída del blog Luminoso Futuro http://nuevademocraciapanama.blogspot.com.es/

DECLARACIÓN DEL PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA-LENINISTA) DE PANAMÁ EN APOYO Y SOLIDARIDAD CON EL PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA) Y LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA

El Partido Comunista de la India (maoísta) ha levantado la roja bandera de la rebelión nacional contra el reaccionario cuartel general de la contrarrevolución armada, el Estado fascista e imperialista indio. Dictadura de la burguesía burocrático-monopolista que oprime y ejerce inaudita violencia reaccionaria en daño de la clase obrera, del campesinado, de las nacionalidades y pueblos de todo el país. En guerra popular revolucionaria para la liberación del pueblo indio, construir en ardoroso proceso el nuevo poder, el Estado de Nueva Democracia Popular como base de impulse de la revolución socialista en el país y base de apoyo e impulse de la Revolución Proletaria Mundial.

En la India hoy se está dando un episodio más de la histórica confrontación entre las dos clases, entre dos ejércitos y dos destinos para el mundo. De esta lucha entre la revolución armada y la contrarrevolución armada, cuyo escenario es el mundo entero, encuentra hoy como su punto neurálgico en la cada vez más poderosa guerra popular revolucionaria encabezada por el Partido Comunista de la India (maoísta).

Esta guerra revolucionaria de larga duración se ha estado desarrollando en condiciones muy difíciles, pero nuestros camaradas comunistas indios, armados con el Pensamiento-guía del Marxismo-Leninismo-Maoísmo y de la estrategia militar proletaria revolucionaria desarrollada genialmente por el camarada Mao Tse-tung y la rica experiencia acumulada y dimanante de la rebelión de Naxalbari encabezada un día por el mártir camarada Charu Mazumdar, han sabido sortear mil obstáculos y llevarla por el camino de la inevitable victoria. Persistiendo, con espíritu indomable y el pecho henchido de odio de clase e indomeñable espíritu revolucionario proletario, han logrado consolidar la guerra popular en su etapa de defensiva estratégica en vía de hacerla devenir de equilibrio estratégico. Así lo han comprendido los comunistas (marxistas-leninistas-maoístas y los pueblos revolucionarios del mundo entero. Los que con fervor revolucionario y alto espíritu internacionalista proletario le brindan su apoyo y se comprometen de aprender de estas ricas lecciones que les brindan los camaradas indios.

Pero, también, lo han comprendido las clases reaccionarias, el imperialismo indio y el imperialismo internacional, encabezado por aquel estadounidense, los que se han apandillado en negra jauría. Aplastar la guerra popular a sangre y fuego. Batir y aniquilar salvajemente, violando todas las leyes del derecho guerra, al Partido Comunista de la India (maoísta), cazando y asesinando a sus máximos cuadros Dirigentes y militantes -como así ha sido el martirizaje de los camaradas Azad y Kishenji- y miles de los mejores hijos del pueblo trabajador indio. Es que el gobierno fascista e imperialista indio, con plena conciencia de clase, ha llegado a la comprensión de que la guerra popular y el Partido Comunista de la India (m) echan raíces poderosas en el corazón y la mente de la clase obrera, de las masas campesinas y de las nacionalidades oprimidas del país.

Por ello el gobierno fascista e imperialista indio, alentado por el negro interés de clase al que representa y la reacción imperialista y socialimperialista, urde sangrientos planes contra el pueblo en guerra y contra su vanguardia combatiente el PCI(m). En los mismos, a la vez que utiliza sofisticados medios tecnológicos satelitales y elaborados conocimientos militares para guerras antiinsurgentes, ha organizado, entrenado y financiado diversos grupos de combates paramilitares (como la tristemente célebre banda de asesinos Salwa Judum) y asesinos profesionales reclutados en los barrios miseria de las grandes ciudades o entre los marginales de las tribus aterrorizadas. Todo con la única miras de llevar a buen término sus genocidas planes de sojuzgamiento y exterminio de todo lo revolucionario, de todo lo progresista y de todo lo popular.

Para materializar ello, ha concentrado y centralizado todas las reaccionarias fuerzas policiales y militares en manos de un real Estado totalitario y desatado la hipócritamente llamada Operación Cacería Verde. La que apenas oculta sus reales cometidos y objetivos: ahogar en sangre la guerra popular, exterminar a los maoístas, aterrorizar y volver a someter al heroico pueblo indio en rebelión generalizada.

El que ello sea parado depende, no sólo de los revolucionarios proletarios indios, no únicamente del indomable espíritu de naxalbari que ánima el corazón de nuestros camaradas indios, sino de que las fuerzas comunistas y democrático-populares de todo el mundo puedan y sepan organizar la solidaridad internacional para con la guerra revolucionaria de los comunistas (maoístas) y de los pueblos de la India. Debemos proteger y ayudar al desarrollo de la revolución popular india. Construir en derredor suyo una fuerte muralla internacionalista proletaria que la haga inmune a las asechanzas y a los ataques del imperialismo internacional y de la reacción mundial. Coadyuvar, todos juntos, a que venza todos los obstáculos y llevarla a vencer, con la convicción de que su triunfo es nuestro triunfo; su derrota nuestra derrota y un retroceso en la revolución socialista internacional.

Es necesario llevar a la mente de nuestros respectivos pueblos la convicción de que lograremos vencer si nos atrevemos a luchar. Que nuestra lucha por la independencia nacional y la nueva democracia popular, en fin para alcanzar la revolución y construcción socialista en nuestros países, el camino pasa por la defensa y nuestra ayuda para llevar a vencer la guerra popular en la India. Ya que las guerras populares en la India, Filipinas, Perú, Turquía y otros países en que se están preparando son la cuerda clave de las que depende la lucha por la liberación nacional y por la emancipación social de la humanidad trabajadora esclavizada aún.

Que en la India se juegan los destinos de la humanidad, la libertad y la felicidad del pueblo pobre resulta casi desconocido para las masas trabajadoras y masas populares de nuestro país. El imperialismo, los capitalistas burocrático-compradores, el sistema de poder oligárquico y el gobierno fascista de Ricardo Martinelli, más sus massmedias mercenarios ocultan y tergiversan los reales sucesos que están ocurriendo en la India, su significado político y sus altos ideales emancipatorios.

Si a ella han de referirse, cuando no tienen otra, entonces sólo destacan lo de “terroristas maoístas”, “violentistas sedientos de sangre”, “quieren enfrentamientos violentos entre hermanos”, etc. Derramarán algunas lágrimas de cocodrilo por la muerte de algunos “líderes” regionales y locales del gobernante Partido del Congreso, pero ocultando su posesionamiento y financiamiento de los verdaderos terroristas antipueblo grupos paramilitares y sicarios profesionales. ¡Mienten sabiendo de mentir! Es su reaccionaria solidaridad de clase para con las guerras contrarrevolucionarias, desatadas por los Estados burgueses y por sus criminales gobiernos, en daño del pueblo y naciones oprimidas en las diversas partes del mundo y de sus justas luchas políticas y guerras revolucionarias.

Contra ese frente contrarrevolucionario de Panamá a la India, aupado, organizado y sufragado por el imperialismo estadounidense, nuestro enemigo principal y concreto; frente a esa campaña desinformadora y fascista; el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá resulta ser el único partido que apoya la guerra popular en la India, Filipinas, Perú y Turquía. Propagandiza, nadando contra corriente, en su favor. En la comprensión de que los avances de la guerra revolucionaria en India refuerzan nuevas conquistas de la Revolución Socialista Internacional, las cuales a su vez dan mayor vigor a nuestra decisión de marchar por la independencia nacional y la nueva democracia popular hacia el socialismo.

Actuando en consecuencia, nosotros el PC(ML) de Panamá llama a los Partidos y fuerzas política de izquierda, a las organizaciones sindicales y campesinas, a las nacionalidades originarias, a los profesionales e intelectuales democráticos y honestos a unir fuerzas e derredor de la Campaña Internacionalista de apoyo a la Guerra Popular en India. Les convocamos a autoorganizar la solidaridad, la difusión de informaciones y propagandizar sobre la lucha del pueblo de la India.

Apoyar al pueblo, al Partido Comunista de la India (m) y la guerra popular revolucionaria en India, es un paso firme por la derrota al imperialismo mundial, principalmente aquel estadounidense, sus planes de dominación y sus criminales guerras de conquistas coloniales. Es derrotar sus intenciones de ahogar en sangre las luchas armadas de salvación o de liberación nacional de los pueblos.

El compromiso por la conquista de la libertad nacional para nuestra patria, por la libertad política de nuestro pueblo y de la libertad social para los esclavos del capital, pasa por el identificarnos con la revolución en India y el apoyo militante a la guerra popular de los trabajadores indios.

¡Viva la guerra popular en la India!
¡Saludamos a los heroicos combatientes revolucionarios proletarios indios, a sus mártires y héroes!
¡Viva el glorioso Partido Comunista de la India (Maoísta)!
¡Muerte al Imperialismo!
¡Aplastar a las odiosas dictaduras fascistas, lacayas del imperialismo yanqui!

Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá
25 de junio de 2013

Anuncios