EEUU saque sus garras de Siria – A Nova Democracia (Brasil)

 

 

Nota – El periódico brasileño «A Nova Democracia» http://www.anovademocracia.com.br/ ha publicado en su número 116 correspondiente a la 1ª quincena de septiembre, los artículos «EEUU saque sus garras de Siria» y «Ataque genocida en Siria» que reproducimos a continuación. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, septiembre 2013.

EEUU SAQUE SUS GARRAS DE SIRIA. El imperialismo prepara bombardeo a Siria y propaga mucho más la guerra en Oriente
No bastándole la brutal violencia en que sumió a Irak y Afganistán, el mantenimiento del Estado fascista-sionista de Israel y su ejército sanguinario que actúa contra todos los pueblos de la región, sobre todo el heroico pueblo palestino, la creación y mantenimiento de grupos mercenarios en Libia y Siria, la financiación billonaria del ejército de Egipto, el apoyo a su golpe de Estado y genocidio desenfrenado, etc., el imperialismo, principalmente el yanqui, quiere más. Nadie en su sano juicio cree, por muy reaccionario que sea Assad, que él atacaría a la población con armas químicas mientras abría las puertas del país a la inspección de la ONU. La disputa interimperialista elevará la tensión con Rusia y amenaza conflagrar toda la región. China pide calma y advierte que el ataque a Siria agravaría la situación en Oriente Medio. ¿Lo agravaría? (!)

EL ATAQUE GENOCIDA EN SIRIA
José Ricardo Prieto

El 21 de agosto, imágenes estremecedoras de cientos de muertos (se estiman en 1.500) en al menos tres localidades de Siria fueron divulgadas por el mundo, provocando una ola de indignación, parecida a la reacción causada por la masacre de más de mil manifestantes en Egipto.
Las primeras informaciones daban cuenta de que se trataba de un ataque con armas químicas propagado por el gobierno de Bashar al Assad contra reductos “rebeldes” (ejército mercenario armado por EEUU y los aliados imperialistas), que se presentan como “Ejército Libre de Siria”.
Mientras tanto, dicho acontecimiento ocurrió en circunstancias muy nebulosas, que hacen casi imposible comprobar de donde partió el ataque.
Primero, porque algunos analistas decían que Assad estaría ganando la guerra, no habiendo razón para cometer tal crimen de guerra, principalmente por causa de presencia en suelo sirio de una comitiva de inspectores de la ONU encargada justamente de investigar el uso de las armas químicas por el régimen.
Segundo, porque el imperialismo, principalmente el yanqui, aguardaba ansiosamente una oportunidad como ésta para justificar una intervención directa de sus tropas y bombardeos, ya que la estrategia de financiar la oposición interna parecía fracasar.
Tercero, porque no es sólo Assad quien cuenta con recursos y medios para hacerse con armas químicas para realizar sus intentos. No se puede perder de vista que otras potencias también tendrían interés en fabricar un acto de esa naturaliza, principalmente el Estado fascista de Israel, a través de su servicio secreto, que es maestro en este tipo de artimañas.
La ONU, el mostrador de negocios del imperialismo, se comporta de manera aún más pusilánime que de costumbre, facilitando las cosas para la aprobación de un ataque, aún así con un probable veto ruso. Sus equipos de inspección hasta ahora intentaron investigar el origen de los ataques, aunque acosados por francotiradores no identificados, se retiraron nuevamente al hotel, a la espera de garantías de seguridad del régimen sirio. Así, el tiempo pasa y va quedando cada vez más difícil comprobar de donde partió el ataque. No es que eso realmente importe a la ONU y a EEUU…
Según analistas internacionales, EEUU trabaja la posibilidad de aprovecharse de la estrategia de ataque a Kosovo en 1998, a través de la OTAN y sin aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU. En aquella ocasión, los aviones yanquis lanzaron bombas durante 78 días, destruyendo gran parte de la infraestructura de Kosovo, de Serbia y de Montenegro, después que Rusia vetó el ataque con autorización de la ONU.
Lo cierto es que cualquiera que haya sido el autor de este salvaje crimen de guerra, el perdedor es el pueblo sirio, que permanece entre el fuego del reaccionario régimen (apoyado por Rusia, Irán y otros) y el fuego de los “rebeldes” (patrocinados por los EEUU y las potencias europeas).
Satisfecho y con el timing perfecto, Obama ya puso en marcha el plan de invasión, ordenando que tres navíos de guerra yanquis que estaban “de paso” por el Mar Mediterráneo, permaneciesen allí para cualquier eventualidad. Entre estas embarcaciones está un cargador de misiles Tomahawk, que ya apuntan a territorio sirio.
Rusia e Irán se adelantaron en la defensa del régimen de Assad y alertan sobre la desestabilización de toda la región en caso de intervención directa. Es interesante que desde hace dos años toda la región está en ebullición con protestas populares en prácticamente todos los países del norte de África y Oriente Medio y el aviso de los imperialistas rusos es una amenaza a la estabilidad.
En cuanto a la contradicción interimperialista, las potencias hacen los cálculos militares y políticos de una eventual agresión directa a Siria, la guerra civil que se desarrolla en el país hace casi dos años diezma a gran parte de la población. Los ataques genocidas como el del día 21, en el cual aún no se sabe que arma fue utilizada, son muestras escabrosas de las guerras de ese tipo entre dos fuerzas reaccionarias.
Se estima en más de cien mil los muertos en Siria (no existen datos fiables a este respecto), todos víctimas por el imperialismo y las clases dominantes locales en pugna por la administración del Estado.

Anuncios