Chen Po-ta: Discurso de clausura en el mitin de conmemoración de Lu Hsun (31 octubre 1966)

Nota – Hoy, 19 de octubre, se cumple el 77º aniversario del fallecimiento del gran revolucionario, pensador y hombre de letras chino Lu Hsun – Lu Sin.
A propósito de Lu Hsun, Mao Tsetung escribió: “Lu Hsun, comandante en jefe de la revolución cultural de China, no sólo fue un gran hombre de letras, sino también un gran pensador y un gran revolucionario. Lu Hsun fue hombre de integridad inflexible, sin sombra de servilismo ni obsequiosidad, cualidad ésta la más valiosa en los pueblos coloniales y semicoloniales. En el frente cultural, Lu Hsun, representante de la gran mayoría de la nación, fue el más correcto, valiente, firme, leal y ardiente héroe nacional que haya jamás asaltado las posiciones enemigas. El rumbo de Lu Hsun es justamente el de la nueva cultura de la nación china”.
Con ocasión de este aniversario, reproducimos a continuación el discurso que pronunció Chen Po-ta, miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y dirigente del Grupo de la Revolución Cultural del Comité Central en el gran mitin celebrado en Pekín el 31 de octubre de 1966 en memoria del 30º aniversario de la muerte de Lu Hsun. Este discurso fue publicado en “Peking Review” (Pekín Informa), vol. 9, nº 45, 4 Noviembre 1966, pp. 11, 12. Ha sido extraído de http://www.marxists.org/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, octubre 2013.

DISCURSO DE CLAUSURA EN EL MITIN EN CONMEMORACIÓN DE LU HSUN
Por Chen Po-ta

Deseo decir unas breves palabras en la clausura de nuestro mitin para conmemorar a Lu Hsun, el gran combatiente en el frente cultural.
La víspera de su muerte, Lu Hsun hizo un famoso testamento. Contienen algunas observaciones penetrantes que merecen una profunda reflexión incluso hoy.
Lu Hsun escribió: “Nunca mezclarse con personas que injurian a otros pero oponerse a la venganza y abogar por la tolerancia”.
Dijo también: “… en una ocasión estando con fiebre (Lu Hsun tuvo tuberculosis y frecuentemente sufrió ataques de fiebre) recordé que cuando un europeo está muriendo, generalmente hay algún tipo de ceremonia en que pide perdón a otros y los otros le perdonan. Tengo un gran número de enemigos, y pensé, ¿cuál debía ser mi respuesta si algunas personas modernizadas me preguntaran mi visión sobre esto? Tras considerarlo, yo decidí: “que me sigan odiando. No perdonaré a ninguno sólo d ellos”.
Siento que este es el testamento más importante que Lu Hsun nos ha dejado, algo que no debemos olvidar nunca.
Lu Hsun estaba atacando a los renegados de esa época que se pasaban al enemigo pero pretendían que tenían “perspicacia”. Lu Hsun les llamaba burlándose de ellos “personas modernizadas”.
En esa época, Lu Hsun apoyó activamente a nuestro Partido y al Frente Unido Nacional Antijaponés defendido por nuestro gran líder el Presidente Mao. Los contrarrevolucionarios trotskistas, sin embargo, se oponían fuertemente a la propuesta del Presidente Mao a favor de una resistencia unánime a Japón, por lo que Lu Hsun les denunció mordazmente. Lu Hsun señaló tajantemente que el comportamiento de los trotskistas “es contrario a las normas actuales de moralidad del pueblo chino”. Al mismo tiempo, Lu Hsun apoyó completamente la política del Presidente Mao de tanto la unidad y lucha en el frente unido, y su política de mantener la independencia proletaria dentro del frente unido. Lu Hsun denunció mordazmente el hecho de que “desde que se propuso el `frente de coalición´, aquellos `escritores revolucionarios´ que se pasaron al enemigo han reaparecido posando como pioneros del `frente de coalición´. Toda su despreciable aceptación de sobornos y su tráfico con el enemigo ahora aparecen como `progresistas´, `hazañas gloriosas´ “.
Lu Hsun aceptó el pensamiento de Mao Tsetung y estaba diametralmente opuesto al capitulacionismo de Wang Ming, Chou Yang y similares.
Ahora, treinta años después, las palabras proféticas de Lu Hsun no han perdido un rayo de su lustre. ¡Que los desvergonzados revisionistas modernos las escuchen! ¿Acaso cada una de las palabras de Lu Hsun de denuncia del capitulacionismo y los traidores de esa época no se refieren también a ellos?
Los revisionistas modernos con la dirección del P.C.U.S. como su centro han traicionado al gran Lenin y están en una luna de miel coexistiendo con los imperialistas de EE.UU. En esta causa criminal, están utilizando el nombre de la llamada “unidad de acción” en un intento por vender las revoluciones de los pueblos del mundo y sacrificar la agitada y heroica gran lucha del pueblo vietnamita.
Creo que es muy útil hoy, mientras conmemoramos a Lu Hsun, recordar su testamento, pues ayuda a poner al descubierto las intrigas de los revisionistas modernos y de los imperialistas norteamericanos en su oposición unida a la revolución, al pueblo, al comunismo, a la guerra antinorteamericana del pueblo vietnamita y a la Nueva China. Cuando los pueblos de los diversos países calen las intrigas dee los revisionistas modernos en capitular al imperialismo encabezado por Estados Unidos, entonces, como nuestro Camarada Mao ha señalado frecuentemente, tomarán sus destinos en sus propias manos y sus revoluciones serán por siempre victoriosas.
¡Viva el espíritu de Lu Hsun, el gran compañero de armas del Camarada Mao Tsetung!
¡Sigamos los pasos de Lu Hsun, el precursor de la revolución cultural, y marchemos adelante!
¡Adelante por el camino del gran pensamiento de Mao Tsetung!

Anuncios