Llamamiento del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta): “¡Saludos revolucionarios por las celebraciones del 9º aniversario de nuestro glorioso Partido!” (1 de Septiembre 2013)


Nota – Tal y como ya informamos, recientemente fue difundido en inglés un extenso llamamiento del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) de fecha 1 de septiembre 2013 titulado “¡Saludos revolucionarios por las celebraciones del 9º aniversario de nuestro glorioso Partido!” del que Gran Marcha Hacia el Comunismo difundió una traducción en español de los apartados correspondientes a la situación internacional y nacional. Reproducimos ahora el llamamiento en su totalidad, texto que ha sido extraído del blog Maoist Road http://maoistroad.blogspot.com.es/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

¡SALUDOS REVOLUCIONARIOS POR LAS CELEBRACIONES DEL 9º ANIVERSARIO DE NUESTRO GLORIOSO PARTIDO!

¡Bolchevicemos nuestro Partido para manejar de forma eficaz las dos armas básicas del Ejército Popular y el Frente Unido para dirigir la revolución a la victoria!
¡¡Fortalezcamos y ampliemos nuestra base de masas adhiriéndonos firmemente a la línea de clase y la línea de masas!!
¡¡¡Empuñemos con profundidad los dos principios marxistas de “Sin un partido revolucionario no puede haber revolución” y “el pueblo es quien hace la historia”!!!

Llamamiento del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) a todos los militantes para celebrar con entusiasmo revolucionario el 9º Aniversario de nuestro Partido del 21 al 27 de septiembre de 2013

Queridos camaradas: Estamos a punto de celebrar el 9º Aniversario de nuestro glorioso nuevo Partido el 21 de septiembre de este año. Esto es más significativo aún este año dado que nuestros preparativos para celebrar diez gloriosos años de nuestro nuevo Partido también se inician con éste. El 21 de septiembre de 2004 es un día significativo para la Revolución de Nueva Democracia (RND) en la India y también para la Revolución Socialista Mundial (RSM) dado que éste día arrancó un único centro de dirección para el movimiento revolucionario en la India tras superar más de tres décadas de altibajos en este proceso. En esta ocasión, rindamos un humilde homenaje con gran respeto a los constructores de nuestro glorioso Partido, los grandes dirigentes de la Revolución India, los mártires y nuestros queridos camaradas CM [Charu Mazumdar] y KC [Kanhai Chatterji] y los miles de valientes combatientes que sacrificaron sus vidas en el transcurso de la RND, llevando adelante el glorioso legado de Naxalbari.
Tras el 8º aniversario de nuestro Partido, a lo largo de todo el año pasado la contrarrevolucionaria “Operación Cacería Verde – fase 2” (Guerra contra el Pueblo) devastó cruelmente causando estragos en las zonas de nuestro movimiento. En el transcurso de rechazar esta ofensiva de las clases dominantes indias y defender al pueblo, cerca de 150 de nuestros queridos camaradas han sacrificado sus vidas. Combatieron desinteresadamente con gran coraje y valor poniendo sus vidas en juego para defender y hacer avanzar la Guerra Popular.
Una mayoría de ellos sacrificaron sus valiosísimas vidas resistiendo ferozmente los ataques de las fuerzas armadas y las bandas de vigilancia patrocinadas por el Estado. Entre los mártires, los camaradas Ganti Prasadam, Mahita, Juvvaji Venkat Subbaiah, Aluri Bhujanga Rao, eran veteranos camaradas de nuestro Partido. El de Ganti Prasadam fue un asesinato auspiciado por el Estado y los otros tres camaradas murieron por la avanzada edad y otros problemas. El Camarada Sudhakar, miembro del Comité de la Zona Especial de Telangana Norte (TN) murió en una feroz batalla con las fuerzas especiales del enemigo. El MCR Camarada Prashant de la Zona Especial de BJ-Chhattisgarh Norte fue asesinado en un ataque conjunto de los CoBRA-TPC.
En Dankaranaya (DK) el veterano Camarada Aman del Departamento Técnico del Comité de División, también falleció por enfermedad mientras que Indira, otra DVCM, falleció por mordedura de serpiente. Los camaradas Dharmendra Yadav, Prafulla Yadav y Mithilesh Yadav, camaradas de base del DVC/ZC (Comité de Zona) de Bihar, Sankar de DK y Pushpa de TN fueron martirizados resistiendo los ataques del enemigo. Decenas de masas revolucionarias, miembros de las organizaciones de masas revolucionarias, CPRs y milicia popular fueron masacrados por las fuerzas armadas por disparos indiscriminados (como en Edesmetta en DK) y falsos enfrentamientos en todas nuestras zonas del movimiento. Juremos llevar adelante los objetivos y cumplir los sueños de estos mártires desinteresados defendiendo, extendiendo e intensificando la guerra popular.
Empapémonos y extendamos los ideales de nuestros grandes mártires e inspiremos a las masas a seguir su camino para la liberación de la humanidad. En el pasado año, varios valerosos combatientes fueron martirizados mientras combatían valientemente a las fuerzas del enemigo en el transcurso de Revoluciones de Nueva Democracia en países como Filipinas, Turquía y Bangladesh, etc. Centenares de agitadores y personas aparte de la clase obrera en los países imperialistas han sacrificado sus vidas en las luchas por la liberación de la opresión y explotación de clase, por la liberación nacional y por la democracia en varios países en todo el mundo. Nuestro Comité Central rinde un humilde homenaje a todos ellos con ocasión del 9º Aniversario de nuestro Partido.
Promete cumplir las aspiraciones de los mártires de la Revolución Socialista Mundial a través de combatir con determinación hasta que se conquisten nuestros objetivos. En esta ocasión, nuestro Comité Central envía sus más calurosos saludos revolucionarios a todos los militantes del Partido; a los comandantes y combatientes del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP); a los camaradas de los Comités Populares Revolucionarios (CPR) y las organizaciones de masas; a los miles de camaradas y masas revolucionarias que han abierto otro frente de batalla en las prisiones del país; a las masas revolucionarias en nuestras zonas de combate y por todo el país; a los revolucionarios que nos aprecian y a los partidos marxistas-leninistas-maoístas de diferentes países que se han demostrado un gran apoyo al movimiento revolucionario en la India, particularmente el año pasado alzando alta la bandera roja del internacionalismo proletario. Veamos ahora brevemente algunos de los importantes cambios en las condiciones objetivas que han ocurrido en el mundo y en nuestro país y también nuestra condición subjetiva para que podamos formular de manera concreta nuestras tareas inmediatas hasta el próximo aniversario del Partido como telón de fondo.

LA SITUACIÓN INTERNACIONAL

La crisis financiera internacional está aún devastando el mundo capitalista sin seña alguna de recuperación. Está concentrada en Europa y ningún número de medidas de austeridad o rescates financieros son capaces de salvar a los países de la UE de empantanarse aún más. Todo tipo de ejercicios realizados por el G-8, G-20, FMI, BM, OMC y varias formaciones económicas regionales han fracasado en sacar de apuros a los imperialistas de su crisis también este año. Las luchas de los trabajadores contra los recortes de puestos de trabajo y cierres están estremeciendo varios países de la UE. El desempleo, los despiadados recortes en subvenciones y gasto social están empujando a millones y millones de personas a unas condiciones aún más miserables, lo que está conduciendo a su malestar.
Para superar esta crisis el mundo imperialista está adoptando medidas de austeridad, aumentando los impuestos, reduciendo significativamente el gasto gubernamental, aumentando la financiación de los capitalistas e incrementando el saqueo del pueblo y los recursos naturales de los países atrasados. El pueblo en los países imperialistas está cada vez más teniendo que enfrentarse al paro e infraempleo, la falta de garantías en el trabajo, la falta de agua salubre que beber, inflación, el problema de la vivienda, reducción en el gasto gubernamental en educación y salud, migración y falta de derechos democráticos.
Estas condiciones han empeorado aún más desde la crisis financiera de 2008. También en los países atrasados condiciones similares están prevaleciendo incluso a un nivel peor. Están enfrentándose a niveles de extrema pobreza y hambre. La enorme brecha entre ricos y pobres está aumentando rápidamente a un nivel sin precedentes. Están teniendo que hacer frente a la migración tanto externa como interna. Todas las restantes restricciones desde 1991 están siendo suspendidas por la burguesía compradora de los países atrasados para el capital financiero y las corporaciones multinacionales conduciendo a un extremado control y explotación neocolonial.
Las clases dominantes compradoras han adoptado de manera vergonzosa la consigna de que el desarrollo no es posible sin la Inversión Directa Extranjera. Sin restricción alguna para detener la monstruosidad del capital financiero debido a la confabulación de la burguesía compradora, los pueblos del tercer mundo están siendo aplastados sin piedad bajo sus talones de hierro. La reciente devaluación de las monedas locales en la India, Turquía, Brasil, Bangladesh y varios otros países atrasados está colocando sus economías en un gran caos. Las tan publicitadas tasas elevadas de desarrollo en la India se han encaminado a la recesión.
La teoría del “desacoplamiento” inflada por la élite dominante trató de engañar al pueblo de nuestro país sobre la inmunidad de la economía india frente a la crisis financiera internacional. Ahora todas esas posiciones se quebraron entre todos los integrantes del Gobierno hablando del “mal estado de la economía”. La posición de Brasil y Sudáfrica en los BRICS [Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica] no es mejor. En la India y estos países las exportaciones han descendido, la inflación ha aumentado, las monedas locales se han depreciado, las tasas de crecimiento han descendido y el sector industrial se enfrenta a numerosos problemas, por no hablar del tan mencionado monstruo de la crisis en el déficit de la cuenta corriente, particularmente en la India. Especialmente, la rupia está sufriendo una caída libre y la inflación se ha disparado.
Los imperialistas están presentando la devaluación de las monedas frente al dólar como su recuperación. Están diciendo que la economía de Estados Unidos se ha recuperado en los dos trimestres pasados y están mostrando esto como un indicador. La otra solución por la que ha optado el imperialismo para superar esta crisis es recurrir a reprimir los derechos democráticos en sus países, el fomento de las fuerzas reaccionarias de derecha y el desarrollo de guerras de agresión. Las guerras de ocupación en Irak y Afganistán, el ataque contra Libia, la invasión francesa de Mali, los ataques con drones en Afganistán, Pakistán, Yemen, etc., el interminable martilleo de Israel sobre Palestina, la amenaza de ataque contra Irán y Corea del Norte y la reciente “impaciencia” de Obama y Francois Hollande para atacar Siria son ejemplos evidentes Las intervenciones imperialistas que condujeron a guerras civiles y guerras internas en los países atrasados son numerosas.
La explotación neocolonial, el control, la opresión, intervención y agresión por parte de los países imperialistas respecto de los países atrasados han devastado sus economías y las vidas del pueblo en muchas maneras. Ningún sector queda intacto o deja de verse afectado en las esferas social, económica, política y cultural. Las contradicciones fundamentales en el mundo se han intensificado el año pasado. La contradicción principal entre el imperialismo y las naciones oprimidas y los pueblos del mundo se han intensificado con diversos tipos de luchas antiimperialistas desarrolladas por los pueblos del mundo entero incluidas aquellas contra los innumerables efectos nocivos de las políticas económicas neoliberales. Estas luchas cubren diversos aspectos en las esferas económica, social, política, cultural y ecológica. Con la clase obrera y las clases medias ocupando cada vez más las calles, la contradicción entre los capitalistas y la clase obrera se ha intensificado aún más.
Económica, política y estratégicamente, la contradicción interimperialista ha saltado a la palestra como nunca antes de que comenzaran la adopción de políticas neoliberales. Esto se pudo ver claramente en el enfrentamiento por la dominación de Asia occidental durante la reciente “crisis siria” con Rusia -apoyada por China- mostrándose firme para oponerse a la agresión imperialista occidental contra Siria apoyada por EE.UU.
Brasil asistió a una escalada sin precedentes de estallidos populares en junio de 2013 en contra de albergar la Copa Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de Río en 2016. El pueblo, azotado por los horribles efectos de las políticas proimperialistas, proricas y neoliberales del Gobierno desde hace décadas, se lanzó a la calle. En Febrero, decenas de miles de griegos participaron en una huelga general mientras más de la mitad de los cuatro millones de trabajadores renovaron su protesta contra las medidas de austeridad relativas a pensiones, impuesto de emergencia, el elevado coste de la vida y para deshacerse del rescate mientras los prestamistas internacionales se encontraban en la capital para discutir el siguiente plazo del rescate. Ha habido huelgas generales por toda Europa y combativas protestas se han convertido en algo habitual. Pese a las medidas represivas, tales como invocar el estado de emergencia, las huelgas están aumentando.
En Egipto, Morsi, pese a tratarse de una fuerza de compromiso, fue derrocado sin miramientos y encarcelado por los militares apoyados por EE.UU. y los simpatizantes de Hosni Mubarak. Las masacres de personas protestando por este derrocamiento y el régimen militar están teniendo lugar diariamente. En prácticamente todos los países árabes también los gobernantes dictatoriales fueron derrocados por alzamientos democráticos en el pasado reciente y ocuparon el poder fuerzas de compromiso o títeres de los imperialistas y las aspiraciones democráticas del pueblo permanecieron incumplidas. Por tanto, el pueblo una vez más se ha visto forzado a tomar las calles para pelear por la auténtica democracia.
Estos fenómenos están sirviendo para abrir los ojos a los pueblos árabes y más y más personas están comprendiendo que tener el apoyo de los países imperialistas en cualquier forma iría a la larga en detrimento de sus intereses. El reformismo se ha convertido en la corriente ideológica y política más peligrosa en el mundo y en nuestro país. Con la intensificación de la crisis financiera, el malestar popular extendiéndose, las luchas estallando y la seudodemocracia quedando al descubierto cada vez más a diario, los imperialistas y la burguesía compradora lo están promoviendo a gran escala. Esto está siendo defendido e implementado tanto por las clases dominantes, como por sus organizaciones financiadas y las fuerzas socialdemócratas y revisionistas. En nuestro país, los innumerables programas desarrollados por los gobiernos central y de los estados son un claro ejemplo de esta corriente.
Éstas están siendo implementadas en todos los estados por todo el país mientras que, junto a éstas, el Programa de Acción Cívica está siendo vigorosamente impulsado por parte de las fuerzas armadas estatales en los estados donde nuestro movimiento es fuerte. Programas similares están siendo adoptados en todos los países donde los movimientos maoístas están presentes. Varias leyes promulgadas recientemente por el parlamento relativas a seguridad alimenticia, adquisición de tierras, vendedores ambulantes, etc., deben ser contempladas como parte de esta corriente reformista. Estas diversas organizaciones financiadas –con fondos tanto de gobiernos como de multinacionales han extendido sus redes por todo el mundo. Algunas de ellas están implementando el modelo de desarrollo desigual de los imperialistas mientras que algunas están participando en luchas y trabajando para restringirlas a la agenda reformista. Todo tipo de fuerzas reformistas están apoyando vergonzosamente todas las políticas económicas neoliberales que los partidos gobernantes están poniendo en marcha. Están apoyando las medidas represivas de los gobiernos cuando el pueblo se rebela contra ellos.
Cuando están en el poder se comportan como neofascistas en reprimir al pueblo. Tenemos que denunciar ideológica y políticamente la naturaleza falsa y engañosa de las reformas patrocinadas por los imperialistas, los partidos de clase gobernantes y el Estado. Debemos denunciar la inutilidad del reformismo en resolver los problemas básicos del pueblo y colocar la revolución como la alternativa ante las masas. Junto a ello, debemos denunciar y aislar al sector de dirigentes en las organizaciones reformistas que colaboran con las clases dominantes y se oponen a los movimientos populares. Debemos adoptar una política de unidad y lucha con las organizaciones reformistas incluso mientras demos prioridad a unir a las masas en los frentes más amplios posibles para combatir estos temas como parte de la Revolución de Nueva Democracia en nuestro país.
Debemos tener cuidado en la denuncia de tales organizaciones reformistas dado que hay personas que se unen a dichas organizaciones por sus demandas genuinas y que tales organizaciones luchan en cierto grado (bajo los límites reformistas). Debemos adoptar la misma posición respecto a reunir a las distintas organizaciones reformistas en el amplio frente antiimperialista internacional, en particular contra el imperialismo norteamericano. Sólo cuando las fuerzas maoístas se colocan en el corazón mismo de tales frentes amplios, pueden avanzar hacia la conquista de este objetivo.

LA SITUACIÓN NACIONAL

La situación nacional también atravesó cambios como consecuencia de los cambios en la situación internacional. Como nunca antes en la historia del Parlamento indio, un número de leyes incluidas aquellas relativas a seguridad alimenticia, adquisición de tierras, ley de sociedades, etc., fueron promulgadas sin apenas objeción alguna de la oposición este año en ninguna sesión. Incluso leyes que han estado pendientes desde hace décadas a través de los diversos gobiernos, fueron promulgadas ahora sin más dilación. La mayoría de las restricciones relativas a la penetración imperialista en nuestro país que permanecían incluso después de aceptar las políticas de LPG [Liberalización, Privatización, Globalización] en los años 90, fueron levantadas ahora con rapidez sin precedentes.
La precipitación con que se aprobaron estas leyes con la total connivencia de los partidos de la autodenominada oposición muestra únicamente cuan desesperados están los amos imperialistas y sus agentes por salir de la crisis financiera que planea sobre ellos. Todos estos actos tienen el único propósito de promover las políticas neoliberales de los imperialistas que privarían al pueblo de Jal, Jungle, Zameen, Izzat aur Adhikar (tierra, agua ,bosques, respeto y derechos). La Ley de Adquisición de Tierras es una ofensiva estratégica contra nuestro programa de revolución agraria. La Ley de Adquisición de Tierras es una venta total a los imperialistas y a la CBB [empresa minera india] dado que facilitará la compra indiscriminada de tierras por las compañías. Concentra todos los poderes en el Gobierno central para entregar tierras a las corporaciones multinacionales desechando todas las restricciones como la FRA, autorización del ministerio de medio ambiente, los capítulos 5º y 6º, PESA [Ley de Extensión a Zonas Programadas], etc.
La nueva ley de sociedades se aprobó como un complemento a otras leyes habiendo permitido las inversiones extranjeras en sectores restringidos hasta ahora y el permiso para invertir más capital del que era permitido en el pasado en algunos sectores. Ha abierto aún más las puertas para la compra de compañías indias por parte de las corporaciones multinacionales. Esto también amenazará la existencia de pequeñas y medianas empresas con su creciente compra por parte de empresas extranjeras y locales. La ley de seguridad alimenticia está ostensiblemente encaminada a alimentar a los pobres y reducir la malnutrición pero en realidad no llegará ni siquiera a un mínimo porcentaje de su objetivo.
El malabarismo de cifras realizado de una forma extremadamente despiadada para mostrar que la pobreza descendió de manera drástica en nuestro país, ya ha abierto el camino para sabotear la seguridad alimenticia de los pobres. Con decenas de miles de agricultores suicidándose por un lado, y el desempleo aumentando entre la población trabajadora, cada oportunidad por una auténtica seguridad alimenticia se está viendo reducida rápidamente. Por un lado los gobiernos han saboteado continua y gradualmente el sistema PDS [Sistema de Distribución Pública, sistema de seguridad alimenticio en la India] y ahora con esta ley se ha concedido más mano libre al libre mercado. Esta ley ha sido promulgada para encubrir esta realidad actual y como una maniobra electoral.
Abriendo las puertas a más inversiones extranjeras directas había afectado seriamente los medios de subsistencia de centenares de miles de vendedores ambulantes. El parlamento aprobó ahora la ley que protege ostensiblemente sus medios de subsistencia pero que, de hecho, es una acción legal para encubrir la pérdida de los medios de subsistencia de los vendedores ambulantes concediendo licencias sólo a unos pocos. La desviación del dinero de las pensiones a la Bolsa con la nueva ley de pensiones ha colocado ahora en peligro incluso la miserable garantía de que han gozado los ciudadanos de mayor edad. La desinversión, la apertura de más y más sectores y tajadas de sectores a las inversiones extranjeras directas se están llevando a cabo sin ni siquiera la necesidad de sesiones parlamentarias para aprobarlas. Junto a éstas, todos estos cambios en las leyes laborales y haciendo leyes más draconianas para la represión de los movimientos, han traído un cambio significativo en el pasado año. Junto a las contradicciones fundamentales en el mundo, también en nuestro país se están intensificando las principales contradicciones.
De hecho, todas las contradicciones se están intensificando y esto está conduciendo a todo tipo de luchas en todas las esferas y por parte de todas las clases y sectores oprimidos de la sociedad. Mientras las corporaciones multinacionales están poniendo una enorme presión sobre las clases dominantes indias para implementar los memorándums de entendimiento firmados con ellos, el pueblo está oponiéndose valientemente a su implementación enfrentándose contra viento y marea. El reaccionario gobierno Jayalaitha en Tamil Nadu, confabulado con el centro, aplastó el movimiento que se oponía a la central nuclear de Kudankulam e inició los trabajos. El pueblo continúa movilizándose. En Jaitapur en Maharashtra, algunas ONGs dejaron de pelear tras recibir la promesa de un aumento en la compensación. Pero el pueblo está manteniendo en alto la bandera de la lucha. Una tras otra las gram sabhas [asambleas de todos los ciudadanos que viven en una zona] están rechazando la minería de bauxita por parte de Vedanta en Niyamgiri.
Aunque el Estado indio reprimió despiadadamente a punta de pistola la movilización anti-POSCO [multinacional acerista de Corea del Sur] en Odisha, cometiendo innumerables atrocidades contra los activistas, ellos rehusaron rendirse y continúan peleando. En DK [Dandakaranya], el pueblo de Bastar y Gadchiroli están logrando detener el proceso minero y de construcción de presas, pero con enormes sacrificios. Varios de los activistas en contra de las minas y contra las presas fueron asesinados en falsos combates; varios de ellos fueron detenidos y encarcelados en prisiones con docenas de falsas causas impuestas sobre ellos. La prospección minera se ha iniciado en Saranda tras grandes operaciones militares adoptando la política de “limpiar, sostener y construir” para “eliminar a los maoístas”, que significaron ni más ni menos que una serie de crueles atrocidades de todo tipo contra el pueblo de Saranda. Las medidas socioeconómicas y políticas como MNREGA [Ley de Garantía de Empleo Rural Nacional Mahatma Ghandi], alimentos por trabajo, el derecho a la educación y a la salud, el derecho a la información, contra las atrocidades contra mujeres, el aumento de la las tasas de producción en bosques menores o la Ley de Derechos Forestales han demostrado todas ellas su falsedad bajo el primer y segundo gobiernos de la APU [Alianza Progresista Unida] conduciendo a más y más luchas populares sobre estos temas.
Nuestro país ha sido testigo de un gran aumento de las protestas de masas condenando el caso de la violación en grupo en Delhi el 16 de diciembre de 2012. Condujo nuevamente a un extenso debate sobre las espantosas condiciones relativas a la seguridad de las mujeres en nuestro país, la creciente violencia contra ellas en diversas formas incluida la violencia del Estado y las causas y soluciones. El Comité de Coordinación de la APU y el Comité Ejecutivo del Partido del Congreso anunciaron a finales de julio que se formaría pronto un Estado separado en Telangana. Esta es una victoria histórica para el combativo pueblo de Telangana que han estado movilizándose por un Estado separado desde hace 60 años haciendo frente a una dura represión y a varias traiciones por parte de los partidos burgueses.
Afirmando que Hyderabad permanecería siendo la capital común durante diez años, las tácticas de dilación con varios pretextos para la formación de un lado, y, simultáneamente, por otro, incitando movimientos por un Andhra Pradesh unido en la región de Seemandhra. Todos indica que el pueblo de Telangana debe reforzar otra ola de áspera lucha por la realización efectiva de su exigencia de un Estado separado. La concesión de un Estado separado para Telangana dio un impulso a las movilizaciones por Estados separados en Asom y Gorkhaland en Bengala Occidental. También se han escuchado débiles demandas en pro de dividir UP [Uttar Pradesh] en cuatro Estados y un Estado separado de Vidarbha. Un nuevo estallido de estas movilizaciones convulsionaron estas regiones durante meses. Los Gobiernos central y de Asom están llevando a cabo una política de palo y zanahoria en relación con estas movilizaciones en Asom por medio de la celebración de conversaciones con algunas de las organizaciones que exigen un Estado separado y, por otro lado, reprimiéndolas. Mamta Banerjee adoptó una posición enérgica afirmando que Bengala Occidental no sería dividida y está adoptando todos los pasos para reprimir la movilización por unos Estados separados de Gorkhaland y Kamatapur.
En tanto continúen las desigualdades regionales, los desequilibrios y la represión de las nacionalidades, las justas movilizaciones con la aspiración de la liberación nacional, incluyendo Estados separados, están obligadas a surgir y avanzar, desafiando al Estado indio. Debemos apoyar, participar y dirigir tales movilizaciones analizando concretamente cada una y cada momento, como parte de nuestro programa de Revolución de Nueva Democracia (RND). El Bharatiya Janata Party (BJP) [Partido Popular Indio, uno de los principales partidos políticos del actual sistema semifeudal indio] ha anunciado finalmente al asesino de masas Modi como su candidato a primer ministro con el apoyo y estímulo de la RSS [Rashtriya Swayamsevak Sangh, Organización Patriótica Nacional, un organización paramilitar reaccionaria], superando la aguda pelea de perros dentro del partido por el poder. El BJP que saboreó el poder en el pasado utilizando la agenda Hindutva de construir el templo Ram en Ayodhya y ensañándose con los musulmanes, está tratando de utilizar agresivamente la misma carta ahora con Modi como dirigente. Esto convertiría las próximas elecciones generales más comunales con los matones de Hindutva tratando ya de avivar la violencia comunal a través de diversos Parikramas [centros religiosos indios y budistas] y los ataques contra los musulmanes como en Muzzaffarnagar de UP.
Ya trataron de incitar a la violencia comunal en Hyderabad pero no lograron -hasta ahora. Aunque el BJP y los terroristas de color azafrán puedan utilizar abiertamente la carta hindú, el pueblo no debe olvidar que el Partido del Congreso tiene el vergonzoso récord de haber incitado los disturbios anti-Sikh en 1984 y estuvo tras varios ataques comunales contra los musulmanes por todo el país. Los enfrentamientos comunales de Muzzaffarnagar entre jats y musulmanes se extendieron a varios distritos más en UP occidental. Los musulmanes pobres se convirtieron en las victimas obvias y estos enfrentamientos interminables demostraron claramente una vez más el partidismo hindú en todos los partidos parlamentarios.
El SP (Samajwadi Party, Partido Socialista] que se había presentado hasta ahora como el campeón de los musulmanes, ha quedado al desnudo al no tomar una posición firme contra los alborotadores hindúes. Con el BJP, el Partido del Congreso, el SP, el BSP [Bahujan Samaj Party] y miembros de la Asamblea Legislativa y dirigentes imputados por ocasionar disturbios, los enfrentamientos de Muzaffarnagar no han dejado a ningún partido parlamentario sin quedar al descubierto. Todos los partidos parlamentarios se culparon entre sí por estos enfrentamientos pero el hecho real es que todos ellos son responsables por que surgiera esta situación dado que todos se comportaron de manera oportunista teniendo la vista puesta en las próximas elecciones parlamentarias de 2014.

LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO Y LA RESISTENCIA

La Operación Cacería Verde-guerra contra el pueblo ha continuado brutalmente el pasado año con masacres de masas revolucionarias y de nuestros camaradas en las zonas de nuestro movimiento. Nuevamente el Estado ha señalado como objetivo a nuestros dirigentes en actividades abiertas con la intención de clausurar cualquier tipo de actividad de masas y construir la solidaridad con la Guerra Popular que estamos desarrollando. Los imperialistas han aumentado una enorme presión sobre las clases dominantes indias para implementar los diversos acuerdos bilaterales que han firmado para saquear y robar nuestros recursos naturales. La burguesía compradora está recurriendo a “más represión y más saqueo” inclinándose ante su presión y superar el ya reconocido abiertamente “mal estado de la economía india”.
El ataque de Jeeramghati fue presentado como una excusa para ofensivas de un nivel superior contra nuestro movimiento pero la realidad auténtica es que los preparativos estaban en marcha mucho antes de este ataque para la tercera fase de la Operación Cacería Verde. El despliegue de personal paramilitar para desarrollo de infraestructuras y prospecciones mineras forzosas ha aumentado de manera múltiple. El aumento de los batallones paramilitares en las zonas maoístas, el aumento en la extensión de la alfombra de seguridad, la mayor asignación de drones y helicópteros, el uso de armamento sobre el terreno como morteros y cohetes, el aumento de torres de comunicación, la intensificación de la guerra psicológica y la emisión de miles de millones de rupias para reformas, incluyendo el Programa de Acción Cívica y de “desarrollo profesional”, la rápida construcción de carreteras y otras infraestructuras se están llevando a cabo en pie de guerra. Todas estas medidas se concentran especialmente en los límites a tres y cuatro bandas de los estados fronterizos que son zona estratégica de nuestro movimiento.
El papel estratégico del Ejército indio está aumentando en el desarrollo de la guerra contra el pueblo. El despliegue de un ingente número de policías, fuerzas paramilitares y Ejército es muy probable que se produzca durante las elecciones parlamentarias e inmediatamente después de su celebración. El Gobierno está suministrando una capacidad más elevada de drones a la Fuerza de Policía de la Reserva Central (FPRC) que han sido empleados hasta ahora sólo por el Ejército en las fronteras de nuestro país. Junto a esto, la formación de los batallones CoBRA se está llevando a cabo para convertirlos en la principal fuerza de contrainsurgencia del país. Continúan los preparativos a un paso acelerado para ataques de drones en las zonas del movimiento. El uso extensivo de helicópteros artillados ya ha comenzado en operaciones ajenas al combate (para logística, transporte de tropas) y también durante ataques a aldeas.
La nueva unidad de helicópteros en Nagapur se estableció en nombre del apoyo logístico pero van a ser usados en las ofensivas. Los drones van a ser utilizados extensamente para recabar información y también para ataques. Desde el lanzamiento de la Operación Cacería Verde a mediados de 2009 hasta ahora, dirigidos por nuestro Partido, el Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP) y las masas revolucionarias han combatido valerosamente haciendo enormes sacrificios y, como consecuencia, se la ha reconocido a aquella como “guerra contra el pueblo” tanto en nuestro país como en el extranjero. Las intransigentes luchas antifeudales y antiimperialistas desarrolladas por nuestro Partido con el programa de la revolución agraria como eje, y las luchas contra los desplazamientos como parte integral de ella, han atraído aún más la atención del pueblo de nuestro país hacia el maoísmo como la solución y la Guerra Popular Prolongada como el camino.
Aunque la resistencia armada de las luchas nacionales en Cachemira y el Noreste han disminuido mucho, continúan varias movilizaciones de masas contra las atrocidades del Estado y los movimientos políticos con aspiraciones de liberación nacional. Los principales éxitos que logramos tras el 8º aniversario de nuestro Partido son los siguientes: pese a la intensificación y extensión de la ofensiva de las clases dominantes, en conjunto sostuvimos nuestro movimiento en nuestras relativamente más fuertes zonas guerrilleras manteniendo nuestra resistencia basándola en la fortaleza del EGLP y la base de masas. Llevamos a cabo varias contraofensivas tácticas e infligimos pérdidas al enemigo.
Desde finales de septiembre del año pasado hasta agosto de 2013, en varias acciones a pequeña, mediana y gran escala llevadas a cabo por el EGLP, murieron 110 policías y más de 185 fueron heridos. Nos hemos apoderado de armamento (cerca de 70 armas) y munición de las fuerzas armadas del Estado aunque no como en los niveles precedentes. El año pasado llevamos a cabo cinco acciones, cerca de una docena de acciones de tamaño medio y docenas de pequeñas acciones. La falsedad y bancarrota del sistema parlamentario, de un lado, y la valiente resistencia del EGLP y las masas populares dirigidas por nuestro Partido contra el modelo de desarrollo desequilibrado de las clases dominantes compradoras proimperialistas, de otro, están atrayendo de forma creciente hacia el maoísmo a diversos sectores del pueblo que se están convirtiendo en víctimas de este modelo.
Esto es un éxito que hemos alcanzado tanto ideológica como políticamente. El pueblo se está movilizando bajo la dirección de nuestro Partido en diversos asuntos, particularmente contra las prospecciones mineras, los desplazamientos y las grandes presas que tienen efectos negativos a largo plazo sobre las 6 generaciones futuras y la ecología. Continúan nuestros esfuerzos para extendernos a nuevas zonas e internamente dentro de las zonas existentes y para mantener a las diversas zonas guerrilleras. Varias tipos de luchas de masas aunque a nivel local fueron dirigidas por nuestro Partido a nivel de área, división/zonal y estatal. Nuestros camaradas están haciendo incansables y tenaces esfuerzos enfrentándose a algunas de las condiciones más duras a las que nuestro movimiento ha tenido que hacer frente nunca en las nuevas zonas donde se ha extendido en la triple intersección estratégica entre Tamilnadu, Karnataka y Kerala.
El Estado ha desatado duras medidas represivas en Malnad en la triple intersección para cortar de raíz la extensión de nuestro movimiento. Nuestro Partido combatió y denunció ideológica y políticamente las corrientes oportunistas de derecha representadas por Savyasachi Panda en Odisha y Sriramulu Srinivasulu en AOB [la frontera Andhra-Orissa]. Educamos a nuestro Partido sobre las razones para el surgimiento de tales tendencias y la necesidad de combatirlas. No han logrado influir a un sector significativo de nuestros cuadros. Sólo unos pocos cuadros han abandonado con Panda y continúan nuestros esfuerzos políticos para hacerles comprender el peligro del oportunismo de derecha. Se celebraron los plenos a nivel estatal y de división en la frontera Andhra-Orisha, los plenos de división y los plenos de las formaciones militares a un nivel superior que ayudaron a su consolidación política y organizativa.
Algunos esfuerzos más para la consolidación política y organizativa se pusieron en marcha y la propaganda revolucionaria continuó en cierta medida en todas las zonas de nuestro movimiento. Como parte de nuestras tareas de internacionalismo proletario llevamos a cabo una campaña de solidaridad por la revolución de nueva democracia en Filipinas y propagamos su gloriosa guerra popular a través de diversos programas durante una semana del 22 al 28 de abril de 2013. Con la Conferencia de Hamburgo celebrada en noviembre de 2012 y las diversas campañas internacionales llevadas a cabo en apoyo de nuestra Guerra Popular y contra la Operación Cacería Verde en varios países (tanto países imperialistas como países atrasados), los esfuerzos internacionales para construir la solidaridad hacia nuestro movimiento se han consolidado aún más.
Los sacrificios desinteresados de nuestros queridos mártires, nuestra valiente resistencia y dirigiendo las luchas populares incluso en medio de una ofensiva del enemigo sin precedentes y logrando algunos éxitos, han jugado un papel crucial en la mayor unidad de la mayoría de las fuerzas revolucionarias y democráticas del mundo para construir esta amplia solidaridad y apoyo hacia nuestra Revolución de Nueva Democracia, en la India y en el mundo entero.

LAS TAREAS INMEDIATAS

Nuestro Comité Central valoró a comienzos de 2013 que, desde el punto de vista de las condiciones subjetivas, la situación de nuestro movimiento en el campo es crítica. Señaló que, en estos momentos, todas las contradicciones más importantes dentro del país y en el mundo se están intensificando y las condiciones objetivas se están haciendo más favorables para la revolución, pero en términos de las condiciones subjetivas el movimiento está enfrentándose a una situación crítica. Sobre este escenario, adoptemos las siguientes tareas en el 9º aniversario de nuestro Partido. Debemos asumir estas tareas para preparar a nuestro Partido a superar la actual situación crítica a que se enfrenta el movimiento revolucionario en la India y que el movimiento avance exitosamente.

1. Dar principal prominencia a Bolchevizar el Partido

Teniendo presente la evaluación general de las condiciones objetivas y subjetivas y las necesidades del movimiento, nuestro Comité Central ha decidido poner en marcha una campaña por la Bolchevización del Partido. La Bolchevización de nuestro Partido significa:
1.- La comprensión profunda y la adhesión firme al marxismo-leninismo-maoísmo y la línea política general de nuestro Partido; aplicar creativamente el marxismo-leninismo-maoísmo a nuestra práctica concreta e implementar firmemente nuestra línea; ser firme en relación con nuestra línea ideológica y política, estableciendo su carácter correcto y enriqueciéndola más combatiendo las diversas ideologías burguesas.
2.- Desarrollar nuestro Partido en una organización fuerte que esté bien equipada con la correcta línea ideológica, política, organizativa y militar; que practique correctamente el centralismo democrático; que de forma estricta implemente la disciplina; que tenga carácter de masas; que se forje en la guerra popular prolongada; que sea firme en la estrategia y flexible en la táctica.
3.- Combatir todo tipo de corrientes oportunistas de derecha e izquierda dentro y fuera del Partido.
4.- Aceptar honestamente nuestros errores, deficiencias y debilidades, corrigiendo y evitándolos aprendiendo de nuestra práctica.
5.- Seguir la línea de clase y la línea de masas y llevar a cabo en la práctica el principio marxista de que “el pueblo es quien hace la historia”, integrándose estrechamente con él y dirigiéndole. Nuestro Partido se está moldeando a sí mismo ideológicamente y educando a los militantes y al pueblo con la misma ideología, nuestra línea política general y el camino de la revolución para completar con éxito la Revolución de Nueva Democracia como su objetivo inmediato y alcanzar, a través del socialismo, el comunismo como objetivo final.
Ha construido un ejército popular (en el actual nivel del movimiento es el EGLP), construido el frente unido en una forma embrionaria y está haciendo avanzar la guerra popular para liberar el país con una perspectiva estratégica. Está tratando de ofrecer una dirección eficaz a la revolución coordinando el trabajo del ejército popular y del frente unido. Pero en el transcurso del avance del movimiento, nuestro Partido está sufriendo de distintas corrientes no proletarias y enfrentándose a problemas, preparando al Partido, al ejército popular y a las masas conforme a las cambiantes condiciones objetivas y subjetivas. Éstas están obstaculizando su avance.
Por tanto no somos capaces de preservar nuestras fuerzas subjetivas y consolidarlas aún más; proteger a nuestra base de masas y extenderla y consolidarla aún más; consolidar el Ejército Guerrillero de Liberación Popular /EGLP) y extender e intensificar aún más la guerra de guerrillas; y utilizar plenamente las condiciones cada vez más favorables que se desarrollan en nuestro país y en el mundo para la revolución. Así pues es nuestra tarea principal equipar aún más a nuestro Partido con la ideología científica del marxismo-leninismo-maoísmo para elevar nuestro nivel ideológico y político a fin de desprendernos de las corrientes no proletarias y superar estas deficiencias dentro del Partido. Esto ayudará a nuestro Partido a comprender y analizar correctamente las condiciones objetivas en nuestro país y en el mundo y las condiciones subjetivas de nuestro movimiento utilizando la teoría del materialismo histórico y dialéctico y aplicándolo como método.
Debemos aplicar la teoría del marxismo-leninismo-maoísmo a las condiciones objetivas concretas de nuestro país y a la práctica revolucionaria concreta. Sólo desde esta perspectiva podremos comprender cualquier cosa correctamente, tomar las decisiones correctas, implementarlas adecuadamente, integrar al Partido con el pueblo, movilizar al pueblo y construir la lucha de clases, mejorar nuestros métodos de trabajo de dirección y estilo de trabajo, analizar y sintetizar nuestra práctica científicamente, aprender las lecciones de nuestras propias experiencias al tiempo que corregir los errores y equivocaciones que se han producido en la práctica, fortalecer el Partido y hacer avanzar más al movimiento. La clave para lograr esto será la Bolchevización de nuestro Partido.
La composición de clase de los militantes de nuestro Partido es predominantemente de procedencia de clase social campesina y pequeñoburguesa. La influencia del punto de vista, nociones, cultura, trabajo, métodos y estilo de trabajo burgués, pequeñoburgués y feudal están impactando negativamente en nuestros militantes. Por tanto esta Bolchevización debe ser un proceso continuo. Para cumplir exitosamente las múltiples tareas de la revolución, debemos unir y organizar a gran escala al pueblo de forma política y militante en la guerra popular.
La principal tarea ideológica que debemos cumplir para lograr esto es convencer al pueblo categóricamente que la causa profunda para todos sus problemas radica en las condiciones sociales que prevalecen bajo el sistema de explotación semicolonial y semifeudal, y las políticas reaccionarias proimperialistas, pro CBB [empresa minera] y proterratenientes implementadas por las clases dominantes; de que no se liberarán a menos que el sistema sea aplastado a través de la unidad de todas las clases y sectores sociales democráticos bajo la dirección del partido de vanguardia del proletariado, el Partido Comunista de la India (Maoísta). Entonces el pueblo se movilizará hacia los movimientos políticos, económicos y sociales.
El Partido tendrá que construir sus filas entre las masas organizadas y extender el movimiento por todo el país paso a paso y haciendo avanzar así la guerra popular hacia la victoria. Para ello, la disciplina proletaria asegura la unidad ideológica, política y organizativa del Partido que es la condición previa para implementar firmemente nuestra línea política general, las políticas y decisiones que vienen desde arriba a todos los niveles. Por tanto debemos contemplar que los principios disciplinarios y las instrucciones generales son implementadas para elevar el nivel de la disciplina proletaria en nuestro Partido, el EGLP y las divisiones partidarias. La dirección debe ejercer el liderazgo en proporcionar un cambio significativo en su vida diaria en cuestiones de disciplina. Para fomentar la implementación de la disciplina con espíritu revolucionario debemos prestar especial atención a la educación en los ideales, valores y cultura comunistas.
Las campañas de rectificación concretas donde y cuando son necesarias, el examen de nuestra práctica y de las decisiones en cada reunión y una profunda crítica y autocrítica, deben ser asumidas como los medios para deshacerse de las corrientes no proletarias tales como el subjetivismo, el espontaneísmo, el liberalismo, el sectarismo, la burocracia, el patriarcado, etc., que prevalecen a distintos niveles y en distintos grados y diversas formas en nuestro Partido. Para tener éxito en estas campañas debemos prestar especial atención a la educación/formación ideológica, política, militar y organizativa y hacer un examen de la práctica concreta a cada nivel incluyendo el nivel individual. Los camaradas deben esforzarse por llevar a cabo una transformación revolucionaria en su estilo de funcionamiento y su estilo de vida.
Esto significa que debemos trabajar o cumplir cada una de las tareas revolucionarias con espíritu y eficacia bolcheviques en medio de los innumerables conflictos a los que nos enfrentamos en la práctica. Cumplir este tipo de estilo de trabajo debe convertirse en el objetivo de cada camarada. Las corrientes oportunista de derecha y posmodernista están aflorando en nuestro Partido en algunos lugares. El peligro del surgimiento de tales corrientes estarían presentes particularmente en esta coyuntura donde la ofensiva de las clases dominantes sobre nuestro movimiento aumentan y nuestro movimiento tiene que hacer frente a una situación crítica.
Todo el Partido, desde los niveles superiores a los inferiores, debe estar extremadamente alerta hacia estas corrientes y combatirlas. De forma simultánea, donde prevalecen las tendencias sectarias y burocráticas en nuestro trabajo de masas, en las relaciones del Partido con las masas y en las relaciones internas dentro de nuestro Partido, nuestra base de masas se debilita y la unidad del Partido se ve dañada en distintos grados. Debemos asimismo luchar contra las tendencias sectarias y burocráticas y rectificarlas. Las experiencias de nuestro Partido en luchas internas/luchas de dos líneas y campañas de rectificación deben ser estudiadas por todos con este propósito.
La dirección debe planificar el permanecer con los cuadros de nivel inferior sobre el terreno para dirigirles en la comprensión y solución de los problemas concretos a los hace frente nuestro movimiento. Esto significa comprender las cambiantes condiciones concretas sociales, económicas, políticas y culturales; cambios en la estrategia y táctica del enemigo en la ofensiva multiprolongada como parte de implementar la contrarrevolucionaria política de Conflicto de Baja Intensidad (CBI) de los imperialistas y de todos los reaccionarios del mundo entero, etc. La dirección debe prestar especial atención a aplicar concretamente el proceso de bolchevización durante este periodo de actividades de formación.
Debemos evitar pérdidas innecesarias de las fuerzas subjetivas y de la dirección a todos los niveles. Preservando nuestras fuerzas subjetivas, particularmente la dirección, es una de las tareas principales ante nosotros. Debemos reconsiderar nuestros pasados errores y las debilidades que prevalecen en la actualidad que han conducido a un número tan extenso de graves pérdidas de nuestras fuerzas desde el nivel superior al inferior. Una razón importante de la actual condición del movimiento es el fracaso en preservar nuestras fuerzas subjetivas, particularmente la dirección. No solamente es muy difícil bolchevizar exitosamente nuestro Partido o cumplir cualquier otra tarea sin preservar las fuerzas actuales. Demos hacer todos los esfuerzos para desarrollar la dirección secundaria a todos los niveles de una manera planificada.
Simultáneamente debemos ampliar el Partido con nuevos miembros. En nuestro país, las culturas de casta, religiosa e imperialista están dañando el espíritu combativo del pueblo. No sólo están impactando negativamente en el pueblo sino que también están penetrando en nuestras fuerzas subjetivas en distintos grados y adormeciendo su conciencia revolucionaria. Esta es una de las razones para la decadencia de los valores comunistas y de nueva democracia en el Partido y el EGLP. Debemos desarrollar la cultura y valores de nueva democracia y la cultura y valores socialistas particularmente dentro del Partido, el EGLP y en todas las organizaciones de masas y Comités Populares Revolucionarios (CPR), y en general en el pueblo, para contrarrestar este peligro.
La esfera cultural revolucionaria debe ser fortalecida para combatir las degeneradas culturas feudal e imperialista. Nuestras organizaciones culturales deben adoptar formas apropiadas y jugar un papel crucial en desarrollar la cultura revolucionaria. El estudio, clases y conferencias políticas relacionadas con asuntos culturales deben ser llevadas a cabo vigorosamente como parte de la bolchevización de nuestro Partido. Los Comités deben prestar atención para distribuir entre los cuadros la literatura revolucionaria disponible. Estos esfuerzos culturales y literarios deben convertirse en parte integral del trabajo ideológico, político y cultural que cada comité realiza. Los camaradas de la dirección deben dar discursos breves e inspiradores para motivar cuando nuestras tropas se reúnen o dispersan y durante los diversas reuniones y campamentos de entrenamiento. Deben asegurar que nuestras filas en todas las esferas estén siempre repletas de entusiasmo y espíritu revolucionario.
Debemos bolchevizar el Partido, aumentar la confianza en la dirección por parte de los militantes y el pueblo y en todo el Partido por parte del pueblo. Esto debe aumentar la confianza en todo el Partido y el pueblo para hacer frente con valentía a la crítica situación actual del movimiento, rectificar las tendencias no proletarias, resolver los problemas y superar cualquier tipo de conflictos para avanzar hacia la victoria. Cuando todo el Partido se bolchevice desarrollará también confianza entre el pueblo corrigiendo los errores que se han producido en nuestra comprensión y en la práctica y aprendiendo de nuestra valiosa experiencia alcanzada a través del derramamiento de mucha sangre; nuestro Partido y el EGLP se ampliará y fortalecerá y proporcionará una dirección capaz; nuestro Parido se extenderá a escala nacional., y seremos capaces de establecer bases de apoyo y dirigir la revolución a la victoria.

2. Fortalezcamos y extendamos nuestra base de masas adhiriéndonos firmemente a la línea de clases y línea de masas

El debilitamiento de la base de masas es una de las principales razones para la crítica situación a la que se enfrenta actualmente nuestro movimiento revolucionario a nivel nacional. El movimiento está continuando a distintos niveles en distintas partes del país y consecuentemente existe una diferencia en la amplitud de la base de masas. La ofensiva del enemigo se está intensificando contra los Comités Populares Revolucionarios (CPR) y distintas organizaciones de masas del país. Desde hace más de tres décadas varias organizaciones han sido prohibidas por los Gobiernos central y de los estados. Decenas de miles de dirigentes y miembros de las organizaciones revolucionarias y de masas han sido asesinados, torturados y encarcelados.
Procesados con cargos falsos muchos de ellos se enfrentan a duras penas. Las masacres, violaciones en grupo, saqueos y destrucción por parte de las fuerzas armadas se han convertido en el orden del día. El objetivo de las clases dominantes tras dichas graves medidas represivas es aislarnos del pueblo y arrancarnos la base de masas. Por tanto, nuestra táctica debe tener como objetivo unir a las amplias masas en contra del enemigo, aislando al enemigo y utilizando las contradicciones existentes entre los enemigos. Esta táctica debe ayudarnos a movilizar al pueblo políticamente a una escala más amplia consolidándola. Debemos esforzarnos por preservar nuestras fuerzas de dirección en las organizaciones de masas y Comités Populares Revolucionarios (CPR) a nivel central, estatal y local.
Siguiendo nuestra línea política general, debemos dar prioridad a movilizar políticamente a la clase obrera y campesinos pobres y sin tierra. Debemos hacer todos los esfuerzos por unir a los campesinos medios y la pequeña burguesía urbana. La crisis financiera internacional está impactando negativamente en el campesinado rico y la burguesía nacional que son parte de la alianza de cuatro clases. Por tanto, el momento es más favorable para también plantear sus demandas. Conforme a su actitud hacia el pueblo y la Guerra Popular, debemos adoptar tácticas que atraigan a un sector de estas clases, convirtiendo en neutral a un sector y aislar al otro. Debemos prestar particular atención a formar foros de frente unido adecuados sobre distintas cuestiones que unan a organizaciones, fuerzas e individuos revolucionarios y democráticos.
Cuando las clases dominantes están recurriendo a todo tipo de conspiraciones y ofensivas fascistas para aislarnos del pueblo, y de las organizaciones y fuerzas amigas, nuestra práctica debe centrarse en integrarnos aún más con ellas. En todas nuestras zonas estratégicas debemos ampliar nuestra base de masas y construir, consolidar y ampliar los Comité Populares Revolucionarios (CPR) con el objetivo de establecer bases de apoyo. Debemos superar nuestras deficiencias en unir a las amplias masas contra el decadente sistema gobernante, en la formación de foros de frente unido, estableciendo la dirección del Partido en ellos y extendiéndolos. Los diversos tipos de errores que estamos cometiendo en integrarnos con el pueblo e implementar la línea de masas y la línea de clases deben ser corregidos.
Debemos deshaceros de las actitudes sectarias y burocráticas cuando trabajemos entre el pueblo. Estas corrientes no sólo nos están aislando de ellas sino también obstaculizando su iniciativa. Demos evitar de forma estricta cualquier acción militar o política errónea que dañe los intereses del pueblo, Debemos llevar a cabo sesiones de crítica y autocrítica y campañas de educación y rectificación no sólo dentro del Partido sino también en las organizaciones de masas para corregir el sectarismo, la burocracia y otras tendencias erróneas. El eje de nuestra propaganda en esta coyuntura debe ser contra la naturaleza injusta de la Operación Cacería Verde y la naturaleza justa de la Guerra Popular. Esto debe basarse en la premisa de que la ofensiva del enemigo es contra la democracia, el progreso, la paz y los intereses de todas las clases y sectores sociales oprimidos y que la Operación Cacería Verde está siendo desarrollada para servir a los intereses de los imperialistas, la [empresa minera] CBB y los terratenientes.
La dirección principal de nuestra agitación debe ser hacia movilizar al pueblo sobre temas relacionados con la tierra y los desplazamientos. Debemos hacer esfuerzos para llevar a cabo nuestra propaganda y agitación en torno a innumerables asuntos que se presentan debido a la intensificación de la crisis financiera internacional. Donde el pueblo está movilizándose sobre estos asuntos, debemos tratar de apoyarlos, participar en ellos y dirigirlos. Debemos llevar a cabo agitación y propaganda sobre los distintos asuntos políticos, sociales, culturales y ecológicos. Sólo el número de presos políticos maoístas asciende a más de diez mil mientras que el número de presos políticos del noreste, Cachemira y otros movimientos democráticos deben ser de varias decenas de miles más. Más del noventa por ciento de estos presos son pueblo llano.
Están languideciendo en las distintas prisiones de nuestro país y enfrentándose a graves condiciones inhumanas y falta de todo tipo de derechos. Por tanto, tenemos que dar prioridad absoluta a construir movimientos por su libertad incondicional y movimientos de solidaridad por sus luchas dentro de las prisiones. De manera simultánea, deben hacerse todos los esfuerzos para proporcionar ayuda legal para su pronta libertad. Deben emprenderse movimientos por las libertades civiles, contra la represión estatal sobre los movimientos de masas y contra las leyes draconianas. Debemos hacer mayores esfuerzos para fortalecer el movimiento de las libertades civiles. Estos deben ser acompañados de una amplia propaganda sobre la auténtica democracia y la Revolución de Nueva Democracia que es la única que puede asegurar las libertades civiles.
Debemos denunciar continuamente los falsos programas de reformas que tienen por objetivo aislarnos del pueblo. Debemos movilizar al pueblo en la lucha de clases, emprender reformas agrarias revolucionarias, desarrollar consistentemente trabajo político entre las masas y consolidarlos. Sin este proceso, será difícil para el pueblo comprender la naturaleza falsa de estas reformas. Ideológica y políticamente debemos contrarrestar el falso modelo de desarrollo de las clases dominantes y dar a conocer el modelo de desarrollo auténticamente dirigido al pueblo que nosotros defendemos. Debemos convencerle que la represión y las falsas reformas son los dos aspectos de la misma política de palo y zanahoria. De manera práctica debemos tratar con el pueblo de forma democrática y convencerle que somos los firmes defensores y combatientes por su bienestar y bienestar y no estamos en contra de su bienestar.
Simultáneamente, como parte integral de la lucha de clases, debemos abordar sin indulgencia alguna con los enemigos de clase y aquellos elementos que actúan como agentes de las clases dominantes y tratan conscientemente de encauzar al pueblo hacia tales falsas reformas. En relación con las reformas gubernamentales, nuestra táctica puede variar dependiendo de la conciencia del pueblo y la fortaleza de nuestro movimiento en una zona particular, pero nuestra política y dirección no deben cambiar. Nuestras tácticas de ataque deben tener como objetivo unir al pueblo, impedir que se forme una base social para los partidos de las clases dominantes y elevar la conciencia revolucionaria del pueblo y movilizarle en la Guerra Popular que es la única que puede lograr reformas auténticas.
Debemos combatir enérgicamente las operaciones psicológicas del enemigo cuyo objetivo es extender la confusión ideológica y política entre el pueblo y separarlo de nuestro movimiento.,
La propaganda revolucionaria para contrarrestar la falsa propaganda del enemigo debe ser amplia, creativa y de diferentes formas. Debemos utilizar todas las oportunidades para denunciar la falsedad del sistema parlamentario. Nunca debemos sugerir el camino electoral como una solución a cualquier nivel o bajo ningún pretexto. Debemos oponernos firmemente a cualquier intento por presionar en lugar de movilizar al pueblo y depender de su fuerza para la resolución de cualquier tipo de problema. Como parte del trabajo de masas debemos activar todas las organizaciones de masas a todos los niveles y dirigirlas para que funcionen con regularidad. El trabajo de masas y la resistencia armada deben ir unidas. Todas las tareas organizativas y militares deben ser cumplidas en coordinación con el único objetivo de derrotar la Operación Cacería Verde y hacer avanzar el movimiento.
En las zonas de la alfombra de seguridad, debemos dar prioridad total a adoptar formas adecuadas de las formaciones del Partido y la guerrilla y formas adecuadas de lucha. Debemos prestar especial atención a la selección de cuadros y su formación político-militar. Debemos corregir las deficiencias que se producen en nuestros métodos de funcionamiento en estas zonas implementando métodos secretos estrictos de funcionamiento. Incluso dando prioridad a las organizaciones de masas secretas, debemos construir distintos foros de amplio frente unido en conformidad con las condiciones concretas de esa zona y movimiento para movilizar a las amplias masas. En todas las zonas del movimiento debemos intensificar las luchas antiimperialistas y antifeudales basadas en el programa de la revolución agraria.
Aunque estamos emprendiendo luchas, desde hace tiempo existen graves defectos en su desarrollo de forma consistente. Otras deficiencias importantes son: no consolidar las fuerzas que emergen de estas luchas, no establecer nuestra dirección en los foros del Frente Unido y no desarrollar métodos adecuados de coordinación legal-ilegal. Estas deficiencias deben ser rectificadas. En esta lucha de clases debemos no confinarnos a las actividades secretas e ilegales. Debemos desarrollar actividades de Frente Unido amplio que unan a los distintos sectores sociales y clases oprimidas. En las actividades de Frente Unido tiene gran significado establecer nuestra dirección, preservar nuestra independencia y avanzar basándonos en nuestra fortaleza. Debemos utilizar tanto formas abiertas como secretas de organización y lucha.
En los foros de Frente Unido debemos siempre adherirnos a los métodos democráticos y evitar cualquier tipo de sectarismo y burocracia. Debemos denunciar y combatir tales tendencias que puedan surgir desde otras organizaciones y fuerzas en estos foros. Debemos prestar atención a movilizar el apoyo y la solidaridad de las amplias masas en particular las de los intelectuales y elementos democráticos dado que es crucial para el pueblo y las organizaciones que luchan. Debemos esforzarnos por transformar las luchas en luchas políticas contra el Estado. Los elementos avanzados que salen a la palestra en los movimientos de masas deben ser consolidados y desarrollados como dirigentes para extenderé y fortalecer nuestra base de masas. Los elementos capaces seleccionados deben ser preparados y enviados a trabajar en las zonas rurales y en el ejército popular. La dirección de las organizaciones de masas revolucionarias y las secciones de nuestro Partido en las Organizaciones de Masas deben trabajar con esta comprensión.

3. Hacer avanzar la guerra revolucionaria armada agraria consolidando el EGLP y combatiendo la ofensiva del enemigo

Como parte de la bolchevización del conjunto del Partido, la bolchevización del Partido dentro del EGLP (Ejército Guerrillero de Liberación Popular) debe llevarse a cabo con el objetivo de mejorar sus niveles ideológico, político, organizativo y militar. Así, podríamos mejorar la comprensión y habilidad combativa del EGLP. Debemos ayudar a las fuerzas del EGLP a aumentar su habilidad combativa y las comisiones y comandantes para mejorar su habilidad combativa ayudándoles a estudiar constantemente los cambios que se producen en la contrainsurgencia y la guerra en contra de la guerrilla, en identificar las debilidades del enemigo y en combatir la ofensiva del enemigo basándose en esto.
Los niveles ideológico y político de los comités del Partido de arriba abajo en el EGLP deben ser mejorados. Se debe prestar una educación especial a las tácticas políticas y militares que se deben seguir durante los flujos y reflujos. La habilidad combativa del EGLP debe mejorarse implementando el programa de consolidación en las fuerzas a nivel regional, estatal e inferiores. Los comités del Partido dentro del EGLP deben elevar su nivel de dirigir independientemente sus unidades y combatiendo por sí mismos las tácticas militares de las fuerzas del enemigo estudiando las condiciones cambiantes en las esferas social, económica política, cultural y militar y modificando las actuales tácticas o formulando nuevas. Debemos desarrollar la guerra de guerrillas en todas las zonas donde las fuerzas guerrilleras están presentes dependiendo en su fortaleza y necesidades del movimiento.
Debemos esforzarnos por mejorar nuestras Campañas de Contra Ofensiva Táctica (CCOT) y contraofensivas. Debemos estudiar profundamente las debilidades del enemigo. La dirección debe dirigir las fuerzas en las CCOT y las acciones de resistencia. El papel de la milicia popular y del pueblo debe aumentarse en las acciones militares. Debemos evitar nuestras pérdidas durante las confrontaciones armadas. Todas las actividades del EGLP deben atenerse a los principios y disciplina guerrilleros. Debemos entrenar a la milicia popular para aumentar su papel en resistir al enemigo. Debemos esforzarnos por aumentar el número de las unidades de la milicia popular. La milicia popular debe estar armada con armas disponibles. Al haber decrecido el número en prácticamente todas las unidades de combate del EGLP, debemos tratar de llenar los vacíos aumentando gradualmente el reclutamiento. Nuestra guerra de guerrillas debe tener por objetivo la derrota de la ofensiva del enemigo concentrada en nuestras zonas estratégicas.
La guerra de guerrillas debe llevarse a cabo apoderándose de armas y municiones del enemigo y utilizando plenamente otros recursos. La guerra de minas debe extenderse y ampliarse involucrando a la milicia popular en extensos números. Las fuerzas del enemigo están realizando ataques inspirados en la información de que disponen basándose en su red de informadores. Debemos realizar cambios en nuestros métodos de trabajo para evitar bajas en tales ataques al igual que en el contexto de la alfombra de seguridad. No debemos ser atrapados en las ofensivas y campañas que lleva a cabo el enemigo con brigadas, batallones o fuerzas menores y tratar de salir de esa zona.
A partir de aquí debemos identificar las posiciones débiles del enemigo y tratar de infligir el mayor daño posible. Cada unidad debe presentar resistencia según su fuerza y nivel. Si alguna de nuestras unidades se ve cercada/atrapada en tales campañas, debe emprender un combate unido como unidad única y tratar de salir rompiendo las líneas del enemigo. Deben realizarse campañas para denunciar las políticas de asesoramiento y rendición del enemigo. Debemos realizar de forma consistente propaganda de que la rendición no sólo es perjudicial para los intereses del pueblo y del Partido pero también una traición. Debemos reunirnos con las familias de todos los activistas del Partido y combatientes del EGLP que trabajan en las distintas esferas en el mismo Estado o en otros Estados, preguntar sobre sus problemas y ampliar el posible apoyo moral, económico y material a ellos involucrando al pueblo.
Deben ser educados sobre la naturaleza engañosa de la política de asesoramiento y rendición del enemigo. Debemos llevar a cabo reuniones en las aldeas para denunciar los peligros que presentan los contrarrevolucionarios que se rinden y los efectos dañinos de los programas de asesoramiento del enemigo. En estas reuniones deben hacérseles comprender la importancia de la vigilancia popular sobre dichos traidores. Hay que indagar en las redes policiales/estatales de informadores. El estar alerta, la movilidad, rapidez y mantener el secreto son altamente cruciales en la guerra de guerrillas. Sin permanecer alerta, así como la movilidad y rapidez no es posible mantener el secreto para ninguna unidad guerrillera. Mantener el secreto es fundamental tanto para la defensa como la ofensiva.

4. Preparar las celebraciones del 10º Aniversario de la Formación del Partido

El 21 de septiembre de 2014 se cumplirán diez años de la formación del Partido Comunista de la India (Maoísta). Nuestro Comité Central ha decidido celebrar esta ocasión a gran escala por todo el país. Con este motivo debemos publicar ediciones especiales de los órganos del Partido, militares y demás órganos. Debe llevarse a cabo una campaña de un año de extensión de nuevos reclutamientos a fin de extender el Partido. Nuestros preparativos para cumplir estas tareas deben iniciarse ahora. Debemos utilizar plenamente esta ocasión para presentar ante el Partido, el EGLP, las organizaciones de masas, los Comités Populares Revolucionarios (CPR) y las masas los éxitos y las experiencias positivas y negativas realizadas por el nuevo Partido en las diversas esferas, las tareas ante nosotros para hacer avanzar el movimiento y educarle.

Camaradas: Aunque nuestro movimiento revolucionario a escala nacional se enfrenta a una situación crítica, existen varias diferencias en las condiciones sociales en los distintos Estados y en nuestras condiciones subjetivas ahí. Por tanto, nuestras tareas en los diversos Estados deben ser formuladas teniendo en cuenta estas condiciones. Nuestras tácticas, métodos de trabajo y estilo de trabajo deben formularse también en este sentido. Deben ser implementadas de manera creativa. Teniendo en cuenta los cambios que se producen en el transcurso del movimiento y en la situación en el mundo y en nuestro país, debemos efectuar los cambios necesarios y oportunos en ellos. Lograremos ser capaces de utilizar positivamente las condiciones objetivas favorables trabajando con espíritu bolchevique e iniciativa política.
Estos son extremadamente necesarios para la preservación de las fuerzas subjetivas, para combatir a las fuerzas del enemigo y construir bases guerrilleras con el objetivo de establecer bases de apoyo. La falta de espíritu bolchevique e iniciativa política conducirían al deterioro del movimiento y la impetuosidad pequeñoburguesa conduciría a perdidas. Por tanto, en todos los Estados y zonas nuestros comités del Partido deben realizar una evaluación correcta de las actuales condiciones objetivas y subjetivas y formular las tareas. Deben formularse y aplicarse de manera creativa métodos apropiados de trabajo para unir activamente al Partido, al EGLP, las organizaciones de masas y el pueblo de manera planificada para cumplir estas tareas. Cada tarea debe ser implementada desde el principio hasta el fin con determinación e iniciativa. Sólo así podremos superar la crítica situación en todos los Estados, zonas y en todo el país y crear las condiciones para lograr mayores y nuevos éxitos.

Con ocasión de las celebraciones del 9º aniversario de la formación de nuestro Partido, nuestro Comité Central llama a todo el Partido, al EGLP, a las organizaciones de masas y a los CPR a trabajar con determinación para completar las tareas mencionadas cumpliendo los sueños de nuestros amados mártires.

Bolchevicemos nuestro Partido para que pueda manejar eficientemente las dos armas básicas del Ejército Popular y el Frente Unido y dirigir la revolución a la victoria.

Extendamos y fortalezcamos nuestra base de masas adhiriéndonos firmemente a la línea de clase y la línea de masas.

Empuñemos hasta el fondo los dos principios marxistas: “Sin Partido revolucionario no puede haber revolución” y “Las masas hacen la historia”. Comprendiendo el verdadero significado de estos principios guías e implementándolos en la práctica nos ayudarán a superar la crítica situación a que nos enfrentamos en estos momentos.

Elevemos, pues, los niveles de conciencia ideológica y política de las amplias masas, construyamos y consolidemos movimientos amplios y luchemos con determinación para que se produzca un giro notable en nuestro movimiento revolucionario.

Avancemos hacia el cumplimiento de nuestra porción de las tareas del internacionalismo proletario.

Camaradas: Celebremos el 9º aniversario de nuestro Partido con entusiasmo revolucionario en todas nuestras zonas guerrilleras y en todas las zonas donde nuestras unidades del Partido están presentes. Utilicemos esta ocasión para proveer a los cuadros y al pueblo con la determinación de participar con espíritu en la campaña de bolchevización del Partido que estamos adoptando como la tarea principal.
Marchemos adelante cumpliendo todas nuestras tareas restantes aprendiendo de las masas. Recordemos una vez más los sacrificios desinteresados de nuestros mártires para embebernos de sus ideales que nos guiarán en superar la crítica situación a que nos enfrentamos.

Con saludos revolucionarios
Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta)
1 Septiembre 2013

Anuncios