MEPR Brasil: La cultura de calle, una cultura del pueblo y de resistencia


Nota: El siguiente artículo ha sido extraído de la página web del Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR) de Brasil. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

LA CULTURA DE CALLE, UNA CULTURA DEL PUEBLO Y DE RESISTENCIA
El perfil de la periferia en los grandes centros urbanos brasileños es siempre el mismo: un lugar donde no existe la mínima prestación de servicios públicos básicos como salud, educación y saneamiento. Además, los aparatos de comunicación sensacionalista presentan los barrios periféricos como escenario de guerra y dominado por bandidos. Lo que no se muestra en estos medios es que, en estos barrios, es donde viven miles de trabajadores, crecen movimientos artísticos subversivos y contestatarios.
Esa cultura de resistencia es donde la juventud pobre de Brasil ha encontrado espacio para expresar toda la angustia e indignación del pueblo contra el sistema capitalista. El grito de los oprimidos se mezcla al arte de la poesía y es transmitido en versos ácidos de RAP. Lo cotidiano de las calles y callejones se inmortaliza en los muros como las tintas de protesta de los graffiti. Los batidos de las cajas de sonido animan al personal para un corro de break, y así se construye un movimiento artístico de alto poder contestatario. Los medios independientes que producen y divulgan este trabajo desafían las amarras de los grandes monopolios de comunicación que nunca darían espacio para la auténtica voz de la periferia. El trabajo de estas productoras para grabar CDs de artistas independientes es una verdadera saga; sin apoyo o recursos, la tarea se vuelve más ardua, y sin embargo todos están grabando en sus letras la realidad de las calles, desnuda y cruda.
En un paseo por los suburbios es posible observar los muros pintados con graffitis, ilustrando lo cotidiano con mucha audacia y rebeldía. Es este el servicio que los grafiteros se prestan a hacer, aprovechar la ciudad como mural para intervenir con sus pinturas que muchas veces dan espacio para consignas combativas y, que al mismo tiempo, se abren para mostrar el romanticismo y el universo de sueños despedazados en las grandes ciudades.
Carecemos de público para este tipo de arte, así como de artistas armados ideológicamente y comprometidos con la lucha de todo el pueblo. Se puede destacar que este tipo de arte de la calle se reconoce en cualquier lugar donde exista opresión por parte del sistema capitalista sobre la población pobre. Llama la atención la creación de una identidad latinoamericana en estos trabajos, pues los artistas comparten las mismas inspiraciones y se comunican por medio de una compleja red de intercambio cultural, que implica eventos volcados a la temática y siempre con el enfoque de aproximar el diálogo de personas de distintos lugares.
RESISTIR Y LUCHAR CON LA CULTURA POPULAR

Anuncios