Red Solidarity (Solidaridad Roja): Nuevo grupo marxista-leninista-maoísta británico

Nota – Recientemente el blog Maoist Road (La Vía Maoísta) http://maoistroad.blogspot.com.es/ informó de la aparición de Red Solidarity (Solidaridad Roja), un nuevo grupo marxista-leninista-maoísta británico. Desde el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo saludamos a los camaradas británicos de Solidaridad Roja y les deseamos éxito en su trabajo en uno de los centros del imperialismo internacional. Reproducimos a continuación los textos “Objetivos y Principios de Soilidaridad Roja” y “Por qué Solidaridad Roja apoya las luchas revolucionarias en India y Filipinas”, extraídos de Maoist Road. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

OBJETIVOS Y PRINCIPIOS DE SOLIDARIDAD ROJA
1.- Solidaridad Roja es un grupo marxista-leninista-maoísta dedicado a apoyar las luchas revolucionarias y antiimperialistas en Gran Bretaña* y en el resto del mundo. Entre otras luchas, apoyamos la lucha popular revolucionaria en la India dirigida por el Partido Comunista de la India (Maoísta) y la lucha en Filipinas dirigida por el Partido Comunista de Filipinas.
2.- Gran Bretaña se ha hecho rica a costa de la explotación de las naciones oprimidas. Los capitalistas y trabajadores británicos se benefician de las superganancias y bienes baratos proporcionados por el trabajo superexplotador en las naciones oprimidas. La división del trabajo entre las naciones ricas y pobres se debe a la explotación y a ningún otro factor. Solidaridad Roja apoya el fin de la explotación de las naciones oprimidas y la redistribución de los recursos de los países ricos hacia los países pobres por medio de un proceso de reparaciones controlado por las naciones oprimidas.
3.- Los trabajadores británicos sufren de la alienación y desigualdad que existe en cualquier país capitalista, no importa lo rico que sea. El socialismo haría al pueblo británico más libre, más feliz y más sano, aunque no más rico en términos materiales. El pueblo británico se beneficiaría de casas viviendas y educación gratis y pleno empleo. Los bancos de alimentos y albergues para los sin techo se convertirían en algo del pasado. En general, el pueblo británico se beneficiaría del socialismo. Sin embargo, Solidaridad Roja piensa que, para alcanzar estos beneficios, deben renunciar a la lealtad a su país y transferir su lealtad a la clase obrera internacional.
4.- La democracia auténtica no existe en Gran Bretaña. Ningún pueblo que oprime a otro puede ser libre. La opresión británica de otras naciones crea contestación y resistencia. La opresión y explotación imperialistas de otros países crea un flujo de refugiados e inmigrantes económicos que desean entrar en el Reino Unido. Como respuesta, el Estado británico recurre a la vigilancia omnipresente y abuso de las libertades civiles en nombre de frenar el terrorismo y la inmigración ilegal. La auténtica democracia sólo puede existir en Gran Bretaña cuando retire sus fuerzas armadas de todas las otras naciones y cese su sistema de controles de inmigración racista.
5.- Solidaridad Roja apoya la justa lucha por una Irlanda unida y apoya a aquellos que rechazaron el Acuerdo de Viernes Santo que se llevó a cabo para sostener la partición. Apoyamos la devolución de Gibraltar a España y el retorno de las Malvinas a la soberanía argentina.
6.- Solidaridad Roja apoya la justa lucha de los pueblos africanos por una nación africana unida, prospera y libre. También apoyamos cualquier esfuerzo por unir a las naciones de América Latina y a las naciones árabes, para fortalecer su resistencia al imperialismo. Apoyamos todas las iniciativas para unir las luchas revolucionarias de Asia del Sur y, en última instancia, de los pueblos de Asia del Sur. Apoyaremos iniciativas similares en otras regiones oprimidas. La liberación de las naciones es el paso inicial hacia la unidad de las naciones.
7.- Solidaridad Roja es consciente de la opresión de la mujer en el Reino Unido al igual que en el resto del mundo. La sociedad capitalista se apoya en un régimen de trabajo no remunerado de la mujer que es aplicado por la opresión masculina. Es esta relación la que yace en el centro de la violencia contra las mujeres y el abuso sexual que prevalece incluso en un país supuestamente avanzado como Gran Bretaña.
8.- Es la glorificación de la familia burguesa y los roles de género tradicionales los que dirigen la opresión que no se conforman con esta relación opresora. Solidaridad Roja, por tanto, defiende la causa de la liberación homosexual.
9.- El racismo en el Reino Unido tiene su origen en la opresión por parte de Gran Bretaña de otras naciones y la ideología racista necesaria para justificar esto y el mantenimiento de controles de inmigración, diseñados para mantener una ventaja material para los trabajadores del Reino Unido. La derrota del imperialismo británico y el fin de los controles de inmigración racista conducirán en última instancia a la desaparición del racismo británico. Si esto se combina con socialismo e igualdad, no conducirá al empobrecimiento de los trabajadores blancos británicos.
10.- La liberación de la humanidad sólo puede provenir del socialismo y el comunismo. No hubo un colapso económico del socialismo o de los regímenes de capitalismo de Estado que se apoderaron de la Europa Oriental después de la degeneración del socialismo. Los trabajadores soviéticos antes del colapso de la URSS se encontraban infinitamente mejor materialmente que la gran masa de los pueblos del mundo. No existía una razón económica objetiva para que este sistema se hundiera. Se debió totalmente a la avaricia de las élites del capitalismo de Estado que querían ser recompensadas tanto como sus homólogos occidentales sin la necesidad de limitar y ocultar su saqueo por el simple hecho de mantener las apariencias ideológicas. Para evitar que este desastre se produzca nuevamente, Solidaridad Roja defiende la continuación de la lucha de clases contra la nueva burguesía bajo el socialismo.
Enviar por email vuestros comentarios a redsolidarity12@gmail.com

POR QUÉ SOLIDARIDAD ROJA APOYA LAS LUCHAS REVOLUCIONARIAS EN INDIA Y FILIPINAS
En la India y Filipinas, amplias masas del pueblo están dirigiendo al mundo en la lucha por el socialismo y el comunismo. Se están rebelando contra el orden económico mundial que les explota para beneficio de las naciones ricas y que proporciona nada más que pobreza para estos pueblos pese a los lemas de “desarrollo”. Operando sobre la base de que la contradicción principal en el mundo es entre naciones imperialistas y naciones oprimidas, están dirigiendo el combate contra el capitalismo mundial. Están empeñados en liberar a sus países de las garras parasitarias de las naciones imperialistas. Quieren un modelo de desarrollo democrático y centrado en el pueblo.
Donde quiera que el Partido Comunista de la India (Maoísta) ha tenido fuerza, han arrebatado la tierra a los terratenientes. Los imperialistas buscan arrebatar a los campesinos sus tierras y empobrecerles. El Partido Comunista de la India (Maoísta) lucha por dar la tierra a los campesinos y crear desarrollo rural a fin de mejorar la situación de los campesinos y que utilicen sus recursos como un poder motivador de autosuficiencia y desarrollo industrial de base local. El Partido Comunista de Filipinas está dirigiendo luchas de masas de los campesinos y trabajadores por toda Filipinas. Su objetivo es la liberación del pueblo filipino de los terratenientes y los imperialistas. Promueven la reforma agraria, la salud, la educación y la cultura como primer paso de la revolución democrática en avance al socialismo.
Como respuesta, los Gobiernos reaccionarios de estos dos países han desatado la represión contra las masas populares. En la India se ha llevado a cabo la “Operación Cacería Verde” y en Filipinas la represión se ha desarrollado a través de la Oplan Bayanihan. Sin embargo, la represión nunca puede aplastar un movimiento cuando su causa es correcta y justa y está apoyada en las amplias masas del pueblo. Sin embargo, el pueblo sufre por esta represión y, por esta razón, Solidaridad Roja se une a los llamamientos internacionales para detener las guerras contra el pueblo en la India y Filipinas. Las luchas revolucionarias dirigidas por el Partido Comunista de la India (Maoísta) y el Partido Comunista de Filipinas deben ser contempladas en el contexto de un periodo donde el socialismo ha sufrido muchas derrotas y fuera de estos países la única oposición evidente al imperialismo está dirigida por los reformistas bolivarianos y los fanáticos reaccionarios de Al-Qaeda. En un escenario tan oscuro, las luchas populares en Filipinas y la India son dos faros luminosos. La valerosa y tenaz lucha de las masas en estos dos países tiene el potencial de engendrar otra ola de lucha y revolución proletaria mundial.

(*) Nota – Los camaradas de Solidaridad Roja emplean en término “Britain” para denominar al Estado británico. Gran Marcha Hacia el Comunismo lo ha traducido por “Gran Bretaña”.

Anuncios