Comunicado del Comité de Maharashtra del Partido Comunista de la India (Maoísta): “¡¡Castigo a Manmohan Singh por el uso de armas químicas contra sus propios compatriotas!” (21 Septiembre 2013)


Nota – El Comunicado del Comité del Estado de Maharashtra del Partido Comunista de la India (Maoísta) “¡¡Castigo a Manmohan Singh por el uso de armas químicas contra sus propios compatriotas!!” de 21 de Septiembre 2013, difundido recientemente en inglés, ha sido extraído de la web Signalfire http://www.signalfire.org/ La traducción al español es una colaboración del camarada F. González para el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

¡¡CASTIGO A MANMOHAN SINGH POR EL USO DE ARMAS QUÍMICAS CONTRA SUS PROPIOS COMPATRIOTAS!!
Norteamérica se muestra proclive y deseosa de atacar a Siria por el uso de armas químicas. Algunos países europeos han respaldado su propaganda global. El premier indio Manmohan Singh ofreció su apoyo a Norteamérica sobre el tema de las armas químicas, pero se alineó con Rusia en lo referente a un ataque. El mismo Manmohan Singh que se manifestó contra el uso de armas químicas fue el mismo que las usó en su propio país. Si el régimen de Assad es culpable, Manmohan Singh es merecedor de un castigo. Las masas explotadas nunca han aceptado el régimen corrupto del imperialismo, y han estado luchando contra él desde su establecimiento, y numerosos movimientos de masas han continuado esa lucha sin descanso.
Este movimiento de masas, dotado ahora de una firme estrategia con el objetivo de establecer una nueva revolución democrática. Bajo una intensa represión fascista, el pueblo ha entendido que para mantener vivo el movimiento no hay otra alternativa que la lucha armada. El pueblo indio ha adoptado esta forma de lucha, y en los últimos 44 años esa lucha ha continuado sin descanso, como el latido de las masas. Hasta la actualidad, el Gobierno indio ha llevado a la práctica una severa represión antipopular, pero nunca han conseguido suprimir el movimiento revolucionario. Por ello, el enloquecido gobierno ha comenzado a usar armas químicas, y las pruebas estuvieron en recientes ataques unilaterales a amplia escala contra los revolucionarios efectuados este año por la policía de Garhchiroli, con el resultado de varios muertos. ¿Vendría ahora Obama, según la ley internacional para castigar a Manmohan Singh y a su gobierno? Tanto los maoístas como el pueblo Adivasi en Garhchiroli son también ciudadanos de este país.
El gobierno de Manmohan Singh, dirigido por la United Progressive Alliance, organizó una guerra contra el pueblo indio, cuya operación recibió el nombre de “Cacería Verde”. Sean maoístas o no lo sean, en áreas urbanas o rurales, ya sea una lucha de masas o una lucha armada, ya sea una huelga de hambre o una marcha con velas, ya sea unas simples declaraciones o una publicación crítica, nada es tolerado por el gobierno. Cualquier idea en la mente de oponerse al gobierno se convierte en una amenaza para el país. ¿En esto consiste la mayor democracia del mundo? ¿Qué significa “democracia” para ellos? Ellos marcan el camino, dando eventualmente cancha a algunas muestras de desacuerdo, simplemente como una farsa, desacuerdos que bien pueden estar bajo su control, mostrando a estos prefabricados disidentes como un modelo de democracia. En poco tiempo, estos oponentes pueden llegar a ministros, o a presidente del Mahamandal, o a dirigir alguna institución académica, o llega a figurar como un honorablemente retribuido funcionario social. Mientras juegan este juego, utilizan la pobreza y problemas similares a gran escala. Se puede comprobar la abundancia de estos funcionarios sociales en el distrito de Garhchiroli. Ante los ojos de los denominados funcionarios sociales, los Adivasis están siendo asesinados en el distrito, pero ellos no tienen nada que ver con esto. Sus labios están cerrados con las subvenciones gubernamentales. La gente asesinada por la policía durante los últimos 8 meses eran todos Adivasis. Para la Operación “Cacería Verde” no son más que basura. Al escasear las balas han comenzado a emplear armas químicas para matarlos. Pero está claro ahora que hay una señal de alarma de derrota para el gobierno.
El 12 de Abril, en la aldea de Sindesur del distrito Garhchiroli, en un enfrentamiento preparado por la policía, en el que cayeron 7, 2 aldeanos y 5 organizadores populares estaban entre los muertos. De ellos 5 personas fueron muertos por balas, pero no se hallaron heridas o daños de bala en los otros dos, un aldeano llamado Mukesh y el camarada Champa. Sus muertes parecen ser sospechosas. Mientras los militantes del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP), directos participantes en los intercambios de disparos dieron el informe completo a su comité, nos quedamos sorprendidos escuchando su experiencia. Mientras sucedía el tiroteo, experimentaron cansancio, vómitos, dolores de cabeza, alergias, problemas de respiración y toses. Inicialmente consideramos que podría haber sido a causa del polvo. Pero en un enfrentamiento el 19 de Mayo en la aldea de Hetadkasa, del mismo distrito, todos los miembros del EGLP sufrieron similares problemas de cansancio, infección de la garganta y problemas de respiración. El comandante del EGLP presente en aquel momento, que prestó una cuidadosa atención, comprobó que la policía estaba tirando algún tipo de bombas que explotaban en el aire, y disparando un particular tipo de balas, que causaban este problema.
Al mismo tiempo, en otros lugares en donde no hubo enfrentamientos, ninguno de los camaradas notó nada. Tras el incidente, ha quedado claro que la policía está utilizando armas químicas, y revela que su uso es el motivo exacto de las sospechosas muertes de dos personas en el incidente de Sindesur. Los camaradas que tomaron parte tuvieron problemas respiratorios durante varios días. Se recuperaron tras recibir unos adecuados tratamientos médicos por partes de los médicos del EGLP. Está claro como el día que el gobierno indio, en colaboración con el de Maharashtra, está usando armas químicas. No es solo una vergüenza para la humanidad, sino un enorme crimen, también. ¿Podría estar el gobierno usando también ese tipo de armas en Kashmir, en el noreste, y contra manifestaciones y agitadores? Solamente poniendo atención en estos detalles podrá ser aclarado.
Apelamos a aquellos amantes de la justicia, a los intelectuales de este país y de todo el mundo, a convocar a expertos químicos y a activistas pro-derechos humanos para investigar y demostrar la existencia de depósitos de armas, debiendo hacerse esa investigación en los campos policiales de Garhchiroli para extraer la verdad. Su arsenal de armas químicas y de destrucción masiva debiera demostrar que el gobierno organiza una guerra contra el pueblo. El asesinato y la toma de fotografías de los cuerpos ensangrentados, y su exposición en grandes carteles por las aldeas para aterrorizar es un acto de ignominia contra la humanidad. Estos actos hablan por sí solos, y muestran como el ser humano no tiene ningún valor para este gobierno.
Para ellos, los Adivasis no son más que animales salvajes que pueden ser cazados y enorgullecerse de ello. La gente lloraba amargamente al ver las fotografías de las activistas martirizadas en Medri. Aun no habiendo participado nunca en el movimiento, también lloraban. Mientras, la policía y sus oficiales fueron vistos celebrándolo en hoteles de cinco estrellas. El Ministro Presidente del Maharashtra Prithviraj Chavan y el Ministro del Interior R.R. Patil repartieron premios, por haber matado a sus propios conciudadanos. El trono de estos dirigentes se levanta sobre los cuerpos de los Adivasis muertos. Una vergüenza para la humanidad. El superintendente de policía Suvez Haq habla abiertamente de que dispararán contra el pueblo ¿Qué constitución les ha dado ese derecho? Sean maoístas o de cualquier otra ideología ¿tienen derecho a matar a sus propios ciudadanos? La muerte de sus oponentes es la política de este gobierno.
Se está haciendo desaparecer a la oposición política mediante la aniquilación física. No es una democracia, es un régimen medieval. Grandes personas escribieron la Constitución para dar esperanza de justicia a los pobres, a los despojados, a los Dalits, a los Adivasis y otros pueblos, pero está quedando anulada en el mercado capitalista. El colmo de la desvergüenza es el Artículo 5º de la Constitución pisoteado por las botas militares, en nombre del desarrollo de los Adivasis. Esto está sucediendo a lo largo de toda la India. Solamente por lo que se refiere a los líderes maoístas, diversas fuerzas de policía y paramilitares recibieron órdenes de llevar a cabo atrocidades contra el pueblo de la región, desplazando a los Adivasis de la jungla, o aterrorizándolos de tal manera que no pudieran pensar más que en salvar su vida. No podrían pensar ni siquiera en su dignidad, en su tierra, ni en sus bosques, ni en su agua. Este es el tipo de ataque fascista constante desde el gobierno. ¿Esta es la mayor democracia del mundo?
Las políticas neoliberales del imperialismo, que han sido adoptadas por los dirigentes de la burguesía compradora, llevan este país hacia atrás. Los recursos y la soberanía se han vendido a compañías extranjeras. La cultura consumista está siendo inoculada en las mentes, aplastando consecuentemente valores humanos y el pensamiento social sin ninguna vergüenza. Esto se asume como si fuera un desarrollo por una parte de la sociedad. “Yo he progresado suficientemente”, “mi vida es mejor que la de otros”; son un ejemplo de semillas de darwinismo social que están siendo sembradas. Como resultado, la compasión por los Adivasis y los Dalits se ha convertido en algo muy lejano. Se observa como algunos bien remunerados funcionarios sociales, en el nombre de eliminar la pobreza, han hecho un negocio de ello, consiguiendo dinero y premios. Aquellos oficiales que maten más Adivasis e incrementen su puntuación de muerte se convierten en héroes de esta democracia. Los líderes burgueses, que amasan mediante la corrupción decenas de millones de rupias son los mismos que están vendiendo las industrias del país a las compañías extranjeras.
El agua, los bosques y la tierra se están vendiendo. Sin bosques ya no habrá Adivasis realmente; sin el bosque de los Adivasis, diversas especies ya no podrán ser protegidas. Para la protección de los dos, contra el saqueo del Gobierno y contra la represión, sacrificando sus vidas, la guerrilla maoísta ha construido la gran muralla humana de China. Cruzar esta barrera se ha hecho imposible para el gobierno. Y de ahí vienen los crueles ataques con armas químicas contra el pueblo. Estos atacantes deben ser castigados. Manmohan Singh, Prithviraj Chavan, R.R. Patil y otros dirigentes son sus principales responsables. Manmohan Singh es un criminal, por el uso de armas químicas contra su pueblo. Es acreedor a un castigo y no tiene ningún derecho a hablar sobre Siria.
Deben ser castigados por sus crímenes contra la humanidad. Los Estados Unidos, el enemigo número uno de los pueblos del mundo, llora mucho por Siria, pero el uso de armas químicas contra los maoístas en la India es una política típicamente norteamericana. Si pueden defender a quienes luchan en Siria por la democracia, los maoístas en la India están luchando por la democracia desde hace 44 años. ¿Cómo podrían ser ninguna amenaza para la India? Obama y los dirigentes burgueses tienen problemas mentales; son egoístas y lo único que saben es parlotear. No disponen de ninguna honestidad; los valores humanos no tienen ningún significado para ellos. Presentándolo como bienestar y desarrollo del pueblo, llevan a cabo sus objetivos de pillaje y represión.
Mercantilizan el hambre, la enfermedad, el analfabetismo, y en su más auténtico sentido, están ejecutando las teorías neoliberales de Reagan, de Thatcher, de Manmohan y de Obama para diezmar millones de personas y salvarse de la crisis económica. El uso de armas químicas es la esencia de estas políticas. Su derrocamiento y su castigo es algo patriótico y un gran trabajo en bien de la humanidad. Por ello llamamos a la juventud, a los ciudadanos en los que pervive el humanitarismo y a toda la gente amante del país a luchar contra esta guerra contra el pueblo, y especialmente contra el uso de armas químicas, y a castigar a los dirigentes en un juicio popular, por sus crímenes contra la humanidad.

Secretario Camarada Sayhadri
Partido Comunista de la India (maoísta), Comité del Estado de Maharashtra
21 de Septiembre de 2013

Anuncios