Canadá: Llamamiento para la III Conferencia Nacional de Jóvenes y Estudiantes Revolucionarios


Nota – Recientemente hemos recibido del Buró de Información Política del Partido Comunista Revolucionario (PCR-RCP) de Canadá http://www.pcr-rcp.ca/ el llamamiento para la III Conferencia Nacional de Jóvenes y Estudiantes Revolucionarios que se celebrará en Montreal los próximos días 1 y 2 de marzo, y que el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

LLAMAMIENTO PARA LA III CONFERENCIA NACIONAL DE JÓVENES Y ESTUDIANTES REVOLUCIONARIOS.
Montreal, 1 y 2 de marzo 2014

Esta es la mejor época en más de una generación para ser revolucionario. Existen las condiciones objetivas para el surgimiento de un auténtico movimiento revolucionario en Canadá. El Movimiento Estudiantil Revolucionario es parte de un intento por construir las condiciones subjetivas –la auto-organización consciente de los comunistas- hasta un punto donde podamos hacer frente a los desafíos y capitalizar las oportunidades que la historia presenta ante nosotros.
Ahora mismo, dos fenómenos interrelacionados tienen el potencial de empujar la lucha de clases en Canadá a un nivel cualitativamente superior y necesitamos responder a ambos si queremos que este potencial se lleve a cabo.
Por un lado está el ritmo cada vez mayor en que los jóvenes obreros y estudiantes están de forma espontánea llegando a conclusiones comunistas en un aislamiento relativo entre ellos –culminando a veces en la formación de grupos pequeños e independientes en un campus o en una ciudad- y que cada vez más rápidamente está creando un núcleo, aunque todavía en forma embrionaria, de la próxima generación de dirigentes comunistas y anticapitalistas. Estas fuerzas,
que en general adoptan posiciones militantes y revolucionarias y a la vez rechazan el reformismo y el revisionismo a los que han visto no llegar más que al fracaso, están comenzando ellos mismos a agruparse entre sí cuando antes estaban diseminados. Esta tendencia hacia la unidad necesita ser fomentada para que pueda expandirse, manifestándose como una unidad en la teoría y la práctica.
Por otro lado es la perfusión entre las masas generalmente de una conciencia más avanzada. Los trabajadores en un número cada vez mayor están rechazando participar en las engañosas elecciones burguesas. Los estudiantes en Quebec mostraron nuevamente el poder de la unidad, el activismo y la militancia. Las Naciones Originarias de Canadá están resistiendo la apropiación colonial de su territorio y la explotación de sus recursos en manos de las empresas capitalistas con una frecuencia y militancia que no se había visto en más de una década. Aunque ninguna de ellas sean absolutamente correctas en cuanto a visión o estrategia, ellas representan un creciente descontento con el actual estado de cosas e indican una oportunidad para nosotros para condensar lo más avanzado de entre estas tendencias en una línea política coherente que pueda galvanizar al pueblo en la acción. Desde hace tiempo, las masas no han estado tan dispuestas para ser ganadas a una línea revolucionaria.
Común a ambos de estos fenómenos es su espontaneidad. Lo que necesitamos ahora, por un lado, es la habilidad para organizar esa espontaneidad, hacerla coherente, estable y permanente. Por otro lado, necesitamos ofrecer respuestas revolucionarias a las cuestiones apremiantes de la actualidad a fin de avanzar entre los estudiantes proletarios que cada vez más miran absortos el final de la graduación dentro de una economía que no tiene nada más que ofrecerles que desempleo, deudas y una vida de apenas subsistencia. Esta no es una cuestión que debamos dejar al azar. Es algo que necesitamos preparar y prepararnos nosotros para ello. Esa preparación exigirá que desarrollemos un robusto enfoque teórico, capacidad práctica y estructura organizativa.
Estos fenómenos son el ímpetu e impulso para el movimiento estudiantil revolucionario unido y a escala nacional que estamos construyendo. Imaginémonos: una organización nacional, unida en torno a una política comunista explícita y activa en la construcción de un movimiento revolucionario con la amplitud y profundidad necesarias para desafiar realmente al capitalismo. Una organización con una propaganda sistematizada, campañas coordinadas y una perspectiva política clara. Una organización que pueda extraer de las experiencias de los organizadores revolucionarios del país, sintetizar esas experiencias en estrategia y desarrollar la teoría y práctica capaces de movilizar a la acción a sectores significativos delas masas.
Con este objetivo en mente, el Movimiento de Estudiantes Revolucionarios hace un llamamiento a todos los jóvenes y estudiantes revolucionarios a reunirse para la III Conferencia de Jóvenes y Estudiantes Revolucionarios en marzo de 2014 en Montreal. Esta Conferencia tiene como objetivos:
• Determinar las precondiciones necesarias para fundar una organización nacional
• Evaluar la actual situación en función de esas precondiciones
• Esbozar los pasos necesarios para que se acometan esas precondiciones
Como continuación a la I y II Conferencias en Toronto y Ottawa, nuestra red se ha ampliado sustancialmente en tamaño y extensión. Nuestro trabajo en los pasados meses, ya sea organizando a comunistas conscientes o atrayendo a nuestra política a las masas a las que nos unimos en las luchas que inician, ha generado logros significativos y lecciones valiosas que deben ser sistematizadas y esta Conferencia es la oportunidad perfecta para hacerlo.
Han pasado los días en que nos contentábamos con esconder nuestra política comunista, sublimándola en un movimiento disperso una y otra vez por reformas sociales democráticas. Hemos aprendido en el desarrollo de nuestras respectivas luchas que, si no promovemos el comunismo, nadie lo hará.
Pedimos que organizaciones locales e individuos desarrollen contribuciones sobre estas cuestiones y las remitan con seis semanas antes de la Conferencia para poderlas compilar en un documento que sea distribuido a los asistentes.
La inscripción ya está abierta en http://www.mer-rsm.com. Para más información, email conference@mer-rsm.com.
Ahora es el momento de avanzar y crear algo que cambie el paisaje político en el campus y más allá de él. Es hora que superar las limitaciones del mundo en que hemos nacido y comenzar a perfilar ese mundo por nosotros mismos. Es hora de ejercer nuestro derecho. Es hora de hacer historia.
Nos vemos en marzo.

Anuncios