Anticapitalismo de la flor – Un poema de Alberto Pipino

 

Nota – El poema “Anticapitalismo de la flor” de Alberto Pipino ha sido extraído del libro ”Poesía Política y Combativa Argentina”, Edición de Etelvina Astrada, Zero Zyx, Madrid, Febrero 1978, págs. 213-215. En la introducción a sus poemas, y respecto del autor -que estuvo preso bajo la dictadura del general Lanusse y liberado en mayo de 1973- se señala: “Alberto Pipino nació en Buenos Aires en 1942. Colaboró en revistas y periódicos. Poesía y militancia determinan una nueva forma de expresión que le ha inducido a rechazar todo lenguaje metafórico o de evasión para escoger una terminología de análisis e interpretación de la realidad a través del materialismo histórico: capital, explotación, medios de producción, fuerza de trabajo, plusvalía, etc., y siglas pertenecientes a los movimientos revolucionarios y de la guerrilla. Son poemas vigorosos con un sostenido tono expositivo donde también se advierten una emoción poética contenida. La idea prima sobre el estilo y ha enriquecido su comunicabilidad con elementos expresivos de la prosa y la narración. La carencia de puntuación y pausas convencionales del lenguaje escrito son omisiones eficaces que obedecen a la propia pulsación y ritmo interior del poeta, urgido por captar y cronicar la realidad donde el protagonista es el pueblo con sus esperanzas y luchas por una transformación histórico social”. La transcripción es de Gran Marcha Hacia el Comunismo.

ANTICAPITALISMO DE LA FLOR

sobre qué vamos a reinventar
en baires 73 sino es contra la
podrida flor de capital que
temblorosa abre su represión
hacia el centro de nuestras
partes
débiles y para qué negar la con-
tradicción no antagónica la
lluvia que se escurre hasta una
honda tenue vasija de asfalto a
través de un ojo empedrado

hemos plantado en la córnea un
árbol que da frutos dialéctica
con sabor a sol y viento para
que su raíz destroce las piedras
fondeadas en
la conciencia pues no queremos
un paraguas de tela de nilón ni
una sombrilla de papel de arroz
para cubrir nuestras fisuras
del fuego y del agua
sobre qué vamos a rearmar
en baires 73 sino es sobre las
primeras roturas que producen
en el océano craneano las rayas
furiosas que destruyen estruc-
turas de
explotación

nos atraviesan las últimas latas
de cerveza que arrojan a la tierra
los astronautas mientras bandas
de pájaros picotean las uvas que
surgen de las fuentes
son los pájaros borrachos que vuelan
en nuestra fuerza de trabajo

“no auténtico es decir amor
sin hacer amor” recrea el pueblo
con la sensibilidad intranquila
con los interiores propuestos y
mientras buscamos la
vertiente en la radio de acción
por nosotros anda el país brota
en embrión de comunidad

el pueblo habla fíjese se mueve
brama
expresión de amar en lecho de
valores
se desparrama avanza por las aguas
de la transformación como por la
sangre caliente del planeta o
civilización dándose vuelta y
revuelta

“no auténtico es conciliación
de clases” rompe el pueblo decantado
contra
los aires marginados que respiran
los desubicados de siempre y ahora
lo sabemos “no auténtico es
cerrarse” vive el pueblo abre el
movimiento la corola
de un cactus

violentamente la flor decide su
relación con los medios de pro-
ducción quiebra la maceta
socializa el poder distribuye
la plusvalía de la poesía a través
de la dictadura del proletariado
de la dictadura de las flores
acontece el fin del estado y nos
crecen de las médulas dientes de
león en libertad

Alberto Pipino

Anuncios