PC Maoista Francia – Bloque Rojo (Unificación de los maoístas): ¡Contra la Europa del capital! ¡Boicot a las elecciones!

 

Nota – Reproducimos a continuación el manifiesto del Partido Comunista maoísta Francia – Bloque Rojo (Unificación de los maoístas) llamando al boicot a las elecciones europeas “¡Contra la Europa del Capital!”, extraído del blog de los camaradas franceses del PCm Drapeau Rouge (Bandera Roja) http://drapeaurouge.over-blog.com/ y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡CONTRA LA EUROPA DEL CAPITAL!

“Desde el punto de vista de las condiciones económicas del imperialismo, es decir, la exportación de capital y la división del mundo por las potencias coloniales “avanzadas” y “civilizadas”, los Estados Unidos de Europa son, bajo el régimen capitalista, o bien imposibles o bien reaccionarios […] Bajo el capitalismo es imposible el crecimiento económico parejo de cada empresa y de cada Estado. Bajo el capitalismo, para restablecer de cuando en cuando el equilibrio roto, no hay otro medio posible más que la crisis en la industria y las guerras en la política. Desde luego son posibles acuerdos temporales entre los capitalistas y entre las potencias. En este sentido son también posibles los Estados Unidos de Europa, como un acuerdo de los capitalistas europeos […] ” (Lenin, La consigna de los Estados Unidos de Europa, 23 de Agosto 1915)

Desde el Tratado de París en 1951, que estableció la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, muchos otros tratados y organismos supranacionales se han establecido en Europa; lo mismo que una política agrícola común; los bancos de inversión se encargan de privatizar las empresas; una moneda única.

La Unión Europea (UE) es una herramienta capitalista al servicio de las burguesías de los diferentes países europeos. Gracias a esta herramienta, ellos están tratando de encontrar un terreno común para obtener el máximo beneficio de una mayor explotación de los trabajadores y nuevos mercados en todo el mundo. Para ello, las distintas burguesías europeas también se alían con otras potencias cuando se les permite satisfacer sus intereses en las guerras conjuntas, por ejemplo. Pero si los acuerdos existen entre ellos mismos o con otros, sólo existen cuando sus intereses convergen. Todos ellos tienen intereses divergentes, por lo que su competencia es absoluta. Un ejemplo muy concreto es que cada país europeo no tiene los mismos intereses vis-à-vis sobre el gas ruso y por lo tanto su actitud vis-à-vis con respecto a Rusia no va ser la misma.

Además, en el seno mismo de Europa, todas las burguesías no están en igualdad de condiciones. La competencia entre ellos es absoluta, el equilibrio de fuerza es determinante en sus relaciones entre sí. En Europa, de manera relativa, las burguesías de ciertos países desempeñan un papel dominante, mientras que otros son dominados. La pareja Francia-Alemania es especialmente la dominante.

Pero frente a lo que es Europa y lo que representa, nunca debemos olvidar que, en cualquier caso, Europa en el sistema capitalista sólo puede ser reaccionaria. Por lo tanto, lo que importa no es fuera de Europa y/o del Euro, que son, evidentemente, las herramientas de la opresión y la explotación de la clase obrera y las masas de cada país, sino de acabar con el capitalismo. Es totalmente ilusorio pensar que salir de Europa y/o del Euro puede avanzar la revolución en un país miembro de la UE. Proponer estas soluciones no es nada más que el mantenimiento de las mismas ilusiones que los partidos y los grupos nacionalistas, fascistas y neonazis; es colocarse a la cola de un soberanismo seudorevolucionario.

¡La construcción de la unidad revolucionaria de la clase obrera y de las masas!

En cada país de Europa, los representantes de la burguesía, sean de izquierda, de centro o de derecha, hicieron descargar las consecuencias de la crisis económica sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras. La crisis ha sido una oportunidad para ellos para reorganizar el aparato de producción. Por lo tanto, nos encontramos de forma general en Europa con un aumento del desempleo, una degradación de las condiciones de trabajo, una desregulación de los contratos de trabajo (la famosa ” flexibilidad”), la privatización de la educación y la salud, la disminución de las ayudas sociales,…

Esta situación produce un descontento general y muchas luchas obreras y de masas que estallan en diferentes países. Estas luchas entran, básicamente, en contradicción con las ilusiones fomentadas por los diferentes partidos y sindicatos sobre que es posible reformar el sistema y que tienen que conformarse con las demandas económicas. Pero en la práctica, estos partidos y sindicatos, bien integrados en el aparato del Estado, logran frenar algunas de estas luchas. Pero algunas luchas logran romper estos diques. Pero en todos los casos, la falta de perspectiva revolucionaria y de estrategia previenen a estas luchas de tener éxito y crecer.

En este contexto, los fascistas y neonazis desarrollan su propaganda ilusoria de su deseo de salir de Europa y dejar el Euro, participan en las elecciones europeas con la esperanza de formar un bloque en el parlamento. En cada país de Europa, con la complicidad benevolente de los Estados cada vez más policiales, se desarrollan los partidos y grupos fascistas y neonazis. Algunos incluso se las arreglan para ser elegidos al parlamento. Tachan a los inmigrantes, a los romaníes, como chivos expiatorios para dividir a la clase obrera; atacan las finanzas internacionales, lo que enmascara el hecho de que el origen de la crisis es el capitalismo mismo; ellos apelan a la nación y la defensa de su propia burguesía. Por lo tanto, ellos no defienden los intereses de los obreros y las obreras, defienden los intereses del capital.

Frente a esto, el boicot a las elecciones europeas debería desempeñar el papel de fortalecimiento de la conciencia de que Europa no es la Europa de los pueblos y jamás será la Europa de los pueblos en tanto que el proletariado y las masas oprimidas de Europa no acaben y reviertan a su propia burguesía. Participar en las elecciones europeas y llamarse revolucionario con el pretexto de que “es en Bruselas que todo se decide” es mantener la ilusión de que podemos reformar el sistema y que el parlamento europeo puede ser una herramienta.

La cuestión de fondo es la de la necesidad de la revolución. Y hay una revolución que realmente cambia las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras, la historia ha demostrado en repetidas ocasiones que era imposible sin un partido verdaderamente revolucionario capaz de dar perspectiva y una estrategia revolucionaria a las luchas obreras y movimientos de masas y una estrategia revolucionaria. Para ser una herramienta eficaz, ese Partido debe estar basado en la ideología que guió más de un siglo de combate de la clase obrera, el marxismo-leninismo-maoísmo. Esta es la única manera de que podamos desarrollar la unidad revolucionaria de la clase obrera y de las masas populares y desarrollar las herramientas necesarias para la revolución y la construcción del socialismo en la dirección del comunismo.

En varios países del mundo, este tipo de Partido ya existe y se desarrolla. En la India y Filipinas, los Partidos Comunistas maoístas dirigen la Guerra Popular. En Turquía, Afganistán, Perú, se reorganizan para preparar y desarrollar la Guerra Popular. En los países imperialistas como España, Canadá, Estados Unidos, Italia, se desarrollan para llevar el camino revolucionario al seno mismo del vientre de la bestia. En Francia, un proceso de Unificación de los maoístas está en marcha para fortalecer la dinámica revolucionaria que llevamos.

¡Boicot a las elecciones europeas!

¡Contra el imperialismo europeo y todos los gobiernos antipopulares y reaccionarios!

¡Desarrollar las lucha populares!

¡Aplastar la crisis con la revolución!

Partido Comunista maoísta Francia – Bloque Rojo (Unificación de los maoístas)

Nota – Informamos a nuestros lectores que en Francia también se ha editado el cartel en francés (que reproducimos) con el llamamiento del Partido Comunista maoísta de Italia, el Bloque Rojo, el Partido Comunista Maoísta de Francia, el Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia y Gran Marcha Hacia el Comunismo (España) ante las próximas elecciones europeas con las consignas:

¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!

¡CONTRA LA EUROPA IMPERIALISTA Y TODOS LOS GOBIERNOS REACCIONARIOS Y ANTIPOPULARES!

¡DESARROLLAR LAS LUCHAS POPULARES!

¡APLASTAR LA CRISIS CON LA REVOLUCIÓN!

Recordamos igualmente a nuestros lectores que este cartel se ha editado también en inglés e italiano (ver Editados en inglés e italiano el manifiesto internacional de los maoístas sobre las elecciones europeas y que Gran Marcha Hacia el Comunismo lo ha editado en español (ver ¡Boicot a las elecciones europeas! Cartel conjunto de los maoístas de Europa)

Anuncios