Colombia: ¡Contra la mentirosa paz de los ricos y la farsa electoral: NO VOTAR, UNIR Y GENERALIZAR LA LUCHA OBRERA Y POPULAR! – Comunicado de la Unión Obrera Comunista (mlm)


Nota – Reproducimos el comunicado de los camaradas de la Unión Obrera Comunista (m-l-m) de Colombia llamando a no votar en las elecciones del próximo 15 de junio publicado en su periódico “Revolución Obrera” nº 399, 8 de Junio 2014 http://blogrevolucionobrera.blogspot.com.es/:

NI POR SANTOS, NI POR ZULUAGA, NI EN BLANCO, NI NULO:
QUIEN GANE SERÁ EL VERDUGO DEL PUEBLO
Se acerca la segunda ronda para la elección del presidente, y todos los representantes de los partidos, los curas y pastores, los medios de comunicación y sus periodistas, los catedráticos y politólogos, despliegan una gran campaña de mentiras: ¡hay que votar por Santos para alcanzar la paz! dicen unos, ¡hay que votar por Zuluaga para impedir la impunidad! pregonan otros, ¡hay que votar en blanco porque ninguno nos representa! argumentan otros más… ¡Hay que votar! por quien sea, en blanco e incluso nulo, pero hay que votar, vociferan todos. ¡Hay que salvar la institucionalidad! ¡Hay que barnizar el podrido Estado de los explotadores!
Sí, en eso están de acuerdo los azules y los rojos, los verdes y los amarillos, los morados y los blancos, los tricolores y multicolores… y quieren convencer al pueblo de ir a las urnas para salvar la institución de las elecciones, porque esta es la mejor envoltura de la república democrática. Sin embargo, todos ocultan las verdades que el pueblo intuye y por eso mayoritariamente no vota, pero que debe comprender para convertir su desconfianza en los politiqueros y en el Estado en organización, movilización y lucha consciente.
Todos los que llaman a votar ahora, ocultan que la disputa entre Santos y Zuluaga es una lucha entre dos sectores de las clases que viven de la sangre y el sudor del pueblo colombiano, ambos defensores de los intereses de los burgueses, terratenientes e imperialistas.
Es una lucha entre dos facciones de las clases dominantes, que resolverán el 15 de junio eligiendo a quién ejercerá la dictadura contra el pueblo: o los señores de la motosierra o los señores de los mal llamados falsos positivos; de los cuales solo se puede esperar más leyes antiobreras y antipopulares, más hambre, miseria y opresión.
Todos, los partidos burgueses —Liberal, Conservador, De la U, Centro Democrático, Cambio Radical, etc.—, los partidos de la pequeña burguesía —Alianza Verde, Progresistas, Marcha Patriótica, Unión Patriótica, Polo Democrático— y los falsos partidos comunistas y revolucionarios —Partido Comunista Colombiano, Partido Comunista de Colombia (ml), Partido Comunista de Colombia (maoísta), MOIR, ELN, FARC— engañan haciendo creer que es el pueblo quien elige cuando en realidad son sus enemigos quienes deciden cual representante de su clase gobernará el país: el Gobierno bajo el capitalismo es el administrador de los negocios comunes de los explotadores, el ejecutor de su dictadura de clase y dispensador de la violencia organizada (militar y paramilitar) para impedir que el pueblo se levante.
Quienes ocultan esas verdades y llaman a votar por Zuluaga les están aconsejando a los trabajadores apoyar a la facción mafiosa y paramilitar, la mayor responsable de las masacres y del despojo de los pobres del campo, el régimen de los señores de la motosierra que gobernó el país durante la presidencia de Uribe.
Quienes llaman a votar por Santos, el cerebro de los mal llamados falsos positivos, como lo hacen los falsos comunistas, los que posan de revolucionarios y progresistas, los jefes vendeobreros de las centrales sindicales —CUT, CGT y CTC— se postran servilmente a la oligarquía y traicionan las aspiraciones obreras y populares; por cuanto la paz no vendrá de los de arriba, porque son ellos los responsables de la guerra contra el pueblo, los planificadores y ejecutores de las masacres, del asesinato, del despojo, de la violencia… la paz que necesita el pueblo solo será posible cuando se acaben las causas de la guerra: la división de la sociedad entre ricos y pobres, entre explotados y explotadores y sea suprimida la propiedad privada, siendo entregadas a los trabajadores las grandes explotaciones mineras y agrícolas, las grandes fábricas y comercios.
Quienes llaman a votar en blanco con la mentira de que así se rechaza a los candidatos, la corrupción y la politiquería también apoyan la trampa de los ricachones, haciendo creer que en la farsa de las elecciones es el pueblo quien decide. Así las elecciones no fueran manipuladas, compradas y tuviera algún valor el voto en blanco, lo único que lograría sería repetir el circo electorero con otros candidatos; pero además, en las próximas elecciones del 15 de junio es una gran estupidez porque el voto en blanco no tiene siquiera un efecto jurídico. Santos o Zuluaga, uno de los dos, será el próximo presidente.
Por fortuna, contra las mentiras de los defensores de la dictadura de los explotadores, la mayoría del pueblo NO VOTA y a la par con esta actitud de rechazo a la politiquería y de hostilidad hacia la farsa electoral, se ha venido acentuando la desconfianza en el Estado y generalizando la lucha del pueblo. Obreros, campesinos, desplazados, maestros, estudiantes… todos los explotados y oprimidos vienen luchando por sus reivindicaciones, enfrentándose directamente con el Estado como representante de los explotadores y por eso se les llama Huelgas Políticas de Masas. Sin embargo, esta magnífica forma de lucha no ha tenido la suficiente contundencia para hacer retroceder a los ricachones y su Estado porque todavía se desarrolla de forma dispersa y aislada, siendo necesario unirla y generalizarla en una gran y poderosa huelga que se extienda por todo el país. Por esta otra razón los obreros revolucionarios, además de no sumarse a la farsa de las elecciones, han enarbolado la consigna: ¡Contra la Mentirosa Paz delos Ricos y la Farsa Electoral: No Votar, Unir y Generalizar la Lucha Obrera y Popular!
Pero más allá de esto, el pueblo debe saber que para resolver los grandes problemas creados por la explotación capitalista y la opresión de los imperialistas sobre el pueblo colombiano no es suficiente NO VOTAR; hay que participar activamente en ayudar a generalizar la lucha de los pobres contra los ricos en una gran Huelga Política de Masas, pensando en preparar y organizar la Revolución Socialista que derroque a los burgueses y terratenientes, socios y lacayos de los imperialistas.
Hay que enlazar la lucha de ahora con la preparación y organización de la insurrección que, mediante la violencia revolucionaria del pueblo, destruya todo el poder del Estado de los explotadores e instaure un nuevo tipo de Estado; un Estado donde las masas de obreros y campesinos armados reemplacen las fuerzas militares que hoy aplastan a los trabajadores; donde las Asambleas del pueblo armado, legislativas y ejecutivas al mismo tiempo, ejerzan el Poder directamente y sin intermediarios acabando con la vagabundería del parlamento burgués; donde todos, absolutamente todos, los funcionarios del Estado sean elegibles y removibles en cualquier momento y sus salarios sean iguales a los de cualquier obrero, acabando para siempre con la burocracia estatal ladrona y corrupta. Esa es la brillante perspectiva que los comunistas le proponen al pueblo.
Por eso, para las próximas elecciones del 15 de junio, el proletariado revolucionario llama al pueblo en general a ¡NO VOTAR! y se compromete a proseguir en la lucha y convoca a los trabajadores conscientes a apoyar las tareas por construir el Partido Revolucionario de la Clase Obrera, el instrumento necesario para dirigir la lucha de todos los explotados y oprimidos para instaurar el nuevo Estado de los Obreros y los Campesinos.
¡Contra la Mentirosa Paz de los Ricos y la Farsa Electoral:
No Votar, Unir y Generalizar la Lucha Obrera y Popular!
¡Abajo el Podrido Estado Burgués y sus Elecciones,
Viva el Futuro Estado de Obreros y Campesinos!
Unión Obrera Comunista (MLM)

Colombia, Junio de 2014

Anuncios