La Guardia Rossa (La Guardia Roja) – Himno revolucionario del proletariado italiano

 

Nota – Las noticias de la victoriosa revolución soviética de Octubre de 1917 y de los integrantes de la Guardia Roja que la hicieron posible -y la defendieron posteriormente contra la burguesía derrocada y los imperialistas que trataron de volver a instaurar el viejo régimen- llenaron de entusiasmo a las masas trabajadoras de la ciudad y del campo en los cinco continentes. ¡El proletariado conquistaba el poder por primera vez en la historia y lo mantenía con las armas en la mano!
En Italia, Spartacus Picenus, seudónimo de Raffaele Mario Offidani (1890 – 1967), compuso en 1919 la canción “La Guardia Rossa” (La Guardia Roja), que se convirtió desde entonces en un himno de lucha del proletariado italiano.
El ejemplo de la Guardia Roja de la Rusia soviética prendió entre el proletariado italiano y así nacieron los “Guardie Rosse” (Guardias Rojos), formaciones armadas de proletarios italianos que protagonizaron el llamado “bienio rojo” (1919-1920), movimiento revolucionario que se inició en la Toscana con la protesta en contra del aumento de los precios de los alimentos y se extendió como un reguero de pólvora hasta centenares de fábricas, en ciudades como Milán, Turín y Génova, que fueron ocupadas por los obreros armados.
Raffaele Mario Offidani fue un prolífico autor de canciones, escribiendo cerca de 200, como “La Guardia Roja”, “Bolchevismo”, “La Canción del Neva”, “¡Viva Lenin!”, etc.
Reproducimos a continuación una traducción al español de la canción “La Guardia Roja”, extraída del libro Cancionero de las Brigadas Internacionales, Editorial Nuestra Cultura, Madrid 1978, págs. 166-167 y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro blog.
La canción “La Guardia Roja” se puede escuchar en su versión original en italiano a través del enlace https://www.youtube.com/watch?v=crDfqK6npmQ

LA GUARDIA ROJA

Avanza un soldado insólito
viene de Oriente y no monta a caballo
la mano callosa y el rostro curtido:
es el más glorioso de todos los guerreros.
No lleva penachos de plumas, galones ni entorchados,
Pero en su gorra –y en su corazón grabados
lleva la hoz y el martillo cruzados:
las insignias del trabajo
¡Viva el trabajo!

Es la Guardia Roja
que marcha al combate
y agita en la fosa
a la esclava Humanidad

Se agrupan bajo nuestra bandera
las masas del pueblo trabajador.
Resuena el paso de la muchedumbre
sobre las ruinas de un mundo que agoniza.
Tratan inútilmente de resucitar
los muertos.
No sirve de nada luchar contra el destino,
Bajo los soles más ardientes
Marchan los ejércitos de Lenin
¡Viva Lenin!

Es la Guardia Roja …

Yacía la plebe envilecida y en cadenas
bajo la bota del rico patrón
después de siglos de insultos y lágrimas
al fin el asno se convierte en león.
Se agita furioso el señor coronado;
se desnuda el ricacho del oro que ha robado:
Se arroja al trabajo, forzado por el hambre,
aquel que nunca trabajó
¡Que nunca trabajó!

Es la Guardia Roja…

Mientras el pueblo descansa tranquilo
en los campos y en la gran ciudad,
pues ya no le inquieta el miedo pavoroso
del vampiro que le desangraba,
no descansa y permanece despierta,
la Guardia Roja vigilando la libertad del pueblo.
La burguesía corrompida y horrenda
no se levantará más
¡No se levantará!

Porque la Guardia Roja
le ha cerrado la fosa
en la épica lucha
de la Humanidad

(bis)

Anuncios