Francia: Obreros, Obreras ¡Nos atrevemos a luchar! ¡Nos atrevemos a vencer! – Bloque Rojo (Unificación de los maoístas)

Nota –Hemos recibido de los camaradas franceses del Partido Comunista maoísta de Francia el siguiente artículo del Bloque Rojo (Unificación de los maoístas) publicado recientemente en su blog Drapeau Rouge (Bandera Roja) http://drapeaurouge.over-blog.com/ que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

OBREROS, OBRERAS ¡NOS ATREVEMOS A LUCHAR! ¡NOS ATREVEMOS A VENCER!

El capitalismo nos vendió desde hace largo tiempo como que es el sistema económico más avanzado que la civilización moderna ha podido conocer. ¡Esta propaganda es falsa, y se evidencia en el sufrimiento de nuestra clase!

La clase obrera en primera línea
Somos obreros y obreras, trabajamos en las fábricas, en las obras de construcción, en los almacenes y en las propiedades de otros lugares. Somos nosotros los que estamos sujetos a horarios de corte 2/8 o 3/8 . Somos nosotros los que nos levantamos a las 6 de la madrugada, el cuerpo todavía entumecido por los esfuerzos del día anterior, para salir al lugar de trabajo. Somos nosotros los que estamos expuestos a accidentes, enfermedades profesionales, a cadencias infernales. Cuando nosotros, tenemos la suerte de llegar a la edad de jubilación, somos a menudo enfermos cansados por una vida profesional difícil y, de todos modos, demasiado pobres para poder vivir dignamente unos años de respiro, desgarrados después de una vida de trabajo.
Somos trabajadores, estibadores, obreros especializados, trabajadores temporales con contrato temporal de duración determinada o un contrato indefinido.
Venimos de todos los países, franceses o inmigrantes, con o sin papeles o indocumentados para formar la gran masa de trabajadores. Somos la clase social que crea la riqueza del mundo, sin distinción de color.

El capitalismo es la sociedad de los parásitos
En este sistema, nosotros los trabajadores somos tratados de forma indigna, sometidos a condiciones de trabajo degradantes por salarios que a menudo no nos permiten vivir adecuadamente.
Los patronos no sufren por el trabajo, ellos explotan. Son los burgueses que viven sobre nuestras espaldas, para apropiarse de las riquezas que nosotros producimos con nuestras manos. Ellos no sirven porque no producen nada, pero aún así no saben lo que es pasar apuros. Cuando a finales de més tenemos problemas para poder sobrevivir , pagar el alquiler, los préstamos y alimentar a nuestra familia adecuadamente. Ellos están calientes en sus hermosas casas o apartamentos de lujo. Conducen en su nuevo coche y ordenan sus comidas a través de empresas de catering. Esta realidad, la conoce cada uno de nosotros.
No contentos con explotarnos, con hacernos morir en el lugar de trabajo, los patronos a menudo destruyen nuestros empleos, lo que agrava nuestra penuria. Cuando estas señoras y señores acaudalados no nos juzgan bastante productivos y estiman poder engordar mejor en otro lugar, cierran las fábricas y las deslocalizan. Porque sí, no nos equivoquemos de enemigo, son los jefes que nos roban nuestro trabajo, para ir a reducir como esclavos a nuestros hermanos y hermanas de clase en los países pobres.

¿Qué sucede cuando nos rebelamos?
¿Y cuando ocupamos las fábricas, bloqueamos los astilleros, nos manifestamos para salvar nuestros puestos de trabajo?
Este es el baile de los perros de la policía, de los policías antidisturbios que vienen a aporrear a los trabajadores que aspiran a la dignidad. No es de extrañar, porque hoy son los patronos los que tienen el poder y los policías son sus secuaces. Votar no cambia nada el asunto, todos los políticos, de Mélanchon a Le Pen, están al servicio de la burguesía. Una vez más no hay que dejarse engañar por el enemigo. El FN [Frente Nacional] es un partido de multimillonarios que intentan dividirnos. Son fascistas y el fascismo es el arma de los ricos para continuar oprimiéndonos.
No tenemos nada que perder pero sí un mundo que construir. Un mundo en el que los trabajadores tengan el poder y donde la explotación sea un delito. Un mundo fraterno, donde todos puedan vivir con dignidad. Este nuevo mundo es el COMUNISMO, es por eso por lo que abogamos.

¡ORGANICEMONOS PARA PONER FIN A LA DICTADURA DE LOS PATRONOS!

¡INSTAURAR LA DE PROLETARIADO JUNTO CON LOS OTROS PUEBLOS DEL MUNDO, CONSTRUIR EL COMUNISMO!

BLOQUE ROJO (Unificación de los Maoístas)

Anuncios