Brasil: La Liga de los Campesinos Pobres (LCP) realizó victorioso 6º Congreso (27-28 Septiembre 2014)

Nota – Reproducimos a continuación la crónica -junto con imágenes- del pasado 6º Congreso de la Liga de los Campesinos Pobres (LCP) de Brasil, celebrado los días 27 y 28 de septiembre 2014 en la localidad de Jaru, en el Estado brasileño de Rondônia, que hemos extraído de su periódico digital Resistência Camponesa y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

LCP REALIZA VICTORIOSO 6º CONGRESO
Los días 27 y 28 de septiembre se celebró en Jaru el 6º Congreso de la Liga de los Campesinos Pobres de Rondônia y Amazonia Central. Pintadas en los muros invitaban a la población de la ciudad y daban la bienvenida a las delegaciones de los cuatro rincones del Estado y de otras regiones del país. Se unieron campesinos propietarios, que ya están viviendo y produciendo en sus lotes de tierra; campesinos acampados, que están resistiendo los ataques de los pistoleros y policías y campesinos sin tierra, que están sufriendo el desempleo o subempleo en las ciudades. El Congreso es la instancia máxima de decisión de la LCP y sirve para debatir, intercambiar experiencias, unir más al movimiento campesino combativo, trazar el plan de luchas, en fin, hacer crecer la sagrada lucha por la tierra.
También participaron representantes de los movimientos democráticos y populares como la Liga Obrera, Sindicato de Trabajadores de la Construcción de Belo Horizonte, Movimiento Estudiantil Popular Revolucionario (MEPR), Movimiento Femenino Popular (MFP), Centro Brasileño de Solidaridad com los Pueblos (Cebraspo), Asociación Brasileña de Abogados del Pueblo (Abrapo), Red Nacional de Abogados y Abogadas del Pueblo (Renap), Movimiento Clasista de los Trabajadores de la Educación (Moclate) y Escuela Popular. Fueron leídos saludos de otras entidades de lucha que no pudieron estar presentes. Tuvo una participación especial una abogada popular de México, que está en Brasil investigando sobre la lucha por la tierra. Los participantes en el 6º Congreso testimoniaron el internacionalismo proletario, lazos invisibles, aunque inquebrantables que unen a los trabajadores del mundo entero en una sóla lucha.

La Revolución Agraria, esperanza de las verderas transformaciones en Brasil
Los movimientos destacaron la necesidad de unir a todas las clases populares y que la revolución brasileña comenzará en el campo.
La Revolución Agraria avanza en los rincones de Brasil y es la lucha más importante del país, pues el combate al latifundio (lo que existe es el más atrasado), que oprime a los campesinos y medianos propietarios, sólo genera atraso en las ciudades y subyuga nuestra nación a los imperialistas, especialmente Estados Unidos.

Manifestación inédita por el boicot a la farsa electoral
El 6º Congreso dela LCP se inauguró con una calurosa manifestación contra la farsa de las elecciones en las calles de Jatu. Los manifestantes se organizaron en filas, exhibieron pancartas, agitaron banderas y carteles, gritaron consignas y entonaron canciones de lucha. Jóvenes portaban antorchas de fuego que iluminaron la protesta que tuvo lugar por la noche. Frente al mayor supermercado de la ciudad, un grupo quemó carteles de candidatos. El acto atrajo la atención de los trabajadores de los comercios y de la población. Motos y coches hacían sonar sus bocinas en señal de apoyo. Los manifestantes representaban el sentimiento de la mayoría del pueblo brasileño que cada día más repudia las podridas y corruptas elecciones.

¡Santa Elina es de los campesinos!
La LCP siempre rinde homenaje a los campesinos de la heroica batalla de Santa Elina, ocurrida en 1995, pues guarda las mejores tradiciones de la lucha del pueblo brasileño, de aquellos que saben que no es posible reformar este podrido sistema y que los derechos del pueblo, especialmente la tierra para quien la trabaja, sólo serán conquistados con lucha dura. Para la Liga, la Batalla de Santa Elina es una luz que guía la lucha campesina.
Desde su fundación en1999, la LCP asumió el compromiso de retomar la hacienda Santa Elina en Corumbiara. Diferentes de los políticos electoreros que sólo prometen, los valientes campesinos de la Liga cumplieron su palabra en 2010, cuando tomaron parte de la hacienda, la trocearon y distribuyeron entre las familias. Es el pueblo haciendo justicia.

Defender la posesión de todas las tierras por los campesinos
Varios campesinos presentes en el 6º Congreso son ocupantes, es decir, aún no tienen el documento de propiedad pero viven y trabajan en la tierra hace muchos años. Ellos luchan por la regularización para verse libres de la amenaza constante de desalojo, no tanto para conseguir financiación, pues son numerosos los casos de campesinos obligados a vender sus lotes por no conseguir saldar sus deudas con los bancos. Por experiencia propia o de otras familias, los prestamos sin apoyo para la producción campesina y sin una política de precio mínimo, son una ilusión.
Otra importante lucha es por el derecho a la energía. Sólo en Rondônia, casi veinte mil familias viven a oscuras, según una reciente encuesta realizada por varias entidades rurales. Es una verguenza para un Estado donde están siendo construidas dos grandes centrales hidroeléctricas, financiadas con recursos públicos y que generará energía para empresas extranjeras que funcionarán en São Paulo. Millares de campesinos y trabajadores vieron sus tierras inundadas y sus casas destruidas y más de 40 obreros ya murieron en las obras debido a las pésimas condiciones de trabajo.
La producción campesina no cuenta con ninguna ayuda de gobierno alguno. Al contrario, recientemente está siendo cobrado un impuesto para los campesinos que transporten cerdos y gallinas para comercio; se está prohibiendo la venta de varios productos tradicionales en ferias libres alegando falta de higiene; no se permite el transporte de bombonas de gas y bidones de gasolina. Todo para dificultar la vida en el campo. Y después de todo, los campesinos son aún difamados: “¡Los sin tierra son todos vagabundos, sólo ocupan las tierras para venderlas!” Pero los monopolios de la comunicación no denuncian que los ocupantes no tienen asistencia técnica, tienen poca maquinaria, las carreteras y puentes son pésimos, no tienen centros de salud y las escuelas están lejos de la residencia de los alumnos.
Es un gran desafío a los campesinos que ya están en sus lotes mantener la unión y organización de la etapa en que se acampó, pues sólo colectivamente es posible al pueblo resolver todos sus problemas.

Crecen las ocupaciones de tierras del latifundio
En los últimos años ha crecido el número de ocupaciones de tierras en Rondônia . Según la Liga, esto se debe al aumento del desempleo con la disminución de las obras de las fábricas Santo Antonio y Jirau y debido a la crisis económica general al que se está enfrentando el país. Otra causa es la ausencia de reforma agraria por parte del Gobierno. En los 12 años de gestión del PT, el Incra (Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria) asentó mucho menos que el gobierno de Fernando Henrique Cardodo (PSDB).
Chupinguaia, Ariquemes, Buritis, Alto Paraíso, Monte Negro y Cujubim están agitadas por las ocupaciones de tierras. Y la LCP aprovechó el 6º Congreso para anunciar nuevas grandes ocupaciones de tierras en la región.

Pueblos indígenas y campesinos: los mismos enemigos, los mismos objetivos
Una de las más importantes participaciones en el Congreso fue la de una activista que dedicó gran parte de su vida al apoyo y a la lucha junto con los pueblos indígenas. La LCP considera muy importante unirse con estas poblaciones que desde hace más de 500 años resisten de ser expulsados de sus tierras y a la masacre sistemática.

PT – amigo de los latifundistas y enemigo de los campesinos
Muchos campesinos votaron no a Lula porque él prometía dar tierra. Pero en los 12 años que el PT estuvo a la cabeza del viejo Estado brasileño creció la violencia contra los campesinos. Pasó a ser común que tropas de la Policía Federal, de la Fuerza Nacional de Seguridad y hasta del Ejército hayan apoyado y ejecutado desahucios violentos de campamentos. Los dirigentes combativos son difamados por los monopolios de prensa y por dirigentes del MST y Fetagro; son perseguidos y presos. Actualmente, más de 20 campesinos están presos en Rondônia por luchar por la tierra. El número de campesinos asesinados en conflictos agrarios creció durante la administración del PT. Incluso, el 6º Congreso, aprobó una moción de repudio al delegado Lucas Torres, responsable por la investigación del asesinato del dirigente campesino Renato Nathan. Recientemente, en respuesta a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Federal de Diputados, él afirmó que Renato era un bandido y fue el único responsable de su propia muerte, y que eran falsas todas las afirmaciones de los campesinos sobre Renato. Otro caso gravísimo fue el secuestro, amenaza de muerte y tortura de los campesinos Daniel y Paulo, cometidos personalmente por el latifundista Heládio Senn, en Chupinguaia. Después de una amplia campaña de denuncia por parte de movimientos democráticos de todo el país, los trabajadores fueron rescatados con vida. El hacendado llegó a estar preso, pero fue soltado al día siguiente. A pesar de que los campesinos dicen haber visto armas pesadas, la policía se incautó en la hacienda de apenas 3 viejas armas. La acción de la policía fue sólo un teatro para justificar ante la opinión pública el desalojo de 60 campesinos ocurrido a continuación. Una gran injusticia. El Defensor General Agrario Sr. Gercino da Saliva no dijo una palabra, no escribió siquiera un oficio.
Daniel y Paulo participaron en el 6º Congreso y dieron sus testimonios. Agradecieron a todos que lucharan para que ellos fuesen encontrados con vida. Dijeron que no van a abandonar la lucha y que se están preparando con las demás familias para retomar las tierras del usurpador Nego Zen.

La Liga avanza por todo Brasil
Una parte importante del Congreso fue el homenaje a los pioneros de la LCP de Rondônia y Amazonia Occidental. La Liga siempre se preció por rescatar sus orígenes, que son las Ligas Campesinas de la década de los años 60 y más recientemente los bravos combatientes de la Batalla de Santa Elina. Para que la lucha avance, es fundamental unirnos a la experiencia de los más viejos con la vitalidad de los más nuevos. Los homenajeados dieron testimonios emocionados, animando a los presentes a hacer avanzar la Revolución Agraria y la LCP.

 

Anuncios