Con ocasión del 121º aniversario del nacimiento de Mao Tsetung

Viento del Este septiembre 1976Hoy 26 de Diciembre de 2014 se cumplen 121 años del nacimiento de Mao Tsetung, el gran dirigente y maestro de la clase obrera, del pueblo chino y de todo el proletariado y los oprimidos del mundo entero.
“Mao Tsetung – señalaba acertadamente la Declaración ¡Viva el Marxismo-Leninismo-Maoísmo! de 26 de Diciembre de 1993 del hoy desaparecido Movimiento Revolucionario Internacionalista- desarrolló el marxismo-leninismo a una nueva y superior etapa en el curso de sus muchas décadas de dirigir la Revolución china, la lucha mundial contra el revisionismo revisionismo y, lo más importante, al proporcionar en teoría y práctica el método de continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado para impedir la restauración del capitalismo y continuar el avance hacia el comunismo. Mao Tsetung desarrolló de forma considerable todas las tres partes componentes del marxismo: la filosofía, la economía política y el socialismo científico.
(…) fue en el crisol de la Gran Revolución Cultural Proletaria que nuestra ideología dio un salto y emergió por completo el tercer gran hito, el marxismo-leninismo-maoísmo. Desde el plano superior del marxismo-leninismo-maoísmo los comunistas revolucionarios podrán comprender aún más profundamente las enseñanzas de los anteriores grandes líderes e incluso las primeras contribuciones de Mao Tsetung adquirirán un más profundo significado. Hoy, sin maoísmo no puede haber marxismo-leninismo. En realidad, negar el maoísmo es negar el marxismo-leninismo-maoísmo.
(…) Debemos enarbolar, defender, y lo más importante, aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo.
Debemos acelerar nuestra lucha por la formación de una Internacional Comunista de nuevo tipo, basada en el marxismo-leninismo-maoísmo. La revolución proletaria mundial no puede avanzar hasta la victoria sin forjar tal arma porque, como enseñó Mao Tsetung, habremos de llegar todos en la tierra o nadie entra al comunismo.
Mao dijo, “El marxismo consiste en miles de verdades, pero en últimas todas se reducen a una: es justo rebelarse”. (…) asumir el marxismo-leninismo-maoísmo. Esta ideología liberadora y partisana tiene que ser llevada al proletariado y a todos los oprimidos porque solo ésta puede permitir que la rebelión de las masas arrase miles de años de explotación de clases y dar a luz el nuevo mundo del comunismo”.

En este 121º aniversario del nacimiento de Mao Tsetung reproducimos a continuación el artículo “Gloria eterna al Presidente Mao Tsetung”, publicado en “Viento del Este”, boletín de la Asociación de Amistad Hispano-China, número extraordinario, 9 de Septiembre de 1976, pág. 3, en el que se hace un repaso a la vida y obra del gran maestro Mao Tsetung y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro blog con esta ocasión:

GLORIA ETERNA AL PRESIDENTE MAO TSETUNG
El Presidente Mao Tsé-tung gran dirigente del pueblo chino, y gran revolucionario de nuestro tiempo, ha hecho a lo largo de su vida aportaciones fundamentales a la lucha de los pueblos por la Independencia, por la Paz, por la Democracia, por la Justicia, por el Progreso.
Desde su juventud, en la China feudal y colonial, desarrolló intensa actividad patriótica y progresista, fundando diversas instituciones, como fue la “Sociedad de Estudios para el Hombre Nuevo”. Con el incremento de la lucha antiimperialista que tiene como principal exponente en este periodo el “Movimiento 4 de Mayo” de 1.919, y a través de su intensa participación, Mao descubre el marxismo leninismo y comienza a trabajar para la fundación del Partido Comunista, junto con su compañera Yang Kai-huei (torturada y asesinada en 1.930 por el terror blanco de Tchiang Ki-chek negándose a renunciar a sus principios y a delatar a Mao Tsé-tung).
El 1º de Julio de 1.921, se celebra el Primer Congreso del Partido Comunista de China en Shanghai. Mao, delegado por la provincia de Junan se opone a la línea ultraizquierdista de Chang Kuo-tao defendiendo la unidad de acción con el Kuomintang de Sun Yat-sen. Posteriormente y ya en su provincia de Junan organiza, trabajando con los mineros, diversas agrupaciones sindicales llegando a agrupar a 12.000 obreros ferroviarios, ejemplo que seguirían multitud de fábricas en toda la provincia desencadenándose importantes huelgas y luchas. En 1.923 triunfa el punto de vista de Mao Tsé-tung, en el Tercer Congreso del Partido Comunista, en dura lucha contra las tendencias de derecha y de ultraizquierda, creándose el Primer Frente Unido con el Kuomintang, que durará hasta 1.927.
Se incrementa de modo extraordinario la lucha y la organización de los obreros al lado del Partido Comunista. El Kuomintang, que una vez muerto Sun Yat-sen, será dirigido por Tchiang Kai-chec va decantándose hacia la defensa de los intereses de la burguesía y el imperialismo. Mao Tse-tung propugna para el Partido Comunista la movilización, armamento y organización de los campesinos (85% de la población), pero la línea derechista se va afianzando y va perdiéndose progresivamente la dirección política del Frente Unido. Finalmente en 1.927 se desencadena primero contra los huelguistas de Shanghai y posteriormente en la mayoría de ciudades una gran masacre contra el movimiento revolucionario, el Partido Comunista es excluido del Frente Unido, y miles de sus militantes son decapitados.
Poco antes la resolución del Quinto Congreso del Partido Comunista de China estba marcada por la conciliación, pero el ataque a Nanchang dirigido por Mao Tsé-tung, el 1º de Agosto de 1.927 significa el nacimiento del Ejército Popular de Liberación que luchará y dirigirá la resistencia de las masas contra la invasión japonesa.
En 1.931, cuando el ejército japonés invade China, ayudado por el capitulacionismo de Tchiang Kai-chek que dedica sus máximos esfuerzos en la lucha contra las incipientes bases rojas, es el momento de la retirada estratégica de la Larga Marcha, columna formada por 120.000 personas, que a lo largo de trece meses recorre 10.000 Km. “Es la siembra en once provincias de semillas que germinarán, darán hojas, flores y frutos que se cosecharán en el futuro”. En la Larga Marcha triunfa de modo decidido la justa línea revolucionaria del Presidente Mao. Sólo 7.000 supervivientes llegarán a Yenan, cuartel general y centro de la lucha contra la invasión japonesa primero y contra las tropas reaccionarias de Tchiang Kai-chek y sus aliados imperialistas después. En este periodo Mao Tsé-tung escribe gran cantidad de obras sobre temas militares y políticos, entre otros “Sobre la guerra prolongada”, “Intervenciones sobre arte y literatura”…
El Ejército Popular de Liberación entra victoriosamente en la mayoría de ciudades haciendo posible el 1º de Octubre de 1.949 la solemne proclamación de la REPUBLICA POPULAR CHINA en la plaza Tien An-Men (Puerta de la Paz Celestial) de Pekín. Desde este momento y hasta hoy, el Presidente Mao ha dirigido al pueblo chino en la difícil tarea de transformación y edificación socialistas de la Nueva China.
La Gran Revolución Cultural Proletaria iniciada en 1.966 significa otra gran victoria de la línea del Presidente Mao a la vez que una aportación de incalculable valor a la revolución de los pueblos.

Mao Tsé-tung es una gran figura histórica revolucionaria

En el aspecto político, su labor teórica y práctica ha significado una elevación del marxismo leninismo a una nueva fase de desarrollo, correspondiente al momento de la crisis del antiguo imperialismo occidental, a la aparición del nuevo imperialismo soviético, y al auge de la lucha de liberación de los pueblos oprimidos, adaptándolo a las condiciones concretas de la revolución china.
En el aspecto militar, ha contribuido de manera vital a la lucha revolucionaria con sus aportaciones sobre la guerra popular: guerra de guerrillas, autosostenimiento, apoyo en las masas como factor determinante, lucha prolongada, y táctica y estrategia militar, en aplicación del principio “el poder está en la punta del fusil”.
En el aspecto ideológico, su dirección personal de la Gran Revolución Cultural Proletaria ha significado que el pueblo tomara en su manos la dirección en todos los aspectos de la sociedad, políticos, económicos, científicos, culturales, artísticos. La crítica y autocrítica como método de trabajo para el progreso supone otra aportación importantísima que ataca de raíz al revisionismo y previene la restauración del capitalismo en un país socialista, afianzando la dictadura del proletariado.
El Presidente Mao, totalmente opuesto al culto a la personalidad, ha sido consecuente en todo momento con el principio de que la historia la realizan los pueblos y no las grandes personalidades. La veneración del pueblo chino por Mao Tsé-tung proviene de su extraordinaria capacidad para interpretar las necesidades del las masas y dirigirlas hacia sus aspiraciones con el respaldo y reconocimiento de la justa voluntad popular. La vida de Mao Tsé-tung ha sido un grandioso ejemplo de “SERVIR DE TODO CORAZÓN AL PUEBLO”.

Anuncios