Partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas con ocasión del 121º aniversario del nacimiento de Mao Tsetung

 

Nota: Con ocasión del 121º aniversario del nacimiento de Mao Tsetung diversos partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas han hecho públicos comunicados y declaraciones de los cuales reproducimos a continuación algunos de ellos:

¡VIVA EL121 ANIVERSARIO DEL NATALICIO DEL PRESIDENTE MAO TSE-TUNG!

Los comunistas y pueblos oprimidos del mundo conmemoramos el 26 de diciembre un aniversario más del natalicio del Presidente Mao Tse-tung.

No basta sostener hoy en día sobre sus importantes y trascendentes aportes teóricos a las tres fuentes y tres partes del marxismo; vivificar la importancia que tuvo no solo para China, sino para el resto de países considerados semicolonias el desarrollo de la Revolución de Nueva Democracia como parte de la Revolución Proletaria Mundial, saturando así la necesidad de cumplir con los requerimientos de la revolución democrática burguesa pero desde la perspectiva de los intereses del proletariado en tránsito al socialismo. La genial estrategia de la Revolución Cultural y desde luego, los alcances por implementar el socialismo manifiesto como dictadura del proletariado. Hay que ir más allá, conmemorar el natalicio del Presidente Mao hoy lleva implícito el reconocimiento a las Guerras Populares que se desatan en la India, Turquía, Filipinas y el Perú. Reconocer además la importancia y vigencia que tiene para la clase y los pueblos la Guerra Popular como la única estrategia que garantiza la conquista y construcción del Nuevo Poder, además de validar en la teoría y en la práctica los aportes del Presidente Gonzalo al marxismo-leninismo-maoísmo. Es decir, a nuestro criterio, ésta sería la síntesis de la vida del Presidente Mao que aún se sigue escribiendo en las cotidianas tareas del proletariado internacional y en la permanente brega de los pueblos oprimidos del mundo.

Pero conmemorar y reconocer la obra y vida del Presidente Mao también nos exige entender que la lucha que estamos impulsando los comunistas en el mundo, ya sea de quienes desarrollan Guerra Popular como de aquellos que decididamente construyen o reconstituyen partidos comunistas con ese objetivo, conquistar el Poder, bajo ningún punto de vista podemos soslayar la necesidad de observar y combatir los nuevos vicios, taras y estrategias que nos ha venido planteando el imperialismo y la reacción haciendo uso de su principal aliado: el revisionismo, principalmente de aquél que en la actualidad compromete los esfuerzos por desarmar ideológicamente al proletariado desde los negros y banales argumentos de la “nueva síntesis” de Avakian y sus cómplices, que también se apoyan en el reformismo burgués.

Hay que dirigir nuestro esfuerzo ideológico y político de manera determinante e intransigente en contra del revisionismo, también hay que combatir al centrismo, convertido en la actualidad en el umbral por donde se filtra la ideología burguesa en filas del proletariado pretendiendo desvirtuar sus tareas estratégicas que apuntan a la Dictadura del Proletariado y al comunismo.

El centrismo, pertrechado de la ambigüedad ideológica es tan nocivo como el revisionismo. Opera lento, dual, turbio, a veces en silencio, termina siendo igual de letal. Hoy el centrismo no orbita solo en relación a la traición a la GP en el Nepal, Kirán y otros, ahora se va posicionando sobre otro escenario de acción en torno al Presidente Gonzalo.

Movadef coludido directamente con la reacción desatan su vómito pretendiendo poner al Presidente Gonzalo al frente de la capitulación y derrota de la Guerra Popular en el Perú. Ésta LOD dinamita al Partido y se esmera por arrastrar al proletariado y masas explotadas a transitar el camino burocrático. Y es precisamente aquí donde opera el centrismo. Duda, no combate a aquellos que se lanzan al barranco, a los que traicionaron los intereses de la clase, a la GP. No se pronuncia, no toma posición, y si lo hace, deja abierta la hendija de la incertidumbre, se vuelve racionalista, valida la prensa burguesa, se apoya en la información del viejo Estado, en la burguesía y su ideología para el análisis de todo aquello que se ha levantado en relación a las cartas, videos, y “pronunciamientos” que se supone ha emitido el Presidente Gonzalo. Y desde luego, soslaya lo que enarbolan los comunistas en el Perú. Es ahí por donde penetra el revisionismo a cumplir su cometido:hacer daño, desvirtuar, engañar, a levantar patrañas que está visto, sirve al imperialismo y al viejo estado del Perú e inyecta golpes que atentan la unidad del proletariado internacional.

A los centristas les cuesta aceptar que hay momentos difíciles, que nadie ha salido invicto de la lucha de clases, de las revoluciones, que los reveses están ahí propio de la dialéctica, del movimiento. Cuando ven o palpan dificultades se erizan, se preocupan, y se aproximan al oportunismo para estar con los “ganadores” en última instancia, sea quien sea.

Los centristas lo saben, en el Perú hay dificultades. Ahí se metió el imperialismo; el revisionismo coludió de manera descarada con la reacción y generaron corrientes derrotistas, claudicadoras o grupos que aún tienen la tarea de propender la derrota del PCP y de la GP. Saben que el proceso de reorganización del Partido en medio de la Guerra Popular se mantiene, con dificultades, ¡sí!, pero se mantiene y avanza de manera decisiva, sin embargo pierden la perspectiva de clase y ven niebla donde aún hay luz, ven derrota donde la victoria es una posibilidad cierta que hay que trabajar.

Los comunistas no dudamos, tenemos certeza de nuestra base ideológica, de nuestros principios, y la defensa del Presidente y del Pensamiento Gonzalo es precisamente eso, la defensa del maoísmo, la defensa de la Guerra Popular, de las revoluciones de Nueva Democracia donde sea necesario desarrollarlas, o del socialismo donde la realidad objetiva lo dicta, igual, las dos se inscriben en la Gran Revolución Proletaria Mundial. La defensa del Presidente Gonzalo y de su jefatura del PCP es un problema de principios, y en ellos, no se duda, en absoluto.

Esto es hoy, en definitiva, conmemorar un aniversario más del natalicio del Presidente Mao Tse-tung, un esfuerzo de clase por sostener con decisión la lucha en contra del imperialismo, de la Gran Burguesía, de grandes terratenientes, de la indesmayable lucha en contra del revisionismo, del centrismo y desde luego, la defensa del marxismo-leninismo-maoísmo. Eso es, sin esta lucha y sin esta defensa, el Poder se vuelve una ilusión.

¡VIVA EL 121 ANIVERSARIO DEL NATALICIO DEL PRESIDENTE MAO TSE-TUNG!

¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA, TURQUÍA, FILIPINAS Y EL PERÚ!

¡NADA ES IMPOSIBLE PARA QUIÉN SE ATREVE A CONQUISTAR LAS ALTURAS!

A CONQUISTAR EL SOL ROJO DE LA LIBERACIÓN: ¡EL COMUNISMO!

Partido Comunista del Ecuador  – Sol Rojo

Diciembre 2014

DECLARACIÓN CONJUNTA

¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

¡MUERA EL IMPERIALISMO Y SUS LACAYOS REACCIONARIOS!

¡El fin del imperialismo es inevitable! “El imperialismo y todos los reaccionarios, mirados en su esencia, en perspectiva, desde el punto de vista estratégico, deben ser considerados como lo que son: tigres de papel. En esto se basa nuestro concepto estratégico. Por otra parte, también son tigres vivos, tigres de hierro, tigres auténticos, que devoran a la gente. En esto se basa nuestro concepto táctico.” Estupenda enseñanza del Presidente Mao, maestro del proletariado mundial, a quien hoy 26 de diciembre en el 121 aniversario de su nacimiento, exaltamos y en su memoria —como en años anteriores— algunas organizaciones y partidos marxistas leninistas maoístas, de conjunto rendimos homenaje declarando públicamente que seguimos su ejemplo: de lucha irreconciliable contra el imperialismo y todos los reaccionarios, de combate sin tregua al revisionismo y de confianza infinita en el triunfo de la Revolución Proletaria Mundial.

¡El imperialismo es antesala del socialismo, capitalismo moribundo listo para ser sepultado por la Revolución Proletaria Mundial! Ésta es la línea divisoria en la cuestión del imperialismo, para diferenciar entre el Marxismo revolucionario y el revisionismo avakianista desconfiado y renegado de la revolución proletaria, asustadizo, sumiso ante el imperialismo al que ve solo como un tigre de hierro frente al cual escasamente se puede resistir. ¡No hay tal reinado milenario del imperialismo y sus lacayos burgueses y terratenientes! La supuesta vitalidad del imperialismo es una falsa apariencia proyectada por sus fuerzas organizadas, por sus apologistas y por los oportunistas, para ocultar la esencia del imperialismo: capitalismo en descomposición, putrefacto, cuyo fin junto con el fin de todos los reaccionarios ¡es inevitable y no tardará mucho! porque sus propias contradicciones desatan por todo el mundo las poderosas fuerzas revolucionarias de la sociedad: de los obreros, campesinos y demás masas trabajadoras, abrumadas por tanta opresión y explotación.

¡He ahí la revelación de la crisis económica: descomunal descomposición del régimen capitalista mundial! Ante la crisis, la burguesía imperialista alza piedras que luego caen sobre sus propios pies, como ocurre con las medidas anticrisis que estrangulan con la soga del capital financiero a millones de trabajadores en los países imperialistas, a obreros, campesinos y demás trabajadores en las naciones y países oprimidos, agravando más y más la crisis social mundial que se traduce en protestas, movilizaciones, rebeliones y revoluciones contra el “orden” mundial imperialista. Las medidas anticrisis son reaccionarias, impotentes e inocuas ante la causa económica profunda de la crisis: la producción mundial cada vez más social y la apropiación mundial cada vez más privada, contradicción fundamental de todo el sistema capitalista, cuyo antagonismo solamente se puede resolver con la Revolución Proletaria Mundial derrotando y sepultando al imperialismo. Los remiendos “alternativos” reformistas del mal llamado “Socialismo del siglo XXI” y de los demás representantes políticos de la pequeña burguesía, tampoco pueden remediar la debacle económica del sistema imperialista, pero sí le sirven para disimular y blanquear sus lacras.

¡Muerte al imperialismo, fuente de guerras, terror, muerte y hambre para la sociedad y destrucción de la naturaleza! Impotentes ante la crisis económica del capitalismo mundial, los imperialistas y reaccionarios descargan los costos de la crisis sobre las masas trabajadoras y pueblos del mundo, intensificando todas las formas de explotación del trabajo, centuplicando el saqueo de los países oprimidos y la destrucción de la naturaleza. Los bandidos imperialistas compiten desaforadamente por el pillaje mundial, agudizando aún más las contradicciones propias del desarrollo desigual de los países imperialistas; la lucha frenética por la acumulación y concentración monopolista del capital mundial, rasga los ropajes diplomáticos revelando la esencia parásita del dominio del capital financiero, la esencia criminal y terrorista de las guerras reaccionarias imperialistas en disputa por el dominio y anexión de territorios ya repartidos y de zonas de influencia ya delimitadas, agrediendo países y ocupando territorios con el apoyo lacayo de los reaccionarios locales y de ejércitos mercenarios armados y entrenados por los imperialistas. De conjunto, las actuales guerras promovidas por los imperialistas en nombre del “antiterrorismo”, en “defensa de la democracia”, en “apoyo a las minorías nacionales” o con “motivos religiosos”, ¡todas son guerras injustas y reaccionarias! ¡de agresión a pueblos y países!, son guerras imperialistas que en estos tiempos concentran el terror, muerte y destrucción sobre los pueblos de Palestina, Siria, Kurdistán, Irak, Afganistán, Ucrania, Nigeria… donde todos los imperialistas atacan como tigres de hierro, rapaces y sanguinarios; ninguno es menos malo o menos reaccionario, todos los imperialistas —de América, Europa, Asia— son peores, todos hacen su negocio en esas guerras locales: paliar la crisis con la ganancia extraordinaria que les deja la industria militar, y a la vez, disponer, apostar, ensayar ejércitos y armamentos, en abierta preparación para una nueva guerra mundial de rapiña imperialista.

¡El imperialismo no tiene futuro; su existencia es incompatible con la existencia de la sociedad! ¡Nadie que se niegue a ser esclavo se atemorizará por los armamentos en manos de los imperialistas! ¡Todos los imperialistas y reaccionarios a la larga son tigres de papel!, son verdades extraídas por el Presidente Mao de la experiencia revolucionaria de las masas populares que derrocaron a los imperialistas y reaccionarios en Rusia y en China, que demolieron la máquina de guerra del fascismo en la II Guerra Mundial, que expulsaron con el rabo entre las piernas a los imperialistas franceses y norteamericanos de Vietnam, Laos y Camboya, que en Afganistán han desgastado y embrollado a los poderosos ejércitos del socialimperialismo ruso y de los imperialistas de EU y sus aliados de la OTAN y los siguen combatiendo en Irak y Afganistán, que enfrentan al ejército sionista en Palestina, al Estado Islámico en Irak, Siria y Kurdistán, al ejército neofascista en Ucrania… Es un hecho inocultable que estas guerras imperialistas destructoras y sanguinarias, no han podido aplastar a los pueblos, no obstante las luchas de las masas —dada la ausencia temporal de una auténtica dirección comunista revolucionaria— con frecuencia sean desviadas y utilizadas por los imperialistas y sus lacayos, y que las banderas nacionalistas opaquen la lucha de clases. Son respiros temporales de los reaccionarios, resuellos agónicos del imperialismo, pues la lucha de las naciones, países y pueblos oprimidos contra sus opresores tiene su causa profunda en la contradicción fundamental del sistema entre la producción social y la apropiación privada, contradicción económica irreconciliable cuya solución exige cortar el mal de raíz: abolir la propiedad privada mediante la violencia revolucionaria de las masas que derroque y destruya el poder estatal de los explotadores, que derrote y sepulte al imperialismo y a todos los reaccionarios.

¡El futuro es del Socialismo y del Comunismo! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL! Apoyamos la resistencia y rebelión de las masas trabajadoras en los países imperialistas contra la explotación, la discriminación y el terror blanco de los explotadores. Apoyamos la heroica resistencia y rebelión de los pueblos en los países oprimidos contra los imperialistas y sus lacayos reaccionarios. Pero manifestamos que ¡no basta resistir, es necesario avanzar de la rebelión a la revolución! Y revolución desde el punto de vista del marxismo en palabras de Lenin es: “La ruptura violenta de la superestructura política anticuada, cuya contradicción con las nuevas relaciones de producción ha provocado en determinado momento su hundimiento”, cuestión sobre la cual nos reafirmamos en lo dicho en la Declaración del 26 de diciembre de 2013: “Es esta la verdadera y consecuente línea de defensa del Marxismo Leninismo Maoísmo, basada en reconocer en la violencia, la partera de la historia y en la lucha armada de las masas, la vía inevitable de la Revolución Proletaria Mundial, desarrollada e integrada por el Maoísmo a la línea militar del proletariado internacional, en la poderosa teoría y práctica de la Guerra Popular, forma superior y continuación de la lucha política por otros medios, que sí sirve a las masas para conquistar el poder, tanto en los países imperialistas como en los países oprimidos.” Apoyamos la Guerra Popular que dirige el Partido Comunista de la India (Maoísta) y la reconocemos como la avanzada de la Revolución Proletaria Mundial. Apoyamos las Guerras Populares que en distintas condiciones de desarrollo y dificultad prosiguen en otros países como Filipinas, Turquía y el Perú. Los hechos muestran que la revolución es la tendencia principal en el mundo, y que la perspectiva luminosa del socialismo y del comunismo prevalece sobre nubarrones reaccionarios tales como el peligro de una nueva guerra de matanza mundial imperialista, ante el cual, nuestro principio es: impedirla con la revolución, y de no ser posible, transformarla en guerra popular revolucionaria.

¡Vencer al oportunismo es condición para derrotar al imperialismo! “Lo más peligroso en este sentido —decía Lenin— son las gentes que no desean comprender que la lucha contra el imperialismo es una frase vacía y falsa si no va ligada indisolublemente a la lucha contra el oportunismo”, sentencia cuyos resultados son palpables hoy en el movimiento. Poderosas fuerzas sociales se alzan en rebelión contra ese sistema mundial de opresión y explotación; son fuerzas impulsadas por las antagónicas contradicciones mundiales del imperialismo, pero encuentran en el oportunismo un muro de contención que las disuade, desvía y desmoviliza, mediante la política de conciliación de clases entre explotados y explotadores, de “acuerdos de paz” entre oprimidos y opresores. Si bien los revolucionarios comunistas confrontan al oportunismo en cada país, luchando por cumplir la obligación del elemento consciente, de llevar las ideas del socialismo al movimiento espontáneo de las masas, principalmente al movimiento obrero, de juntar en un solo haz la lucha económica de resistencia, la lucha política y la lucha teórica del movimiento obrero, de trabajar por la dirección y organización independientes del movimiento de masas en el cometido de dirigir su lucha política y elevarla a la forma superior: la lucha armada de los obreros y campesinos; si bien los revolucionarios comunistas de cada país también luchan por la unidad en medio de las dificultades propias de su situación de impotencia y dispersión, donde la tendencia a claudicar infundida por el revisionismo, no ha podido impedir la tendencia a luchar, infundida por el dinamismo y voluntad de lucha del movimiento de masas; si bien todo eso, no se puede olvidar que el oportunismo es una corriente internacional quinta columna de un enemigo internacional: el imperialismo, todo lo cual, impone como necesidad internacional la unidad de los comunistas. Existe el acuerdo general de identificar al revisionismo avakianista como el peligro principal para la unidad internacional de los comunistas, y aunque ese acuerdo es un avance, no es suficiente; urge ir más allá, a la unidad en toda una línea general que trace un deslinde profundo con el revisionismo, el centrismo y toda forma de oportunismo. Tal es la condición ineludible para la unidad en una nueva Internacional Comunista basada en el Marxismo Leninismo Maoísmo. Tal es el reto que corresponde a los comunistas revolucionarios acicateados por la rebelión de las fuerzas sociales contra el parásito imperialista. Confiamos en que con la persistencia del Viejo Tonto lograremos ese objetivo, y entonces, vendrá más pronto el inevitable fin del imperialismo.

¡CONTRA EL REVISIONISMO, EL CENTRISMO Y TODA FORMA DE OPORTUNISMO:

 VIVA EL MARXISMO LENINISMO MAOÍSMO!

¡POR UNA NUEVA INTERNACIONAL COMUNISTA BASADA EN EL MARXISMO LENINISMO MAOÍSMO: ADELANTE!

26 de Diciembre 2014

Organización de Trabajadores de Afganistán (MLM)

PCP – Comité Base Mantaro Rojo – Perú

Unión Obrera Comunista (MLM) – (Colombia)

¡¡¡VIVA EL 121 CUMPLEAÑOS DEL PRESIDENTE MAO !!!

Damos la bienvenida a todos los comunistas revolucionarios que toman la línea revolucionaria del marxismo-leninismo-maoísmo. Línea inclusive que debe ser desarrollada, un pequeño paso para un gran salto adelante.

También agradecemos el apoyo de las masas de estudiantes, campesinos y trabajadores y otros sectores oprimidos por otro año de lucha, porque hemos llegado hasta aquí, firmes y capaces de seguir luchando. Sin las masas a la lucha por el comunismo es imposible.

Conmemoramos con gran alegría el 121º aniversario del gran dirigente de la revolución proletaria mundial, el Presidente Mao Tse-tung. Y que una vez otros camaradas se limitan a apenas emitir comunicados diciendo el cuanto defienden el maoísmo, cuan celosos son en obedecer algún tipo de Torah maoísta. Infelizmente proferimos estas duras palabras duras, no para ofender, sino como amigos o hermanos de armas.

El marxismo es la ciencia del pueblo, siendo ciencia debe seguir evolucionando.

Siendo comunistas, cientítas del pueblo, debemos difundir la luz guiadora del comunismo, debemos iluminar la senda de los que ansían por libertad, por un mundo justo sin opresión, sin explotación del hombre por el hombre. Debemos asumir la labor iniciada por Marx y Engels continuada por Lenin, Stalin y elevada por Mao y Lin Piao. Seguir atizando la “chispa capaz de incendiar una campiña”.

Lo que hemos visto en los últimos treinta y cinco años fue un zig zag dentro del movimiento marxista-leninista-maoísta. La primera gran barrera apareció en el final de los años 70, con la muerte del Presidente Mao,  la prisión de los miembros revolucionarios de PC de China  (Yao Wen Yuan, Jiang Qing, Zhang Chun Qiao, e Wang Hong Wen), la subida de Deng Xiaoping, la actitud dogmática y derrotista de Enver Hoxha y el triunfo del revisionismo en Nicaragua en 1979. Pudimos ver la necesidad del desenvolvimiento de la ciencia del proletariado cuando el Partido Comunista del Perú mantuvo bien en alto la bandera roja del Pensamiento de Mao Tse-tung, iniciando la primera guerra popular después de la muerte del Presidente Mao, y poco tiempo después haber elevado el  Pensamiento de Mao Tse-tung al maoísmo, reconociendo como universal e capaz de comandar la nueva ola de la revolución proletaria mundial, el marxismo-leninismo-maoísmo. Fue un gran paso para dejar claras las cosas, para divulgar el maoísmo no como un “pensamiento” como hacían algunas vertientes oportunistas, pero si como una tercera y superior estadio del marxismo-leninismo. La adopción de la consigna del Marxismo-Leninismo-Maoísmo que entonces comandaba la revolución  proletariaen el Perú dio un nuevo aliento para los revolucionarios en todo el mundo, seguido con la formación del Movimiento Revolucionario Internacional en 1984. Por ejemplo, otras tentativas de iniciar la guerra popular también fallaron en los años 80, como el levantamiento de Amol en Irán en 1982, en Sri Lanka y Nepal en 1986.  Surgieron otros problemas a lo largo de los años, tales como la captura del presidente Gonzalo, la aparición de la supuesta Cartas de Paz y otros documentos falsificados por la CIA y el SIN. Infelizmente muchos camaradas han caído en esta trampa y acabaron adheriendo a las  dos corrientes oportunistas, la negación del pensamiento gonzalo como comando de la revolución proletaria en Perú y otro vertiente que se adherió a las trampas del gobierno, buscando la reconciliacióny la participación en el decadente escenario político peruano. Desafortunadamente esto dio aliento a derrotistas y poner de nuevo las fuerzas revolucionarias peruanas en defensiva estratégica.

Algunos años después la revolución de Nepal, que había llegado a una fase de ofensiva estratégica se volteó a los acuerdos para el establecimiento de un gobierno democrático burgués en lugar de una nueva democracia en 2006, revolcando en el barro todo el legado y el trabajo de las organizaciones de base, especialmente los campesinos y el Ejército Popular de Liberación que para el 2012 se fijaron en campamentos de la ONU hasta que se desmovilizaron. Y ahora vemos el surgimiento de otras facciones oportunistas que usurpan el lema del maoísmo en Nepal. Quieren cambiar sin revolución.

¡Elevar o marxismo-leninismo-maoísmo para una cuarta etapa!

La tentativa de Avakian en elevar el maoísmo fue un fracaso, esto porque nada tenía de innovaciones, sino un intento de auto-promoción de Bob Avakian como “líder supremo” y un oportunismo típico de las viejas organizaciones “maoístas” de Estados Unidos que no pasan de “brazos izquierdos” de la CIA.

¿Por qué continuar desarrollando el marxismo-leninismo-maoísmo? Como se dijo antes, el marxismo ha sido la ciencia del proletariado por más de 160 años. Sin embargo, el marxismo nunca se estancó, fue continuado por Engels, y luego elevado a la etapa del marxismo-leninismo después de la revolución bolchevique de 1917. Stalin a su vez desenmascarado el carácter fascista de la socialdemocracia, sintetizó las concepciones y experiencias de Lenin en el comando del partido bolchevique, gracias a Stalin fue posible conocer lo que llamamos  marxismo-leninismo.  A partir de los años 50, el pensamiento de Mao Tse-tung es sintetizado por comunistas como Chen Bo Da y Lin Biao, que infelizmente acabaron ajusticiados por “fuerzas malignas” dentro del Partido Comunista de China. Sin embargo, desde los finales de los años 60 líderes comunistas extranjeros ya hablaban de la universalidad del pensamiento de Mao Tse-tung, como el gran líder maoísta tâmil/cingalês Nagaligam Shanmugathasan (1920-1993) cuando escribió en 1968 el artículo intitulado “La tremenda significación internacional del Pensamiento de Mao Tse-tung”. El imperialismo no descansa, día tras día mejoran en su “arte” para oprimir a las masas de los países pobres. Vivimos en una época diferente de los tiempos en el que el Ejército de Liberación del Pueblo Chino marchaba por el país la difundiendo la verdad universal del comunismo.

La tecnología ha cambiado mucho, satélites, microchips, internet, la radiodifusión en 4G, más y más avanzados teléfonos móviles y muchos otros recursos tecnológicos. Hoy ya no tenemos la Unión Soviética ni China ni Albania ni la Kampuchea Democrática para ayudarnos. Los países hoy en día que se proclaman como socialistas son sólo los países revisionistas ligados a los intereses de China o Rusia. Debemos utilizar los recursos tecnológicos también a nuestro favor, tenemos que mejorar la guerra popular, mejorar las comunicaciones con otros grupos y camaradas individuales. Saber utilizar las oportunidades que ofrece Internet para difundir nuestra visión, y contrarrestar las acciones de guerra de baja intensidad en marcha por la CIA.

Como ellos (los imperialistas y sus lacayos), a su vez, se han mejorado en sus juegos de  inteligencia y la difamación, también tenemos que mejorar para que la victoria de la revolución proletaria mundial, y evitar ocurran terribles desviaciones como lo que sucedió en Nepal en 2006.

Como Mao hizo posible un gran salto del marxismo-leninismo, como Gonzalo activó la aplicación del marxismo-leninismo-maoísmo en Perú, debemos ser como ellos, agentes de la transformación, el tratar de la misma forma en que trataron las concepciones revolucionarias: como ciencia y no como un libro de la Biblia. Continuar desarrollando mejorar cada vez más nuestro arte de servir al pueblo de todo corazón.

Esta temporada de fiestas, queremos progresar para todos los compañeros de MLM, no sólo en la lucha armada, pero en la lucha ideológica, el oportunismo de barrido, el revisionismo y el dogmatismo, que según Mao “tiene menos utilidad que el estiércol de vaca.”

Estamos aquí para eso, salvar al mundo del  actual estado de calamidad, donde muchos tienen poco y pocos tienen mucho. ¡VIVA EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN TRIUNFO PROLETARIA MUNDIAL!

ABAJO EL revisionismo y el dogmatismo! VIVA maoísmo! * Aguardamos ansiosamente se sumen otras organizaciones maoístas a nuestra Declaración.

Viernes, 26 de diciembre 2014

ORGANIZACIÓN DE GUARDIAS ROJOS – BRASIL

 

Anuncios