The Next Front (Nepal): “Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo”. Un artículo de Rishi Raj Baral

Nota – Reproducimos a continuación el artículo de Rishi Raj Baral “Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo” sobre la situación en el Partido Comunista de Nepal–Maoísta publicado el pasado 22 de Diciembre de 2014 en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

PRACTICAR EL MAOÍSMO, NO EL LIQUIDACIONISMO

Rishi Raj Baral
Netra Bikram Chanda “Biplav” abandonó el partido “misteriosamente”. Esta misteriosa actividad ha adoptado el nombre de “escisión del partido”. La Reunión del Comité Central del PCN-Maoísta ha sintetizado la corriente política de Biplav como de “oportunismo de derecha en esencia, y de izquierda en la forma”. No sólo esto. El PCN-Maoísta ha sintetizado las actividades políticas de Biplav como poco claras, confusas, misteriosas y de una actitud suave respecto del expansionismo indio. Y es cuestión de hacer notar que los medios de comunicación, principalmente los medios de comunicación, columnistas y personajes políticos proindios, incluido Baburam Bhattarai, un declarado cliente proindio –“el sepulturero escogido de la revolución nepalí”-, ha alabado vigorosamente el paso dado por Biplav.
Sería precipitado decir que Biplav está respaldado por Baburam Bhattarai y otros elementos invisibles, pero frecuentemente los artículos escritos por Baburam, en apoyo de Biplav, indican algo misterioso. Se asumía que la línea político-ideológica de Biplav es la línea de la Guerra Popular maoísta –el camino de la Revolución de Nueva Democracia. Pero fue un asunto sorpresa que cuando presentó su “documento” para el Encuentro Nacional, no había ni una sola palabra sobre la Guerra Popular maoísta y la Revolución de Nueva Democracia. Más bien defendió la “teoría de la revolución unificada”. En su documento, ha mencionado la necesidad de la lucha armada, pero no la Guerra Popular maoísta, ni la revolución agraria, la guerra de guerrillas rural o las bases de apoyo.
De hecho, ha descartado la necesidad de las Tres Armas Mágicas para la revolución nepalí. Yo he discutido en varias ocasiones con Biplav y sus seguidores la cuestión de seguir el camino de la Revolución de Nueva Democracia, la Guerra Popular maoísta y la aceptación del papel de las Tres Armas Mágicas. No sólo verbalmente, yo también se lo sugerí por escrito. Ahí señalé más de 7 puntos a ser corregidos en su documento, incluyendo el carácter de clase de la sociedad nepalí y la situación internacional. Resulta una sorpresa que, en su documento de 23 páginas, no se haya escrito tan siquiera una sola palabra contra el expansionismo indio. Sin embargo, ha mencionado a China, Cuba y Corea del Norte como países comunistas. No estaba dispuesto a cambiar una sola palabra en su documento, como si estuviese dirigido por alguien y, sin su permiso, no estuviera dispuesto a corregir el documento.
Port tanto, escribí tres artículos sobre este asunto: “Desechar el putchismo”, “La operación ideológica de la `teoría de la revolución unificada´ de Biplav” y “La teoría de Biplav es la fotocopia aproximada del foquismo”. Estos artículos fueron escritos en nepalí vernáculo y fueron publicados en un diario. Ahora estos artículos están disponibles en el blog “The Next Front”. En su documento, Biplav ha mencionado la necesidad de la lucha armada. Pero cuando estudiamos este documento político y observamos minuciosamente sus actividades, el resultado resulta ser el contrario. Entonces vemos que no está en posición de aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo, sino que lo que quiere es aplicar el camino adoptado por el Che, Debray y Mahir Chayan.
Él ha publicado un libro alabando y defendiendo al Che y sus “etapas revolucionarias combinadas”. De hecho, Biplav quiere motivar a sus cuadros, no de manera ideológica y políticamente sino sentimentalmente. Sabe que la mayoría de los cuadros del PCN-Maoísta quieren un nuevo cambio en el partido. Otro punto muy sorprendente es que tras la “formación” del “nuevo partido”, ha comenzado negociando el reparto de poder en el actual Gobierno reaccionario. De hecho, haciendo algo “extraordinario”, Chanda quiere unirse al Gobierno lo antes posible. Biplav ha denominado su documento como “Ruptura del status quo, como una necesidad inevitable de la historia”. Pero no está claro qué tipo de ruptura desea obtener y cómo quiere conseguir esta necesidad, mientras que ha descartado el papel de la clase proletaria nepalí y ha resaltado el papel de la “clase media” como la fuerza vital para la revolución nepalí.
Como todos sabemos, desde hace tiempo Baburam Bhattarai, el revisionista confeso, también ha suscitado la consigna de la “clase media” para la revolución nepalí. No hay duda, como dice el refrán “dios los cría y ellos se juntan”. En este documento, existe otro punto que debe señalarse. Biplav ha descartado la importancia histórica de la Comuna de París, de la Revolución de Octubre y de la Revolución de Nueva Democracia. En particular, repetidamente, él ha mencionado “que la línea que Mao aplicó hace 60 años en China no es aplicable a la actual situación”. Defiende, una y otra vez, que sólo existe una línea política para ser adoptada en Nepal, es decir: “la teoría de la revolución unificada”. Ciertamente, el marxismo-leninismo-maoísmo no es un dogma, sino unos principios guías.
Las circunstancias concretas y la situación específica de un país en particular exigen distintos tipos de tácticas, de lucha y organización. Pero aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo a la situación concreta de un país concreto es una cosa y negar el papel del marxismo-leninismo-maoísmo es otra. Biplav no ha explicado los aspectos filosóficos, ideológicos y políticos de la “teoría de la revolución unificada”. En su documento no ha mencionado el nombre del Che, Debray o Castro, pero leyendo el documento, resulta que está desechando el marxismo-leninismo-maoísmo y la Revolución de Nueva Democracia y quiere ejercer el foquismo. De hecho, filosóficamente , la esencia de la “teoría de la revolución unificada” de Biplav está basada en el nihilismo y políticamente es liquidacionista. Está claro, la línea política que ha planteado para la revolución nepalí es simplemente la edición nepalí del foquismo, el revisionismo armado.
Un extenso número de cuadros, en particular cuadros de base, resultaron ser sus seguidores. Pero cuando adoptó la línea de la “teoría de la revolución unificada”, la mayor parte de los dirigentes del Comité Central y cuadros de base, que le seguían y estaban dispuestos a seguirle, se han negado a unirse a la “teoría de la revolución unificada” y al “nuevo partido”. Debe tenerse en cuenta que el putchismo y el revisionismo armado no conseguirán nada. Por el contrario, destruirán el movimiento maoísta nepalí. El putchismo y el revisionismo armado sólo traerán liquidación, no la revolución. Serán los medios de “la bandera roja contra la bandera roja”. Por tanto, exhorto a los camaradas que han formado el “nuevo partido”, a adoptar el marxismo-leninismo-maoísmo y la Guerra Popular maoísta de carácter nepalí para conseguir el objetivo de la Revolución de Nueva Democracia. De lo contrario será mejor mencionar las palabras del Camarada Mao: “En sus orígenes sociales, el putchismo es una combinación de ideología pequeñoburguesa y lumpen-proletariado”.
Y todos sabemos que la ideología pequeñoburguesa y los lumpen proletarios no pueden hacer nada por la revolución. Sólo desvía y arruina la revolución. También existe otro aspecto. Aquí, sin ninguna duda, quiero mencionar que también es la lección histórica del PCN-Maoísta. Debemos ser claros en que el PCN-Maoísta ha pasado dos años sin hacer ninguna labor resaltable. Mantenerse en la encrucijada no conseguirá nada. Ahora ha llegado el momento de adoptar una decisión concreta: o bien el PCN-Maoísta desea avanzar o pierde su tiempo clamando por un “consenso nacional”. Y existe otro punto a mencionar: que un pequeño sector del PCN-Maoísta está galopando por la “unidad del partido” con el PCUN (Maoísta).
En la actualidad, significa que el PCN-Maoísta se enfrenta a varios tipos de desafíos. El PCN-Maoísta va a celebrar el Encuentro Nacional a partir del viernes. Veremos como el PCN-Maoísta hace frente a estos desafíos. No importa. “Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo”, se aplica no sólo a Biplav sino también al PCN-Maoísta. El partido de Biplav ha organizado su encuentro nacional la segunda semana de enero de 2015. Esperemos a ver qué ocurrirá en el futuro. Maoísmo o liquidacionismo: la opción está abierta ante ellos. Proclamamos firmemente: ni foquismo, ni putchismo, sino maoísmo.

¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo!
¡Viva la Revolución de Nueva Democracia!

Anuncios