A Nova Democracia (Brasil) – Editorial. La gestión neoliberal del PT y la leyenda fascista de la “Patria Educadora” de Dilma


Nota – Reproducimos a continuación el Editorial – La gestión neoliberal del PT y la leyenda fascista de «Patria Educadora» de Dilma publicado en el periódico brasileño A Nova Democracia nº 145, primera quincena de Febrero de 2015 y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español :

EDITORIAL – LA GESTIÓN NEOLIBERAL DEL PT Y LA LEYENDA FASCISTA DE LA “PATRIA EDUCADORA” DE DILMA
El oportunismo electorero se esmeró para engañar a los electores durante la campaña para la farsa electoral, travistiendo a Dilma de “corazón valiente” y predicando el voto contra la “vuelta de la derecha”. De entre las frases “retumbantes” y demagógicas pronunciadas por la candidata, una rezaba que “en derechos de los trabajadores yo no me muevo ni aunque la vaca tosa”. Caída en los brazos de los profesionales del marketing, eso sirvió de material de campaña repetido hasta la saciedad en todos los medios disponibles, conduciendo a muchos al delirio de “voto crítico” y, ahora, avergonzado.
Pues bien, antes mismo de asumir el segundo mandato, y sin consultar a la vaca, la gerentona Dilma propinó durísimos golpes sobre los ya abatidos derechos laborales y de seguridad social. Con tales medidas, atenaza brutalmente el acceso al seguro de desempleo, atropella las pensiones de las viudas y viudos, impone la quiebra de las micro, pequeñas y medianas empresas con la obligación de que asuman 30 días de salario de los apartados por enfermedades; reduce los abonos del PIS [Programa de Integración Social], etc. Y esto en medio de racionamientos de energía eléctrica y de agua, que ocasionarán un pesado golpe a todavía más y a las mismas micro, pequeñas y medianas empresas que emplean a decenas de millones de brasileños. Todo de una sola vez y con los auspicios de las centrales sindicales amarillas que, confabuladas entre sí y con la gerencia de turno del viejo Estado, efectuarán las acostumbradas escenificaciones contra las medidas, al estilo de la reciente “protesta” de Fuerza Sindical.
Asociados a ese ataque a los derechos de los trabajadores, se abatieron el aumento de los intereses del crédito inmobiliario, los aumentos sucesivos de la tasa básica de los intereses Selic (la mayor del mundo), recortes sustantivos en los presupuestos (principalmente de educación y salud), aumento escandaloso de las tarifas de energía eléctrica y transporte público, y, por último, un alza general de los impuestos sobre los combustibles, transacciones financieras e importaciones.
La castrada oposición alardea de la “estafa electoral” de Dilma, tal vez triste con la apropiación de su propio paquete por el equipo del oportunismo electorero. En realidad, tales medidas antipopulares ya venían siendo tramadas desde mucho antes de la farsa electoral, pero no pudieron ser reveladas so pena de fracaso en las urnas. Las que ven la luz –y veníamos denunciando esto sistemáticamente en las páginas de “A Nova Democracia”- es el resultado de lo que han venido haciendo bajo el mando del capital financiero, del imperialismo, de la gran burguesía y de los latifundistas. Ahora lo que se ve es la política de tierra arrasada que esos mismos oportunistas juraron que quien iba a hacerlo era el PSDB.
El hecho es que la crisis es cada vez más evidente. Esta no comenzó por causa de la crisis mundial del imperialismo, ésta sólo la agravó, afectada por las mentiras de los gerentes del PT. La balanza comercial, así como todas las maniobras y maquillajes de costumbre, cerró en números rojos en casi cuatro billones de dólares. La deuda pública ascendió un 8.15%, llegando a los inimaginables 2.19 trillones de reales, y que sube empujada por la mayor tasa de interés del mundo.
El índice de inflación, un fraude oficial, ultrapasó el “techo de meta” (eufemismo creado para, a ejemplo de los institutos de investigación, que exista un “margen de error” en las estadísticas oficiales) y el aplastamiento de salarios y pensiones, una realidad desde antes de la administración del PT, sólo se agravan. La industria desaparece en las ciudades del interior y el comercio da señales de estrangulamiento.
Las centrales sindicales amarillas y gubernamentales se vendieron y traicionaron descaradamente a las clases trabajadoras. Les importan un comino. Son cómplices y también aplicadores de esas medidas antipopulares. Y, ante la crisis inevitable, éstos héroes del embuste, ya preparan sus negociaciones capitulacionistas para el “mantenimiento de los empleos” a cualquier precio, con la siempre “disminución de salarios”.
A los tenaces del “voto crítico”, Dilma y el PT continúan alimentando con raídos cantos de sirena (como siempre) sobre “cambios”, “democratización de los medios de comunicación”, “impuesto sobre fortunas” y la bendita “reforma política”, repetidas desde siempre hasta la saciedad para conjurar el peligro de rebelión popular toda vez que la crisis amenaza el hundimiento general.
Cuando se llega a situaciones como para la cual se avanza a grandes pasos, y que la represión más brutal y genocida se convierte en la única medida que une a todas las clases explotadoras, así como todos los reaccionarios para salvarse de su hecatombe, independiente de quien sea el gerente de turno, en el caso actual, el gran impostor del PT. Esto ya lo certificó en diversas ocasiones la historia política de nuestro país, cobrándoselo nuestro pueblo de forma tan cara.
Pero Dilma insiste olímpicamente con su victoria electoral de Pirro y sacó la última novedad mentirosa. Bajo la batuta del señor Levy, agente del capital financiero, ella promete hacer una “evolución en la educación”. ¡Será cínica! ¡De los escombros de la economía nacional ella levanta, con presunción semicolonial, ya en su discurso de toma de posesión, la leyenda fascista de la “Patria Educadora”! Hundiéndose en el “mar de lodo”, la vestal de la ética en política, quien lo diría, murió en Irajá.
El triste fracaso hacia donde va hundiéndose irreversiblemente el PT, campeón de la “moral” y de la “ética en política”, y sus pulgones del PCdoB y otros, no pasaría de jocosa mediocridad trotsko-sindicalera (que se merecen) si no fuesen tan trágicas sus consecuencias. Pero las masas populares sólo pueden aprender el camino de su liberación por vías concretas de sus propias tragedias. Las organizaciones clasistas, populares y revolucionarias deben más que nunca levantar alto sus banderas de luchar para rechazar de forma contundente toda esta archiconocida cantinela de los gerentes de turno de este viejo y decrépito Estado de grandes burgueses y latifundistas servidores del imperialismo. Deben alzar alto la bandera del levantamiento general de los campesinos pobres por la toma de todos los latifundios y de la preparación de la huelga general de duración indefinida, de la movilización de los micro, pequeños y medianos empresarios y de la rebelión de la juventud combatiente, uniendo a todos en torno de un programa de reivindicaciones inmediatas de defensa de los derechos del pueblo trabajador de la ciudad y del campo.
A la panacea cosmética de la engañosa “reforma política”, cuya defensa une a toda la reacción, como también a los partidos de la “izquierda” electorera, los verdaderos luchadores del pueblo deben contraponer, propagandizar, agitar y preparar las acciones saneadoras y estremecedoras de la Revolución democrática agraria antiimperialista.

Otros editoriales y artículos del periódico A Nova Democracia  disponibles en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Editorial – Imperialismo = Terrorismo  (2ª quincena de Enero 2015)

*Editorial – Hipocresia, anticorrupción y persecución a la Juventud Combatiente  (1ª quincena de Enero 2015)

*La farsa electoral y la crisis inevitable. Por Fausto Arruda (2ª quincena de Noviembre 2014)

* Dirigente campesino asesinado en Norte de Minas (1ª quincena de Noviembre 2014)

*Editorial – Una chispa puede incendiar la pradera (2ª quincena de septiembre 2014)

*¡El espectro del boicot ronda la farsa electoral! Por Hugo R C Souza  (1ª quincena de septiembre 2014)

*¡No vote! ¡Abajo la farsa electoral!  (2ª quincena de Septiembre 2014)

*Acto de celebración del 12º aniversario del periódico “A Nova Democracia” en Río de Janeiro  (2ª quincena de agosto 2014)

*¡Viva los 12 años de A Nova Democracia!  (1ª quincena de agosto 2014)

*Editorial- Y la protesta popular no se calla  (1ª quincena de julio 2014)

*Editorial – ¡Ni Copa ni farsa electoral! – (Junio de 2014)

*Editorial – La nueva etapa de la lucha de clases que ya se inició  (2ª quincena de mayo 2014)

*Editorial – ¡Ni perdón ni reconciliación! ¡Castigo para los criminales fascistas!  (1ª quincena de abril 2014)

*¡Honor a Manoel Lisboa!  (2ª quincena de Febrero 2014)

*El Camino Luminoso de Octubre. Por el Profesor Fausto Arruda  (Enero de 2008)

Anuncios