Sobre la acumulación de experiencias – Editorial de “Hongqi”, nº 3-4 (1969)

Nota – Reproducimos a continuación el artículo “Sobre la acumulación de experiencias”, que fue publicado originalmente por la revista “Hongqi” (Bandera Roja), nº 3-4, 1969, y posteriormente reproducido en “Peking Review” (Pekín Informa), nº 12, 21 de marzo de 1969, en el transcurso de la Gran Revolución Cultural Proletaria en China. La traducción al español es una colaboración del camarada F. González para el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo.

SOBRE LA ACUMULACIÓN DE EXPERIENCIAS
Editorial de “Hongqi”, Nº 3-4, 1969
La Gran Revolución Cultural Proletaria ha ganado una gran victoria decisiva. Un movimiento de masas revolucionaria, en pro de la transformación de todas las partes de la superestructura que no se corresponde con la base económica socialista, se está desarrollando en profundidad en todos los frentes. Una marea de cólera contra las rabiosas ambiciones de la camarilla revisionista soviética ha barrido las ciudades y el campo de toda nuestra patria. Un tremendo levantamiento se ha dado en todos los campos, apoderándose de la revolución, promoviendo la producción y fomentando la preparación contra la guerra, para acoger el 9º Congreso Nacional del Partido con acciones concretas. La revolución avanza. La situación es excelente, y las masas populares están entusiasmadas.
En estas condiciones, una importante tarea a la que se enfrentan los cuadros de todo nivel del Partido, el Gobierno y el ejército es utilizar el pensamiento de Mao Tse Tung para sintetizar las experiencias de forma consciente, y modificar su propia concepción del mundo, y mejorar el liderazgo de las masas revolucionarias, cumpliendo las tareas históricas de lucha-crítica-transformación. Como Mao nos enseña: «El deber de un líder no es sólo señalar la orientación de la lucha y establecer sus tareas, sino que también debe resumir las experiencias concretas y extenderla rápidamente entre las masas, para favorecer lo correcto y que lo falso no se repita.»
Esto incluye dos aspectos: reunir de una forma hábil las experiencias fundamentales del movimiento proletario revolucionario durante un período histórico determinado y reunir oportunamente las experiencias concretas de las luchas actuales. En ambos aspectos, el Presidente Mao nos ha dado un brillante ejemplo. Durante los dos años pasados, con la gran amplitud y profundidad de la Gran Revolución Cultural Proletaria, durante los ataques que golpearon los cuarteles generales de la burguesía dirigida por el renegado y traidor Liu Shao-chi, y en la feroz y extremadamente compleja lucha de clases que ha afectado al pueblo en su íntima esencia, la clase trabajadora, los pobres, los campesinos de la clase media baja y otros revolucionarios han demostrado su carácter, acumulando experiencias ricas y vitales.
Esto incluye la experiencia positiva sobre cómo impulsar globalmente a las masas hacia la revolución bajo la dictadura del proletariado, y las experiencias negativas extraídas de los errores de algunos. Ambas cosas son valiosas y profundas, y debieran ser recordadas. El Presidente Mao valora en alto grado las creaciones y la sabiduría de las masas. Realiza una generalización teórica y científica , y un resumen de sus experiencias avanzadas, lo cual tiene una significación fundamental y universal; llama a una oportuna atención sobre las erróneas tendencias de derecha o de extrema “izquierda” que deben ser enfrentadas y vigiladas, educa constantemente a los cuadros y proporciona continuamente nuevas instrucciones. Todo ello es después trasladado a la práctica revolucionaria de las masas.
De esta manera, la resistencia y el sabotaje de la clase enemiga se ven derrotados, y se ganan nuevas victorias, una tras otra. Al mismo tiempo, el Presidente Mao asume la investigación y el estudio de ejemplos típicos y descubre, resume y difunde de forma oportuna la experiencia avanzada que representa la dirección y el desarrollo en cada nivel del movimiento y la guía para avanzar de forma continua. La teoría del Presidente Mao sobre la continuidad de la revolución bajo la dictadura del proletariado, la línea y la política que ha formulado, la serie de sus últimas instrucciones y las experiencias distintivas que ha recomendado constituyen un desarrollo creativo del marxismo-leninismo y la vitalidad de la vigorosa Gran Revolución Cultural Proletaria.
Son los elementos que han iluminado el curso histórico de la revolución. El Presidente Mao nos ha enseñado una vez más recientemente que: «Es necesario acumular la experiencia de forma consciente.» «Cuando vamos a una unidad para conocer como es allí la situación, debemos familiarizarnos con el proceso del movimiento en su conjunto, sus principios, su desarrollo y su estado presente, como han actuado las masas y como ha actuado la dirección, que contradicciones y luchas han surgido y que cambios han ocurrido en estas contradicciones, que progresos ha hecho el pueblo en su conocimiento, así como encontrar que reglas han gobernado todo lo anterior».
Los camaradas dirigentes a todos los niveles deben prestar seria atención a esta instrucción del Presidente Mao, estudiándola y ejecutándola de forma consciente. Mao nos enseña lo que significa “consciente”. Significa que debemos bajar la mirada y convertirnos en auténticos alumnos de las masas. En una situación victoriosa, los cuadros dirigentes deben ser especialmente modestos y prudentes, precaviéndose contra la arrogancia y la precipitación. Deben escuchar atentamente las diferentes opiniones presentadas por las masas de trabajadores, campesinos y soldados, y poner en acción la fuerza revolucionaria del proletariado y su excelente estilo de aprender con modestia de las masas. Nada de esto debe ser olvidado. Mao nos enseña que debemos familiarizarnos con la “globalidad del proceso” del movimiento. Esto es lo más importante.
Solo conociendo el proceso total del movimiento podemos dominar las condiciones reales de una manera global; solamente así podemos comprender el proceso histórico de cómo el proletariado ha luchado contra la burguesía y sus agentes en el Partido y de cómo consiguió la victoria en la Gran Revolución Cultural Proletaria; solo así podemos conocer que trucos ha aplicado el enemigo del proletariado bajo diferentes circunstancias, y como hemos descubierto las intrigas enemigas, que cambios a lo largo del proceso ha efectuado el enemigo y nosotros; conoceremos las diferentes clases y las diferentes fuerzas políticas, que cambios han tenido lugar entre los líderes y las masas y que retrocesos han existido. Solamente así podremos hacer un claro y adecuado análisis de las contradicciones entre las masas y hallar que problemas deben solucionarse en el presente y en el futuro durante el curso de la lucha-crítica-transformación, y que métodos hay de solución.
En resumen, solo de esta manera podemos entender las leyes objetivas para llevar a cabo la revolución bajo la dictadura del proletariado y cumplir lo que Mao nos enseña en la siguiente instrucción: «Debemos partir de las condiciones actuales dentro y fuera del país, de la provincia, comarca o distrito, y derivar de las mismas, como guía para la acción, las leyes inherentes a las mismas y no otras supuestas; es decir, encontrar las relaciones internas de los hechos que suceden a nuestro alrededor». La Gran Revolución Cultural Proletaria es una gran revolución política ejecutada en condiciones de socialismo, por el proletariado contra la burguesía y contra otras clases explotadoras. Es una gran batalla en la que la fracción revisionista dentro del Partido ha sido golpeada por los revolucionarios proletarios y por centenares de millones de revolucionarios chinos, enarbolando el marxismo, el leninismo y el pensamiento Mao Tse Tung.
Esta gran revolución política no es accidental en ningún aspecto. Es el inevitable resultado de las agudas y repetidas luchas existentes en la sociedad socialista entre dos clases, proletariado y burguesía; entre dos caminos, el socialista y el capitalista, y entre las dos líneas, la proletaria revolucionaria representada por el Presidente Mao y la línea reaccionaria burguesa, representada por Liu Shao-chi. Pero muchos no estábamos preparados ideológicamente para la revolución socialista, y a menudo fracasamos en la comprensión de muchas sabias previsiones y directrices de Mao, de profundísimo significado, o bien erramos en su honda comprensión cuando las mismas fueron realizadas.
Pudimos entenderlo mejor solo cuando el desarrollo del movimiento revolucionario de masas tocó nuestro interior, y nos permitió obtener experiencias y extraer lecciones de las nuestras. En orden a elevar el nivel de nuestra comprensión, debemos estudiar y recopilar la experiencia histórica de la lucha entre dos clases, los caminos y las dos líneas, observar todas las etapas del desarrollo del movimiento revolucionario de masas y estudiar sus características; revisar como durante los pasados dos años las masas han realizado las directrices de Mao, que pensamos y que hicimos. Que parte de nuestros pensamientos y acciones siguen las instrucciones del Presidente Mao y son correctas y cuales no se atienen a esas instrucciones y son erróneas, y así reunir experiencias, extraer lecciones y descubrir los motivos.
Solo cuando unificamos las experiencias de la Gran Revolución Cultural Proletaria de esta forma podemos absorberla totalmente. La directiva de Mao sobre la necesidad de comprender el proceso histórico es muy importante para nosotros, en orden a llegar a una profunda comprensión de la naturaleza del imperialismo norteamericano, del revisionismo soviético y de todos los reaccionarios del mundo. «¿Y sobre el Kuomintang? Miremos su pasado, y podremos decir su presente; miremos pasado y presente, y podremos decir su futuro.» Observemos la experiencia histórica del pueblo chino en su lucha contra el imperialismo, observemos como la Rusia zarista, predecesora del revisionismo soviético, invadió y ocupó brutalmente vastas extensiones del territorio chino, observemos cuantos crímenes ha cometido la camarilla de renegados revisionistas soviéticos y su inútil intento de ocupar más territorio chino desde su llegada al poder, y observemos simplemente como muchas teorías fascistas, tales como la denominada teoría de la “dictadura internacional” y la teoría de la “soberanía limitada” han presentado la camarilla de renegados revisionistas soviéticos, ese puñado de fascistas, para justificar el envío de tropas agresoras al territorio de otros países, en un vano intento de materializar su rabiosa ambición de redividir el mundo mediante el choque URSS-USA, y veremos cómo las recientes provocaciones armadas de los revisionistas soviéticos no son de ninguna manera accidentales, y que la naturaleza del socialismo revisionista soviético, como el imperialismo de los EE.UU. no cambiará nunca.
La Gran Revolución Cultural Proletaria ha derrotado de forma total a Liu Shao-chi y compañía, al puñado de agentes del imperialismo estadounidense y del revisionismo soviético, arruinando de esa forma el sueño de los revisionistas soviéticos de convertir a China en una colonia del social-imperialismo revisionista soviético por medios “pacíficos”. En estas circunstancias, los revisionistas soviéticos han recurrido en vano a las aventuras militares en una lucha desesperada.
Por ello debemos denunciar y repudiar las teorías fascistas del moderno revisionismo soviético. Debemos mantener alta la vigilancia y golpear sin descanso las ambiciones agresivas de la camarilla de renegados revisionistas soviéticos. Respecto a tropas agresoras que osen invadir nuestro país, actuaremos resueltamente en la forma señalada por el Presidente Mao de tratar a todos los reaccionarios en el mundo: «Si entablan batalla, les barreremos. Así es como funcionan las cosas: si atacan y les barremos tendrán su merecido, si solo barremos a algunos, tendrán parte de su merecido, cuantos más eliminemos, mayor será su merecido; si eliminamos a todos, tendrán su total merecido».
Esto es una lección histórica. La lucha de clases es una realidad objetiva. Las ideas correctas existen de forma invariable en contraste con las ideas erróneas, y se desarrollan en la lucha contra estas. La lucha entre la adhesión a la línea proletaria revolucionaria del Presidente Mao, y la violación de esta línea, la lucha entre la concepción proletaria del mundo y la concepción burguesa, y la lucha entre las concepciones correctas y las erróneas; estas contradicciones existen siempre. Es también preciso analizar el proceso del movimiento, y resumir la experiencia a tiempo a fin de conseguir la unidad de pensamiento respecto a las contradicciones ideológicas de una u otra clase que ahora existen en los grupos dirigentes de los diversos niveles y entre las masas revolucionarias. Es decir, debemos usar el pensamiento Mao Tse Tung para examinar el trabajo que hayamos hecho, hacer análisis globales de las contradicciones que han surgido en el transcurso del desarrollo, distinguir entre las correctas y las equivocadas, aplicar de forma consciente la crítica y la autocrítica, especialmente esta última, y levantar y apoyar lo que se alinee con el pensamiento Mao Tse Tung, y rechazar y derrotar todo lo que vaya contra el.
Sintetizando las experiencias, podemos discernir las contradicciones entre nosotros mismos y el enemigo, y las contradicciones en el seno del pueblo, extraer una distinción clara entre estos dos tipos de contradicciones, realizar un análisis adecuado (que se corresponda totalmente con la situación real) de lo que es correcto y erróneo en cada uno de nosotros y sus logros y avances en el trabajo que hemos hecho, apoyando las ideas correctas y venciendo las falsas. Esto permitirá reforzar nuestra unidad contra el enemigo, basándonos en los principios del pensamiento de Mao.
La mala costumbre de ser arrogante y presuntuoso, enorgulleciéndose de los propios “méritos”, divorciándose de las masas, desdeñando las opiniones distintas de las propias, la mala práctica de aquel que dice una cosa mientras hace otra, y la mala práctica de colocar los intereses propios por delante de todo y proceder siempre con egoísmo, son manifestaciones de la concepción burguesa del mundo, y son un formidable enemigo en la vía de conseguir una correcta síntesis de experiencias y, por tanto, deben ser criticadas y rechazadas. El Presidente Mao nos enseña que debemos “observar cuidadosamente las experiencias avanzadas de las masas en una localidad, sintetizarlas y popularizarlas.”
Existen en todos los lugares unidades relativamente avanzadas. Debemos profundizar en ellas, no de manera superficial, mediante el estudio y la investigación, conseguir material de primera mano, de manera consciente y establecer buenos ejemplos de puesta en práctica de las últimas directrices del Presidente Mao. Normalmente, la experiencia avanzada es de alcance universal y muy convincente. Actualmente los camaradas dirigentes de los diversos departamentos centrales, y aquellos en los niveles provinciales, regionales y comarcales, debieran de forma consciente hacer un buen trabajo en la investigaciones sobre los ejemplos más frecuentes de lucha-crítica-transformación en los frentes industrial agrícola y en la revolución educativa, e informar oportunamente de los resultados y de cualquier otro material al Comité Central del Partido.
Solamente contemplando la situación global y con los ejemplos más frecuentes podremos tomar la iniciativa en la dirección del movimiento. El Presidente Mao señala de forma aguda: «En cualquier sociedad en la que existan clases sociales la lucha de clases nunca acabará. En una sociedad sin clases la lucha entre lo nuevo y lo viejo, y entre la verdad y la falsedad nunca acabará. En los campos de la lucha por la producción y la investigación científica, la humanidad realiza constantes progresos e introduce constantes cambios en la naturaleza; nunca permanecen en el mismo nivel. Por consiguiente, el hombre siempre tiene que acumular experiencias y seguir descubriendo, investigando, creando y avanzando. Las ideas de parálisis, pesimismo, inercia y complacencia son todas erróneas.»
Esta tesis científica de largo alcance del Presidente Mao, generalizando la historia de la sociedad humana y la historia de la naturaleza, explica de forma penetrante la importancia de las experiencias revolucionarias en la guía de la práctica revolucionaria. En el transcurso de la Gran Revolución Cultural Proletaria, tan grande, tan rica en contenidos y tan profunda, en el momento en el que está próximo el Noveno Congreso Nacional del Partido con acciones concretas, camaradas de todo el Partido y todo el Ejército, cuadros revolucionarios y masas revolucionarias a lo largo y ancho del país emplearán de forma consciente el pensamiento de Mao Tse Tung para recopilar sus experiencias en la lucha revolucionaria, incluyendo la experiencia de la Gran Revolución Cultural Proletaria de años recientes, la experiencia histórica de la lucha de dos líneas y la reciente experiencia del actual movimiento de lucha-crítica-transformación.
De esta manera, seremos capaces con seguridad de explotar la capacidad revolucionaria del pensamiento de Mao, modificando el mundo subjetivo y el objetivo, y cumpliendo las grandes tareas históricas de lucha-crítica-transformación. Bajo el liderazgo de los cuarteles generales del proletariado, con el Presidente Mao como líder y el vicesecretario Lin como segundo al mando, derrotaremos el sabotaje de las clases enemigas en el país y fuera de él, llevaremos a cabo la lucha contra el imperialismo, el moderno revisionismo y la reacción hasta el fin, avanzado vigorosamente para conseguir nuevas victorias en la revolución socialista y en la construcción del socialismo.

Otros documentos y textos referentes a la Gran Revolución Cultural Proletaria en China (1966-1969) en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (I)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Pao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (II)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por lacamarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (III)

*Carta escrita por el camarada Lin Piao sobre el estudio y aplicación de manera viva de las obras del Presidente Mao en el frente industrial y de comunicaciones (11 marzo 1966)

*Carta del camarada Lin Piao a los miembros de la Comisión Permanente del Comité Central del Partido Comunista de China (22 Marzo 1966)

*Carta de Mao Tsetung a los Guardias Rojos de la Secundaria Adjunta a la Universidad de Tsinghua (1 Agosto 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (31 Agosto 1966)

*¡Viva el espíritu de rebeldía revolucionaria del proletariado! – Pekín Informa (14 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (15 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1966)

*Los Guardias Rojos no temen la prueba de una Larga Marcha – Editorial de Diario del Pueblo (22 Octubre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (3 Noviembre 1966)

*Discurso de apertura de Chen Po-ta en el mitin de los trabajadores del arte y la literatura en pro de la Gran Revolución Cultural Proletaria (Pekín, 27 Noviembre 1966)

*¡En memoria del gran Lenin! ¡Abajo el revisionismo moderno! – Diario del Pueblo (28 Abril 1967)

*Discurso del Camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVIII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1967)

*Discurso del camarada Lin Piao en la concentración en Pekín en conmemoración del 50º Aniversario de la Revolución de Octubre (6 Noviembre 1967)

*Pintando “El Sol Rojo en nuestros corazones” – Comentario de Radio Pekín (9 Julio 1968)

*Discurso de la camarada Chiang Ching en el mitin de masas celebrando el establecimiento de los comités revolucionarios en toda China (7 Septiembre 1968)

*Crónica de una encuesta sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria en la enseñanza rural en la República Popular China – Diario del Pueblo (25 Octubre 1968)

*Discurso de Lin Piao en el acto de celebración del XIX aniversario de la fundación de la República Popular China  (1º de Octubre 1968)

*Refutación de la teoría de que las masas son retrógradas – Comité Revolucionario de Pekín – Pekín Informa (20 Diciembre 1968)

*La Gran Revolución Cultural Proletaria en China: “A propósito del porvenir” (1969)

*Arte y lucha de clases – El patio donde se cobraban los arriendos

*Cómo los enseñantes colaboraban con los obreros, campesinos, soldados y especialistas en la redacción de manuales durante la Gran Revolución Cultural Proletaria en China

*Cómo la Gran Revolución Cultural Proletaria transformó la Universidad china

*Los carteles revolucionarios chinos de la Gran Revolución Cultural Proletaria y su impacto en el extranjero

 

Anuncios