Para el triunfo de la Revolución se requiere también un Ejército de escritores y artistas – Artículo de un artista lector de “Revolución Obrera”, órgano de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia

 

Nota –Reproducimos a continuación el artículo “Para el triunfo de la Revolución se requiere también un ejército de escritores y artistas” publicado en el Suplemento del órgano de los camaradas de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia Revolución Obrera de 23 de abril de 2015 y al que acompañanos ilustrándolo con el cartel de 1974 de los artistas revolucionarios chinos Wang Weixin y Wang Liguo de Shangai en donde se lee “El Arte Proviene de una Vida de Lucha: El Pueblo Trabajador es el Dueño”:

PARA EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN SE REQUIERE TAMBIÉN UN EJÉRCITO DE ESCRITORES Y ARTISTAS
Cuando empecé a hacer este artículo, pasaron por mi cerebro varios nombres, entre ellos el del Camarada Mao y su famosa conferencia en el foro de Yenán, del 2 de mayo de 1942; también pasaron por mí las imágenes de Mijail Kalinin, Anton Makarenco, Raúl González Tuñón y Miguel Hernández. Seguido me hice estas preguntas ¿necesitamos un ejército de escritores y artistas para el triunfo de la revolución?, y ¿de dónde los vamos a sacar? ¿Tenemos escritores y artistas dispuestos a ser parte de un ejército para la revolución? ¿Qué es un ejército de escritores y artistas para la revolución?
Lo primero que haré, antes de tratar de responder estas preguntas, es ofrecer disculpas a los lectores y a los camaradas que elaboran Revolución Obrera, puesto que, me tardé un poco en enviar este texto, ya que, al proponérmelo, me vi obligado en definitiva a volver a ojear textos que había leído hace mucho y a salir en busca de otros que no conocía, en este momento aún  no he terminado de devorar los textos que encontré y no son todos los que pudieran existir sobre el tema pero haré el intento de aclarar esta ideas, a lo largo de ésta y, si es posible, varias columnas en las páginas de este periódico.
Empecemos, el Camarada Mao dice en un aparte del foro de Yenán:
« (…) En nuestra lucha por la liberación del pueblo chino existen varios frentes, entre ellos, el de la pluma y el del fusil, es decir, el frente cultural y el frente militar. Para vencer al enemigo, hemos de apoyarnos ante todo en el ejército que tiene los fusiles en la mano. Pero éste no basta por sí solo; necesitamos también un ejército cultural, que es absolutamente indispensable para estrechar nuestras propias filas y derrotar al enemigo (…)».
Entonces, de acuerdo con Mao, sí se necesita un ejército de escritores y artistas, y es, según sus palabras «absolutamente indispensable». Al menos, así lo era en las condiciones de la revolución china en donde los comunistas reconocieron que «Desde el Movimiento del 4 de Mayo, el arte y la literatura han constituido en el frente cultural un sector importante que ha logrado éxitos. Durante los diez años de guerra civil, el movimiento revolucionario en el arte y la literatura tuvo un gran desarrollo. Este movimiento y la guerra revolucionaria de aquel tiempo se orientaban en la misma dirección general (…)»
Sin embargo el camarada Mao también nos aclara que los avances del arte desde los tiempos del 4 de mayo no vieron sus máximos frutos por una simple razón: el ejército de artistas no estaba vinculado al trabajo práctico del ejército revolucionario pues, «esos dos ejércitos hermanos se encontraban aislados uno del otro por los reaccionarios.» Cuando el Camarada Mao se refiere al ejército revolucionario, habla del ejército que dirigía y encabezaba el Partido Comunista, a los cientos de miles de obreros y campesinos que lograron derrotar a los señores feudales, a la burguesía y a los imperialistas.
Ahora bien, en las condiciones actuales de nuestro país, ¿contamos con un ejército revolucionario como el del camarada Mao? Siendo honestos: no. No contamos con un ejército de obreros y campesinos armados dirigidos por un Partido Comunista, luchando contra  la burguesía, los terratenientes y los imperialistas; al menos no en este momento, pero sabemos que saldrá de esos miles de obreros y campesinos que a diario se enfrentan, de forma aislada, con las fuerzas represivas de los capitalistas.
¿Y si no existe un ejército revolucionario, un destacamento militar dirigido por un Partido Comunista, para qué un ejército de escritores y artistas revolucionarios?, pues bien, ya había dicho que el ejército revolucionario en China era dirigido por el Partido Comunista Chino, y de igual manera ocurrió en Rusia con la Revolución Bolchevique, ¿qué le hace falta entonces  a los obreros en Colombia para constituir ese ejército revolucionario? O mejor, ¿contamos los obreros, los trabajadores del arte y la cultura con el Partido capaz de dirigir la revolución?
Sinceramente, los proletarios en Colombia no tenemos un auténtico Partido Comunista, pero como desde hace varios años hemos leído en estas páginas, existe un destacamento en Colombia que trabaja por dar vida al Partido de la clase obrera, que se esfuerza a diario por negarse en Partido. Así entonces, sí existe un ejército revolucionario, quizás no armado de fusiles, pero sí  armado de la línea política correcta y de la mejor arma heredada de la experiencia revolucionaria de los comunistas: el Marxismo Leninismo Maoísmo, pues, un auténtico Partido tiene un programa, una táctica y un plan para la revolución. La tarea central dentro de sus
planes es, el Congreso de fundación del Partido, tarea que no es sencilla, porque requiere que la vanguardia del movimiento obrero comprenda su necesidad, desee organizarse en él, asumir sus tareas y reconocerle como el destacamento dirigente de la revolución; y en lo inmediato, comprender que la principal tarea es la vinculación al movimiento de masas.
¿Cómo lograr esto? El camarada Mao decía: «necesitamos también un ejército cultural, que es absolutamente indispensable para estrechar nuestras propias filas y derrotar al enemigo (…)». Al decir del camarada «estrechar nuestras propias filas» ¿no se refiere a fortalecer a los comunistas, y en nuestro caso, no se refiere a la construcción del Partido de la clase obrera? A mi entender es así, los trabajadores del arte y la cultura que anhelamos el fin de la explotación del hombre por el hombre, no tenemos mejor camino que unirnos en el objetivo común del ejército revolucionario, en nuestro caso, de los revolucionarios que luchan incansablemente en estos momentos por la construcción del Partido y todas las tareas que eso implica, y luego por el triunfo de la revolución, por el socialismo y el comunismo.
¿Y cómo lo haremos? En el terreno de la lucha política, los obreros y campesinos, los revolucionarios se enfrentan a diario, no solo a los ataques del Estado, los despidos masivos, el asesinato a dirigentes honestos, las rebajas de salario, sino también, a la política oportunista, reformista y dañina de los dirigentes de las centrales obreras y de todos los partidos burgueses y pequeño burgueses en los que florecen a diario uno y otro politiquero; no solo resisten, luchan por superar las ideas burguesas, abriendo la brecha en el camino de la claridad ideológica. El movimiento obrero en Colombia lleva ya varios años dando esta lucha ideológica, identificando cuáles son las ideas que corresponden en realidad, con las aspiraciones de la clase obrera y cuáles son propias de la burguesía y actúan dentro del movimiento obrero a favor de la burguesía. Así mismo deben hacer los escritores y artistas que pretendan disponer  su fuerza al servicio de lo explotados y oprimidos.
Todos los que a sí mismos se llamen artistas y de una u otra manera, hayan adoptado como posición que su producción en materia artística aspira a contribuir con el cambio de esta sociedad, deben examinar exhaustivamente desde qué posición ideológica están actuando,  pues muy a pesar del ejército de artistas que necesita el pueblo, los trabajadores del arte y la cultura en Colombia en su mayoría están siendo guiados y orientados por los mismos males de los que se viene sacudiendo el movimiento obrero y campesino desde hace más de 40 años. Las ideas reformistas, que llenan de ilusión al pueblo haciéndole creer que es posible hacer  unas cuantas reformas al Estado, para que los miles de hombres y mujeres que padecen a diario dejen de hacerlo; por ejemplo, las ideas de perdón y reconciliación, que con motivo de las recientes negociaciones en La Habana, han tomado vuelo.
La política reformista y conciliadora que ha inundado a gran cantidad de artistas colombianos, especialmente a quienes poseen el mayor virtuosismo por su formación y experiencia, son aprovechados por el Estado para sacar partido de todas y reafirmar en el pueblo el veneno de creer en la falsa paz.
¿Tenemos escritores y artistas dispuestos a ser parte de un ejército para la revolución? Claro que sí.
Artista, lector de “Revolución Obrera”

Otros recientes artículos y editoriales de Revolución Obrera órgano de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia disponibles en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*1º de Mayo 2015: Mensaje al proletariado y al pueblo colombiano de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia

*Murió Eduardo Galeano: La democracia pequeñoburguesa llora su partida (23 de Abril 2015)

*La VII Cumbre de las Américas: Espejismos y realidades (Abril 2015)

*La economía china y los gobiernos de la falsa izquierda (12 de abril 2015)

*La lucha revolucionaria del pueblo ucraniano y la Revolucióin Proletaria Mundial. Una mirada a la situación actual en el Donbass (12 de abril 2015)

*9 de abril de 1948: Insurrección popular sin dirección revolucionaria (9 de abril 2015)

*Editorial – Al respaldo imperialista a la farsa de paz ¡Unir y generalizar la lucha, preparar la Guerra Popular! ( 15 de Marzo 2015)

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (I) En Cuba: Diplomacia burguesa, negocios y mentiras

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (II) El régimen económico cubano

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (III) El régimen político cubano

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (IV) El nacionalismo como programa

 *8 de Marzo ¡El triunfo de la Revolución Proletaria es inconcebible sin la participación de la mujer! (2 de marzo 2015)

*¿La pacificación propuesta por las FARC a quien sirve? (21 de Febrero 2015)

*En Colombia: pacifismo armado. En la India Guerra Popular (23 Enero 2015)

Anuncios