1º de Mayo de 2015 en Colombia: Informe de “Revolución Obrera”, órgano de la Unión Obrera Comunista (mlm)

Nota –El órgano de los camaradas de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia Revolución Obrera nº 428 de 9 de Mayo de 2015 informa de la jornada del 1º de Mayo de 2015 en Colombia con la activa participación de los maoístas colombianos en la misma, que reproducimos a continuación:

PRIMERO DE MAYO EN COLOMBIA
Podemos concluir que en Colombia el 1º de Mayo de 2015 se conmemoró como una jornada de lucha internacionalista y revolucionaria, donde se confirmó la enorme fuerza del movimiento obrero, su excelente estado de ánimo para la lucha y su importante nivel de organización. Abundaron las manifestaciones, no solo en las grandes capitales del país, sino también en pequeños poblados, regiones apartadas donde se lleva a cabo la explotación minera y petrolera y en ciudades intermedias.
En medio de paros como los del magisterio, de los trabajadores de la Universidad Nacional y Cerromatoso, así como de múltiples conflictos obrero patronales y de protestas contra la subcontratación, entre otros, se realizó la conmemoración del Primero de Mayo.
Juzgando por la propaganda, se pudo apreciar que las organizaciones sindicales manifestaron su rechazo, similar a como lo hicieran hace 129 años los mártires de Chicago, diciendo: ¡basta ya de superexplotación, de salarios de hambre, subcontratación y despidos! También se pronunciaron los maestros llamando a la firmeza en cuanto a negociar en medio del paro hasta lograr sus justas reivindicaciones como son: alza de salarios, nivelación salarial, por un mejor servicio de salud y rechazo al tramposo sistema de evaluación. Y en general se llamó a unir los conflictos para ganar las fuerzas, que echen atrás la política antiobrera y antipopular del
Estado dirigido por el gobierno de Santos.
De las pocas organizaciones políticas que se expresaron mediante comunicados, se puede apreciar que partían de ver los mismos problemas pero con soluciones distintas. Veamos algunos ejemplos:
En el caso de las organizaciones reformistas, como por ejemplo el Partido Comunista de Colombia (Marxista-Leninista) se queda en la denuncia a las diferentes problemáticas y como solución plantea: “reclamar la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente al servicio del pueblo para conquistar la apertura democrática que concrete la más amplia libertad para el pueblo para socavar al régimen y proyectarse hacia el gobierno y la conquista del poder para el pueblo”. Aquí expresan abiertamente su confianza en el Estado de los  explotadores, porque bajo el capitalismo no habrá mecanismo o institución burguesa que le brinde una verdadera libertad, ni mucho menos que con una Asamblea el pueblo se proyecte hacia la conquista del poder.
El Grupo Comunista Revolucionario de Colombia; hace una descripción general de los problemas que atraviesa la sociedad capitalista, pero se queda en un llamado gaseoso y se equivoca en plantear como guía ideología la “nueva síntesis del comunismo” el avakianismo,  principal variante oportunista que ha hecho gran daño al Movimiento Comunista Internacional.
Y la propaganda de los comunistas, como la de la Unión Obrera Comunista (mlm), reconoció que el Movimiento Comunista Internacional se encuentra en confusión y dispersión que lo limitan para dirigir las poderosas fuerzas sociales de la revolución, ante lo cual se plantea la necesidad de derrotar el oportunismo que sirve de columna para sostener el imperialismo,  se plantea tareas concretas como la construcción de la nueva Internacional Comunista y el Partido Comunista Revolucionario en Colombia como parte de ésta; frente a la campaña pacifista de conciliar las clases, aclaró que la paz de los ricos es guerra contra el pueblo y que  si el pueblo quiere una verdadera paz, debe derrocar el poder de los explotadores mediante la Guerra Popular.
En las masas no tuvieron eco las consignas de apoyo a la politiquería y a los diálogos de paz entre las guerrillas y el gobierno, aunque todos los partidos reformistas y oportunistas, directa o indirectamente, se empeñaron en reivindicar tales esperpentos; más bien los trabajadores salieron valientemente a demostrar que sus organizaciones existen y están dispuestas a  continuar resistiendo el ataque burgués, mostrando en la práctica, que están unidas por unas mismas reivindicaciones y contra idénticos enemigos.
De otro lado, la aceptación de las ideas revolucionarias fue buena, tanto que en algunas partes la distribución de volantes y el periódico Revolución Obrera, apabulló el espíritu reformista de muchos voceros de la paz y la concertación entre clases. Lastimosamente la impotencia política de los comunistas y la crisis de su movimiento se manifestaron en pocos pronunciamientos revolucionarios a nivel nacional, así como en la todavía escasa circulación de literatura y volantes impresos, que al final resultan insuficientes frente a numerosa masa que se incorpora a la lucha.
Por su parte, el frente reformista está dividido y sumido en un profundo desprestigio por su evidente respaldo al gobierno y al sistema de explotación asalariada, tanto es así que hay nuevos reagrupamientos y propuestas que ahora reivindican la unidad nacional de los luchadores, la necesidad de un solo pliego y de un Paro a nivel nacional contra el gobierno y los patronos, lo cual está bien; sin embargo, hay que denunciar que algunos entrelazan dichas propuestas con caminos democrático burguesas que llevan al movimiento obrero a la cola de los intereses de su enemigo de clase para que todo siga igual.
Como siempre, los noticieros y periódicos de la burguesía redujeron al mínimo el reporte de la jornada y la cantidad de manifestantes, e incluso RCN y Caracol, solo destacaron los enfrentamientos entre jóvenes y policía en Bogotá y Medellín, ocultando los justos reclamos y el odio que las masas expresaron al régimen y al sistema. Pero a despecho de este sesgo a la información y desprecio por las reivindicaciones del pueblo, los luchadores obreros sacaron vistosas pancartas, subieron a las redes sociales sus mejores fotos y videos, movilizaron  a las bases de sus organizaciones, imprimieron volantes de denuncia que se distribuyeron copiosamente, así como destacaron sus principales reivindicaciones.
Este año las consignas de los obreros fueron por reivindicaciones inmediatas y que son comunes a todos, lo que es una magnífica condición para que los revolucionarios eleven el nivel de conciencia de clase de las masas. La profundización de la crisis social agudizó más la lucha y la guerra de clases, las masas están en las calles dispuestas y en la práctica se unen a la pelea.
Se necesita de la actuación de los revolucionarios para que el movimiento de masas encuentre un faro hacia la reestructuración del movimiento sindical y su centralización en una organización independiente y revolucionaria, así como para la concreción de una gran huelga política de masas a nivel nacional y por la revolución
socialista. De algunas ciudades principales, como Bogotá, Medellín, Cali, Manizales e Ibagué, recibimos informes de nuestros corresponsales, que confirman que allí marcharon sólidos bloques Internacionalistas y Revolucionarios de composición principalmente obrera pero que también incluyeron alguna organización campesina, desplazados, recicladores, entre otros, enarbolando banderas rojas, agitando consignas revolucionarias, entonando La Internacional y distribuyendo propaganda que tuvo el respaldo de miles de manifestantes.
Finalmente, Santos con su hipócrita discurso pronunciado desde Bogotá, donde exaltó que es defensor del trabajo y los derechos de los obreros, continuó con su demagogia que ya no le sirve para nada, porque el pueblo está en las calles y con el puño en alto.
EN BOGOTÁ
Hubo menos gente concentrada en la tradicional manifestación de la carrera 7° hasta la Plaza de Bolivar, ya que la movilización se dividió por varios puntos de la capital: centro, noroccidente y sur; también se registraron movilizaciones en la sabana, una de las cuales partió desde Mosquera en la planta de Ramo, donde fueron despedidos recientemente centenares de obreros. En el transcurso de la jornada se notó la cada vez menor influencia de los politiqueros, aún cuando hicieron presencia varios de ellos como Robledo y Clara Lopez, y efectivamente no hicieron alharaca con los cánticos de paz.
En general el paro nacional del magisterio, la propaganda impresa y las consignas agitadas, dan un mejor panorama de cambio de actitud en los sindicatos de base, e indican la cada vez más grande distancia con los dirigentes vendeobreros. Muchos trabajadores asistieron a la conmemoración, las denuncias y deseos de lucha se palparon por doquier.
En general las ideas revolucionarias ganaron influencia entre la masa, el Bloque Internacionalista y Revolucionario fue notorio y marcó la pauta, logrando que se entonara La Internacional, incluso desde la tarima, tradicionalmente manejada por redomados nacionalistas que solo entonaban el himno nacional burgués.
Finalmente, hay que denunciar la ofensiva criminal de la policía contra los manifestantes que buscaba disolver rápido una manifestación revolucionaria de los trabajadores, con el pretexto de la defensa de la propiedad privada. La Plaza de Bolívar era toda una trampa rodeada por la Policía, con solo dos puntos de salida en los costados noroccidental y sur occidental. Sin embargo, llegando a la culminación de la manifestación, la vía en obra sobre la carrera 7a permitió que los luchadores se dotaran de un arsenal de piedras con el cual respondieron a los gases y bombas policiales, incluso por más de una hora.

EN MEDELLIN
Fenomenal manifestación de miles de personas con gran ánimo revolucionario para luchar contra las políticas del Estado y los patronos, quienes aceptaron masivamente las ideas y consignas de los revolucionarios que las entonaron con su respaldo, e incluso muchos obreros solicitaron La Internacional, para acompañar la melodía que se cantó enérgicamente desde los altoparlantes Por el contrario se vio que los reformistas y oportunistas con su camino de conciliar con los enemigos y de la politiquería, tienen menos apoyo cada día entre las masas. La burguesía y los capitalistas deben de estar muy preocupados, porque a todo pulmón se escuchó el repudio a la opresión y explotación de este oprobioso sistema.
Fueron muy pocos los halados por los partidos políticos de la pequeña burguesía para entonar las consignas de la paz entre clases. La CGT no quiso salir a marchar en la ciudad. Hizo un plantón en el Parque Berrio concentrando no más de una decena de personas.
Mucho apoyo de los manifestantes al paro nacional del magisterio y a los Pliegos de Peticiones de los diversos sindicatos en conflicto; se destacaron las consignas
contra los despidos y contra la infame “tercerización”.
Mucho sindicato se movilizó con sus bases. Organizaciones que se creían desaparecidas revivieron como el ave fénix de las cenizas, para hacerse presentes con sus pancartas, manifestantes y consignas.
Los politiqueros quedaron aislados de las amplias masas, los jóvenes anarquistas se manifestaron de mejor forma, lo que indica un avance en el nivel de la conciencia
social del movimiento hacia las banderas de la lucha y la revolución.
Primaron los gritos de: ¡viva las organizaciones obreras! ¡Abajo las violaciones del Estado y los patronos a los derechos de los trabajadores!, condición magnífica para que el elemento consciente eleve el nivel de la masa y la convenza de que ¡no basta resistir, se necesita LA Revolución!

EN IBAGUÉ
Fue igualmente multitudinaria la jornada. El reconocimiento a Revolución Obrera fue notable. Masivamente se rechazó la degradación de la naturaleza por la minería capitalista y la eliminación de las fuentes de agua A pesar del discurso de la paz dado por todos los partidos reformistas y oportunistas, así como de las consignas de esa política replicada por los jefes de las centrales obreras, se abren camino las posiciones que llaman a recuperar la independencia de clase de las organizaciones del pueblo. Este descontento debe ser encausado por el camino de la lucha directa y revolucionaria y por la revolución socialista. El Bloque Internacionalista y Revolucionario estuvo presente agitando este llamado.

EN MANIZALES

El Bloque Internacionalista y Revolucionario se destacó como en los últimos años en la manifestación, por la combatividad de sus consignas, por la cohesión, vistosidad de su pancarta central. Uno de nuestros distribuidores nos informó que en la manifestación fue grande el reconocimiento a la posición del periódico, lamentando que los revolucionarios estuvieran impotentes políticamente para organizar tan amplia influencia.

EN CALI – VALLE DEL CAUCA
La movilización en conmemoración de los mártires de Chicago y en favor de la lucha de la clase obrera mundial contra el yugo del capital tuvo su punto de concentración en el Parque Obrero, con cierto grado de diferencia entre los horarios, unos más puntuales, otros más tardíos, fueron llegando las diferentes organizaciones sindicales y de masas, a las 9:00 am se dio inicio a la marcha. Participaron aproximadamente 20 mil personas y el recorrido incluyó varios sectores populares, por ejemplo la galería de Santa Helena, sitio en cual la marcha fue recibida con aplausos y buena disposición de los comerciantes y trabajadores de la zona, se recorrieron varios kilómetros y el punto de concentración final fue las canchas de Villa del Sur, la marcha fue un éxito y la participación de la clase obrera estuvo magnifica y multitudinaria.
Continuando con la descripción, hay que mencionar que fue sobresaliente la participación de las comunidades de las laderas, del Jarillon del río Cali y viviendistas que luchan por el derecho a una vivienda digna, con lo cual se evidencia que el Primero de Mayo es el día de la clase obrera, en el cual, se le declara la guerra a las condiciones miserables a las cuales está sometido el proletariado y las masas populares. En este punto cabe decir que la marcha fue bastante grande y concurrida, asemejada a un poderoso torrente proletario que materializa la fuerza de la clase obrera y que deja en claro la necesidad de que los revolucionarios trabajen de manera consciente y organizada para hacer de este torrente, un poderoso movimiento contra el capitalismo y el imperialismo.
El Comité Pro-primero de Mayo, conformado por la Escuela Sindical María Cano, los compañeros impulsores de los comités de lucha, distribuidores del Semanario Revolución Obrera y luchadores independientes, participó de manera activa tanto en los preparativos del 10 de Mayo como en la movilización, en la cual se conformó un Bloque Internacionalista y Revolucionario.
Las pancartas del Bloque eran tres: la primera ¡Viva el Primero de Mayo Internacionalista y Revolucionario! de los compañeros de Palmira, distribuidores del Semanario Revolución Obrera; la segunda ¡Con un Estado opresor y explotador, la paz es imposible! de los amigos de los comités de lucha y su periódico El Faro; la tercera ¡Viva la guerra popular en la India! también de los distribuidores, además el martillo y la hoz en forma de escultura artística; por último, el pasacalles de SINDIESTALES y un dibujo de Mao Tse-Tung.
Banderas rojas con el martillo y la hoz, tres carteles grandes con los rostros de Marx, Lenin y Mao, las pancartas y pasacalles a lo largo de la marcha estaban en su mayoría representados por los nombres de los sindicatos participantes, también se encontraban aquellas alusivas a organizaciones de masas y al mismo tiempo se presentaron varias manifestaciones artísticas a lo largo de la marcha.
Los politiqueros del Polo Democrático, del falso Partido Comunista Colombiano, el M-19 y sus representantes como Alexander López, no se hicieron esperar, se presentaron en la marcha mostrando “fuerza” para despistar a las masas de sus reales objetivos en la lucha contra el Estado opresor y explotador. Las consigas de estos sectores giraban en torno a la falsa Paz de Santos, y en algunos casos, mostraban la degradación del movimiento sindical, coreando, “viva el senador Alexander López, que sí lucha por los derechos de los trabajadores”, una clara muestra de los estragos de la línea politiquera, la cual pone al frente a supuestos hombres superdotados por encima de las masas, y castra su iniciativa, para hacer del sindicalismo una herramienta de los opresores.
En general la marcha fue un completo éxito, se presentaron múltiples expresiones de la lucha de las masas populares, la vitalidad de los jóvenes revolucionarios y las muestras artísticas, la comunidad que presenció la movilización, en su mayoría la recibió de buena manera y estaba de acuerdo con la misma.
Corresponsal Palmira.

EN LOS LLANOS ORIENTALES
Se marchó por primera vez en el municipio petrolero de Acacías (Meta), uniendo a trabajadores petroleros, profesores y la comunidad, contra los despidos, la destrucción de la naturaleza y los abusos de las petroleras de la región, por trabajo para la comunidad y contra las políticas antiobreras y antipopulares del gobierno. La manifestación fue todo un éxito. En Villavicencio también fue masiva la jornada y primaron las consignas de lucha contra los despidos y la política del gobierno.

EN LA COSTA ATLÁNTICA
La característica fue la movilización en varias ciudades, no solo en Barranquilla, donde las masas de la comunidad, marcharon con los obreros de las empresas mineras y petroleras, profesores, trabajadores estatales, todos como una masa compacta de obreros, apuntando contra el gobierno, la explotación de las empresas mineras imperialistas y contra las demás lacras de la explotación asalariada.

También sobre la jornada del 1º de Mayo de 2015 en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*En Italia, Ecuador, Estados Unidos, etc.: Combativo 1º de Mayo de 2015 con los maoístas a la cabeza del proletariado y las masas populares

*PCR-RCP Canadá: Contingentes rojos el 1º de Mayo de 2015

*Construcción Revolucionaria (Austria): Informe sobre el 1º de Mayo de 2015

*Declaración conjunta ¡Viva el 1º de Mayo Rojo e Internacionalista!

Anuncios