Pablo Iglesias emula a Felipe González: no hay una verdadera alternativa a la economía del mercado


Nota – Reproducimos a continuación el artículo Pablo Iglesias emula a Felipe González: no hay una verdadera alternativa a la economía del mercado publicado en el blog Cuestionatelotodo

PABLO IGLESIAS EMULA A FELIPE GONZÁLEZ: NO HAY UNA VERDADERA ALTERNATIVA A LA ECONOMÍA DEL MERCADO
Felipe González tranquilizó en su día a las grandes mafias financieras diciendo, en abril de 1984, muy poco después de llegar al poder, que pensaba que “el capitalismo era el sistema menos malo“; durante sus años de gobierno, demostró su ideología con creces, iniciando brutales procesos de privatizaciones, duras reformas laborales y, en definitiva, poniendo su gobierno al servicio de los intereses de las grandes empresas locales y multinacionales, no dudando en hacer todo lo que pudiera para poner al ejército español al servicio del brazo armado de EE.UU. en Europa, la OTAN (por no hablar por su recurso a métodos fascistas como la creación de grupos paramilitares como el GAL desde el propio estado).
Su reencarnación ideológica, Pablo Iglesias, fue de paseo recientemente al corazón del capitalismo norteamericano, Wall Street, y allí fue entrevistado por los conocidos reporteros David Romany Matt Moffett, del rotativo The Wall Street Journal. Pablo Iglesias afirmó ante ambos que no hay motivos para la inquietud, porque, según él, “no hay una ver­da­dera al­ter­na­tiva a la eco­nomía de mer­cado“.
Como su antecesor Felipe González, protagonista de la anterior maniobra política para calmar los ánimos de una cabreada clase obrera, en aquella ocasión recién salida de cuarenta años de salvaje dictadura, el actual líder del cambio, Pablo Iglesias, después de arrastrar a gran parte del descontento multiplicado a causa de la radicalización capitalista, ahora hace su trabajo de mantener a raya a los nuevamente embaucados para que no saquen los pies del tiesto.
En ambos casos, el objetivo está más que claro: inhibir la rabia revolucionaria. Para ello, el PSOE fue presentado, tras ser creado prácticamente de la nada por los medios de comunicación y el capital financiero, como el triunfo del cambio, como el final de la dictadura y el triunfo de la lucha que habían llevado miles y miles de comunistas y republicanos contra el franquismo, aunque lógicamente detrás de la maniobra no había nada de eso.
Del mismo modo, PODEMOS surgió de repente, tras las primeras apariciones en las calles de cientos de miles de indignados, con un discurso que con el eufemismo “casta” intentaba esconder y denostar a la tan necesaria “lucha de clases”, evitando así el paso a la ofensiva de la, en los últimos años de pantomima democrática, sumisa clase trabajadora, y haciendo una llamada al abandono de los posicionamientos de izquierdas y de derechas, en nombre de un ciudadanismo que no esconde más que una sociedad que pone en el mismo bando a ricos y pobres, explotadores y explotados.
El hombre es, en toda la naturaleza, el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, y es desalentador ver como los trabajadores españoles vuelven a dejarse engañar de tal manera. Todo ello, por supuesto, con la colaboración traidora de los grandes perdedores tras la salida a la arena del nuevo partido del gatopardismo (cambiar algo para que no cambie nada). Así, Izquierda Unida, cuyo principal partido, el PCE, no tuvo ninguna vergüenza en dejar tirados a las víctimas de la dictadura, a sus propios camaradas, para colaborar en la primera transición, hoy se ha visto abandonada por los pocos que todavía creían en el milagro de su vuelta a posiciones antifascistas y comunistas, y arrastrada por la marea mediática que ha seguido a ciegas a ese nuevo flautista de Hamelin que es Pablo Iglesias.

Otros artículos referentes al partido socialdemócrata Podemos en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Las elucubraciones antimarxistas y reformistas de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe como inspiración teórica y filosófica de los ideólogos y dirigentes socialdemócratas de Podemos

Deslindar los campos con los socialdemócratas de Podemos y ganarse a sus elementos de izquierda e intermedios dispuestos a luchar consecuentemente contra el capitalismo

*Las nuevas palabras del viejo electoralismo caduco

*El nuevo Suresnes

*Podemos: ganó la abstención

*A propósito de la oportunidad de la crítica al partido Podemos

*¿Campaña contra Podemos o campaña a su favor?

Anuncios