The Next Front (Nepal): Baidhya sigue los pasos de Prachanda


Nota – Reproducimos a continuación el artículo titulado “Baidhya sigue los pasos de Prachanda”, publicado el pasado 11 de Mayo en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

BAIDHYA SIGUE LOS PASOS DE PRACHANDA
Por The Next Front
Un “folleto de 18 puntos” fue distribuido durante la lucha de dos líneas con la camarilla de Prachanda. En ese momento, Prachanda abogaba por una Revolución de Nueva Democracia. Pero después del VII Congreso Nacional del PCUN (Maoísta), la camarilla de Prachanda abandonó la línea política de Revolución de Nueva Democracia y dictó la línea de socialismo con transición pacífica que significa tomar parte en las elecciones burguesas y ejercer el sistema parlamentario. Pero resulta una sorpresa que, Mohan Baidhya, que está “abogando” por una Revolución de Nueva Democracia, haya firmado una declaración conjunta con Prachanda refiriéndose a él como un dirigente revolucionario.
El panfleto presenta a Prachanda como:
1. Eclecticismo en filosofía.
2. En el frente político, se le contempla como avanzando hacia el reformismo derechista y el capitulacionismo desde su oportunismo centrista.
3. Prachanda reconoce que la contradicción principal del partido reside en la India, sus agentes y las fuerzas feudales locales, pero en la práctica está actuando de forma opuesta.
4. Prachanda se centra en cooperar con las fuerzas locales que favorecen el expansionismo indio y sus agentes en Nepal.
5. Verbalmente, Prachanda hace hincapié en la cooperación con el nacionalismo, los comunistas y republicanos, pero en la práctica ha estado cooperando con los expansionistas indios y sus cohortes.
6. En un momento cuando nuestros territorios están siendo continuamente usurpados y se está produciendo una invasión demográfica, Dahal ha convertido en flexible el proceso de distribución de ciudadanía.
7. Prachanda ha apoyado las inversiones indias en los proyectos hidroeléctricos del Alto Karnali y Arun-III.
8. Prachanda está impidiendo las relaciones fraternales del partido con las fuerzas revolucionarias internacionales, mientras que, más grave aún, también ha estado manteniendo relaciones con los enemigos de clase, los agentes de la inteligencia india.
9. Sobre el asunto de la disciplina financiera, se ve que [Prachanda] se inclina hacia la corrupción. Se ve que [Prachanda] está tendiendo a hacer cualquier cosa –tanto moral como inmoral- con tal de tener poder.
10. Prachanda ha dejado al partido de forma deliberada sin un sistema de contabilidad y abusado de los medios y recursos financieros de un modo individualista.
11. Prachanda se desvió de los objetivos ideológicos del Partido no desarrollando programas adecuados para hacer frente al “principal enemigo” del partido –la India- y acusó a Dahal de ampliar las relaciones con los simpatizantes del “expansionismo indio y su clase compradora”.
12. Pese a declarar que avanzaríamos hacia un sistema federal con autonomía para las etnias, [Prachanda] “ ha dado énfasis a un sistema unitario y centralizado”, afirma el documento, “la teoría burguesa de separación de poderes, y minimizar la participación del pueblo en el poder judicial bajo el pretexto de independencia judicial, en lugar de dar poder a la Asamblea Popular en pro de “la república democrática federal” en lugar de la línea del partido de “República Democrática Popular Federal”.
13. Irregularidades financieras y malversación de recursos.
14. “Tendencia individualista autocéntrica”, intolerancia hacia aquellos que mantienen posiciones disidentes y utilizando su poder para silenciar sus voces.
15. Tendencia fascista: extendiendo las relaciones con las agencias de inteligencia indias.
16. Desarmando al ELP y vaciando los acantonamientos en nombre del “reagrupamiento” sin forjar una política de seguridad nacional, controlando la frontera abierta y montando una fuerza de seguridad fronteriza.
17. La teoría burguesa de la separación de poderes, y minimizando la participación del pueblo en el sistema judicial bajo el pretexto de la independencia judicial, en lugar de dar poderes a la Asamblea Popular.
18. Accediendo a designar jueces por una comisión, no por la asamblea federal como exigía el partido.
000
Ahora es el momento de destacar que: ¿acaso no es la facción de Baidhya la que está también siguiendo la misma línea de lo que señalaron en los 18 puntos? ¿La facción de Baidhya no está haciendo lo mismo que Prachanda hizo hace 3 años? ¿No está la facción de Baidhya ejerciendo “la tendencia individualista autocéntrica”?, ¿la intolerancia hacia los que son disidentes y está utilizando el poder para silenciar sus voces? ¿No está la facción de Baidhya ejerciendo el “eclecticismo en filosofía” y dando pasos hacia el reformismo derechista?
Ahora será relevante añadir dos puntos más:
19. Verbalmente, Baidhya y compañía hablan de la Revolución de Nueva Democracia, pero en la práctica hacen justamente lo contrario.
20. Entonces, es justo rebelarse.
De hecho, la facción de Baidhya ha abandonado la línea política de la Revolución de Nueva Democracia. Ideológicamente la facción de Baidhya ha abandonado el camino revolucionario y organizativamente se encamina hacia la liquidación. Simplemente pretenden ser seguidores del marxismo-leninismo-maoísmo y de la Revolución de Nueva Democracia, a fin de poder ser capaces de silenciar a sus cuadros.
Nuestra acusación no carece de base, sus actividades han demostrado que están ayudando a la línea y la política del traidor Prachanda. La declaración conjunta para la unificación del partido es suficiente para conocer la dinámica política y dirección de la facción de Baidhya.
Los máximos dirigentes incluido Baidhya utilizan vehículos lujosos con oficiales de policía como sus guardias de seguridad. Para cada máximo dirigente del PCN-Maoísta, el Gobierno ha facilitado dos oficiales de policía para seguridad. ¡Qué ironía! Un dirigente maoísta, que ha tomado el camino de la Revolución de Nueva Democracia, ha aceptado oficiales de policía para su seguridad. La evidencia es que no tienen fe en los cuadros del partido ni en el pueblo oprimido. La evidencia es que no tienen ningún plan ni programa combativo para desarrollar la lucha de clases. Simplemente están siguiendo el programa del PCUN (Maoísta) en nombre de la unidad de trabajo. Por qué gozan de policía de seguridad, es algo para cuestionarse y de curiosidad. ¿Quién es su enemigo y por qué “luchan”? Es difícil saberlo. Por tanto, es natural que la mayoría de los jóvenes dirigentes revolucionarios y cuadros de base que visiblemente creían en la lucha armada, han abandonado a Baidhya y compañía. Y hay muchos más que se encuentran en la posición de abandonar a estos elementos descompuestos.

También de The Next Front del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Ruptura con los liquidacionistas. Declaración de prensa del camarada Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del PCN-Maoìsta (30 de Abril 2015)

*El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta (3 de Mayo 2015)

*La política de la India ante el desastre al descubierto (Abril 2015)

*“Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.” Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a “Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

Nepal: Ruptura con los liquidacionistas. Declaración de prensa del Camarada Rishi Raj Baral, miembro del CC del PCN-Maoísta (30 de Abril 2015)

 

Nota – Tras la publicación ayer en nuestro blog de la noticia El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta  ofrecemos a continuación la declaración de prensa de 30 de Abril de 2015 titulada “Ruptura con los Liquidacionistas” del Camarada Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Nepal – Maoísta, aparecida en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

RUPTURA CON LOS LIQUIDACIONISTAS
Declaración de Prensa
Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Nepal – Maoísta
En primer lugar, quiero anunciar que a partir de hoy, he llegado a un punto de ruptura completa con el Partido Comunista de Nepal–Maoísta, liderado por Mohan Baidhya “Kiran”.
Fue en la Reunión de Chunwang en que la dirección del Partido liderada por Prachanda-Baburam condujo al Partido a la dirección errónea –hacia la democracia burguesa. Luego, en nombre del “proceso de paz”, Prachanda-Baburam se rindieron al servicio del imperialismo y al expansionismo indio. Tras ello, uno tras otro, eliminaron todos los logros, incluido el Ejército Popular, conquistados durante los 10 años de Guerra Popular. En definitiva, traicionaron a la revolución nepalí –la gloriosa historia efectuada por el pueblo oprimido de Nepal. Entonces era necesario seguir las enseñanzas del marxismo-leninismo-maoísmo- que “rebelarse es justo”. Entonces organizamos una reunión nacional y formamos un nuevo Partido bajo la dirección del Camarada Mohan Baidhya “Kiran. Tras la formación del nuevo Partido queríamos algo diferente. Queríamos un nuevo tipo de Partido, lleno de entusiasmo revolucionario. Pero fue causa de gran pesar que el Partido no logró dar el nuevo paso. La dirección colectiva de Baidhya (la dirección no significa una sola persona, sino la dirección máxima en su conjunto) no pudo conducir al partido en la dirección revolucionaria. Tras el Encuentro Nacional se apresuraron a inscribir al Partido en la reaccionaria comisión electoral. Algunos de sus veteranos dirigentes, incluido el Secretario General Ram Bahadur Thapa “Badal”, comenzaron a defender unirse al Gobierno. Plantearon la propuesta de formar el Gobierno bajo la dirección de Shusil Koirala, dirigente del reaccionario partido Congreso Nepalí. En relación con estos asuntos, se agudizó la lucha de líneas dentro de la militancia del Partido. Para resolver los asuntos ideológico-políticos y organizativos, el Partido decidió organizar el VII Congreso Nacional.
Pero el Congreso Nacional tampoco logró resolver los problemas. En vez de resolver los problemas, surgió un nuevo tipo de problemas. En particular, relativos a la línea ideológica y política hubo una aguda lucha de líneas dentro del Partido. Concentrándome en la línea política e ideológica, el movimiento comunista internacional y la política basada en la identidad, presenté una nota de discrepancia, que fue elaborada en 45 puntos. De hecho, el VII Congreso Nacional no logró resolver los asuntos político-ideológicos y organizativos. La línea política del Partido y el equipo de dirección se convirtieron en la demarcación de discusión y debate. La línea del Partido, “Rebelión Popular sobre la Base de la Guerra Popular”, que se aprobó a la fuerza en la Convención, fue el resultado de un compromiso político. No sólo era ambiguo, sino también contradictorio. Tuvo como resultado otra Reunión del Comité Central para resolver el problema, que se conoció como Reunión de Pokhara. También hubo una aguda y áspera lucha de líneas en la reunión referente a la línea del partido y el estilo de trabajo de la dirección. Pero después de la reunión, la dirección adoptó acciones disciplinarias contra el Camarada Anil Sharma “Birahi” y Rishi Raj Baral, que habían defendido la línea revolucionaria.
Transcurridos seis meses desde la Reunión de Pokhara, el Buró Político del Partido convocó otra reunión del Comité Central y decidió organizar el Encuentro Nacional “para enriquecer la línea política del partido”. Pero resulta irónico que, cuando el Camarada Biplav, secretario del Comité Central, presentó su documento para el Encuentro Nacional, la dirección pospuso indefinidamente el Encuentro Nacional sin una decisión, sólo un día antes de la fecha fijada.
Fue una sorpresa que en su documento, el Camarada Mohan Baidhya retrocediendo de su decisión del VII Congreso Nacional, propuso la línea de la denominada “revuelta popular” sin especificaciones. Negó totalmente la necesidad de la Guerra Popular e hizo hincapié sólo en la denominada “rebelión”, tal y como había mencionado en su documento –(moolata: bidroha). En realidad, él abandonó gradualmente la línea de la Revolución de Nueva Democracia y el camino orientado por el Camarada Mao Tsetung. Luego nosotros exigimos organizar un Congreso Nacional especial en los próximos 6 meses. No sólo ellos cancelaron el programa del Encuentro Nacional, sino que también se negaron a fijar la fecha del Congreso Nacional. Ellos desecharon la voz de los miembros de la mayoría.
En tal situación, el Camarada Biplav con sus seguidores, organizaron un Encuentro Nacional y formaron un nuevo Partido. Pero algunos miembros del Comité Central al igual que intelectuales que no estaban en posición de apoyar el documento de Biplav, en particular la línea de la “revolución unificada”, no se unieron al nuevo partido. En ese momento, escribiendo un artículo sobre este asunto yo/nosotros dejamos clara nuestra postura –que la línea política de Biplav también es ambigua y contradictoria.
Tras la escisión del Camarada Biplav, el PCN-Maoísta convocó un Encuentro Nacional. Allí también planteé mis diferencias y pedí que se abordasen las diferencias. Pero la dirección del PCN-Maoísta no estaba dispuesta a corregir ni tan siquiera un punto ni una coma en su documento. Estaba claro que la escisión del Camarada Biplav no era un asunto que les preocupase, como si hubiese ocurrido lo que querían que se produjese. En realidad, fue un plan planificado previamente, que querían que Biplav y sus seguidores estuviesen fuera.
Tras la escisión del Camarada Biplav, la dirección del PCN-Maoísta no logró presentar un programa ejemplar. Su programa de partido no se basaba en la lucha de clases, pero concentraron su mente y acción en la reunificación del Partido con la camarilla del traidor Prachanda.
Aunque el PCN-Maoísta ha señalado que el marxismo-leninismo-maoísmo es el guía principal de la revolución, en la práctica no están siguiendo las enseñanzas del marxismo-leninismo-maoísmo. En su documento han escrito que el camino de la revolución nepalí será la Revolución de Nueva Democracia. Pero en la práctica se estaban/están moviendo hacia la reunificación con el PCUN (Maoísta) dirigido por el traidor Prachanda, que ya ha abandonado la línea de la revolución de Nueva Democracia desde el VII Congreso Nacional del PCUN (Maoísta).
En realidad, la dirección de Baidhya no tiene ni visión, ni plan, ni política para hacer avanzar la Revolución de Nueva Democracia. Sólo quieren pasar el tiempo sin hacer nada. Sólo tienen un objetivo: la reunificación con el traidor Prachanda y quieren lograr este objetivo a cualquier precio. La unificación con Prachanda significa rendirse al servicio del imperialismo y del expansionismo indio. Sólo una dirección que se ha alejado de los valores del marxismo-leninismo-maoísmo se atreve a unirse con Prachanda-Baburam. Pero Mohan Baidhya lo ha hecho. Refiriéndose a Prachanda como un a dirigente revolucionario, Baidhya ha firmado una declaración conjunta con Prachanda referente a la reunificación del partido. ¡Qué amarga ironía!
Es conocido por todos que Prachanda está manteniendo su existencia sirviendo a las potencias extranjeras y Baidhya quiere su existencia a través de la reunificación con Prachanda.
Está clarísimo que la dirección de Baidhya no está ejerciendo el marxismo-leninismo-maoísmo sino el liquidacionismo. Está defendiendo la denominada “rebelión popular” y ha abandonado la línea de la Guerra Popular y el camino revolucionario orientado por Mao Tsetung. Ha abandonado el papel de la lucha de clases y ejercer la política basada en la identidad. En realidad, Baidhya es un hombre sin fuerza de voluntad ni entusiasmo revolucionario. Él no es capaz de dirigir la revolución nepalí. Los miembros del Partido que no estaban en posición de defender su línea liquidacionista han sido/son suprimidos. En tal situación, permanecer con ellos significa hacerse daño a uno mismo y engañar al pueblo oprimido nepalí. Esa es la razón por la que abandoné el PCN-Maoísta. Llegué a un punto de ruptura auténtica con los liquidacionistas.
Ya he dejado claro que yo/nosotros no estamos de acuerdo completamente con el documento de Biplav. Por el momento yo/nosotros no nos uniremos a ningún partido. Pero apoyaremos a aquellas fuerzas revolucionarias que están en el camino de la Revolución de Nueva Democracia y agudizando la lucha de clases.
En conclusión, quiero hacer un llamamiento a todos los cuadros revolucionarios, en particular los intelectuales revolucionarios que han dado el paso a favor de la causa de la Soberanía Nacional y la Revolución de Nueva Democracia, tal y como jugamos nuestro papel durante los 10 años de Guerra Popular.
30 de Abril de 2015

También de The Next Front  del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*La política de la India ante el desastre al descubierto (Abril 2015)

*“Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.” Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a “Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

Nepal: Éxito del boicot a las reaccionarias elecciones a la Asamblea Constituyente


Nota – Las siguientes informaciones sobre la respuesta del pueblo de Nepal al llamamiento del Partido Comunista de Nepal–Maoísta de boicot de las reaccionarias elecciones a la Asamblea Constituyente el pasado 19 de Noviembre, han sido extraídas del blog Maoist Road (La Vía Maoísta) http://www.signalfire.org/ y Signalfire http://www.signalfire.org/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

RESPUESTA CERO EN THAWANG
Rolpa, 19 Noviembre 2013 – Según informa el informativo de Nepal “República” http://www.myrepublica.com , ni un solo voto fue emitido para ninguno de los candidatos en los tres colegios electorales en Thawang, el epicentro donde se desarrolló durante una década la guerra popular desarrollada por los maoístas. Los cuadros del PCN-Maoísta se movilizaron llamando al boicot de las elecciones. Solo 30 votantes recogieron sus tarjetas de identidad de voto de entre los 1,878 votantes registrados. Los cuadros del PCN-Maoísta impidieron a varios miembros del PCUN-M de votar cuando se dirigían al colegio electoral. Jaya Prakash Rokamagar, dirigente del PCN-Maoísta en Thawang admitió que su Partido había desplazado a jóvenes para impedir las votaciones y declaró que: “Hemos movilizado a nuestros cuadros para persuadir a los votantes a que renuncien a votar. Ahora, nuestra política de “voto cero” ha sido un éxito”.

LOS RESULTADOS ELECTORALES
Por P. Tobin
El día de las elecciones ha pasado y mientras que el recuento de los resultados llevará varios días, los medios de comunicación, de forma uniforme, informan de todo este asunto como un gran éxito con una “participación record” de alrededor del 70%. Afirmaron que fue un triunfo para la democracia que el pueblo hubiera votado desafiando a los boicoteadores y han expresado de forma opuesta su fe en la democracia.
De hecho, la supuesta cifra del 70% cacareada de forma tan instantánea es un juego de prestidigitación que será utilizado para autorizar una constitución ya redactada en Nueva Delhi. Para refutarlo, si se pasa del tanto por ciento mencionado a la cifra real de votantes, es otra historia. Teniendo en cuenta que las elecciones a la Asamblea Constituyente en 2008 el número de votantes registrados fue de 17.6 millones de los cuales el 63.29% que emitieron su voto representaron un número de votos emitidos que totalizaron 11,13376. A través de la manipulación y exclusión en esta ocasión el número de votos registrados se redujo a 12.21 millones -5.39 millones aproximadamente un tercio menos. Con el dato que se ha ofrecido de una participación del 70% esto conlleva una cifra de 8.547.000 de votantes. Con una cifra superior a 2.5 millones menos y aplicando las cifras de 2008, esto ofrecería una participación aproximada del 48%. Cuando hay que considerar que estas han sido las elecciones más fraudulentas en un país con un sistema profunda y descaradamente corrupto que ha gastado más de 50 billones de rupias (sin contar las enormes cantidades de “dinero negro” gastado por parte de los grandes partidos en la compra de votantes), en comparación con la modesta cifra de 4 billones de rupias del 2008, esto solo demuestra aún más la credibilidad nula de este ejercicio.
En un panorama más amplio, la cifra de 8.5 millones de votos aproximadamente sobre un total de una población de 30 millones aproximadamente, con una media de edad de 21, no es algo que resulte muy notable. Existe además la asombrosa cifra de 5 millones más de nepalíes que también trabajan y que presumiblemente han sido excluidos. ¿Votarían por un sistema que les condena a trabajar en la esclavitud en el extranjero más que en uno que les proporcione trabajo en libertad en su país? Sus remesas suponen un 25% de los ingresos nacionales, por lo que existe un beneficio pecuniario directo al status quo en ver que Nepal permanece como una fuente de mano de obra barata para los intereses capitalistas internacionales.
Existe la posibilidad que, utilizando las cifras erróneas de esta farsa como un mandato, el régimen continuará con una mayor represión; comenzando con aquellos ya detenidos. Como ha dictaminado que el Partido [el Partido Comunista de Nepal – Maoísta], como entidad legal, es responsable de toda la violencia, pueden declararle una “organización criminal” para ser disuelta y los dirigentes detenidos. El Presidente Kiran ha reconocido esto y declarado que está preparado para enfrentarse a la cárcel –nuevamente. Pero cualquier postura triunfalista debe ser silenciada por el hecho de que incluso en sus propias cifras falsas existe un tercio del electorado hostil a la actual administración y que ha respondido activamente al exitoso boicot. El hecho es el siguiente: las cifras opositoras son mayores aún y que muchos de los votos emitidos fueran votos blandos, que indica que el apoyo principal para el status quo es del 30-35%, que proviene mayoritariamente, si no exclusivamente, de las castas superiores Brahmin/Chetri.
Sean cuales sean los porcentajes, estas elecciones y el boicot han mostrado que existe una masa crítica del pueblo nepalés que quieren un cambio, que cuentan con un partido que representa sus deseos y que no se someten a los resultados de estas denominadas elecciones.
El PCN- Maoísta reconoce que esta es una batalla en una guerra de la que ha emergido intacto y fortalecido pese a la variedad de fuerzas extranjeras y locales –políticas, ideológicas y militares- enfrentadas contra él. Ni se ha doblegado ni sometido a las presiones.
La campaña de boicot fue innovadora y dinámica y está claro que ha consolidado a la juventud en el Buró de Jóvenes Voluntarios del Pueblo, mostrando la profunda fuerza que tienen entre las generaciones.
Ha sentado las bases para un Frente Unido de todos los sectores populares progresistas y patrióticos, encolerizados aún más por la denuncia del Partido sobre la intromisión de los expansionistas indios en “gestionar” la vida política nepalí, como lo denominan. Ha mantenido la fe en los Janajatis, los marginados, los Dalits y la clase marginada de las ciudades y pueblos, manteniendo la opción de un cambio radical y la verdadera libertad en su programa. La campaña de boicot ha permitido también revivir el espíritu y actividades de las zonas donde se encontraban las bases de apoyo que crecieron en sintonía con la Guerra Popular. El PCN-Maoísta ha logrado esto recuperando la verdadera política revolucionaria maoísta, más que justificando las razones de su escisión del, en todos los sentidos, corrupto PCUN(M).
Concluyo resumiendo una declaración realizada ayer en nombre del Partido por el camarada Dev Gurung, quien, mientras que expresaba “tristeza por cualquier daño causado por los incidentes durante la huelga”, continuó diciendo que el bandh [huelga] concluyó exitosamente pese a los esfuerzos del consorcio de 4 partidos para abusar del poder estatal para reprimirle. Informando que el Gobierno había usado la fuerza para detener a más de 500 dirigentes y cuadros con “falsas acusaciones”, finalizó dirigiéndose al pueblo de Nepal agradeciéndole “por convertir en un éxito nuestra huelga”.
Lal salaam (saludos rojos)
P. Tobin, 20 Noviembre 2013

Nepal: “Condenar el estado de terror”. Un artículo de Rishi Raj Baral (Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario)

Nota – Tal y como hemos informado, hoy 19 de Noviembre han sido convocadas en Nepal unas ilegítimas elecciones a una nueva Asamblea Constituyente por parte del Gobierno reaccionario con el apoyo del expansionismo indio y el imperialismo yanqui, y a las que el Partido Comunista de Nepal – Maoísta ha llamado al boicot.

Reproducimos a continuación el siguiente artículo de Rishi Raj Baral publicado el pasado 17 de Noviembre en la página web de “The Next Front” (El Próximo Frente) http://thenextfront.com/  del Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario de Nepal. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013

CONDENAR EL ESTADO DE TERROR

Rishi Raj Baral

El PCN-Maoísta intensifica la campaña de boicot

“No estamos opuestos a las elecciones a la Asamblea Constituyente en un sentido absoluto; sin embargo, estas elecciones no se celebran para redactar una constitución del pueblo. Por el contrario están basadas en el diseño de llevar al país a la Sikkimización [un término utilizado en Nepal que significa la absorción de la soberanía nacional por parte de la vecina India]. Por tanto, nuestro partido, el Partido Comunista de Nepal – Maoísta, ha decidido boicotear activa y vigorosamente éstas denominas segundas elecciones. Esa decisión [la consulta electoral] no se basa en los intereses y la opinión del pueblo. Llamamos encarecidamente a las estimadas masas del pueblo a hacer efectivo y un gran éxito el movimiento de boicot”.

Partido Comunista de Nepal – Maoísta

Esta es la declaración publicada por el PCN-Maoísta referente a la Campaña de boicot a las elecciones. La reunión del Comité Central del PCN-Maoísta que se celebró en el valle de Pokhara en julio de 2013 decidió boicotear activa y vigorosamente las elecciones a la Asamblea Constituyente. Ahora sólo quedan dos días para la jornada electoral y el PCN-Maoísta está intensificando la campaña de boicot por todo el país. Mientras avanza el grado y velocidad de la campaña de boicot, el Gobierno reaccionario también se ha lanzado con toda su fuerza para reprimir la campaña de boicot. De hecho, no es sólo una campaña de boicot; en esencia, es un movimiento antisikkimización, un movimiento de salvaguardia y soberanía nacional.

En estos momentos, el Gobierno reaccionario respaldado por el expansionismo indio y el imperialismo norteamericano está intensificando el estado de terror sobre el pueblo oprimido de Nepal, que se encuentra en el camino de frustrar las denominadas elecciones a la Asamblea Constituyente del 19 de Noviembre. En particular, tras la llegada de Alok Joshi, el jefe del conocido RAW (ala de investigación de la India) y Jimmi Carter, expresidente de EE.UU., en nombre de la “ley y orden”, el Gobierno reaccionario ha ampliado su estado de terror contra el pueblo nepalí. Más de 300 cuadros del Partido, incluidos los miembros del Comité Central camaradas Maya Prasad Aacharya “Parasmani” y Mangal Shahi, han sido detenidos en distintas partes del país. Las casas y oficinas del Partido han sido asaltadas. Para intensificar el estado de terror, el Gobierno ha desplazado a cerca de doscientos mil miembros del “personal de seguridad”. Funcionarios del Ministerio del Interior han declarado que han desplazado a 62.000 miembros del Ejército de Nepal, 10.000 miembros del personal de policía y 32.000 de las fuerzas armadas de la policía (FAP) y 10.000 informadores vestidos de paisano. En realidad, no es el número correcto. Han desplazado a más de lo que oficialmente han declarado. Las calles de la ciudad de Katmandú están repletas de fuerzas armadas. Parece que el Gobierno de Nepal ha declarado Nepal en “estado de emergencia”.

Incluidas revistas en Internet, las agencias gubernamentales han forzado a clausurar los medios de comunicación que apoyan la campaña de boicot. No sólo los medios de comunicación próximos al PCN-Maoísta. También han amenazado a otros medios de comunicación para que tampoco publiquen y emitan ninguna noticia o puntos de vista relativos a la campaña de boicot. En nombre de un supuesto “código de conducta” están suministrando material censurado a los medios de comunicación. Por otro lado, los medios de comunicación propiedad de las grandes empresas, los medios de comunicación apoyados por las potencias extranjeras y los medios de comunicación propiedad del Gobierno están publicando opiniones y noticias negativas respecto de la campaña de boicot. Estos medios de comunicación están publicando noticias provocadoras y haciendo presión para reprimir la campaña de boicot, que es un movimiento nacionalista. El propio Gobierno reaccionario ha creado una situación de terror en nombre de unas “elecciones pacíficas”.

Ahora mismo, funcionarios de la Embajada de la India están muy activos y apoyando a sus lacayos con dinero y fuerza. Frecuentemente están organizando reuniones con los partidos proindios con base Tarai. Especialmente se han reunido frecuentemente con Prachanda y Baburam, sus nuevos clientes fieles. Los indios están ocupados confeccionando su estrategia para los próximos días. Están haciendo un gran diseño para el extenso número de representantes proindios en la Asamblea Constituyente. Se ha sabido que la Embajada india ha desplazado a sus propios miembros de la inteligencia para reunir información sobre las actividades del PCN-Maoísta. Hemos sabido también que el recientemente “funcionario indio” que ha llegado, enviado de Delhi, junto con Prachanda-Baburam, están forzando al Gobierno a detener al Camarada Mohan Baidhya “Kiran”, junto con otros destacados dirigentes.

Pese a dicho terror de Estado, el pueblo revolucionario dirigido por el PCN-Maoísta ha salido  a las calles para intensificar la campaña de boicot a las elecciones. Desde hace 5 días, no se han movido los vehículos de transporte de largo recorrido. Rolpa, la primera zona liberada durante los 10 años de Guerra Popular, ha sido declarada zona restringida para los candidatos reaccionarios. Ni una sola candidatura se ha atrevido a entrar en las aldeas. El Partido ha organizado una Marcha con jóvenes voluntarios, de una aldea a otra, para hacer público [el boicot].

Mientras tanto, los intelectuales y periodistas han emitido un comunicado de prensa relativo a la situación actual. Han exigido que se retrasen las elecciones y solicitado se entablen conversaciones inmediatas con el PCN-Maoísta.

En estos momentos, quiero dejar claro que tal y como he mencionado anteriormente, éstas no son solo unas elecciones a la Asamblea Constituyente. Es un proceso de sikkimización – un pequeño país que ha sido capturado por la India en nombre del “veredicto popular”. Por tanto llamamos a nuestros simpatizantes dentro del país y en el extranjero, a crear opinión pública contra el Proyecto de Sikkimización diseñado por el expansionismo indio y el imperialismo norteamericano.

El Gobierno reaccionario apoyado por los amos extranjeros debe ser denunciado. No hay otro modo excepto desbaratar las llamadas elecciones a la Asamblea Constituyente. Condenemos el estado de terror e intensifiquemos la campaña de boicot.

17 Noviembre 2013.