Deslindar los campos con los socialdemócratas de Podemos y ganarse a sus elementos de izquierda e intermedios dispuestos a luchar consecuentemente contra el capitalismo – Gran Marcha Hacia el Comunismo


DESLINDAR LOS CAMPOS CON LOS SOCIALDEMÓCRATAS DE PODEMOS Y GANARSE A SUS ELEMENTOS DE IZQUIERDA E INTERMEDIOS DISPUESTOS A LUCHAR CONSECUENTEMENTE CONTRA EL CAPITALISMO
El cabecilla del nuevo partido Podemos, Pablo Iglesias, no se cansa de afirmar que tanto su ideología como la del partido que él mismo dirige es la socialdemócrata.
Veamos algunos ejemplos:
-Entrevistado por un diario de Madrid, a la pregunta de si está más cerca del comunismo o de la socialdemocracia, Iglesias respondió: “Programáticamente más cerca de la socialdemocracia” (“20 Minutos”, 4-11-2014)
-“Las propuestas que asumimos son las que hasta no hace mucho tiempo iba a asumir cualquier socialdemócrata”. (Pablo Iglesias en la presentación en Madrid del Plan Económico de Podemos, “El País”, 27-11-2014)
-“Ellos [el P “SO”E] abandonaron el espectro de la socialdemocracia. Estamos encantados de ocupar ese espacio.” (Pablo Iglesias en el mitin de Podemos celebrado en el auditorio del parque Fofó de Murcia, 15-5-2015)
-“…el espacio de la socialdemocracia y, sí, lo estamos ocupando” (Pablo Iglesias en una entrevista a “La Opinión de Málaga”, 17-5-2015)
-“Ellos [el P “SO”E], han abandonado el espacio de la socialdemocracia. Nosotros nos sentimos cómodos en ese espacio”. (Pablo Iglesias en una entrevista en el programa “Las Mañanas de Cuatro”, 18-5-2015).
A la vista de todo ello ¿cuál es el papel que juega la socialdemocracia y qué posición debemos adoptar los marxistas-leninistas-maoístas ante esta corriente ideológica burguesa?
Como señalaran los comunistas chinos en 1963 bajo la dirección del camarada Mao Tsetung :
“(….) Los comunistas de los países capitalistas, al dirigir activamente las luchas actuales, deben vincularlas con la lucha por los intereses de largo alcance y de la causa en su conjunto, educar a las masas en el espíritu revolucionario del marxismo-leninismo, elevar sin cesar su conciencia política y tomar sobre si la tarea histórica de la revolución proletaria. Proceder de otra manera, considerar que el movimiento actual es todo, determinar el comportamiento de un caso para otro, adaptarse a los acontecimientos del día y sacrificar los intereses fundamentales del proletariado, esto es pura socialdemocracia.
La socialdemocracia es una corriente ideológica burguesa. Lenin señaló hace mucho que los partidos socialdemócratas son destacamentos políticos de la burguesía, sus agentes en el movimiento obrero y su principal pilar social. Los comunistas deben, en todo momento, deslindar claramente los campos con los partidos socialdemócratas en el problema fundamental de la revolución proletaria y de la dictadura del proletariado, y eliminar la influencia ideológica de la socialdemocracia en el movimiento obrero internacional y entre las masas obreras de los diversos países. Sin duda alguna, deben conquistar a las masas que se hallan bajo la influencia de los partidos socialdemócratas, y ganarse a los elementos izquierdistas e intermedios de dichos partidos que estén dispuestos a luchar contra el capital monopolista doméstico y el control del imperialismo extranjero y deben desplegar amplias acciones conjuntas con ellos en las luchas cotidianas del movimiento obrero (…)”
(Proposición Acerca de la Línea General del Movimiento Comunista Internacional. 14 de Junio de 1963. Respuesta del Comité Central del Partido Comunista de China a la Carta del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética del 30 de Marzo de 1963. Ediciones en Lenguas Extranjeras. Pekín, 1973, págs. 20, 21)

GRAN MARCHA HACIA EL COMUNISMO
20 de Mayo de 2015

Otros artículos referentes al partido Podemos en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Las nuevas palabras del viejo electoralismo caduco

*El nuevo Suresnes

*Podemos: ganó la abstención

*A propósito de la oportunidad de la crítica al partido Podemos

*¿Campaña contra Podemos o campaña a su favor?

La importancia que prestó la China roja socialista bajo la dirección de Mao Tsetung a difundir las obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin

 

Nota – Tras años de lucha siguiendo el camino de la revolución de nueva democracia, el 1º de Octubre de 1949, bajo la dirección del Partido Comunista de China con Mao Tsetung a la cabeza, el proletariado y las masas populares chinas se liberaron del feudalismo y el imperialismo y emprendieron el camino socialista bajo el nuevo régimen de la República Popular China.
En el camino de la construcción socialista hacia el comunismo, se desarrolló la Gran Revolución Cultural Proletaria (1966-1969), que, como señalara el propio Mao Tsetung “es completamente necesaria y muy oportuna para consolidar la dictadura del proletariado, prevenir la restauración del capitalismo y construir el socialismo”. Tras la muerte de Mao Tsetung en septiembre de 1976, los seguidores del camino capitalista dirigidos por Hua Kuofeng y Teng Hsiaoping lograron hacerse con las riendas del poder tras un sangriento golpe de estado, destruyendo los logros de la Gran Revolución Cultural Proletaria y la construcción socialista, emprendiendo el camino hacia el capitalismo al que hoy asistimos.
Bajo el régimen socialista de la República Popular China liderado por el gran dirigente y maestro Mao Tsetung, el Partido Comunista de China prestó gran atención a la educación ideológica de los cuadros del Partido y del proletariado y las masas populares chinas en la ideología comunista, el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung (al que hoy conocemos como marxismo-leninismo-maoísmo) y a su difusión en diversos idiomas -incluido el español-, a través de las Ediciones en Lenguas Extranjeras, entre el proletariado y los pueblos del mundo entero.
Como botón de muestra reproducimos a continuación el artículo “Publicadas más obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin” aparecido en “Peking Review” (Pekín Informa), nº 46, de 17 de Noviembre de 1972, extraído de la web MassLine y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español, ilustrándolo con imágenes de obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin editadas por las Ediciones en Lenguas Extranjeras de Pekín en aquellos años:


PUBLICADAS MÁS OBRAS DE MARX, ENGELS, LENIN Y STALIN
El Buró para la Traducción de las Obras de Marx-Engels-Lenin-Stalin del Comité Central del Partido Comunista de China ha recopilado, traducido al chino y, con la cooperación de departamentos editoriales, publicado muchas de las obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin para acometer las necesidades de los miembros del Partido, cuadros, obreros, campesinos, soldados e intelectuales revolucionarios a través del país en su estudio del marxismo-leninismo. Cuarenta y nueve títulos (incluyendo las obras completas, obras escogidas y panfletos) totalizando 190 millones de ejemplares fueron publicados a lo largo de los últimos dos años.
Este año, siete volúmenes más (Vol. 23, parte I del Vol. 26, Vols. 27, 29, 31, 34 y 38) de las Obras Completas de Marx y Engels fueron publicados hasta llegar a un total de 31. También se publicó una edición de cuatro volúmenes de las Obras Escogidas de Marx y Engels.
La edición en cuatro volúmenes de las Obras Escogidas de Lenin, impresa por primera vez en 1960, ha sido revisada y puesta a la venta en China desde el 7 de noviembre. Esta edición contiene las importantes obras escritas entre 1894 y 1923 por el gran maestro revolucionario. Estas obras muestran cómo Lenin heredó, defendió y desarrolló el marxismo en la lucha contra el imperialismo, el oportunismo de todo tipo y el revisionismo y empujó el marxismo adelante hacia una nueva etapa histórica, la etapa del leninismo.
Además, más de 20 clásicos marxistas-leninistas han sido reeditados –Manifiesto del Partido Comunista, La Guerra Civil en Francia, Crítica del Programa de Gotha, Anti-Dühring, Dialéctica de la Naturaleza, Ludwig Feuerbach y el Fin de la Filosofía Clásica Alemana, ¿Qué Hacer?, Materialismo y Empiriocriticismo, El Imperialismo Fase Superior del Capitalismo, El Estado y la Revolución, La Revolución Proletaria y el Renegado Kautsky, El “Izquierdismo” Enfermedad Infantil del Comunismo, Problemas del Leninismo, Sobre la Oposición, El Marxismo y los Problemas de la Lingüística y Problemas Económicos del Socialismo en la U.R.S.S.
La traducción china de algunas de estas obras ha sido revisada y chequeada y algunas han sido traducidas al mongol, tibetano, uigur, coreano, kazajo y braille. Ediciones en Lenguas Extranjeras ha impreso 2,3 millones de copias de 19 obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin en inglés, francés, alemán, persa, ruso y español.
(Pekín Informa, nº 46, 17 de Noviembre de 1972)

Otros textos de Mao Tsetung y de la China roja socialista en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Mao Tsetung. Prólogo a “La Victoria de la Nueva Democracia en China”  (14 Octubre 1949)

*La amistad más grande (9 de Marzo 1953)

*Mao Tsetung. Los partidos políticos proletarios en la actualidad son indispensables (25 Abril 1956)

* Mao Tsetung. Rojo y experto (31 Enero 1958)

*Mao Tsetung. Balance de diez años (18 Junio 1960)

*Mao Tsetung. La cuestión racial es una cuestión de clase (1963)

*Mao Tsetung. Notas sobre el informe del Camarada Ch´enheng-jen sobre su “puesto de ocupación” (29 Enero 1965)

*Declaración de Mao Tsetung de apoyo a la resistencia del pueblo dominicano a la agresión armada norteamericana (12 de Mayo de 1965)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (I)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Pao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (II)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por lacamarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (III)

*Carta escrita por el camarada Lin Piao sobre el estudio y aplicación de manera viva de las obras del Presidente Mao en el frente industrial y de comunicaciones (11 marzo 1966)

*Carta del camarada Lin Piao a los miembros de la Comisión Permanente del Comité Central del Partido Comunista de China (22 Marzo 1966)

*Carta de Mao Tsetung a los Guardias Rojos de la Secundaria Adjunta a la Universidad de Tsinghua (1 Agosto 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (31 Agosto 1966)

*¡Viva el espíritu de rebeldía revolucionaria del proletariado! – Pekín Informa (14 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (15 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1966)

*Los Guardias Rojos no temen la prueba de una Larga Marcha – Editorial de Diario del Pueblo (22 Octubre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (3 Noviembre 1966)

*Discurso de apertura de Chen Po-ta en el mitin de los trabajadores del arte y la literatura en pro de la Gran Revolución Cultural Proletaria (Pekín, 27 Noviembre 1966)

*¡En memoria del gran Lenin! ¡Abajo el revisionismo moderno! – Diario del Pueblo (28 Abril 1967)

*Discurso del Camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVIII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1967)

*Discurso del camarada Lin Piao en la concentración en Pekín en conmemoración del 50º Aniversario de la Revolución de Octubre (6 Noviembre 1967)

*Pintando “El Sol Rojo en nuestros corazones” – Comentario de Radio Pekín (9 Julio 1968)

*Discurso de la camarada Chiang Ching en el mitin de masas celebrando el establecimiento de los comités revolucionarios en toda China (7 Septiembre 1968)

*Crónica de una encuesta sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria en la enseñanza rural en la República Popular China – Diario del Pueblo (25 Octubre 1968)

*Discurso de Lin Piao en el acto de celebración del XIX aniversario de la fundación de la República Popular China  (1º de Octubre 1968)

*Refutación de la teoría de que las masas son retrógradas – Comité Revolucionario de Pekín – Pekín Informa (20 Diciembre 1968)

*Sobre la acumulación de experiencias- Editorial de “Hongqi”, nº 3-4 (1969)

*La Gran Revolución Cultural Proletaria en China: “A propósito del porvenir” (1969)

*Prestar atención a los métodos de trabajo – Editorial de “Renmin Ribao” (Diario del Pueblo) – 5 de Noviembre 1969

*Arte y lucha de clases – El patio donde se cobraban los arriendos

*Cómo los enseñantes colaboraban con los obreros, campesinos, soldados y especialistas en la redacción de manuales durante la Gran Revolución Cultural Proletaria en China

*Cómo la Gran Revolución Cultural Proletaria transformó la Universidad china

*Los carteles revolucionarios chinos de la Gran Revolución Cultural Proletaria y su impacto en el extranjero

Réquiem a un soldado (1945) – Un poema de Alexéi Nedogónov

Nota: Con motivo del 70º aniversario de la victoria del glorioso Ejército Rojo de la Unión Soviética sobre el nazi-fascismo hitleriano, el 9 de Mayo de 1945, reproducimos a continuación el poema Réquiem a un soldado del poeta soviético Alexéi Nedogónov (1914-1948), extraído del libro de Alexander Nakarov Antología de la Poesía Soviética, Ediciones Júcar, Madrid 1974, págs. 196-197, y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro blog:

REQUIEM A UN SOLDADO
A miles de verstas del hogar paterno
cayó atravesado por la bala enemiga:
en la estepa húngara, cerca de Esztergom,
moría un joven moscovita.

De pronto el soldado, tendido en la estepa,
sintió la caricia del aire natal,
igual que si viera agitarse de nuevo
los arces vetustos de Arbat.

El último impulso del corazón recio,
y se alzó en los codos, en la nieve ardiente,
por ver a los suyos lanzarse al combate
contra el alemán y vencer a la muerte.

Y como a lo lejos de su agrupación,
él vio que avanzaba la tierra, tan suya.
Los ojos del héroe captaron fugaces
del Kremlin las áureas cúpulas.

A miles de verstas del hogar paterno
se alza un obelisco que guarda una estrella:
bajo el cielo húngaro, cerca de Esztergom,
la gloria de Moscú canta la húngara estepa.

Alexéi Nedogónov (1945)

Versión de Vicente Arana

Otro poema de autor soviético en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Héroe (1928) – Un poema de Alexei Surkov

 

1º de Mayo 2015 – Mensaje al proletariado y al pueblo colombiano de la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia


Nota –Reproducimos a continuación el mensaje al proletariado y al pueblo colombiano que con ocasión del próximo 1º de Mayo Día Internacional de la Clase Obrera ha realizado la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia:

Primero de Mayo 2015
Mensaje al proletariado y al pueblo colombiano
¡EL IMPERIALISMO AGONIZA!
¡SE NECESITA EL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN PARA SEPULTARLO!
Hace 129 años grandes gestas de la clase obrera en Chicago dieron origen a la conmemoración del Primero de Mayo. Desde entonces, la lucha obrera en repudio a las deplorables condiciones de explotación y contra el reino de la esclavitud asalariada, afirmó su carácter internacional. En este Primero de Mayo salen una vez más los trabajadores por todo el mundo recordando a los mártires condenados por la infamia capitalista y siguiendo su ejemplo de lucha y valentía.
Hoy, como en 1886, siguen siendo terribles las condiciones de explotación; solo que la trituradora producción capitalista ha hecho del globo terráqueo una gran fábrica, se ha repartido no solo los territorios y saqueado los recursos naturales del planeta, sino que se disputa a los obreros mismos, pues es la fuerza laboral de miles de millones de personas, la que produce la plusvalía para unos cuantos parásitos que se apropian de todo. Pero a despecho de los tiburones capitalistas, la crisis económica vierte sus consecuencias devastadoras, incentiva más el odio de los oprimidos y explotados y exacerba todos los antagonismos sociales.
Aunque las entidades imperialistas como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico – OCDE, el Fondo Monetario Internacional – FMI y demás, ordenen medidas contra los trabajadores, y los gobiernos refuercen el militarismo y respondan con garrote y bala a cualquier manifestación, el antagonismo entre explotados y explotadores se extiende y profundiza por todo el mundo. El capitalismo imperialista es una bestia herida y desesperada en su agonía, que succiona el sudor y sangre de los trabajadores del campo y la ciudad para acrecentar las ganancias que la mantienen con vida. Es un sistema reaccionario donde unos cuantos países imperialistas azuzan la guerra contra los pueblos, naciones y países oprimidos, agreden y pisotean países enteros, disputan la ocupación de sus territorios, saquean sus riquezas naturales y materias primas, superexplotan la fuerza de trabajo y dejan a su paso pauperismo, guerra, desolación y muerte.
Mientras exista el capitalismo no cesará la estrangulación de la sociedad ni la destrucción de la naturaleza. Hoy más que nunca, las desastrosas consecuencias del avanzado estado de descomposición del capitalismo imperialista, hacen necesaria la Revolución Proletaria Mundial que derroque todo el poder político y económico de los capitalistas para suprimir de raíz los males causados a la sociedad, colocando su dirección en manos de los obreros que, en alianza con los campesinos, son los únicos capaces de reponerla de las lacras heredadas del capitalismo, de hacer avanzar a la humanidad pasos insospechados en su bienestar y en el dominio de la naturaleza sin destruirla, como ya lo comprobó la experiencia del socialismo en Rusia y China en el siglo pasado. Ante la dominación, la catástrofe y el caos mundial generado por el imperialismo, a los obreros y pueblos del mundo no les queda otro camino que la revolución.
Al proletariado le corresponde el papel histórico de empujar a la tumba al capitalismo imperialista; su contradicción mundial con la burguesía es hoy la fuerza más poderosa que impulsa el movimiento de la sociedad, y la que más favorece el avance de la Revolución Proletaria Mundial, a cuya cabeza marcha la Guerra Popular en países como la India, donde la violencia revolucionaria de las masas se propone destruir el Estado reaccionario e instaurar sobre sus ruinas un nuevo Estado de obreros y campesinos armados, que expropie a los expropiadores, devolviendo a toda sociedad la apropiación de lo que produce.
Sin embargo, en el camino de la Revolución Proletaria Mundial se atraviesa como vaca muerta el oportunismo (falso comunismo) que con su política pacifista y conciliadora con los enemigos, es el principal auxilio que tienen los explotadores para sofocar la rebeldía de los trabajadores y el desarrollo de la lucha revolucionaria de los pueblos. El oportunismo es el destacamento político de la burguesía en el seno del movimiento obrero, que es necesario aislar en la dirección de las luchas, denunciarlo en su compromiso con el sistema de explotación y la dictadura de las clases dominantes. Su apoyo a la paz de los ricos, su complicidad con las medidas anti crisis, su defensa de la explotación asalariada y las instituciones que la salvaguardan, confirman en los hechos y en esencia, que sus jefes están del mismo lado del imperialismo y las clases reaccionarias. ¡El imperialismo es un tigre de papel! ¡El oportunismo es un tumor maligno que hay que extirpar del movimiento obrero!
El Movimiento Comunista Internacional, fuerza sin la cual la Revolución Proletaria Mundial no puede ser consciente y llegar a su triunfo, se encuentra sumido en una gran confusión y dispersión, que lo limitan para organizar y dirigir las poderosas fuerzas sociales de la revolución. Ésta es la gran desventaja del progreso actual de la sociedad hacia su emancipación. La clase obrera, la más consecuente y revolucionaria de todas las clases, solo puede proclamar su completa independencia ante los otros partidos y demás clases, y ponerse al frente de la rebelión de los oprimidos y explotados contra el sistema, organizándose como Partido político en cada país y en una nueva Internacional Comunista. ¡Se necesita superar la crisis del Movimiento Comunista avanzando a una nueva Internacional, firme en los principios y revolucionaria hasta el fin!
En Colombia se siente con rigor el peso de la crisis. Los imperialistas en alianza con la burguesía y los terratenientes, mientras hablan de paz y negocian en La Habana con las FARC, intensifican la superexplotación de los obreros, los despidos masivos, la legalización del despojo a los pobres del campo, el saqueo y destrucción de los recursos naturales, agigantando la crisis social y la rebelión de los trabajadores. A los bajos salarios, los nuevos impuestos, el recorte de beneficios sociales, las privatizaciones, la ruina y la amenaza del hambre y la miseria, responden los pobres de la ciudad y el campo con manifestaciones, bloqueo de vías, tomas de tierras y de fábricas. Pero el Estado de los ricos lanza una infame arremetida y generaliza el trato militar a quienes no se resignan a cargar sobre sus espaldas el peso de la crisis. ¡Los capitalistas hablan de paz, mientras arremeten con la violencia del Estado y del hambre contra el pueblo!
Ante el ascenso de la lucha de las masas, cuyos combates son cada vez más radicales y unidos, alentados por el trato militar que les da el régimen, los comunistas deben tomar la iniciativa para organizar y dirigir la confrontación inmediata, así como para llevar la conciencia socialista sobre la necesidad de la revolución proletaria. ¡Hay que unir y generalizar la lucha revolucionaria de los pobres contra los ricos y su Estado!
Y si la paz burguesa entre guerrillas y Gobierno no tiene el respaldo del pueblo, le corresponde a los comunistas hacer consciente, tanto la respuesta espontánea de las masas a la violencia reaccionaria del Estado, como la denuncia al reformismo y al oportunismo que ayudaron a reelegir al tirano Santos y están comprometidos con la política imperialista de la pacificación de clases. ¡La paz de los ricos, es guerra contra el pueblo! ¡Abajo la paz entre clases! ¡Si el pueblo quiere paz, debe derrocar el poder de los explotadores con la Guerra Popular!
En cuanto a los desplazados, la política de restitución de tierras resultó ser una farsa, una ley que legaliza el despojo y entrega las tierras usurpadas a las empresas imperialistas mineras y petroleras, a los capitalistas como el Grupo Empresarial Antioqueño, y hasta a lagartos como el Magistrado Pretelt. El desplazamiento de los pobres del campo no termina y el asesinato a sus dirigentes es sistemático. El Gobierno de Santos, al servicio de los explotadores nativos y extranjeros, clava sus garras sobre el pueblo colombiano, a la vez que generaliza la represión y la mano dura del terrorismo de Estado contra las víctimas de la guerra reaccionaria.
Contra la política del sindicalismo burgués alcahueta de los despidos y el pisoteo del derecho de organización y de huelga, avanza la reestructuración del movimiento sindical en defensa de la independencia de clase; que en lo inmediato debe unir los esfuerzos, que ya hacen los obreros espontáneamente, agrupándolos en Federaciones con miras a una Central Sindical Revolucionaria, y potenciar su lucha directa y masiva para frenar a los capitalistas en su ímpetu superexplotador, y preparar obreros para la revolución. ¡Viva la Reestructuración del Movimiento Sindical! ¡Adelante con la organización independiente y revolucionaria del movimiento sindical!
Los comunistas deben denunciar las ilusiones que siembran los jefes de los partidos oportunistas y los jefes vendeobreros de las centrales sindicales en las instituciones del Estado al servicio de los ricos. La clase obrera no puede aspirar a tomar posesión de una maquinaria hecha para oprimir y explotar a la mayoría, como lo es el Estado capitalista. ¡Se necesita destruir esa máquina de opresión para sustituirla por el Estado de los obreros y campesinos armados! La corrupción no es un hecho aislado de algunas “manzanas podridas”; es una característica de todas las instituciones del Estado capitalista, a tal extremo que los magistrados de las altas Cortes, en cuyas manos está la balanza de la “sagrada” justicia burguesa, están corrompidos hasta los tuétanos por el poder del capital; ejercen como representantes de los expropiadores, y ellos mismos son beneficiarios y artífices directos de la guerra contra el pueblo. ¡Abajo el podrido Estado burgués! ¡Viva el futuro Estado de obreros y campesinos!
La situación objetiva es excelente para la revolución. El descontento general, la impaciencia de las masas, la indignación de los oprimidos, la rebeldía de los trabajadores en todos los países, urgen construir una nueva Internacional Comunista como Partido político mundial del proletariado y apremian la construcción del Partido de la clase obrera en cada país para desencadenar la debacle de los reaccionarios. La unidad internacional de los comunistas implica consolidar el triunfo sobre el revisionismo y el centrismo delimitando campos en una Línea General que siente las bases para un nuevo gran reagrupamiento. En Colombia, la construcción del Partido exige profundizar la vinculación consciente y organizada a las masas para quebrarle el espinazo a la impotencia política de los comunistas y avanzar hacia el triunfo de la Revolución Socialista, la destrucción del Estado reaccionario e instauración del nuevo Estado de Dictadura del Proletariado que suprimirá para siempre la explotación del hombre por el hombre.
La Unión Obrera Comunista (marxista leninista maoísta) tiene un Programa para la Revolución en Colombia, que expone abierta y claramente cuáles son sus fuerzas, medios y objetivos para concretarla; y trabaja por construir un auténtico Partido político de la clase obrera, por avanzar hacia su Congreso, donde el proletariado vuelva a expresarse como clase para sí, independiente, revolucionaria y de vanguardia. Tal Partido es el dispositivo estratégico principal, indispensable para canalizar, organizar y dirigir toda la lucha de clases hacia el derrocamiento del poder político estatal de los explotadores, y las condiciones son magníficas para construirlo con profundas raíces en las masas y principalmente en el proletariado fabril. Este propósito impone a los comunistas, obreros avanzados e intelectuales revolucionarios, continuar enseñando a las masas a distinguir a sus verdaderos amigos y enemigos, a comprender que el reformismo y el oportunismo están del mismo lado de los explotadores y opresores, llámense santistas o uribistas. Los comunistas invitan a las bases engañadas de los partidos politiqueros y reformistas a romper decididamente con ellos y fortalecer las filas revolucionarias.
En las manifestaciones de este Primero de Mayo, los obreros del mundo rinden homenaje a los mártires de Chicago enarbolando las banderas internacionalistas y revolucionarias. Los trabajadores en Colombia también cumplen con honor su compromiso levantando sus puños y lanzando su grito de combate: ¡El imperialismo agoniza! ¡Se necesita el Partido y la revolución para sepultarlo!
Unión Obrera Comunista (marxista leninista maoísta)
Primero de Mayo de 2015

De la Unión Obrera Comunista (mlm) de Colombia y editoriales y artículos de su órgano Revolución Obrera Obrera disponibles en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Murió Eduardo Galeano: La democracia pequeñoburguesa llora su partida (23 de Abril 2015)

*La VII Cumbre de las Américas: Espejismos y realidades (Abril 2015)

*La economía china y los gobiernos de la falsa izquierda (12 de abril 2015)

*La lucha revolucionaria del pueblo ucraniano y la Revolucióin Proletaria Mundial. Una mirada a la situación actual en el Donbass (12 de abril 2015)

*9 de abril de 1948: Insurrección popular sin dirección revolucionaria (9 de abril 2015)

*Editorial – Al respaldo imperialista a la farsa de paz ¡Unir y generalizar la lucha, preparar la Guerra Popular! ( 15 de Marzo 2015)

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (I) En Cuba: Diplomacia burguesa, negocios y mentiras

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (II) El régimen económico cubano

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (III) El régimen político cubano

*Cuba: El socialismo ficción y el capitalismo verdadero. (IV) El nacionalismo como programa

 *8 de Marzo ¡El triunfo de la Revolución Proletaria es inconcebible sin la participación de la mujer! (2 de marzo 2015)

*¿La pacificación propuesta por las FARC a quien sirve? (21 de Febrero 2015)

*En Colombia: pacifismo armado. En la India Guerra Popular (23 Enero 2015)

*¿Qué es la Federación Sindical Mundial (FSM)? (1º  de Agosto 2014)

*Las guerras de rapiña imperialista deben ser enfrentadas con la guerra revolucionaria de masas (21 de agosto 2014)

*Editorial – ¡Contribuir a la unión y generalización de las luchas del pueblo!

*A cien años de la Primera Guerra Mundial imperialista (4 de Julio 2014)

*¡Contra la mentirosa paz de los ricos y la farsa electoral: NO VOTAR, UNIR Y GENERALIZAR LA LUCHA OBRERA Y POPULAR  (8 de Junio 2014)

*A propósito de la muerte de Gabo. Cuando murió hacía mucho tiempo que lo habíamos enterrado

*La Comuna de París: Primer Estado proletario (14 de Marzo 2014)

*La emancipación de la mujer exige su participación en la construcción del Partido (28 de Febrero 2014)

*Editorial – Paz y elecciones: Dos grandes farsas de los explotadores (17 de Febrero 2014) 

 

 

Rememorando el histórico IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (1-24 de Abril de 1969)

El 24 de abril de 1969, hace ahora 46 años, se clausuró el histórico IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, que desarrolló sus trabajos entre el 1 y el 24 de abril de 1969 en Pekín. En él se adoptaron decisiones históricas que lo señalan como un hito importantísimo no sólo de la larga historia, cuajada de luchas heroicas, del Partido Comunista de China sino también del movimiento comunista internacional. El IX Congreso sancionó la victoria de la línea roja y revolucionaria marxista-leninista-maoísta del camarada Mao Tsetung al igual que de la Gran Revolución Cultural Proletaria sobre la línea negra revisionista y contrarrevolucionaria de Liu Shao-shi y compañía. El IX Congreso alzó firmemente aún más alta la bandera roja de la revolución y el socialismo y significó un golpe demoledor para los revisionistas soviéticos, renegados de la gran causa de Lenin y Stalin.
Fueron las brillantes victorias alcanzadas por la Gran Revolución Cultural Proletaria, desencadenada y dirigida personalmente por el camarada Mao Tsetung, en los planos político, ideológico y de organización, las que prepararon las condiciones necesarias para la realización del IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China.

Los trabajos del Congreso
La sesión de apertura del Congreso, el 1 de abril de 1969, fue presidida por el camarada Mao Tsetung, el gran dirigente del pueblo chino y guía del proletariado internacional, que pronunció un destacado discurso.
Después que el camarada Mao Tsetung declarara abierto el IX Congreso, se procedió a la elección de los 176 miembros del Presidium del Congreso, siendo elegido por unanimidad como presidente del mismo el camarada Mao Tsetung y como vicepresidente el camarada Lin Piao.
El Congreso adoptó como orden del día:
1.- Presentación del informe político por el camarada Lin Piao en nombre del Comité Central del Partido Comunista de China.
2.- Modificación de los Estatutos del Partido Comunista de China;
3.  Elección del Comité Central del Partido.

Participaron en los trabajos del Congreso 1.512 delgados. Entre ellos se encontraban revolucionarios proletarios de la vieja generación del Partido Comunista de China y un gran número de elementos avanzados del Partido que se distinguieron durante la Gran Revolución Cultural Proletaria. El número de obreros procedentes de la producción industrial y de las minas, campesinos pobres y de la capa inferior de los campesinos medios de las comunas populares y mujeres oriundas de diversos frentes de la producción, nunca fue tan importante en los congresos del PC de China. Entre los delegados procedentes del Ejército Popular de Liberación (EPL), que dieron una notable contribución a la Gran Revolución Cultural Proletaria, se encontraban veteranos del Ejército Rojo, templados en los numerosos combates y nuevos combatientes, autores de acciones heroicas en los combates en defensa de las fronteras de la patria socialista. Delegados procedentes de la Guardia Roja participaron por primera vez en un congreso del Partido. Por decisión del Comité Central, todas las organizaciones del Partido en los diversos escalones llevaron a cabo amplias consultas democráticas y escuchado largamente la opinión de las amplias masas. Aguerridos en las batallas de la Gran Revolución Cultural Proletaria se mostraron plenos de dinamismo y de combatividad traduciendo plenamente la unidad en el seno del PC de China unidad establecida sobre la base del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung.

Siguiendo el orden del día, el camarada Lin Piao presentó el Informe ante el IX Congreso Nacional del  Partido Comunista de China. De acuerdo con la doctrina de Mao Tsetung sobre la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, el informe hizo un balance de la rica experiencia de la Gran Revolución Cultural Proletaria, un análisis de la situación externa e interna del país y estableció las tareas de combate del PC de China. El informe presentado por el camarada Lin Piao fue calurosamente aclamado por los delegados e intercalado con prolongados aplausos y consignas.
A partir del segundo día de trabajos, el Congreso inició la discusión por grupos, al igual que del proyecto modificado de los Estatutos del Partido.
Desde el 2 de abril de 1969, los delegados comenzaron a discutir y estudiar concienzudamente por grupos el discurso que pronunció el camarada Mao Tsetung en la sesión inaugural y la historia del PC de China. Así, en 1921, al celebrarse su I Congreso, el PC de China no contaba sino con algunos grupos y algunas decenas de miembros. Guiado por la justa línea del camarada Mao, el Partido Comunista de China se desarrolló a lo largo y en medio de impetuosas tempestades hasta convertirse en el dirigente del proletariado y el pueblo chino hasta instaurar la República Popular China en 1949. En opinión de los delegados, la historia confirmó que 48 años de existencia del PC de China fueron coronadas con grandes victorias así como la plena derrota del oportunismo de “izquierda” de Tchen Tu-Siu, Wang Ming y otros, oportunismo que causó un inmenso perjuicio a la revolución china. Sólo comprendiendo la Historia del Partido Comunista de China es posible conocer profundamente cómo el camarada Mao Tsetung salvaguardó y desarrolló el marxismo-leninismo, comprender la grandeza del camarada Mao y la grandeza de la teoría revolucionaria de Mao Tsetung. En su discurso al Congreso, el camarada Mao afirmó: “Esperamos que este Congreso llegue a ser un congreso de unidad, un congreso de victoria, y que después de su clausura, se alcancen victorias aún mayores en todo el país”. Los delegados al Congreso, declararon tras ello: “Una vez que el cuartel general burgués dirigido por Liu Shao-shi fue destruido, nuestro Partido está unido como nunca. Bajo la dirección personal del Presidente Mao, nuestro Congreso se desarrolla de forma más satisfactoria y magnífica en una atmósfera de unidad; es, sin lugar a dudas, un congreso de unidad, un congreso de victoria, un congreso donde nos comprometemos a arrancar victorias cada vez mayores en todo el país”.
Los delegados al Congreso discutieron a conciencia, a lo largo de muchas y repetidas veces, el Informe Político del vicepresidente Lin Piao, párrafo por párrafo, frase por frase. Consideraron que el informe alzaba bien alta la gran bandera roja del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung, exponiendo con profundidad la teoría del camarada Mao sobre la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, sistematizando la experiencia de la Gran Revolución Cultural Proletaria tal y como se desarrolló en China, analizando la situación en China y en el extranjero y definiendo con precisión las tareas de combate para todo el Partido, el Ejército Popular y del pueblo en su conjunto. El informe constituyó el programa que orientó a la revolución y la edificación socialista para los años venideros. Los delegados elaboraron también en relación con este informe numerosas propuestas para aumentarlo y modificarlo.
También los delegados al Congreso procedieron a una exhaustiva discusión, capítulo por capítulo, artículo por artículo, del proyecto de modificación de los Estatutos del Partido Comunista de China. Los delegados recalcaron cómo el proyecto de Estatutos afirmaba de nuevo que el fundamento teórico por el que se guiaba el Partido es el marxismo, el leninismo y la teoría revolucionaria de Mao Tsetung, estableciendo al mismo tiempo, explícitamente, que el camarada Lin Piao era el sucesor del Presidente Mao. Este hecho significó una gran victoria para el marxismo-leninismo-maoísmo.
En la sesión plenaria del 14 de abril de 1969, presidida por el camarada Mao Tsetung, éste pronunció un importante discurso, interviniendo también los camaradas Lin Piao, Chen Po-ta, Kang Sheng, Huang Yong-Cheng y otros, discursos que fueron frecuentemente interrumpidos con aplausos y consignas entusiastas. El Congreso aprobó por unanimidad el informe presentado por el camarada Lin Piao así como los nuevos Estatutos del PC de China. Al aprobarse por unanimidad ambos documentos, los congresistas prorrumpieron en gritos tales como “¡Viva la victoria de la Gran revolución Cultural Proletaria!, ¡Viva el Partido Comunista de China!, ¡Viva la siempre victoriosa teoría revolucionaria de Mao Tsetung! ¡Viva el presidente Mao!”.

La elección del Comité Central
A partir del 15 de abril de 1969, el IX Congreso Nacional del PC de China abordó el tercer punto del orden del día: la elección del nuevo Comité Central. Además, los delegados prosiguieron sus discusiones en grupos, para poder llevarlas mejor a cabo, tomando en consideración las condiciones existentes en sus regiones, sectores y unidades respectivas, las diversas tareas avanzadas por el Congreso.
En la tarde del 24 de abril de 1969 se clausuró victoriosamente el IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, tras una sesión plenaria, presidida por el camarada Lin Piao, que eligió el nuevo Comité Central del Partido. La votación se desarrolló en medio de una atmósfera revolucionaria extremadamente entusiasta. Según las disposiciones establecidas por el Presidium del Congreso, las diversas delegaciones propusieron en primer lugar a los candidatos de su elección para miembros del Comité Central; a continuación el Presidium recogió sus opiniones y preparó una lista preliminar de candidatos: Esta fue entregada posteriormente a los delegados. Tras diversas consultas, se estableció la lista de candidatos. En seguida se llevó a cabo una elección preliminar a través de voto secreto. La lista definitiva de los candidatos fue, así pues, establecida tras largas consultas democráticas realizadas, durante varias veces, de la base hacia arriba y de arriba hacia la base. Después fue sometida al Congreso por el Presidium para la elección oficial en escrutinio secreto. Así, el proceso de elección del Comité Central al IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China fue una expresión exacta del centralismo democrático y de la línea de masas practicada por el PC de China.

Para el Comité Central fueron elegidos 170 miembros efectivos y 109 miembros suplentes. El Congreso eligió al camarada Mao Tsetung como presidente del Comité Central y al camarada Lin Piao como vicepresidente. Entre los miembros elegidos para el nuevo Comité Central figuraban revolucionarios proletarios de la vieja generación del Partido y combatientes proletarios surgidos en el transcurso de la Gran Revolución Cultural proletaria. Entre los nuevos miembros figuraban cuadros dirigentes de los diversos frentes, cuadros del Partido, del Gobierno y del Ejército Popular de Liberación, comunistas que se distinguieron en el trabajo de producción en las fábricas y en el campo, héroes del Ejército Popular de Liberación, comunistas que habían trabajado en los frentes cultural y científico y combatientes comunistas de las diversas nacionalidades. La composición del nuevo Comité Central fue un exponente del dinamismo en el seno del PC de China.
El IX Congreso Nacional del PC de China hizo un llamamiento a todo el Partido, al ejército y a la población de todas las nacionalidades, para aplicar resueltamente la línea revolucionaria del camarada Mao, proseguir la consolidación y el reforzamiento de la dictadura del proletariado, conducir hasta el fin la revolución en el dominio de la superestructura, en particular, en el campo de la educación, de la literatura y el arte, de la prensa y la sanidad, y realizar las tareas de lucha-crítica-reforma formuladas por el vicepresidente Lin Piao en su informe político. El Congreso resaltó que era preciso tener confianza en las masas, apoyarse en ellas y respetar el espíritu de iniciativa.
El IX Congreso Nacional del PC de China dirigió un llamamiento a los cuadros dirigentes de los diversos escalones del Partido y del ejército, al igual que a las amplias masas revolucionarias, para que tuvieran siempre presente la enseñanza del Presidente Mao de que : “La política y la táctica son la vida propia del Partido”, y para que concretizaran de forma consciente los diversos principios políticos proletarios establecidos por el camarada Mao. “Es necesario, bajo la dirección del proletariado –determinaron los delegados- que conquistemos y nos unamos a todos los que son susceptibles de ser unidos con vistas a la lucha conjunta contra el enemigo”. Y “Es preciso acompañar el desarrollo de la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía, combatir al puñado de contrarrevolucionarios que intentan en vano llevar a cabo una restauración, luchar contra las tendencias erróneas “de izquierda” o de derecha, y contra las diversas manifestaciones de la concepción burguesa del mundo”.
El IX Congreso Nacional del PC de China invitó a todos los miembros del Partido y a los Comités revolucionarios de todos los escalones a aplicar concienzudamente la línea de masas y a orientarse por el método científico. “Los camaradas dirigentes de todos los escalones –preconizó el Congreso- deben estar al corriente del conjunto de la situación, esforzarse por erigir ejemplos-tipo, hacer el balance de la experiencia adquirida y seguir de cerca los nuevos desarrollos de la situación; en la victoria, los camaradas deben conservar su estilo de vida sencillo y de ardua lucha, continuar modestos y prudentes y no ser ni presumidos ni irresponsables, y estar alerta contra las balas envueltas en azúcar de la burguesía y contra otras tentativas de ésta para corromper y dividir el Partido y las filas revolucionarias.”
El IX Congreso Nacional del PC de China dirigió un caluroso saludo revolucionario proletario a los obreros, campesinos pobres y capa inferior de los campesinos medios, guardias rojos, cuadros revolucionarios e intelectuales revolucionarios de toda China que llevaron a cabo grandes acciones durante la Gran Revolución Cultural Proletaria, así como a los comandantes y combatientes del Ejército Popular de Liberación, a los patriotas chinos residentes en el extranjero y a los de Hong Kong y Macao, a los compatriotas de Taiwan (Formosa) y a todos cuantos defendían el socialismo y amaban a la patria socialista y que, desde tiempo atrás, ofrecieron una contribución útil a la revolución y a la edificación del socialismo. El Congreso hizo un llamamiento a la clase obrera, a la capa inferior de los campesinos medios y a las poblaciones de las diversas nacionalidades a fin de que edificaran el socialismo persistiendo en los principios de: independencia y autonomía; apoyarse en las propias fuerzas; desarrollar el máximo esfuerzo; vencer todas las dificultades; cantidad, rapidez, calidad, economía; llamó a que promoviesen la producción y mejorar el trabajo y activar los preparativos en previsión de una guerra (como consecuencia de las agresiones armadas de los socialimperialistas soviéticos contra la República Popular China). Llamó a realizar nuevas proezas en los tres grandes movimientos revolucionarios: la lucha de clases, la lucha por la producción y la experimentación científica.
El IX Congreso Nacional del PC de China dirigió un caluroso saludo de combate al Partido del Trabajo de Albania y a otros partidos y agrupaciones hermanos marxistas-leninistas del mundo; a los pueblos revolucionarios de los cinco continentes que estaban luchando contra el imperialismo, contra el revisionismo moderno encabezado por la camarilla de los renegados revisionistas soviéticos y contra la reacción mundial, al igual que al heroico pueblo vietnamita que persistía en aquellos días en su guerra popular contra la agresión yanqui y por el derrocamiento del régimen títere de Saigón.

Declaración solemne del IX Congreso del PC de China
El IX Congreso Nacional del PC de China proclamó solemnemente que: “El Partido Comunista de China, creado y educado por el gran dirigente camarada Mao, será siempre fiel al internacionalismo proletario; el PC de China apoya resueltamente la lucha revolucionaria del proletariado mundial y de los pueblos y naciones oprimidas del mundo entero; el PC de China está determinado a unirse a todos los auténticos marxistas-leninistas de todo el mundo, al proletariado mundial y a todos los pueblos revolucionarios para aplastar completamente la conspiración tramada en conjunto por los Estados Unidos y la Unión Soviética con vistas a una nueva partición del mundo, y para llevar hasta el fin la gran lucha contra el imperialismo, el revisionismo y la reacción. El imperialismo americano, el revisionismo soviético y todos los reaccionarios son tigres de papel. No escaparán a su ineluctable fin. Las dificultades que los minan no pueden ser torneadas. La causa revolucionaria de los pueblos del mundo triunfará. Sabemos claramente que nos depararemos en nuestra marcha adelante con toda suerte de dificultades y vicisitudes y que los reaccionarios tanto del interior como del exterior, en su agonía, van aún a debatirse desesperadamente. Todo eso, sin embargo, no impedirá que nuestra grandiosa causa socialista avance triunfalmente”.
La celebración del IX Congreso Nacional del PC de China creó por toda China una atmósfera de alegría y efervescencia, como jamás se había visto. Centenares de millones de revolucionarios de las diferentes nacionalidades de China, organizaron importantes manifestaciones y concentraciones al igual que produjo un impetuoso movimiento de masas para el estudio y aplicación vivas de la teoría del presidente Mao Tsetung, para llevar a cabo la revolución y promover la producción y estar preparados ante la eventualidad de una guerra.

Mensajes de saludo y felicitación al IX Congreso
Al IX Congreso Nacional del PC de China llegaron millares de telegramas y mensajes de felicitación por parte de partidos y organizaciones comunistas hermanas de numerosos países, de organizaciones progresistas y de grupos y personalidades amigas del extranjero.
Entre los partidos y grupos políticos que enviaron mensajes de felicitación al IX Congreso podemos citar: el Partido del Trabajo de Albania, el Partido de los Trabajadores de Vietnam, el Partido Comunista de Rumanía, el Partido Comunista de Australia (Marxista-Leninista), el Partido Comunista de Nueva Zelanda, el Partido Comunista de Ceilán, el Partido Comunista de Birmania, el Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur, el Partido Comunista de Indonesia, el Partido Comunista de Polonia (clandestino), el Partido Marxista-Leninista de Austria, el Partido Comunista de Japón (Izquierda), el Partido Comunista Marxista-Leninista de Francia, el Partido Comunista de Italia (Marxista-Leninista), la Liga de los Marxistas-Leninistas de Holanda, “Línea Roja” (periódico marxista-leninista de Francia), el Movimiento Comunista Marxista-Leninista de San Marino, la Liga de la Juventud Comunista de Japón, el Partido Comunista de Tailandia, el Partido Comunista de Malasia, el Partido Comunista de Bolivia, el Partido Comunista de Brasil, el Partido Comunista Revolucionario de Chile, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Alemania, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Bélgica, la Organización de los Comunistas de Suiza, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de España, la Organización Marxista-Leninista de los Emigrantes Políticos Griegos, la Federación de los Marxistas-Leninistas de Holanda, las Ediciones Oriente de Italia, el Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Gran Bretaña, el Grupo Marxista-Leninista de Grecia, el Grupo Marxista-Leninista de Guayana, Marxistas-Leninistas de Hungría, la Organización de los Marxistas-Leninistas de Yugoslavia, la Liga de la Juventud Socialista de Noruega, el Consejo Nacional de la Revolución de Congo (B.), Grupo de la Organización Nacional de Guadalupe, Frente Patriótico de Tailandia, Fuerzas de la Juventud para la Liberación Nacional de Jamaica, Liga Comunista de Suecia (Marxista-Leninista), Partido Progresista del Trabajo de EE.UU., Comité ad hoc por un partido marxista-leninista de EE.UU., Asociación de Marxistas-Leninistas de Helsinki, Partido de los Trabajadores de Haití, el periódico indio “Liberación”, Unión Nacional Africana de Zimbabwe, Unión Nacional de Sudoeste Africano, Unión Nacional por la Independencia Total de Angola (UNITA), Congreso Panafricano de Tanzania, Frente de Liberación de Eritrea, Vanguardia Comunista de Argentina, Asociación de Obreros Revolucionarios Austríacos (Marxista-Leninista), Partido Comunista Marxista-Leninista de Ecuador y Comité Marxista-Leninista Portugués.

I Reunión Plenaria del Comité Central elegido en el IX Congreso del PC de China
El Comité Central elegido en el IX Congreso Nacional del PC de China realizó su primera reunión plenaria el 28 de abril de 1969 para la elección del órgano central, el Buró Político. Participaron todos los miembros efectivos y suplentes, que fue presidida por el camarada Mao Tsetung. El Comité Central eligió como presidente al camarada Mao Tsetung y como vicepresidente al camarada Lin Piao.

El IX Congreso abrió una nueva etapa de la Revolución china…
Tras la celebración del IX Congreso Nacional del PC de China, por todo el país se desencadenó una entusiástica campaña de estudio de sus documentos, para la aplicación del espíritu del Congreso y la concretización de los principios políticos y las tareas de combate allí formuladas, impulsando la grandiosa causa de la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado.
El IX Congreso Nacional del PC de China abrió una nueva etapa de desarrollo de la revolución y de la edificación del socialismo en China y, aún más, de la lucha por el triunfo del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung sobre el revisionismo, sobre el capitalismo y de la revolución sobre la contrarrevolución en todo el mundo. Sus decisiones y proclamaciones inspiraron a los comunistas y revolucionarios del mundo entero, transmitiéndoles fuerza y coraje en su lucha contra el imperialismo, contra el revisionismo moderno y contra todos los reaccionarios.

…pero la lucha de clases no concluyó
La lucha de clases en China no se detuvo con este Congreso y el combate se agudizó en los meses siguientes entre quienes deseaban avanzar y continuar la Gran Revolución Cultural Proletaria (liderados por el camarada Lin Piao y el camarada Chen Po-ta) y los revisionistas agazapados que querían frenarla y paralizarla (liderados por Chou En-lai). Esta lucha acabó, primero, con la eliminación de Lin Piao y sus partidarios en 1971 y, finalmente, tras la muerte de Mao Tsetung en 1976, con el golpe de estado contrarrevolucionario liderado por los revisionistas Hua Kuo-feng, Teng Hsiao-ping y compañía, restaurándose el capitalismo en China y convirtiéndola en un país socialimperialista.
El IX Congreso Nacional del PC de China quedará como un hito en la historia del PC de China y del movimiento comunista internacional, colofón de la lucha desarrollada durante la Gran Revolución Cultural Proletaria en China, y sus documentos deben ser estudiados por los comunistas y revolucionarios del siglo XXI.
Pero como señalara con gran acierto el propio camarada Mao Tsetung un mes después de clausurado el IX Congreso del PC de China:
“Hemos obtenido una gran victoria. Pero la clase derrotada continuará la lucha. Estas personas están aún alrededor y ésta clase aún existe. Por tanto, no podemos hablar de victoria final. Ni siquiera en décadas. No debemos perder nuestra vigilancia. Según el punto de vista leninista, la victoria final de un país socialista no sólo requiere los esfuerzos del proletariado y las amplias masas populares en el país, sino que también implica la victoria de la revolución mundial y la abolición del sistema de explotación del hombre por el hombre en el mundo entero, sobre cuya base toda la humanidad se emancipará. Por tanto, es erróneo hablar a la ligera de la victoria final de la revolución en nuestro país; va en contra del leninismo y no se ajusta a los hechos”.
(Mao Tsetung, 23 de Mayo de 1969)

Otros documentos y textos referentes a la Gran Revolución Cultural Proletaria en China (1966-1969) en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (I)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Pao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (II)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por lacamarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (III)

*Carta escrita por el camarada Lin Piao sobre el estudio y aplicación de manera viva de las obras del Presidente Mao en el frente industrial y de comunicaciones (11 marzo 1966)

*Carta del camarada Lin Piao a los miembros de la Comisión Permanente del Comité Central del Partido Comunista de China (22 Marzo 1966)

*Carta de Mao Tsetung a los Guardias Rojos de la Secundaria Adjunta a la Universidad de Tsinghua (1 Agosto 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (31 Agosto 1966)

*¡Viva el espíritu de rebeldía revolucionaria del proletariado! – Pekín Informa (14 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (15 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1966)

*Los Guardias Rojos no temen la prueba de una Larga Marcha – Editorial de Diario del Pueblo (22 Octubre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (3 Noviembre 1966)

*Discurso de apertura de Chen Po-ta en el mitin de los trabajadores del arte y la literatura en pro de la Gran Revolución Cultural Proletaria (Pekín, 27 Noviembre 1966)

*¡En memoria del gran Lenin! ¡Abajo el revisionismo moderno! – Diario del Pueblo (28 Abril 1967)

*Discurso del Camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVIII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1967)

*Discurso del camarada Lin Piao en la concentración en Pekín en conmemoración del 50º Aniversario de la Revolución de Octubre (6 Noviembre 1967)

*Pintando “El Sol Rojo en nuestros corazones” – Comentario de Radio Pekín (9 Julio 1968)

*Discurso de la camarada Chiang Ching en el mitin de masas celebrando el establecimiento de los comités revolucionarios en toda China (7 Septiembre 1968)

*Crónica de una encuesta sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria en la enseñanza rural en la República Popular China – Diario del Pueblo (25 Octubre 1968)

*Discurso de Lin Piao en el acto de celebración del XIX aniversario de la fundación de la República Popular China  (1º de Octubre 1968)

*Refutación de la teoría de que las masas son retrógradas – Comité Revolucionario de Pekín – Pekín Informa (20 Diciembre 1968)

*La Gran Revolución Cultural Proletaria en China: “A propósito del porvenir” (1969)

*Prestar atención a los métodos de trabajo – Editorial de “Renmin Ribao” (Diario del Pueblo) – 5 de Noviembre 1969

*Sobre la acumulación de experiencias- Editorial de “Hongqi”, nº 3-4 (1969)

*Arte y lucha de clases – El patio donde se cobraban los arriendos

*Cómo los enseñantes colaboraban con los obreros, campesinos, soldados y especialistas en la redacción de manuales durante la Gran Revolución Cultural Proletaria en China

*Cómo la Gran Revolución Cultural Proletaria transformó la Universidad china

*Los carteles revolucionarios chinos de la Gran Revolución Cultural Proletaria y su impacto en el extranjero

145º aniversario del nacimiento de Lenin – Cómo trabajaba Vladimir Ilich. Por M. Gliasser


Nota – Hoy, 22 de abril, se cumple el 145º aniversario del nacimiento de Vladimir Ilich Lenin, el gran maestro revolucionario del proletariado, de los trabajadores y las naciones oprimidas del mundo entero.
“Al dirigir el movimiento revolucionario del proletariado en Rusia y la lucha contra el revisionismo en el movimiento comunista internacional, -señalaba la Declaración ¡Viva el Marxismo-Leninismo-Maoísmo! de 26 de Diciembre de 1993 del hoy desaparecido Movimiento Revolucionario Internacionalista- V.I. Lenin llevó el marxismo a una etapa completamente nueva.
Uno de sus muchos aportes es el análisis del desarrollo del capitalismo a su última y superior etapa: el imperialismo. Lenin demostró que el mundo estaba dividido entre un puñado de grandes potencias por un lado, y la gran mayoría de naciones y pueblos oprimidos por el otro, y que periódicamente las potencias imperialistas se verían obligadas a lanzarse a guerras para hacer un nuevo reparto del mundo. La época en que vivimos, afirmó, es la época del imperialismo y de la revolución proletaria. Lenin forjó un partido político de nuevo tipo, el Partido Comunista, como el arma indispensable del proletariado para dirigir a las masas revolucionarias a la conquista del Poder.
Lenin elevó la teoría y la práctica de la revolución proletaria a un nivel completamente nuevo cuando dirigió al proletariado a conquistar y consolidar el Poder -su dictadura revolucionaria- por primera vez en 1917, con el triunfo de la Revolución de Octubre en la Rusia zarista.
Lenin libró una lucha implacable contra los revisionistas de la Segunda Internacional, que traicionaron la revolución proletaria y exhortaron a los obreros a defender los intereses de sus amos imperialistas durante la I Guerra Mundial.
Los “fusiles de octubre” y la lucha de Lenin contra el revisionismo impulsaron el movimiento comunista por todo el mundo y unieron las luchas de los pueblos oprimidos con la revolución proletaria mundial. Así se fundó la Tercera Internacional (Comunista).
El profundo desarrollo global del marxismo por Lenin representa el segundo gran hito de la ideología del proletariado”
Con motivo de este 145º aniversario del nacimiento de V. I. Lenin, reproducimos a continuación el artículo de M. Gliasser “Cómo trabajaba Vladimir Ilich”, publicado en el libro “Lenin”, -recopilación por L. Guerrero, bajo la dirección de M. Gliasser, jefe del departamento biográfico del Instituto Lenin de Moscú-, Ediciones Europa-América, Barcelona, 1936, págs. 182-186 y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro blog.

COMO TRABAJABA VLADIMIR ILICH
M. Gliasser
En su libro “Lenin y el leninismo”, el compañero Stalin escribe:
“El leninismo es la escuela teórica y práctica que elabora un tipo especial de militante del partido y del gobierno, que crea un estilo particular en el trabajo, el estilo leninista.”
Los rasgos característicos de este estilo son, el vuelo revolucionario ruso y el espíritu práctico americano. El estilo leninista consiste en la unión de estas dos particularidades en el trabajo de partido y del estado.
¿Qué representan estas dos particularidades?
“El vuelo revolucionario ruso –escribe el camarada Stalin-, es el antídoto contra la inercia, la rutina, el conservatismo, el estancamiento ideológico, la sumisión ante las viejas tradiciones. El vuelo revolucionario ruso es la fuerza vivificadora que despierta el pensamiento, le mueve hacia adelante, quiebra el pasado y abre perspectivas. Sin él es imposible moverse hacia adelante. Pero hay la posibilidad de que degenere en la práctica, en un “revolucionarismo” estéril, si no va unido en el trabajo, al espíritu práctico americano.
“El espíritu practico americano es la fuerza indomable que no sabe ni reconoce barreras, destruye con su insistencia y su tenacidad todos los obstáculos que no puede dejar de terminar una obra empezada, aunque no sea importante y sin la cual es inconcebible cualquier labor seria. Pero el espíritu práctico americano corre el riesgo de degenerar en un practicismo estrecho y sin principios, si no va unido al vuelo revolucionario ruso”.
“Tan sólo esta unión nos da el tipo acabado del militante leninista, el estilo leninista en el trabajo”.
Estas palabras definen mejor que nada el carácter del trabajo de Vladimir Ilich. Justamente la combinación de estas dos particularidades es lo que se manifestaba siempre en su trabajo, cualquiera que fuese. Y esto es justamente lo que enseñaba a los demás.
Vladimir Ilich era siempre muy severo y exigente en el trabajo. Odiaba el “charlatanismo” y el “proyectismo”, exigía siempre atención a los detalles, a los hechos sencillos y diarios, que se pensase en el pud de trigo y el pud de carbón; pero, al propio tiempo, tampoco podía soportar la falta de principios y el practicismo estrecho. Ver un fin en cada pequeño trabajo diario, comprender toda la responsabilidad, no sólo de la propia labor, sino también de la causa común, de la lucha por el comunismo, crearse una perspectiva en cada trabajo, esto era lo que él exigía sobre todo.
Los peores enemigos de Vladimir Ilich eran la despreocupación y la negligencia, el abandono, en una palabra, la pereza y la apatía. Los militantes despreocupados o los que trabajan solo para “hacer acto de presencia” capaces de contentarse con una respuesta verbal, sin comprobarla en los hechos, eran para Lenin insoportables, y los echaba despiadadamente. Exigía de cada uno, sobre todo, que tuviese conciencia de su responsabilidad, que supiese organizarle, cumplirle bien y con puntualidad y que llevase cada asunto hasta el fin, venciendo todos los obstáculos y sin detenerse a mitad del camino.
Ilich no sólo sabía “exigir”. En cada pequeña tarea diaria mostraba cómo había que trabajar y enseñaba su método.
Por ejemplo, encargaba a su secretario que hiciese llegar un papel cualquiera –petición de informes urgentes o una indicación a algún camarada o institución-, cuando decía: “lleve esto a fulano”, no dejaba de agregar: telefonee primero, pregunte donde está fulano para dar la dirección exacta al ciclista; pida también que se anote la hora de recepción; cuando traigan el recibo me lo enseñan”. Y después de la expedición de la carta, el secretario debía vigilar su destino, separando de su camino todos los obstáculos, pues en cualquier momento podía sonar el timbre del gabinete de Lenin y a sus preguntas: ¿ha recibido fulano mi carta?, ¿hay recibo?, ¿cuándo habrá respuesta?, había que responder con precisión. Si no se contestaba así, Lenin decía: “infórmese inmediatamente” o lo hacía él mismo. Descolgaba el teléfono y preguntaba al camarada a que había escrito si había recibido su carta.
Este es un ejemplo insignificante, pero muy característico de Vladimir Ilich. Dos condiciones se unen en él: asegura la rapidez y la exactitud en la ejecución del encargo y comprueba su ejecución. Estas dos condiciones pueden ser aplicadas igualmente tanto a un hecho insignificante como a otro de mucha importancia. No basta dar una orden, decía siempre Vladimir Ilich, hay que hacer de suerte que pueda ser ejecutada y verificar si lo ha sido.
Vladimir Ilich seguía siempre con atención el control de la ejecución de las resoluciones del Soviet de Comisarios del Pueblo y del Soviet de Trabajo y de defensa. Cuando una decisión quedaba incumplida, el culpable no era solamente el encargado de su cumplimiento, sino que también merecía ser severamente castigado el que debía vigilar por su ejecución.
“Por qué no se queja –decía en estos casos Vladimir Ilich-, ¡debía habérmelo dicho y poner el asunto a la orden del día!”
Vladimir Ilich era extraordinariamente puntual en su trabajo. Concurría siempre a las reuniones con cinco minutos de anticipación, y con su ejemplo personal influía en los camaradas, obligándolos a ser puntuales. Si alguien se retrasaba nunca dejaba de reprochárselo, exigiendo que la sesión se abriese a la hora citada.
De cómo presidía Vladimir Ilich las reuniones se ha escrito mucho. Estas reuniones eran verdaderas escuelas para todos sus participantes. Sólo se podrá abarcar por completo el trabajo de Ilich cuando se reúna y estudie todo el enorme material que ellas dejaron.
Además de su trabajo directo como presidente de las reuniones, tarea que exigía una gran tensión nerviosa, Vladimir Ilich lograba resolver enorme cantidad de asuntos: repartía documentos, materiales o telegramas entre los camaradas de la dirección de diversos departamentos, para que le diesen su opinión, pues él, como presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo y del Consejo del Trabajo de Defensa recibía de todas partes una enorme cantidad de materiales. Enviaba notas a los camaradas preguntando sobre diversos problemas que le interesaban, daba distintos encargos, revisaba los libros recién aparecidos o la corrección de su último artículo. El centro de su atención, como presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo y del Soviet de Trabajo y Defensa, eran algunos problemas importantísimos, particularmente para la existencia de la República Soviética, problemas que Lenin dirigía, observaba y conocía en sus más íntimos pormenores.
De esta suerte, durante la guerra civil su gabinete era “el Estado Mayor” de todas las operaciones militares. En su mesa había casi siempre mapas militares, en los que Vladimir Ilich se orientaba mejor que cualquier comandante del frente. Exigía que se le informase detalladamente de todos los pormenores de las operaciones, enviaba decenas de telegramas a todos los frentes, convocaba (a veces de noche) comisiones o reuniones para resolver los asuntos del frente. Era capaz de hablar por teléfono varias horas seguidas con Jarkov y Petrogrado. La mayoría de sus discursos y artículos de aquel entonces están saturados de una sola idea: organizar a toda costa la victoria, impedir que los especuladores rompiesen el monopolio del pan, asegurar todo lo necesario para el triunfo del Ejército Rojo. Los años de la guerra civil fueron años de trabajo intensísimo para Vladimir Ilich, años que quebrantaron su salud. En el orden del día del Sovnarkom figuraban siempre las “crisis”: “crisis” de víveres, de combustible, del transporte, de materias primas.
Era un círculo vicioso; para conseguir pan, había que tener transporte, para el transporte hacía falta combustible, para conseguir combustible hacía nuevamente falta pan. Vladimir Ilich resolvía este rompecabezas. Trabajaba en tal forma, como si por cada pud de pan o vagón de leña que se retenía por culpa de alguien, fuese él personalmente el responsable. Por eso Ilich exigía de los demás que no sólo cumpliesen con su trabajo, sino que supieran vencer todos los obstáculos que impedían el cumplimiento del trabajo necesario. Se informaba también de la cantidad que había de pan o de leña en Siberia o en el Cáucaso, si había llegado a los centros importantes industriales, cómo había que repartirlo y para cuánto tiempo alcanzaba. Convocaba reuniones diarias para buscar y tomar todas las medidas urgentes necesarias y ligar el trabajo de distintos departamentos.
Pero a pesar de estar absorbido por este inaplazable trabajo cotidiano, Vladimir Ilich encontraba siempre tiempo y energías, por penosa que fuese la situación, para sentar las bases del desarrollo socialista de su país.
Nadie ha hecho más que Vladimir Ilich para el desarrollo de la ciencia y la técnica en la Rusia Soviética. Todos saben con qué interés y participación activa Vladimir Ilich seguía los trabajos de elaboración el grandioso plan de electrificación de Rusia, aún en el periodo más difícil de la guerra civil. Con la misma atención apoyó los trabajos de la Hidroturba, la construcción de la “Anomalía Magnética de Kursk” y otras muchas empresas técnicas y científicas.
En este pequeño artículo es imposible abarcar ni la centésima parte del trabajo múltiple y genial de Vladimir Ilich.

De V.I. Lenin y sobre el gran dirigente del proletariado y el pueblo soviético y del proletariado internacional ver también en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*V.I. Lenin – No trafiquéis con los principios, no hagáis concesiones teóricas (otoño 1901- febrero 1902)

*V.I.Lenin – Necesitamos partidos que estén en contacto efectivo y permanente con las masas (23 de julio 1920)

*V.I. Lenin – A la Asociación Revolucionaria de la India (1920)

*N. Krupskaya – El estudio de Lenin y el leninismo en la escuela (1925)

*Guión de la película soviética “Lenin en Octubre” (1937)

*Lenin y Stalin acerca de la crisis revolucionaria

*7 de Noviembre: La Revolución Socialista de Octubre de1917 es la mejor confirmación en la realidad de las justas tesis de Lenin

*¡Viva el 95º aniversario de la Revolución de Octubre!

Prestar atención a los métodos de trabajo – Editorial de “Renmin Ribao” (Diario del Pueblo) – 5 de Noviembre 1969

 


Nota – Reproducimos a continuación el Editorial de “Renmin Ribao” (Diario del Pueblo) de Pekin “Prestar atención a los métodos de trabajo”, que fue publicado el de 5 de Noviembre de 1969, y posteriormente reproducido en “Peking Review” (Pekín Informa), nº 46, de 14 de Noviembre de 1969, en el transcurso de la Gran Revolución Cultural Proletaria en China. La traducción al español es una colaboración del camarada F. González para el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo.

PRESTAR ATENCIÓN A LOS MÉTODOS DE TRABAJO
Editorial del “Renmin Ribao” , 5 de Noviembre de 1969

Se ha dado un notable y veloz cambio en la situación en el país desde el Noveno Congreso del Partido Comunista de China. En respuesta al gran llamamiento de nuestro líder el presidente Mao denominado «Unidos para ganar mayores victorias», los pueblos de todas las nacionalidades del país se han unido más estrechamente con el Comité Central del Partido liderado por el presidente Mao y su adjunto el vicesecretario Lin. De cara a consolidar aún más la dictadura del proletariado, el movimiento de masas en torno a la lucha-crítica-transformación se está desarrollando de una manera profunda y el impulso de emulación socialista y revolucionaria avanza de forma vigorosa. Una cota más alta de la revolución socialista y en la construcción del socialismo se ha conseguido.
Estos cambios en la situación son una llamada a las organizaciones y comités del Partido a todos los niveles para prestar todavía más atención a los métodos de trabajo. El presidente Mao nos enseña: «Dirigir no solo significa decisiones sobre políticas generales y específicas sino también diseñar métodos correctos de trabajo. Incluso en estas políticas generales y concretas pueden surgir problemas, si los métodos de trabajo son descuidados». Y también: «No es suficiente establecer tareas, también debemos resolver el problema de los métodos para llevarlas a cabo. Si tenemos que cruzar un río, no podremos hacerlo sin puente ni barco. A menos que este problema del barco o del puente se resuelve, es inútil hablar de cruzar el río. A menos que se resuelva el problema del método, hablar sobre la tarea es inútil.» El presidente Mao siempre ha prestado gran atención a los métodos de trabajo.
Cuando Mao estableció objetivos de lucha para el Partido en cada período histórico de desarrollo revolucionario, siempre nos instó a prestar atención a los métodos de trabajo. En el 9º Congreso del Partido y en la Primera Sesión Plenaria del Noveno Comité Central del Partido, el presidente presentó una nueva llamada a la lucha de todo el Partido, recordándonos una vez más esa atención a los métodos de trabajo: «Trabajar de forma meticulosa. La meticulosidad es necesaria; ser cuidadoso en no hacer esto o aquello que pueda llevar a errores».
¿Cuáles son esos métodos de trabajo a los que debemos actualmente prestar atención?
I. Afirmar bien el trabajo ideológico de los dirigentes. Para hacer correctamente el trabajo entre decenas de millones de habitantes en una provincia es necesario, en primer lugar, que el trabajo ideológico de los dirigentes de esos millones sea firme, se revolucionarice ese grupo dirigente. Empeñados y persistentes esfuerzos deben ser realizados, a efectos de asentar el estudio y la aplicación del Pensamiento Mao Tse Tung entre ese cuerpo dirigente, su adhesión decidida a la línea revolucionaria del presidente Mao, la puesta en ejecución de las políticas planteadas por Mao y el uso de su Pensamiento para dirigir todo. Igualmente, esto debe ser realizado en cada región, fábrica y comuna popular.
II. Basarse en unidades básicas seleccionadas. Los dirigentes deben recoger información de primera mano mediante su arraigo en tales unidades, como guía para el movimiento. Es necesario enraizar bien esas unidades, concentrando la energía en batallas concretas en vez de atender muchos frentes. Los camaradas que vayan a tales unidades deben ser claros en su política, que debe ser explicada con claridad. Los camaradas dirigentes debieran combinar su trabajo en una unidad seleccionada con el trabajo en el área, llevar los problemas recogidos en el área a la unidad, para su estudio y para la extensión de las experiencias obtenidas en todo el área.
III. Aprehender el trabajo de la tercera parte del área. Las experiencias obtenidas en unidades selectas no pueden ser aplicadas simultáneamente en todo el área. Es necesario perfilar un plan global y una buena aprehensión del trabajo en un tercio de área antes de tratar el resto. Cuando tengamos esa correcta síntesis de ese tercio seremos capaces de tener un buen arraigo de los restantes dos tercios.
IV. Tomar en consideración el conjunto de la situación. En todo lo que hagamos deberemos partir del concepto estratégico «Estar preparado para la guerra, estar preparado contra los desastres naturales, y hacer todo por el pueblo», observando, comprobando y haciendo todo a su luz. Este es el significado de tener en mente el conjunto de la situación. En cada rama y profesión el pueblo debe dar preeminencia a las políticas proletarias, poner atención en el estudio de la situación y de las tendencias ideológicas y llevar el trabajo de la unidad concreta a la luz de la situación global. Trabajar sin tener en cuenta esa situación global es un punto de vista puramente técnico.
V. Tener en cuenta a las masas. Nuestras decisiones sobre los problemas y como los tratamos concierne a las masas. Debemos consultarlas, escuchar las diferentes opiniones, que las masas discutan los temas de mayor importancia y obtener su aprobación y su apoyo.
VI. El contacto directo entre el liderazgo y las masas. Este método de trabajo revolucionario fue adoptado de forma universal en la Gran Revolución Cultural proletaria. No debemos limitarnos a un estrecho círculo y contentarnos con informes de diferentes niveles. Debemos vivir entre las masas, aprender de ellas y con ellas llevar a cabo los principios y políticas establecidos por el presidente Mao y el Comité Central del Partido.
VII. Efectuar de forma correcta las clases de estudio del Pensamiento Mao Tse Tung. Los diversos tipos de clases de estudio del Pensamiento Mao Tse Tung deben ser como disparar la flecha hacia el blanco, es decir, teniendo en cuenta los problemas concretos. Una vez empezadas, deben dirigirse correctamente a fin de resolver los problemas de forma efectiva.
VIII. Mantener encuentros para intercambiar experiencias sobre el estudio y la aplicación del Pensamiento Mao Tse Tung. Las masas poseen un rico bagaje de experiencias positivas en la aplicación del Pensamiento Mao Tse Tung a la resolución de problemas. Organizarlas en charlas, pues dichas charlas son concretas, animadas y muy convincentes.
IX. Menos, pero mejor. Encuentros, documentos e impresos deben ser reducidos y simplificados de manera drástica. No se deben tener encuentros sin límites o enterrarse en documentos durante días interminables. Artículos y reuniones cortas deben promoverse, y los informes deben ser claros y concisos.
X. Proporcionar libertad maniobra. A la hora de una batalla, deben de existir reservas en la vida cotidiana, debe tenerse algo en reserva. Por ello debe de existir libertad de movimientos en toda tarea. Si no se garantiza la libertad de maniobra, esto puede llevar a quedarse en una posición de pasividad.
XI. Combinar esfuerzo y descanso. Tiene que haber relajación y alerta. Cuanta más energía desplieguen las masas, mayor cuidado ha de darse a su bienestar.
XII. Poner el acento en los efectos reales. El trabajo duro sin agobiarse y con los pies en la tierra es algo imperativo. Realizar esfuerzos sin descanso en los puntos clave y resolver las cuestiones. No hacer de ello un drama. No complicar las cosas. La cuestión de los métodos de trabajo es también una cuestión del método de pensamiento, una cuestión de visión del mundo. Siempre que hacemos algo usamos determinados métodos. Si no se usa el método correcto, estamos usando el método erróneo. El método de trabajo que el presidente Mao a conseja es el método de la línea de masas, el método de integrar teoría y práctica, el método de los materialistas dialécticos.
Este método de trabajo se opone a los métodos subjetivos y formalísticos. El método de trabajo marxista-leninista que el presidente Mao ha aconsejado repetidamente ha sido aplicado por un creciente número de cuadros nuevos y antiguos durante la Gran Revolución Cultural Proletaria, consiguiente elevar notablemente las cualidades de liderazgo de los cuadros revolucionarios. Sin embargo, de tiempo en tiempo, algunos de nuestros camaradas aún siguen usando métodos de trabajo contrarios al Pensamiento Mao Tse Tung. Debemos seguir las enseñanzas de éste, prestando atención a los métodos de trabajo, estudiar de forma consciente sus muchas instrucciones sobre los métodos de liderazgo y de trabajo, mejorando las cualidades dirigentes de las organizaciones del Partido y de los comités revolucionarios a todos los niveles, ejecutando la política proletaria del Presidente Mao a todos los niveles de formas aún mejores, y cumpliendo las tareas de lucha establecidas por el 9º Congreso del Partido.

Otros documentos y textos referentes a la Gran Revolución Cultural Proletaria en China (1966-1969) en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (I)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por la camarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Pao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (II)

*Sumario del Foro sobre el Trabajo Artístico y Literario en las Fuerzas Armadas convocado por lacamarada Chiang Ching por encargo del camarada Lin Piao – Del 2 al 20 de Febrero de 1966 (III)

*Carta escrita por el camarada Lin Piao sobre el estudio y aplicación de manera viva de las obras del Presidente Mao en el frente industrial y de comunicaciones (11 marzo 1966)

*Carta del camarada Lin Piao a los miembros de la Comisión Permanente del Comité Central del Partido Comunista de China (22 Marzo 1966)

*Carta de Mao Tsetung a los Guardias Rojos de la Secundaria Adjunta a la Universidad de Tsinghua (1 Agosto 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (31 Agosto 1966)

*¡Viva el espíritu de rebeldía revolucionaria del proletariado! – Pekín Informa (14 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (15 Septiembre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1966)

*Los Guardias Rojos no temen la prueba de una Larga Marcha – Editorial de Diario del Pueblo (22 Octubre 1966)

*Discurso del camarada Lin Piao en el mitin celebrado en Pekín para recibir a los profesores y estudiantes revolucionarios que vinieron de diversos lugares del país (3 Noviembre 1966)

*Discurso de apertura de Chen Po-ta en el mitin de los trabajadores del arte y la literatura en pro de la Gran Revolución Cultural Proletaria (Pekín, 27 Noviembre 1966)

*¡En memoria del gran Lenin! ¡Abajo el revisionismo moderno! – Diario del Pueblo (28 Abril 1967)

*Discurso del Camarada Lin Piao en el mitin de celebración del XVIII Aniversario de la fundación de la República Popular China (1º Octubre 1967)

*Discurso del camarada Lin Piao en la concentración en Pekín en conmemoración del 50º Aniversario de la Revolución de Octubre (6 Noviembre 1967)

*Pintando “El Sol Rojo en nuestros corazones” – Comentario de Radio Pekín (9 Julio 1968)

*Discurso de la camarada Chiang Ching en el mitin de masas celebrando el establecimiento de los comités revolucionarios en toda China (7 Septiembre 1968)

*Crónica de una encuesta sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria en la enseñanza rural en la República Popular China – Diario del Pueblo (25 Octubre 1968)

*Discurso de Lin Piao en el acto de celebración del XIX aniversario de la fundación de la República Popular China  (1º de Octubre 1968)

*Refutación de la teoría de que las masas son retrógradas – Comité Revolucionario de Pekín – Pekín Informa (20 Diciembre 1968)

*La Gran Revolución Cultural Proletaria en China: “A propósito del porvenir” (1969)

*Sobre la acumulación de experiencias- Editorial de “Hongqi”, nº 3-4 (1969)

*Arte y lucha de clases – El patio donde se cobraban los arriendos

*Cómo los enseñantes colaboraban con los obreros, campesinos, soldados y especialistas en la redacción de manuales durante la Gran Revolución Cultural Proletaria en China

*Cómo la Gran Revolución Cultural Proletaria transformó la Universidad china

*Los carteles revolucionarios chinos de la Gran Revolución Cultural Proletaria y su impacto en el extranjero