Brasil: ¡El espectro del boicot ronda la farsa electoral! – Artículo de “A Nova Democracia”

Nota – Reproducimos a continuación el artículo de Hugo R C Souza “¡El espectro del boicot ronda la farsa electoral!” publicado en el periódico brasileño “A Nova Democracia” http://www.anovademocracia.com.br/, nº 137, primera quincena de septiembre de 2014 y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡EL ESPECTRO DEL BOICOT RONDA LA FARSA ELECTORAL!
Hugo R C Souza

Las recientes elecciones al Parlamento Europeo registraron la mayor tasa de abstenciones de la historia del sufragismo supranacional de la Unión Europea. El último 25 de mayo, apenas el 42,54% de los ciudadanos de los 28 Estados-miembros de la UE respondieron a la llamada de los jefes de la Europa del capital monopolista para ir a las urnas.
En naciones en donde aquella Europa, la del capital, viene imponiendo un ataque inclemente a la Europa del mundo del trabajo, la tasa de abstención fue aún mayor. Entre los portugueses, por ejemplo, apenas el 33,76% se tomaron la molestia de tomar partido entre los postulantes al Parlamento Europeo, siendo grande la conciencia de la irrelevancia del voto en este o aquel candidato –este o aquel comprometido sólo con los proyectos y las política antipopulares, no obstante las diferencias de matices entre la derecha a pecho descubierto y el oportunismo más acostumbrado a hablar y actuar en nombre del pueblo.
Entretanto, los mayores rechazos a las elecciones al Parlamento Europeo provinieron justamente de los miembros más nuevos de la UE: Eslovaquia (un mísero 13,05 de participación), la República Checa (18,20%), Polonia (23,83%), Eslovenia (24,55%) y Croacia (25,24%). En vez de animarse con la cacareada posibilidad por parte de Bruselas de participar de las decisiones de la UE que les harán incidir, eslovacos, checos, polacos, eslovenos y croatas parecen conscientes de que nada en su beneficio podrá salir del resultado de las urnas europeas, sea cual fuere.
El record de abstenciones en la más reciente elección quinquenal al Parlamento Europeo no sorprende, dado que en Europa la ilusión en la Democracia Parlamentaria es una dolencia política en claro proceso de cura: en 1979 la tasa de participación en las elecciones europeas fue del 69,2%, y desde entonces, a lo largo de un total de ocho elecciones consecutivas, esa tasa jamás aumentó, o se mantuvo siquiera en el mismo nivel; siempre descendió, con derecho a una caída espectacular registrada entre los sufragios de 1994 y 1999: del 56,6% al 49,5%.
A ejemplo de lo que las masas del continente europeo vienen haciendo con el sufragismo supranacional, las farsas electoreras nacionales también están resultando desmoralizadoras año tras año en la mayoría de los países europeos. En Francia, el índice de abstenciones viene creciendo elección tras elección desde 1977. El último record se batió en marzo de este año, cuando el 35,91% de los aptos para votar optaron por no hacerlo en la primera ronda de las elecciones municipales.
El propio pueblo de Portugal, que acabó por rechazar la convocatoria a las urnas para decidir la composición del Parlamento Europeo, rechazó también las últimas elecciones organizadas para la composición de la gestión del Estado portugués con una abstención de un retumbante 66% del “electorado”.
Ese mismo 25 de mayo en que mucho más de la mitad de los europeos llamados a avalar la farsa electoral de la UE rehusaron a hacerlo, nada menos que el 60% de los electores colombianos, registrados para escoger entre Oscar Iván Zuluaga, Juan Manuel Santos y un puñado más de candidatos a gestionar Colombia para el imperialismo yanqui, no se presentaron a votar. Fue la tasa de abstención más alta registrada en el país en los últimos 20 años, y casi diez puntos porcentuales por encima de la abstención registrada en las elecciones de 2010.
Acosados por la desmoralización del sufragismo burgués en todos los rincones del mundo y por la posibilidad real de un sonoro record de abstenciones y de votos en blanco y nulos en la farsa electoral que se avecina en Brasil, las fuerzas reaccionarias de esta semicolonia ya se movilizan para intentar evitar el boicot popular a la “fiesta de la democracia” fijada para octubre, comenzando por el propio viejo estado. El TSE [Tribunal Supremo Electoral] colocó en la plaza una campaña de contrapropaganda titulada “Ven a la urna”, en alusión a la convocatoria “Ven a la calle”, que estuvo entre las consignas de las jornadas de junio de 2013 en todo el país.
Una vez más se intenta hacer creer que “la urna es el arma del ciudadano”, o patrañas de este género que buscan desmovilizar a las masas de las luchas más urgentes, las clasistas y las radicalizadas, intentando circunscribir el ámbito de la política a la política electorera e institucional, justamente donde ella es más podrida e irrelevante.
Entretanto, el tiro tiende a salir por la culata, una vez que las masas populares –a juzgar por la amplitud de las campañas, acciones por el no votar y de ojeriza a las elecciones de norte a sur del país- están cada vez más conscientes de que los que se disputan pidiendo sus votos están al servicio del imperialismo, o de los militares, o de las empresas, o el sistema financiero internacional o del “agronegocio” o con cualquier otra la fuerza antipopular que se pueda imaginar. O con todos juntos –como es el caso de los candidatos a “presidente” de la semicolonia Brasil- menos con los anhelos del pueblo.

25 de mayo: ¡NO VOTAR! ¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!


25 de Mayo:
¡NO VOTAR!
¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!
¡Trabajadores de las ciudades y el campo con empleo y en el paro!
¡Estudiantes a los que el capitalismo sólo os aboca a trabajos precarios, a la emigración o el desempleo!
¡Mujeres que sois víctimas de una doble opresión y de la violencia machista!
¡Jóvenes que no veis futuro bajo el capitalismo!
¡Intelectuales y artistas progresistas que sufrís como el capitalismo pisotea la cultura, cierra cines y teatros, recorta los presupuestos culturales!
¡NO VOTÉIS al puñado de políticos-capataces al servicio del gran capital, del imperialismo y los lobbies financieros y empresariales que os engañan con falsas promesas para seguir viviendo a vuestra costa y descargan las consecuencias de la crisis económica del capitalismo sobre vuestras espaldas!
¡NO VOTÉIS tampoco a quienes os quieren embaucar con demagogia y falsos discursos bajo etiquetas de “izquierda” planteando que “podemos” reformar el sistema capitalista desde los sillones y los despachos de Bruselas!
¡LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO!
Los maoístas del Partido Comunista maoísta de Italia, el Bloque Rojo (Francia), el Partido Comunista Maoísta de Francia, el Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia y Gran Marcha Hacia el Comunismo (España) os llamamos al:

¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!
¡CONTRA LA EUROPA IMPERIALISTA Y TODOS LOS GOBIERNOS REACCIONARIOS Y ANTIPOPULARES!
¡DESARROLLAR LA LUCHA POPULAR!
¡APLASTAR LA CRISIS CON LA REVOLUCIÓN!



Italia: ¡Mujeres no votéis! Llamamiento del Movimiento Feminista Proletario Revolucionario (MFPR) por el boicot a las elecciones europeas

Nota: Reproducimos a continuación el llamamiento a las mujeres al boicot a las elecciones europeas de las camaradas del Movimiento Feminista Proletario Revolucionario (MFPR) de Italia, organización generada del Partido Comunista maoísta de Italia, que hemos extraído de su blog http://femminismorivoluzionario.blogspot.com.es/ y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

MUJERES NO VOTÉIS
Las de los partidos burgueses son “cuotas negras” igual o incluso peores que los hombres
¡Boicotear las elecciones!
¡Que no tengamos que dar un voto, sino una gran lucha, una revolución que hacer!
Hemos visto a las mujeres en las poltronas de este miserable poder: las mujeres doblemente reaccionarias, que por pertenencia de clase, por política e ideología burguesa, pero también para mostrarse “buenas” como los hombres y más que los hombres, en una carrera hacia la paridad/concurrencia a ver quien es más reaccionario, se convierten en “más papistas que el papa” en el ataque a los proletarios, a las mujeres; o ministras, parlamentarias, como las del gobierno Renzi; incluso sin “arte ni parte”, escuálidas y embarazosas, replicantes de la peor especie del poder masculino burgués.
Hemos visto en el parlamento en acción el nuevo juego de las “cuotas rosas” –una parodia ofensiva de las graves discriminaciones que las mujeres viven en la vida real; con las mujeres de los partidos burgueses, unidas de derecha a izquierda, dando codazos para ser puestas en lo más alto de las listas en estas elecciones europeas, gritando contra un parlamento machista pero sólo cuando se les impide escalar a los sillones del poder; mientras que las empresarias, las señoras ricas, que ya están en los puestos que cuentan, tratan de escalar más, de imponer sus “cuotas negras”, en un poder político y económico basado en la opresión y la explotación, y que continúa atacando cada vez más los derechos y las condiciones de vida de las mujeres.
Todo este alboroto, presente también en algunos movimientos de mujeres, está a mil kilómetros de distancia de los problemas de las mujeres, que tienen en cambio necesidad de derrocar todas las formas de este poder burgués, y necesitan de la revolución….
Nosotras, mujeres, antes y después de las elecciones, tenemos que luchar todos los días contra una vida que no tiene nada de “rosa”, nos arriesgamos cada día a los feminicidios y las violaciones, nosotras que tenemos que seguir trabajando, agotándonos en la fábrica y en el puesto de trabajo hasta los 65 años y más; nosotras, mujeres, siempre las más precarias; nosotras, sobre las que pesa aún más la carestía de la vida, los recortes en los gastos sociales; nosotras, que somos siempre las más discriminadas; nosotras, que no podremos decidir cuándo y cómo tener un hijo; nosotras, mujeres, que sufrimos el pesado estrato machista del medievo moderno…
NOSOTRAS LAS MUJERES QUE ESTAMOS REBELANDONOS Y QUEREMOS UNIRNOS Y LUCHAR contra un sistema burgués que hace de la opresión y la doble explotación de nosotras, las mujeres, un puntal central suyo para perpetuarse.
EN CAMBIO NOSOTRAS LLAMAMOS A LAS MUJERES A BOICOTEAR LAS ELECCIONES Y A LUCHAR CONTRA LA EUROPA IMPERIALISTA Y TODOS LOS GOBIERNOS.
Contra la Europa de la Merkel, de los gobiernos reaccionarios como el español, como de los gobiernos de “centroizquierda” pero como el italiano de fascismo moderno disfrazado; la Europa de la reanudación explícita y fuerte de las fuerzas fascistas y explícitamente nazis, clara y fuertemente sexista y racista (en Francia representada precisamente por una mujer, Le Pen); la Europa de los gobiernos que atacan los derechos al aborto para retroceder 50 años; la Europa cínica de los asesinos de mujeres y niños inmigrantes, con los gobiernos que se aprovechan de sus muertos …
Contra esta Europa, contra todos los Estados y los gobiernos, existe la necesidad del camino de la revolución por el poder proletario. Y en esta lucha las mujeres están a la vanguardia porque sufren no una sino mil cadenas y porque cuando combaten realmente son una “potencia”.

Movimiento Feminista Proletario Revolucionario
mfpr.naz@gmail.com
http://femminismorivoluzionario.blogspot.com.es/

Editados en inglés e italiano el manifiesto internacional de los maoístas sobre las elecciones europeas

 



Reproducimos los carteles en inglés e italiano con el manifiesto del Partido Comunista maoísta de Italia, el Bloque Rojo, el Partido Comunista Maoísta de Francia, el Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia y Gran Marcha Hacia el Comunismo (España) ante las próximas elecciones europeas con las consignas:

¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!
¡CONTRA LA EUROPA IMPERIALISTA Y TODOS LOS GOBIERNOS REACCIONARIOS Y ANTIPOPULARES!
¡DESARROLLAR LA LUCHA POPULAR!
¡APLASTAR LA CRISIS CON LA REVOLUCIÓN!

Nota – Gran Marcha Hacia el Comunismo lo ha editado en español (ver ¡Boicot a las elecciones europeas! Cartel conjunto de los maoístas de Europa)

¡Boicot a las elecciones europeas! Cartel conjunto de los maoístas de Europa

Ante las próximas elecciones europeas del 25 de mayo, el Partido Comunista maoísta de Italia, el Bloque Rojo, el Partido Comunista Maoísta de Francia, el Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia y Gran Marcha Hacia el Comunismo (España) han editado un cartel conjunto con las siguientes consignas:

¡BOICOT A LAS ELECCIONES EUROPEAS!

¡CONTRA LA EUROPA IMPERIALISTA Y TODOS LOS GOBIERNOS REACCIONARIOS Y ANTIPOPULARES!

¡DESARROLLAR LA LUCHA POPULAR!

¡APLASTAR LA CRISIS CON LA REVOLUCIÓN!

 

PC maoísta Italia: “Elecciones Europeas Boicot Activo, Unidad Proletaria y Antiimperialista”


El blog de los camaradas del Partido Comunista maoísta (PCm) de Italia http://proletaricomunisti.blogspot.com.es/ informó recientemente de la publicación del número 2 (Nueva Serie), Mayo 2014, de su periódico “Proletari Comunisti”.

Este número incluye el llamamiento del PCm ELECCIONES EUROPEAS BOICOT ACTIVO, UNIDAD PROLETARIA Y ANTIIMPERIALISTA, que señala:
“Las elecciones europeas llegan en un momento en que los gobiernos y los Estados imperialistas europeos, en unidad y confrontación imperialista entre ellos, descargan la crisis sobre los proletarios y sobre las masas populares de nuestro continente para afrontar la batalla y la confrontación en el mundo con los otros poderes imperialistas; en esta situación, los países imperialistas, por un lado, están dotados de instrumentos, representantes del concepto de la Troika , para decidir las políticas comunes, pero por otro lado estas políticas comunes las resuelven descargando la crisis de los países más fuertes sobre los países más débiles de la UE.
Los países más fuertes en el cuadro de la Europa imperialista, Alemania y Francia, se alían, sin embargo, pero no sólo para descargar y defenderse, sino también para aprovechar la oportunidad de la crisis para expandir su presencia imperialista dentro de los países europeos y fuera de Europa por los mercados y el control de las fuentes energéticas.
Esta política expansionista provoca nuevas tensiones internacionales en distintas partes del mundo y alimenta la Carrera armamentista, la presencia militar, las intervenciones imperialistas directas, a veces en combinación con el imperialismo norteamericano, a veces en confrontación con él.
Traduciendo estas políticas antiproletarias y antiobreras dentro y fuera, lo que la burguesía, los gobiernos y los Estados necesitan es lograr un compacto frente unido interno, de los propios regímenes para imponer por la fuerza directa y preventiva los planes y decisiones capaces de hacer frente, como es natural, a las luchas y protestas y, en algunos países y en algunas ocasiones, a las revueltas proletarias, juveniles y populares.
Traduciendo estas transformaciones reaccionarias adicionales del Estado en cada país, se alimenta un fascismo moderno adaptado a la historia y condiciones de cada país. No es importante si el Gobierno es de centroderecha o centroizquierda, socialdemócrata o liberal popular. La forma del Estado que producen asume más y más el carácter de una dictadura moderna. En esta corriente general, tendencias abiertamente neofascistas y nazis se están reforzando que, en esta corriente general, de un lado, son orgánicas a la dirección de una Nación-Europa como un bloque imperialista autónomo, y de otro, se aprovechan de los sentimientos antieuropeos y contra el Euro y el descontento popular, para construir su propia fuerza electoral, política y “militar”. A esto debe añadirse que la política imperialista de la Unión Europea, dentro de la acción global del imperialismo, produce miseria, explotación, hambre y guerras en las masas de los países oprimidos que alimentan las oleadas de inmigrantes que llegan principalmente a Europa a través de los países mediterráneos más expuestos.
Los gobiernos y los Estados imperialistas, de un lado, acomodan extensos amplios sectores de las masas para convertirlos en esclavos modernos, y de otro, aprueban leyes racistas y contra los inmigrantes que causan miseria y muerte en el Mar Mediterráneo. En este contexto, las fuerzas abiertamente fascistas y nazis desatan el racismo y la violencia que frecuentemente interceptan el estado de ánimo aún más vulgar en sectores populares.
En este contexto las elecciones europeas son la explosión pura de lo peor de los Estados, de los gobiernos, las fuerzas parlamentarias y las fuerzas abiertamente reaccionarias. El parlamento europeo no cuenta para nada, es una cueva de políticos corruptos y enriquecidos, para dar un simulacro de democracia a la dictadura de las burguesías de los países europeos y dentro de Europa, al peso de los más fuertes sobre los más débiles.
Sólo hay una manera de oponerse a estos gobiernos, y esto no pasa en modo alguno por la participación en el voto en estas elecciones.
Que la “izquierda” participe en la votación, lo hace para entrar en la Tabla amañada de una democracia que disfraza la dictadura, y a pesar de lo que afirma en programas y mítines electorales, no representa los intereses proletarios y populares y contribuye sólo a la política imperialista y representación de aquella.
Los comunistas, revolucionarios, antiimperialistas, los organismos proletarios y de masas en lucha, el movimiento estudiantil, los antifascistas y antirracistas en Europa pueden estar unidos sólo por medio del boicot activo de las elecciones, que no es ni anarquismo ni abstencionismo por principio, sino la construcción coherente del frente que en la lucha actual trabaja por el
futuro, la lucha por el poder proletario en cada país imperialista europeo, por el socialismo.
No contribuyen a esta lucha ni a esta perspectiva aquellas fuerzas que se denominan “comunistas”, que se concentran en la campaña “NO al Euro ” y “Fuera de Europa”, coqueteando, les guste o no, con el populismo reaccionario de la extrema derecha.
No es “el euro” el que reduce a la miseria a las masas proletarias europeas sino el
capitalismo que utiliza los instrumentos monetarios necesarios para su beneficio; no es un supergobierno llamado Troika el enemigo principal sino la burguesía imperialista del propio país que es parte integrante de la unidad y de la confrontación de la Europa imperialista.
No existe una etapa intermedia de la lucha por el socialismo que pase por “la salida del euro y de Europa”, pintando a los gobiernos imperialistas más débiles como esclavos de la Troika bajo la guía alemana.
Esta línea es oportunista de derecha en el movimiento proletario y comunista y
no es suficiente que sea defendida incluso por algunas de las fuerzas políticas y sindicales que día a día luchan contra la política imperialista europea, ni es suficiente que algunos de éstos en las elecciones de mayo también se declararán en contra de la votación, para cambiar la naturaleza de su política.”(*)

El nº 2 del periódico “Proletari Comunisti” incluye además:
• 1º de Mayo proletario, rojo e internacionalista
• Roma 12 de abril: Un paso adelante en la lucha contra el gobierno
• Thyssen: La única justicia es proletaria
• Teoría revolucionaria: El Partido que necesitamos

Pedidos a: pcro.red@gmail.com

(*) La traducción al español de este llamamiento es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo.