AND (Alemania): Notas acerca de la situación internacional


Nota: Los camaradas de la Asociación Nueva Democracia (AND)  de Alemania nos han enviado las siguientes “Notas acerca de la situación internacional” referentes a los últimos acontecimientos en París y Oriente Medio:

NOTAS ACERCA DE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL

¡Proletarios de todos los países, uníos!

LA GUERRA DE AGRESIÓN IMPERIALISTA ESTÁ DE REGRESO A CASA
La primera constatación y de mayor importancia para el desarrollo de la situación actual que tenemos que hacer con relación a lo ocurrido en Paris-Francia el 7 del presente mes y año es que la guerra de agresión imperialista está de regreso a casa.
Es un hecho innegable que las acciones cruentas contra la redacción de la revista “Charlie Hebdo” y el mercado judío ha sido un acto de guerra que ha golpeado al imperialismo francés en su propio suelo y remecido a los demás países imperialistas, ha “estremecido el débil equilibrio político europeo” apuntó The Wall Street Journal (WST, 13 de enero de 2014).
Ni el gobierno francés ni los medios a su servicio, ni lo conocido sobre los autores, planeamiento y ejecución de estas acciones de guerra permite establecer con seguridad autoría de “al Qaida” o el “Estado Islámico de Siria e Irak” (“Estado Islámico”- ISIS o IS, por sus siglas en inglés). Claro está, que los representantes del imperialismo francés en su propaganda manipulan esto porque necesitan crear opinión pública favorable para la guerra imperialista de agresión como “guerra contra el terrorismo del IS”.
Aunque los mismos hermanos Chérif Said Koguachi así como Amedy Coulibaly han pretendido presentar los hechos como dirigidos por “al Qaida” y el “IS”, los que han tratado de alguna forma de asumir su autoría, esto resulta contraproducente, pues compiten entre ellas sangrientamente en Siria.
Sólo hay algo cierto e innegable, que estas acciones son el fruto del desarrollo de las propias contradicciones internas en Francia y de la agresión del imperialismo francés contra los países oprimidos del Medio Oriente que viene de vuelta a su propio suelo.
Situación nacional e internacional que a ellos los ha golpeado con especial violencia como habitantes de los Banlieues e hijos de inmigrantes y procedente de esa región del mundo con la cual se sienten identificados.
En la masa honda y profunda del pueblo en Francia, sobre todo la que vive en estos barrios, está en ascenso un “estado de ánimo” que se manifiesta en profundo odio contra el Estado imperialista francés y todo el sistema que representa y defiende, una creciente indignación contra el genocidio imperialista y de los sionista contra los pueblos oprimidos y especialmente el pueblo palestino, así como contra la propaganda de guerra que a diario propalan los diferentes medio masivos, algunos con contenido humillante contra ellos, como las “caricaturas de Mahoma”.
Ese estado de ánimo es la fuerza que ha movido a actuar a los hermanos Koguachi y a Coulibaly contra lo que más odian representado en este caso por los periodistas de Charlie Hebdo, los policías y las personas del mercado judío.
ANTES DE CONDENAR Y CONVERTIRSE EN JUECES IMPLACABLES LO QUE CORRESPONDE ES HACERSE UNA PROFUNDA AUTOCRÍTICA Y RECTIFICAR
Decimos esto, porque lo expuesto anteriormente indica el desarrollo de las condiciones objetivas de la revolución en los países imperialistas y, a su vez, el atraso de la tarea de la reconstitución del Partido Comunista. Esta tiene que desarrollarse centrada en el trabajo de masas y la construcción principalmente allí donde está esa masa más honda y profunda, la más pobre, la más explotada y oprimida. La situación objetiva está clamando a gritos organizar y dirigir a las masas con la ideología y la política del proletariado.
El alejamiento de esta masa honda y profunda que nos muestran los hechos, demuestra que no se lleva la ideología y la política comunista (el maoísmo) a esas masas y como no puede existir espacio vacío, ante nuestra ausencia y nuestra inacción, ese espacio es ocupado por otras fuerzas con ideología ajena y contraria a la del proletariado (1).
Así, una parte considerable de estas masas toman el “islamismo” (en su versión salafista, la más retrógrada) como ideología, como la fuerza impulsora de su acción.
Entonces no es problema de ellos, en definitiva de las masas, sino problema nuestro, problema de no asumir la tarea de la reconstitución del PC trasladando el peso del trabajo de masas en esta etapa a la masa más pobre.
LA GUERRA DE AGRESIÓN IMPERIALISTA EN EL “MEDIO ORIENTE AMPLIADO”
En Irak, Siria, Afganistán, Palestina (bajo ocupación sionista), Yemen, Libia hasta Malí, se desarrolla una cada vez más encarnizada y genocida guerra de agresión imperialista encabezada por el imperialismo yanqui en su condición de superpotencia hegemónica única.
Una nueva edición de la “coalición de los dispuestos” que tiene como aliado principal a Francia, en el marco de esta guerra, lleva la actual campaña contra Siria e Irak (países oprimidos), que se desarrolla desde el mes de septiembre con bombardeo aéreo y el uso de fuerzas lacayas sobre el terreno, cuyas operaciones de combate son dirigidas desde el centro de comando del imperialismo yanqui establecido en su base principal en Irak y la participación de oficiales y fuerzas combinadas de comandos de las fuerzas de intervención imperialista sobre el terreno. Pero están obligados a ocupar estos países desplegando sus fuerzas terrestres cuando sea necesario, como lo han señalado voceros del Pentágono.
Esto sucede, en una Región del mundo de gran importancia política, económica y militar para la estrategia hegemónica del imperialismo yanqui, la que él denomina “Medio Oriente Ampliado”. Región vital para mantener su hegemonía ya que comunica tres continentes. Esta región ha devenido en centro estratégico de la disputa imperialista por su importancia militar y sus reservas de petróleo.
Región donde las masas están desarrollando una creciente resistencia armada contra el imperialismo en medio de grandes, complejas y persistentes luchas. Que se entrecruzan con conflictos de todo tipo que se desarrollan también como guerras locales o regionales que son azuzadas por el imperialismo. Es también el “núcleo histórico del Islam”.
Los países de esta región son países semifeudales y semicoloniales con mucho atraso donde se desarrolla un capitalismo burocrático. Sobre esa base se da el conflicto entre las facciones reaccionarias, entre los llamados “regímenes seculares” como lo fue el de Sadam en Irak o el de Asad en Siria con los partidos islamistas “chiitas” o “salafistas” o en Egipto actual del régimen militar con los “Hermanos Musulmanes” (cuyo gobierno fue muy obediente con el imperialismo yanqui y contestado por el régimen “bahabista” o “salafista” de la reyesía sirviente de los yanquis y británico de Saudi Arabia, pero fue apoyado por otra reyesía islamista pero chiita del Golfo, la de Catar; porque el “Islam” no es uno sólo sino que está dividido en dos direcciones principales y muchas otras sobre todo dentro de los sunitas. Nunca se han unido después que se dividieron luego de la muerte de Mahoma, sólo lo hicieron una vez con Saladino en el siglo XII (Presidente Gonzalo).
Las luchas políticas y las guerras en esta región se presenten “cubiertas bajo un manto religioso” (Marx). Como ya hemos dicho en estos apuntes, el plan del imperialismo actúa sobre las condiciones internas. Entonces, también hay que considerar dentro de estas condiciones, que detrás de las facciones y grupos terrateniente-burocráticos que actúan allí están directamente y principalmente envueltos Saudí Arabia (que actúa movido por el gran titiritero el imperialismo Yanqui) e Irán cuyo valedor es el “perro flaco” (imperialismo ruso).
En las contiendas que se producen en la región se da una serie de entrecruzamientos y cambios de frente, lo cual hace la situación muy compleja. Yemen, por ejemplo, tiene un gobierno encabezado por un chiita sirviente de los yanquis, coludido con tribus chiitas del norte del país con vínculos con Irán. Gobierno cuyas tropas bajo la dirección directa del imperialismo yanqui y sus bombardeos aéreos combate con el apoyo de tropas de Arabia Saudí (wahabista o salfista) a las tribus de religión wahabista o salafistas del sur del país dirigidas por al Qaida. Alguien ha dicho que por esa “complejidad tiene una gran similitud con la Guerra de los Treinta Años en Europa”.
El Presidente Mao en “Sobre la Táctica de la Lucha contra el Imperialismo Japonés” (27 de diciembre de 1935, I Tomo de las Obras Escogidas) nos enseña que cuando se da un ataque directo del imperialismo contra un país oprimido, se produce “enormes cambios en la situación política”, la cuál “plantea ante cada clase y cada grupo político la cuestión de qué hacer: ¿Resistir? ¿Capitular? ¿O vacilar entre lo uno y lo otro?”. Nos dice, que el cambio básico en la situación, la invasión del imperialismo, modifica las relaciones de las diversas clases del país, ampliando el campo de la revolución nacional y debilitando el de la contrarrevolución.
Puntualiza que en tales condiciones se da la ausencia de completa unidad incluso en el campo de la clase terrateniente y la burguesía compradora porque la lucha se dirige contra un país imperialista (o una “coalición” como la que encabeza el imperialismo yanqui) y los otros perros de presa de los otros países imperialistas (como el imperialismo ruso) pueden lanzarse a una pelea sorda o incluso abierta contra (éste). Y aconseja: que debemos aprovechar cada una de las peleas, brechas y contradicciones en el campo enemigo y utilizarlas contra nuestro enemigo principal del momento y sus perros de presa.
Por eso es necesario hacer un breve recuento de la invasión yanqui y la resistencia iraquí y la agresión imperialista disimulada como guerra civil contra Siria hasta el acuerdo del gobierno de Asad con el imperialismo yanqui de octubre de 2013 y los cambios operados en la situación en Irak y Siria a partir del año pasado hasta la actualidad. Para ver como se están ubicando las diferentes fuerzas de esos países.
En Irak pasados dos meses de la invasión yanqui de marzo de 2003 comenzó la resistencia, que fue en ascenso hasta el 2006-07, a partir del 2008-09 las fuerzas de la resistencia fueron golpeadas por “the surge” (ofensiva yanqui con aumento de tropas). A finales de 2009 parte de estas fuerzas se van a refugiar en Siria, en lugares seguros donde van a comenzar a reorganizarse transformando parte de al-Qaida en ISIS entre 2012 y 2014, la otra parte sigue como al-Nusra, esto también como resultado en parte de la agresión imperialista contra Siria, disimulada como guerra civil. Para lanzarlos contra el gobierno sirio, los yanquis a través de Arabia Saudí los armó y financió hasta mediados de 2013 donde los saudí suspendieron todo trato con estos. Los yanquis a través de la CIA y otros imperialistas de la OTAN, en Turquía, constituyeron el Ejército de Siria Libre (FSA, siglas en inglés). A su vez, los partidos kurdos en los cantones de mayoría kurda (a lo largo de la frontera con Turquía) como consecuencia de la llamada “guerra civil” fueron asumiendo la administración y defensa de estos cantones, primero haciendo frente con el gobierno de Asad. Considerar en esto que el partido curdo de estos cantones el PYP es partido hermano del PKK “socio” menor del partido de Barsani.
Como consecuencia de la agresión y plan imperialista contra Siria, entre el 2013 y el 2014, el país quedó prácticamente dividido en cinco partes y Siria es convertida en un “Estado fallido”. Una parte bajo control del gobierno sirio de al Asad en Damasco y otras grandes ciudades, otra parte son los cantones curdos como Kobani, otra en el norte bajo dominio de al-Nusra, otra bajo el dominio de la FSA y la mayor parte bajo el dominio del IS, quienes a partir de junio de 2014 van a establecer su “Califato de Siria e Irak”. La lucha entre estos feudos o “reinos” es cada vez más sangrienta, entre los islamistas esto a causado más de 3000 muertos. De aquí que cada una de estas partes es consecuencia del hundimiento del Estado sirio acelerado por la agresión imperialista. Ni Kobani ni menos el autodenominado “califato” tienen otro carácter de clase que el del Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo que ha tenido el Estado sirio.
Por otro lado, en Irak, el 2011 los imperialistas yanquis van a simular la retirada del país, dejando establecido su régimen de ocupación con su “orden y ley”, con un gobierno títere (Al Malik como Primer Ministro), con fuerzas armadas y policiales organizadas por los yanquis, quienes mantienen su mando, incorporando como parte de este ejército a las fuerzas armadas del mercenario Barsani, jefe del gobierno autónomo de la región kurda de Irak establecida por el orden de ocupación, que fue ligada política, económica y militarmente al Estado turco, como una zona de influencia. Esto para contrarrestar la influencia de Irán en un país de mayoría chiita. En verano de 2014 el ISIS o IS cruzaron la frontera de Siria y se unen al levantamiento que se produce en Irak contra el régimen impuesto por el ocupante. Entonces como estaba establecido, para mantener su “orden y ley” los yanquis van a intervenir en una nueva campaña contra el pueblo de Irak, usando como “botas sobre el terreno” a las fuerzas mercenarias de Barsani y a las fuerzas del PKK, partido kurdo, que tiene su refugio y cuartel general en la región curda de Irak bajo control de Barsani.
¿Cómo se van decantando las diferentes fuerzas que actúan en Siria desde septiembre de 2014, cuando se dio inicio a la nueva fase de la agresión imperialista contra Siria, la nueva campaña de guerra imperialista contra Irak y Siria?
Brevemente: tener en cuenta que el imperialismo yanqui llegó a un acuerdo preliminar con el gobierno de los ayatolas de Irán sobre la cuestión de el “uso de la energía nuclear”, por el que se le amplía el plazo de enero a junio de este año para acceder a un acuerdo definitivo, contando con la ayuda de Rusia de Putin a cambio seguramente que le baje la presión en Ucrania. Luego las Fuerzas Armadas de Irán han bombardeado al IS en la región fronteriza y hay tropas terrestres que ayudan al gobierno títere iraquí a combatir al IS. Así se ha sumado en la práctica a la “coalición” dirigida por el imperialismo yanqui contra Irak. Por su lado, Arabia Saudí ha pasado a combatir como parte de la “coalición” al IS y a su vez a sufrido un atentado en su frontera por parte del IS.
La actual campaña dirigida por el imperialismo yanqui centra en Irak principalmente y están tratando de recuperar terreno perdido por las fuerzas armadas títeres en Mosul y la mayor parte del país que está en manos de quienes se han levantado contra el régimen impuesto por el ocupante.
En Siria el PYP y los mandamases de los cantones “kurdos” reciben ayuda del imperialismo yanqui a través de los bombardeos aéreos, tres cuartas partes de los bombardeos aéreos dirigidos por USA se han centrado en la lucha contra el IS en la ciudad de Kobani en la frontera turca. Coordinando con las fuerzas kurdas en el área, la campana de USA ha impedido que las fuerzas del IS tomen Kobani (según el vocero oficial Crl. Ryder del Central Command, the WSJ de 16-18 de enero de 2015).
Parte de las fuerzas de los otros feudos o “reinos” se están pasando al IS según la misma fuente. Los yanquis en Siria procuran mantener el balance entre las fuerzas de Asad y el IS y los otros “opositores”. Mientras van construyendo las divisiones armadas del FSA que la CIA entrena en Jordania y Turquía para lanzar su ofensiva terrestre, calculan entre tres a cuatro años para así imponer “el orden y ley” yanqui en Siria. Esta táctica yanqui busca poner sobre las cuerdas a Asad y llevarlo a capitular definitivamente.
El problema que se presenta, en los países del Medio Oriente, es la no existencia de un Partido Comunista por eso las diferentes fuerzas, incluyendo las minorías nacionales, no están confluyendo en un sólo frente único nacional (tarea del Partido). Más aún, que la dirección de esta lucha está siendo usurpada por organizaciones correspondientes a las fuerzas terrateniente-burocráticas y sus diferentes facciones. Pero la tendencia es que se den claramente los dos frentes.
Las fuerzas del imperialismo yanqui, francés y demás “coaligados” y los colaboracionistas y vendepatrias pretender transformar el país en una colonia; a las fuerzas de la resistencia nacional, en cambio, lo que les corresponde, es hacer del país uno que goce de independencia, libertad e integridad territorial.
Las fuerzas contrarrevolucionarias en el Medio Oriente y en el resto del mundo son, por el momento, más potentes que las fuerzas revolucionarias. Pero nos encontramos en el inicio de la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial cuando ésta se encuentra en la etapa de la ofensiva estratégica y el imperialismo está en la de su defensiva estratégica y barrimiento por la revolución mundial. Lo que plantea transformar todas estas guerras de agresión imperialista en guerras populares para fundirlas en un solo torrente de guerra popular mundial.
Estos días se ha publicado una carta de saludo del Partido Comunista Maoísta de la India a los camaradas de Afganistán donde se habla de la experiencia de estos camaradas que luchan en esta región y en condiciones similares a las que hemos tratado. Es necesidad aprender de la experiencia de los maoístas en Afganistán al respecto.
Pero en el MCI se presentan problemas para luchar contra la guerra imperialista de agresión en el Medio Oriente y su regreso a los países imperialistas, eso se puede constatar fácilmente de la simple lectura de los comunicados emitidos por las diferentes organizaciones y partidos dentro del MCI con respecto a los sucesos de Paris. Problema allá y problema aquí.
No se parte de la concepción maoísta con respecto al frente único como instrumento para organizar y agrupar a los millones y millones de hombres del pueblo así como a todas las fuerzas que puedan ser unidas para luchar contra el invasor a fin de lanzarnos al ataque contra nuestro blanco central: el imperialismo yanqui y sus coaligados y sus lacayos, los vendepatrias en el Medio Oriente y eso se ve también en estos países imperialistas para unir a los más amplios sectores en la lucha contra el imperialismo y la guerra imperialista.
Esto, nos enseña el Presidente Mao, lleva a que no tengamos unidad para apuntar contra el enemigo principal que tenemos delante (táctica correcta); sino que, por el contrario, dispersaremos el fuego de tal manera que nuestras balas, en lugar de alcanzar al enemigo principal, darán en los enemigos secundarios o incluso a nuestros posibles aliados (táctica incorrecta). Procediendo así, nos será imposible acorralar y aislar al enemigo. Procediendo así, nos será imposible atraer a nuestro lado a aquellos que bajo coacción se hallan en el campo o el frente enemigos, a aquellos que ayer eran enemigos nuestros, pero que hoy pueden ser amigos nuestros. Proceder así sería ayudar de hecho al enemigo y frenar, aislar y menoscabar a la revolución y hacerla declinar, e incluso conducirla a la derrota.
¡Condenamos la guerra imperialista contra los países del Medio Oriente!
¡Enfrentar la guerra de agresión imperialista con guerra popular!
¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo!

AND
Enero de 2015

(1) Dice la revista alemana “Der Spiegel”, que en la búsqueda de respuestas a investigado la historia de los personajes principales de estos ataques. Un viaje tras huellas…Es un viaje en los abismos de la sociedad francesa, en “hogares para infantes”, centros sociales y en las prisiones, pero también en las redes de islamistas radicales y terroristas, que en Francia desde hace décadas están especialmente activos” (“Fueron buenos niños”, reportaje de la revista Der Spiegel, 76 a 84, Nr. 4, 17.01.2015). Y en la misma revista, la redactora pregunta sí el peligro ahora no proviene más de organizaciones terroristas como al-Qaida sino de jóvenes furiosos y el experto contesta que sí y que ellos son más peligrosos porque se radicalizan ellos mismos ( “Conversación de la revista Spiegel con el experto en el Islam Olivier Roy, págs. 90 a 92).

Anuncios

Importante documento del Movimiento Comunista Maoísta (MCM) de Túnez: Daech, un instrumento en manos del imperialismo y la reacción

 

Nota- Reproducimos a continuación un reciente e importante documento de los camaradas del Movimiento Comunista Maoísta (MCM) de Túnez que hemos extraído del blog Maoist Road – La Vía Maoísta y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

De los camaradas maoístas de Túnez:
DAECH UN INSTRUMENTO EN MANOS DEL IMPERIALISMO Y LA REACCIÓN

Introducción
Los espontáneos alzamientos árabes sorprendieron al campo imperialista y amenazaron el orden establecido. Esa es la razón por la cual los reaccionarios árabes, de Europa y Estados Unidos enviaron a sus agentes para tratar de suprimir “la chispa que podía incendiar la pradera”. Su salida fácil fue la asamblea constituyente en Túnez y Egipto para calmar la situación y obtener un margen de maniobra, la intervención directa de la OTAN en Libia. Pero, dado que las reclamaciones y alzamientos populares persistieron aquí y allá, el imperialismo optó por la táctica del “caos constructivo”. Así es como, tras la elección de la asamblea constituyente, los Hermanos Musulmanes entraron en la arena política apoyados desde todos los frentes por los reaccionarios árabes, EE.UU. y Europa. Era la única alternativa para el imperialismo a fin de calmar la situación y ganar tiempo a expensas de los alzamientos populares, mientras la Hermandad Musulmana estaba más organizada y dependía del apoyo de los Estados del Golfo y el conjunto de imperialismo, mientras las fuerzas revolucionarias eran aún débiles, desgarradas por conflictos y diferencias internas, incapaces de dirigir el movimiento popular. Igualmente, el campo quedaba abierto a las fuerzas reaccionarias que lograron reorganizarse en Túnez y Egipto y los Hermanos Musulmanes, con sus variaciones, presentarse a sí mismos como una alternativa, listos para cumplir las políticas del FMI y el Banco Mundial.
Desde la caída del Shah en Irán y el ascenso de Jomeini, los Hermanos Musulmanes, de cualquier confesión, se han convertido en una carta en manos del imperialismo y la reacción para contrarrestar a “la izquierda” en general y oponerse a cualquier, incluso mínimo, cambio democrático.
En los años 80, Sadat legaliza a los “Hermanos Musulmanes” en Egipto. Contaron incluso con representación parlamentaria –posteriormente pagó esto con su vida- para hacer frente a la protesta contra los Acuerdos de Camp David con la entidad sionista. En Túnez, el primer ministro Mzali recompensó a los “Hermanos” con el periódico “el Maarifa” (Conocimiento). EE.UU. y Arabia Saudí respaldaron a Al Qaeda y Bin Laden para combatir a los socialimperialistas rusos en Afganistán. Arabia Saudí apoyó también a los “hermanos” en Argelia, en una época de elecciones, financiando la propaganda de Wahhabi y las ideas salafistas. Sus libros amarillos baratos inundaron el mercado, por no mencionar las cadenas de televisión y radio desde donde convocaron a la yihad y al establecimiento de la Sharía. Por otro parte, Irán propaga la obediencia chiita y agudiza la rivalidad suní-chiita, agitando el comunalismo y las guerras sectarias para desviar la lucha popular de la liberación y el socialismo.

1.Daech, ¿a quién beneficia?
a) Quien es el Daech
Hay que retrotraerse al año 2006 cuando Al-Qaeda, junto con otros cinco grupos yihadistas, crearon el Irak el Consejo de los Muyahidines, que proclamaron el Estado Islámico de Irak (EII). El 9 de abril de 2013, se convirtió en Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL) y el 29 de junio de 2014 anunció la restauración del califato en los territorios bajo su control y Abu Baker Al-Baghdadi se autoproclamó califa. Daech (abreviatura árabe del ISIL) cubre ahora la mayor parte de Siria y casi las dos terceras partes del norte de Irak. Declaró la guerra a los suniés, en contra de las políticas comunales de Maliki (irakí, chhita) y Assad (alawí, rito chiita).
Hilary Clinton admitió que el Daech es una creación norteamericana. Snowden describe al movimiento como un mero producto de la CIA y el Mossad. Él afirmó que los servicios de inteligencia de EE.UU. y Reino Unido y la entidad sionista colaboraron para crear una organización terrorista capaz de atraer a todos los extremistas, una estrategia conocida como “avispero”.
Este movimiento, medieval y criminal, está financiado por los países del Golfo, el núcleo de la reacción, por Turquía, por fondos desviados de recolectas de caridad. Controla pozos de petróleo en Siria y organiza el tráfico de armas y petróleo especialmente con Turquía, que compra combustible barato. El Daech cobra impuestos en las zonas bajo su control (cinco millones de personas en suelo sirio y seis millones de Irak) y practica el robo, secuestros y chantajes. Se dice que ha atesorado en torno a los dos billones de dólares, lo que le convierte en la organización terrorista más rica de la historia.
En cuanto a armamento, según el periódico The New York Times, el 80% de su equipamiento proviene principalmente de EE.UU., China, Rusia y Serbia, y según el Ministro de Defensa francés, el Daech cuenta con 3.000 Humvees [vehículos militares multipropósitos], 50 tanques pesados, 150 tanques ligeros, 60.000 armas ligeras, tres aviones de combate del tipo MIG21 o MIG23, además de arsenal recuperado en Irak y Siria y, últimamente, las armas que supuestamente y por error fueron arrojadas por un avión de EE.UU. para los kurdos.

b) Daech y el plan de “Gran Oriente Medio”
El plan del Gran Oriente Medio, extendiéndose desde Afganistán hasta el Norte de África, busca desmantelar, también militarmente, a todos los Estados que se oponen o son oponentes potenciales a la hegemonía norteamericana con el objetivo de apoderarse de los recursos naturales en la región, principalmente gas y petróleo. El proyecto fue elaborado como borrador por Bush y compañía y seguido por Obama, pese a la retórica oficial sobre “un nuevo comienzo”. A través de guerras, también indirectamente, busca transformar los “Estados canallas” en una multitud de Estados políticamente inestables, fomentando los conflictos étnicos y religiosos.
La escalada del Daech, creado, respaldado, financiado y protegido por Arabia Saudí, Qatar y Turquía en conformidad con EE.UU, proporciona una oportunidad para una nueva intervención estadounidense en la región bajo el pretexto de combatir al Daech. Una coalición de más de 40 países bombardeó las regiones kurdas bajo el pretexto de proteger a los cristianos yazidíes y a la población kurda del genocidio, bajo la aprobación de Turquía, que quiere matar dos pájaros de un tiro (debilitar a los kurdos y deshacerse de Assad). Es el mismo escenario contemplado con Al-Qaeda en Afganistán y las supuestas armas de destrucción masiva en Irak. Washington, que no podía atacar a Assad hace un año, como reacción al uso de armas químicas, aprovechó la oportunidad para acabar con el régimen de Bashar al.Assad y desmantelar Siria en tres regiones: kurda, suní y alauita Este es el plan norteamericano y no ha concluido, pues tiene también como objetivo a Yemen, Libia, Argelia e incluso Arabia Saudí (leal siervo de la Casa Blanca).
En una palabra, el plan del Gran Oriente Medio sueña poseer las riquezas del suelo, el control de los puntos estratégicos y encargar a la entidad sionista la misión de policía de la región y guardián de los intereses norteamericanos. La mente de Washington es: liquidar Irak y Siria, luego Irán y colocarse en una posición fuerte para hacer frente a cualquier rivalidad potencial, ya sea Rusia o China.
Pero los planes del Pentágono desarrollados por Bush hijo, Cheney, Rumsfeld, etc., no se pudieron realizar, dado que, una vez tras otra, el imperialismo fue contenido y forzado a retirarse de los países que supuestamente debían ser conquistados por las feroces luchas populares, incluso si estas luchas no lograron alcanzar la liberación debido a la falta de una dirección revolucionaria.

Conclusión
La nuestra es la era de la liberación nacional y el socialismo. Está determinada por las contradicciones objetivas que ni el imperialismo ni la reacción pueden hacer desaparecer o borrar y todas las luchas en curso están dentro del contexto de estas contradicciones: la contradicción pueblos oprimidos / imperialismo, la contradicción burguesía / proletariado en los países capitalistas (Rusia y China … incluidos) y la contradicción interimperialista y contradicción intermonopolista dentro del mismo país. Por tanto, los planes del campo imperialista no se pueden realizar porque no toman en cuenta el otro polo de la contradicción: el proletariado y los pueblos oprimidos. Éstos últimos han frustrado repetidamente los intentos de los imperialistas por ahogar la lucha nacional y las aspiraciones en pro del socialismo, recuperando ambos éstas luchas (la “Primavera Árabe” es un ejemplo, entre muchos otros) o canalizándolas dentro de las luchas internas de los lacayos locales (Hermanos Musulmanes / liberales en Túnez, Egipto, Libia, etc.).
Los alzamientos árabes, erróneamente denominados “revolución del jazmín” a fin de mitigar su carácter violento y vengador, tuvieron una consigna común: “el pueblo quiere derrocar el sistema”, pero dado que estos alzamientos fueron espontáneos, sin una dirección revolucionaria, lograron derrocar los regímenes, pero el Estado, con todas sus instituciones (Ejército, policía, poder judicial, burocracia) permanecieron y las fuerzas reaccionarias y reformistas (hermanos / liberales) no dejan de hablar sobre la revolución y la necesidad de adaptarla a nuevas condiciones (por ejemplo, unirse al campo de la coexistencia pacífica y la colaboración de clases). De hecho, centenares de excamaradas adoptaron la tesis de la Segunda República en Túnez, negaron el principio de la lucha de clases y se convirtieron en miembros influyentes de la sociedad civil o de la burocracia sindical.
Esta elección reformista está justificada, según ellos, por la necesidad de luchar contra el peligro de islamización de la sociedad, contra EL Nahda, Daech, Ansar al Sharia. Por cierto, varios activistas reformistas en Túnez, votaron a “Nida Tounes” (el anterior partido gubernamental RCD [Reagrupamiento Constitucional Democrático]) como un voto útil contra los “hermanos”.
Pero las fuerzas revolucionarias, y el movimiento marxista-leninista-maoísta en primer lugar, tienen que ir a contracorriente, desenmascarar la polarización que el imperialismo trata de imponer sobre el pueblo alegando: “Tenéis que elegir entre los hermanos y la guerra civil o el antiguo régimen con una cierta variante llamada democracia, fruto de la entrada de los socialdemócratas en el parlamento”.
La tarea de los revolucionarios será difícil. Consiste en:
*  Luchar contra los enemigos abiertos feudal-compradores, que desean mantener al país bajo el dominio imperialista, desenmascarar al movimiento socialdemócrata, que apoyó repetidamente unas veces a los “hermanos” y otras a los “liberales”.
* Trabajar por la unidad del movimiento marxista-leninista-maoísta y revolucionario en general, basado en los avances de más de cuatro décadas (contra el revisionismo –incluido el avakianismo-, el trotskismo, el chovinismo, etc.).
* Movilización de los jóvenes trabajadores y desempleados, abandonados y traicionados por la burocracia sindical y los partidos políticos, dándoles una esperanza en la lucha, dado que muchos están decepcionados viendo que los “hermanos” recogen los frutos de la Intifada, y el viejo régimen regresó pronto.
* Llamar a los campesinos pobres a organizarse y ayudarles a deshacerse de la ideología medieval y fatalista que predica la resignación y la esclavitud.

Túnez, Octubre de 2014
MCM, Túnez

PCR Canadá: ¡Oponerse a la barbarie imperialista! ¡Fuera Canadá de Oriente Medio!


Nota – Mientras las agencias de noticias informan que aviones de combate F-16 y F-4 del régimen reaccionario turco bombardearon ayer posiciones de la milicia del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en Daglica, cerca de las fronteras con Irán e Irak, partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas de diversos países del mundo siguen mostrando su apoyo a la resistencia del pueblo kurdo y en contra de las criminales fuerzas reaccionarias feudales del Estado Islámico (EI) y quienes, como el Gobierno turco, les apoyan, al igual que de rechazo a la política de las potencias imperialistas en Oriente Medio.
Así, hemos recibido del Buró de Información Política del Partido Comunista Revolucionario (PCR-RCP) de Canadá el
siguiente llamamiento que se publicará en la próxima edición de su periódico “Partisan” y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡OPONERSE A LA BARBARIE IMPERIALISTA! ¡FUERA CANADÁ DE ORIENTE MEDIO!
13 de Octubre 2014
Tras tomar su decisión en secreto, el Gobierno canadiense ha declarado la Guerra a la organización denominada “Estado Islámico” (IS), primero en Irak y luego posiblemente en Siria. Presentándose como un “gran defensor de la democracia y la libertad”, Stephen Harper anunció una operación de seis meses involucrando a una tropa de 600, barcos y aviones para bombardear las zonas controladas por la organización sectaria cuyo territorio se ha extendido rápidamente desde junio.
El costo de esta operación, basado en la que se llevó a cabo hace tres años en Libia, podría ascender a más de 500 millones de dólares. En un periodo más corto de tiempo, el ataque canadiense contra Libia costó alrededor de 350 millones de dólares -300 millones de dólares más de los previstos. Paradójicamente, varios grupos islamistas combatiendo contra Gadaffi, fueron financiados y armados por Canadá y otras potencias imperialistas como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. Estas potencias no se atreven a jactarse de los resultados de su operación en Libia, donde hoy prevalece la destrucción y la miseria en medio de crecientes fuerzas fundamentalistas que ahora han ido a combatir a los países vecinos.
Aprovechándose del caos generado por la barbarie imperialista en Irak desde 2003, y del hecho que el poder político está ahora controlado por los chiitas, las fuerzas islamistas suníes se han fortalecido; algunas de ellas se financiaron en su totalidad y orientaron ideológicamente por las monarquías del Golfo Pérsico. En su voluntad de hacer frente a la creciente influencia de Irán en Irak, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) descubrieron un interés mutuo con Estados Unidos y sus aliados occidentales.
Las raíces de este grupo EI tienen su origen en la red de Al Qaeda y la experiencia que acumuló en Afganistán combatiendo la ocupación soviética. Aunque era prácticamente inexistente en el Irak de Saddam Hussein –contrariamente a las mentiras difundidas por George W. Bush y los otros belicistas- en el 2003 Al Qaeda estaba reclutando y avanzando hacia esta región. Algunos clanes suníes, que vieron su poder reducido en favor de los chiíes, se unieron al EI, junto con las antiguas fuerzas de policía y militares de Saddam Hussein, muchos de los cuales habían perdido sus empleos y se habían convertido en mercenarios. Habiéndose separado de la autoridad de Al Qaeda tras la muerte de Osama bin Laden en 2011, el EI logró crecer a través del conflicto sirio. El grupo mereció la atención por cometer crímenes de una violencia inusual y con creciente frecuencia, generando confrontaciones dentro de las fuerzas opuestas al presidente Al-Assad. En lugar de atacar a los principales enemigos del pueblo de Oriente Medio –el Estado de Israel, las monarquías árabes y el imperialismo estadounidense- el EI colocó como blancos principales a Irán y los chiitas.
Hace un año, los Estados Unidos y sus aliados estaban amenazando a Siria –oponiéndose al régimen de Assad aliado con Irán y Hezbollah en Líbano. Fueron rápidos en condenar el uso de la “represión bárbara” por parte del régimen sirio, pero permanecieron en silencio sobre la barbarie cometida por las fuerzas de oposición, incluido el EI. En mayo de 2013, el senador John McCain incluso visitó el cuartel general del denominado “Ejército Sirio Libre”, uno de cuyos dirigentes no era otro que el sujeto que ahora se proclama a sí mismo “Califa Ibrahim”. Nuevamente, las monarquías apoyaron económicamente a esas fuerzas antes que el EI tomara el control de la producción petrolífera para autofinanciarse. El reclutamiento de combatientes extranjeros conocidos por su creciente violencia se realizó con la complicidad de estas monarquías, o al menos las redes que ellos protegen, al igual que por Erdogan de Turquía.
Turquía, miembro de la OTAN y uno de los mejores aliados de Estados Unidos en la región junto con Israel, Egipto, y las monarquías del Gofo Pérsico, posee una larga historia de represión feroz de los progresistas, comunistas y sindicalistas –especialmente los activistas kurdos organizados en el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán). El PKK, considerado una organización terrorista por Estados Unidos y Canadá, ha tratado desde hace tiempo de enviar fuerzas a combatir al Estado Islámico en Siria, pero fueron bloqueadas por las tropas turcas en la frontera.
Recientemente, guerrilleros de diversas organizaciones comunistas en Turquía, incluidos el TKP/ML, MLKP y MKP (*) desafiaron a las autoridades turcas y acudieron en apoyo de la resistencia en Kobané. Mientras tanto, miles de combatientes yihadistas, incluyendo cerca de un centenar de canadienses, penetraron fácilmente en Siria desde Turquía para cometer crímenes brutales de los que informaron los medios de comunicación. Cuando tales crímenes se cometieron contra los kurdos y otras minorías, fueron ignorados por los medios de comunicación occidentales, pero la máquina de guerra respondió cuando un puñado de occidentales fueron decapitados.
La lucha de los kurdos por la liberación e independencia nacional está ahora en el centro mismo de los tumultos que tienen lugar en Oriente Medio. Dispersados y separados por las fronteras creadas por el Acuerdo Sykes-Picot de 1916, los kurdos iniciaron una lucha prolongada en que los aspectos socialista y de clase variaron dependiendo de las organizaciones, países y épocas. Dirigida por el PKK, la parte turca del movimiento kurdo ha sido siempre contemplada como la más numerosa y militante. Es en el año 2012 que se crearon en Siria las Unidades de Protección Popular (YPG), bajo la dirección del Partido Unión Democrática (PYD), inspirado por el PKK. Las YPG sorprendieron en julio, cuando defendieron y liberaron a más de cien mil yezidíes que se habían refugiado en las montañas. Se informa que ahora cuentan con más de 40.000 combatientes, el 40% mujeres que están luchando no sólo para derrotar al EI sino para liberarse de la opresión y la explotación.
Contrariamente a sus afirmaciones, Harper y su Gobierno no defienden la seguridad, ni la de las víctimas del Estado Islámico; su único objetivo es asegurar el mantenimiento de la posición dominante del imperialismo canadiense en un mundo actualmente en convulsión. En cualquier asunto –sea la explotación petrolífera o minera, la financiación de programas sanitarios o sociales, la desaparición de miles de mujeres indígenas, etc.- el Estado canadiense ha demostrado repetidamente que no tiene interés alguno en la seguridad de sus trabajadores y de las masas.
Si Canadá fuese realmente una fuerza para el progreso y la libertad, como el Gobierno afirma, no habría etiquetado al PKK como una organización terrorista. Condenaría al Estado de Israel por su política de colonización y destrucción de los territorios ocupados y habría apoyado a las fuerzas revolucionarias en aquellas monarquías como Bahrain. Por encima de todo, pondría fin a la represión contra los pueblos indígenas aquí: el futuro de sus territorios estaría en sus manos, al igual que las fábricas y centros de producción estarían en manos de los trabajadores.
Quienes son los principales responsables del mundo injusto y bárbaro en que vivimos nunca serán aliados en la lucha contra la barbarie, la opresión y explotación. ¡Abajo el imperialismo canadiense! ¡Unámonos con los trabajadores y masas populares que luchan por su libertad en todas partes!

(*) El TKP/ML y el MKP son partidos maoístas, mientras que el MLKP se define a sí mismo como marxista-leninista. Todos apoyan el derecho a la autodeterminación del pueblo kurdo.

PC maoísta de Francia: ¡Viva la resistencia de Kobané!

Nota – Continúan produciéndose por parte de los partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas de diversos países del mundo expresiones de apoyo con la resistencia del pueblo kurdo en Kobane y en contra de las criminales fuerzas reaccionarias feudales del Estado Islámico (EI) y quienes, como el Gobierno turco, les apoyan al igual que de rechazo a la política de las potencias imperialistas en la zona.
Desde su blog, Gran Marcha Hacia el Comunismo nos sumamos al apoyo y solidaridad con la heroica lucha y resistencia que está hoy desarrollando el martirizado pueblo kurdo.
Reproducimos a continuación el comunicado titulado “¡Viva la resistencia de Kobané!” publicado el pasado 11 de Octubre en Drapeau Rouge 
(Bandera Roja) blog de los camaradas del Partido Comunista maoísta de Francia del cual lo hemos extraído y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡VIVA LA RESISTENCIA DE KOBANÉ!
Después de días y días la ciudad de Kobané es el escenario de sangrientos combates entre las fuerzas progresistas kurdas y las reaccionarias del Estado Islámico, bajo la mirada impasible y cómplice de Turquía.
Por un lado, las autoridades turcas consideran positiva la masacre en curso contra las poblaciones kurdas, ya que entra en su estrategia de aniquilación de la resistencia popular en el Kurdistán turco.
El gobierno turco reivindica una posición no intervencionista bajo el pretexto que las YPG (Unidades de Protección Popular) son un aliado del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) organización que las clases dominantes califican como “terrorista”. Sin embargo, la realidad es esta: el Estado dirigido por Erdogan ha favorecido el paso de armas y combatientes unidos en el Estado Islámico, pero impide a los combatientes kurdos cruzar la frontera para apoyar a sus hermanos y hermanas de Siria en la defensa de Kobané.
Por otro lado, las diferentes fuerzas imperialistas, que son los principales responsables del ascenso del Daech (Estado Islámico) se limitan a un apoyo mínimo a los kurdos con unos cuantos misiles al día.
De todos modos, los imperialistas no tienen nada que ofrecer a las masas de Kurdistán.
El pueblo kurdo se encuentra a sí mismo una vez más solo en primera línea, entregado a los abusos de las fuerzas feudales y los mencionados imperialistas de una coalición occidental para quienes la aniquilación del movimiento revolucionario kurdo por parte de los islamistas constituirá una victoria indirecta.
No compartimos todos los puntos de vista de las organizaciones kurdas, pero no es momento de crítica, sino de solidaridad. El movimiento kurdo y la lucha del pueblo kurdo son un componente integral del movimiento revolucionario y progresista de la región.
El papel de las mujeres en esta lucha es ejemplar, que como nuestros camaradas en la India, empuñando las armas colocándose en primera línea, muestran que la capacidad de combate y resistencia no es una cuestión de género, sino una cuestión de determinación.
El pueblo kurdo ha sido martirizado en varias ocasiones por los lacayos respaldados por un tiempo por las fuerzas imperialistas: Saddam Hussein o Bachar al Assad. El Estado turco, bajo la bota de los imperialistas estadounidenses y europeos también trató de eliminar al pueblo kurdo.
Hoy él continúa con su campaña de exterminio colonial contra el pueblo kurdo, al mismo tiempo que desarrolla la represión contra los partidos comunistas revolucionarios en Turquía. Desde el 6 de octubre las manifestaciones de apoyo al pueblo kurdo y a la resistencia de Kobané se multiplican y ya van más de 30 muertos a la hora de escribir este comunicado. Tal represión de un movimiento en apoyo de una batalla por la supervivencia muestra claramente de qué lado está el Gobierno turco. Nosotros no prestamos ningún tipo de apoyo a los imperialistas y su campaña de agresión en el Medio Oriente. Además, cuando se refieren al pueblo kurdo, es para calificarle de “terrorista” o para justificar su nueva campaña belicista en Irak y Siria.
Nosotros condenamos igualmente al gobierno reaccionario de Ankara que se frota las manos por la magnitud de la masacre.
Por último, expresamos nuestro rechazo del Estado Islámico, que es una fuerza feudal indirectamente armada por los imperialistas en su lucha interimperialista en el frente sirio.
¡SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO KURDO QUE LUCHA EN ROJAVA!
¡ABAJO EL IMPERIALISMO Y SUS LACAYOS!
¡GLORIA A LOS MÁRTIRES CAÍDOS EN LA DEFENSA DE KOBANE!

Intervenciones del TKP/ML (Turquía), FRDDP (Brasil) y Bloque Rojo (Unificación de los Maoístas) de Francia en el Encuentro Internacional con ocasión del 10º Aniversario del PC de la India (Maoísta)

Nota: Reproducimos a continuación las intervenciones del TKP /ML (Partido Comunista de Turquía /Marxista Leninista), del Frente Revolucionario de Defensa de los Derechos del Pueblo (FRDDP) de Brasil y del Bloque Rojo (Unificación de los Maoístas) de Francia en el exitoso Encuentro Internacional con motivo del 10º aniversario del Partido Comunista de la India (Maoísta) celebrado los pasados días 27 y 28 de septiembre que nos han remitido los camaradas del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India:

TKP/ML (PARTIDO COMUNISTA DE TURQUÍA /MARXISTA LENINISTA) –

LA ÚNICA FUERZA EN LA INDIA QUE PUEDE DIRIGIR A LOS PUEBLOS OPRIMIDOS A LA LIBERACIÓN ES EL PCI (MAOISTA)
Camaradas:
Como Partido Comunista de Turquía /Marxista Leninista (TKP/ML) saludamos al 10º Aniversario del Partido Comunista de la India (Maoísta) con sinceros sentimientos revolucionarios.
La unificación de los comunistas indios en el marco del PCI (Maoísta) ha fortalecido la lucha revolucionaria en la India. La burguesía reaccionaria india temía al máximo esta unidad. La unidad de los comunistas ha aumentado la confianza de los trabajadores y naciones oprimidas en el país. Las regiones bajo el control del PCI (Maoísta), habiendo ahora conseguido una dirección más fuerte, ofrecen grandes oportunidades para el avance de la revolución.
Camaradas:
Las zonas donde las contradicciones interimperialistas y las luchas que surgen de estas contradicciones se sienten al máximo en Oriente Medio y el Cáucaso.
Aunque parezca que la crisis del sistema imperialista del 2008 haya entrado en un estancamiento, la crisis no se ha superado en su totalidad. La crisis ha sido muy costosa para el sistema. El creciente desempleo y pobreza en el centro de la crisis, los EE.UU., ha impactado sobre una gran porción de los trabajadores. La crisis económica emergió en EE.UU., golpeó severamente EE.UU. y de manera muy fuerte en Grecia, Portugal, España, Italia y países similares, llevando incluso a algunos a la bancarrota.
La crisis que afectó a todos los países del sistema imperialista, continúa también escalando las contradicciones interimperialistas. La rivalidad entre EE.UU.-Reino Unido, Rusia, la Organización de Cooperación de Shangai y EE.UU. y Japón continúa de la forma más aguda.
Las zonas geográficas por las que los imperialistas pelean son principalmente el Cáucaso y Oriente Medio.
En Ucrania, los EE.UU. y la Unión Europea (UE) están combatiendo conjuntamente contra Rusia. Ucrania ha estado en el menú de EE.UU. y la UE desde hace tiempo. Además del hecho de que este es un gran mercado, el factor de que esté en la ruta de los recursos energéticos aumenta la importancia. El esfuerzo de la UE de apoderarse de Ucrania, apoyado por EE.UU., parece evolucionar a favor de Rusia con los movimientos por parte de ésta de hacerlo frente La anexión de Crimea, que formaba parte de Ucrania, a través de un autodenominado referéndum, ha frustrado los planes de los imperialistas de EE.UU. y la UE. Mientras tenían lugar los combates entre los separatistas prorrusos y el Gobierno ucraniano, las tropas prorrusas se hacían fuertes en Donets y Lugansk en las zonas orientales de Ucrania. Durante la última reunión de la OTAN, se debatieron nuevas medidas contra Rusia. Rusia, con su acuerdo de paz con Ucrania, logró frustrar este plan.
Oriente Medio, siendo una región con sus ricos recursos petrolíferos y de gas, y siendo un extenso mercado, nunca ha desaparecido de la agenda de los imperialistas. La implementación del Proyecto Gran Medio Oriente de EE.UU. y la ocupación de Irak en 2003 como parte de este plan de Oriente Medio, se ha convertido en un completo baño de sangre. Los cambios de régimen en Libia tras Irak, luego en Egipto y finalmente con la suma de Siria, el equilibrio ha cambiado profundamente. Con Rusia e Irán sosteniendo al régimen de Assad y la guerra civil que se viene desarrollando hasta ahora, son la continuación de la etapa de fracaso de EE.UU. y los imperialistas occidentales por derrocar al régimen de Assad.
Tras la retirada de las tropas militares de EE.UU. de Irak en 2011, y el regreso a éste a los tres años, comenzó una nueva etapa que alimentó y desarrolló al Estado Islámico (EI) dentro de la guerra civil en Siria y la toma de Mosul por parte del EI.
Durante el encuentro de la OTAN el 4 de septiembre en Inglaterra, los puntos de la agenda que fueron discutidos en relación con Ucrania e Irak, se basaban en los planes en cómo se encontraba Rusia, en cómo reducir la influencia de Rusia en Ucrania y cómo retomar nuevamente el control sobre Irak.
El proceso que comenzó con la toma de Mosul por el EI, planteando unas bases supuestamente humanitarias para retomar el control sobre Irak, no son más que el plan de los imperialistas para rediseñar Oriente Medio. A los imperialistas les tiene sin cuidado el drama o la masacre humanos. Los imperialistas, que permanecieron en silencio frente a las masacres cometidas por el EI en nombre de los imperialistas, los ataques inhumanos contra los kurdos de Rojava, los ataques a los ezidis en Shengal y el desplazamiento de centenares de miles de personas, han decidido intervenir contra el EI cuando sus propios intereses se vieron en peligro en Irak.
Los imperialistas de EE.UU. y Europa occidental buscan ahora ejércitos que hagan la guerra al EI en Irak en su nombre. La decisión de suministrar armas a los peshmergas en el Kurdistán iraquí es exactamente parte de este juego. Los imperialistas, siendo la causa del problema, no pueden ser los mediadores para su solución. Los pueblos de Oriente Medio deben desbaratar este juego. Todas las fuerzas progresistas y revolucionarias deben unir fuerzas contra el monstruo del EI y deben combatir contra esta organización reaccionaria y contra el imperialismo.
En este proceso de rediseñar el mundo por parte de los imperialistas, los que sufren un mayor impacto por ello son los trabajadores y naciones oprimidas. Diariamente miles de emigrantes mueren en alta mar o luchan en las carreteras a vida o muerte. Los cientos de miles de emigrantes que sobreviven y vienen a los países de Europa se ven forzados a vivir en pésimas condiciones. Los racistas atacan, humillan y asesinan emigrantes donde pueden.
Los países semicoloniales continúan siendo saqueados por los países imperialistas. La mano de obra barata, la subcontratación, la pobreza, los accidentes laborales, se presentan como si fueran el sino de estos países.
África está combatiendo la pobreza y el hambre. La difusión gradual del brote de ébola provoca muertes en masa en muchos países africanos. Los monopolios imperialistas rehúsan producir y dar medicinas a estos países al no contar con fondos para comprarlos y porque no les reporta ningún beneficio.
El equilibrio ecológico del mundo, que se está deteriorando debido a la avaricia por ganancias, contrae el riesgo del mundo convirtiéndose en inhabitable en las próximas décadas. Todos estos son los resultados de la incesante sed de beneficios por pate de los imperialistas. En tanto exista un sistema imperialista, continuarán la explotación, las guerras y el saqueo de los pueblos.
La revolución es la única forma para los trabajadores y pueblos oprimidos para deshacerse de la explotación y represión imperialistas. La clase obrera en los países semicoloniales, dependientes, imperialistas y capitalistas no tienen otra liberación más que el socialismo.
Lo que atemoriza al máximo a los imperialistas son los países donde se desarrollan Guerras Populares. Actualmente la auténtica lucha antiimperialista son aquellas luchas desarrolladas a través de Guerras Populares. La importancia de la Guerra Popular en la India es que busca la verdadera liberación. La Guerra Popular en la India dirigida por el PCI (Maoísta) es la razón para el miedo de la burguesía reaccionaria india y sus amos imperialistas. El ataque contra los comunistas bajo el nombre de Operación Cacería Verde, el asesinato de cuadros del PCI (Maoísta), el trato brutal de cientos de miles de presos políticos y el arresto de intelectuales como Saibaba, son expresiones de este miedo.
El apoyo a la Guerra Popular en la India en el mundo debe ser más fuerte que lo era antes. La adopción de la Guerra Popular en la India aumentará el anhelo por el socialismo. Los comunistas de la India no están solos. En tanto tengan amigos y camaradas en el mundo, la revolución india continuará avanzando.
VIVA EL PCI (MAOÍSTA)
VIVA LA GUERRA POPULAR
VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO
ABAJO EL IMPERIALISMO, EL FASCISMO Y TODA CLASE DE REACCIÓN

27 de Septiembre 2014
TKP/ML Buró Internacional

FRENTE REVOLUCIONARIO DE DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO – BRASIL

Estimados camaradas:
Calurosos saludos a todos los organizadores de este evento de celebración de los 10 años de formación del Partido Comunista de la India (Maoísta) y de apoyo a la guerra popular en la India.
Calurosos saludos a todos los partidos y organizaciones democráticas y revolucionarias presentes.
Calurosos saludos al proletariado internacional y a todos los partidos maoístas que dirigen guerra popular y también a los que están preparándose para desencadenarla. Al PCI (Maoísta), a su Comité Central y a todos los cuadros dirigentes, militantes, comandantes y combatientes del heroico Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP) y a todas las masas populares de la India. En los últimos 10 años, bajo la dirección del PCI (Maoísta) en la India la Guerra Popular ha tenido importantes avances, que son ejemplos para las masas explotadas en todo el mundo y un firme punto de apoyo para la revolución proletaria mundial.
Recordamos y también saludamos respetuosamente a los mártires de la Guerra Popular en la India, recordando a los camaradas dirigentes indios Kishenji y Azzad, brutalmente asesinados por el Estado indio y el imperialismo. Y a todos los demás miembros del Buró Político y Comité Central y comités del Partido a nivel Estatal, Región, Subzona, Área y Aldea, miembros del Partido, del EGLP y del Frente Unido.
Y a todos los mártires en diferentes partes del mundo, que han hecho el sacrificio de sus vidas para cumplir las tareas revolucionarias.
Y recordamos también aquí a nuestro querido camarada Renato, de Brasil, asesinado el 9 de abril de 2012 por fuerzas de la policía y del latifundio. Ante el ejemplo de estos camaradas, rendimos nuestro más sentido homenaje proletario alzando nuestras rojas banderas y reverenciando sus memorias. Somos conscientes de que sin emprender grandes sacrificios, los partidos comunistas no podrán seguir adelante y no podremos seguir adelante.
Enviamos también nuestros saludos a todos los presos políticos y prisioneros de guerra revolucionarios del mundo que, desde las mazmorras del enemigo, combaten transformando las prisiones en luminosas trincheras de combate.
En esta oportunidad reafirmamos la defensa de la vida de Abimael Guzmán, el Presidente Gonzalo. Destacamos la importancia de su discurso hecho en la prisión el día 24 de septiembre de 1992, transcurridos 22 años.
Además dirigimos también nuestros saludos a las luchas armadas de liberación nacional en Irak, Afganistán y en la heroica Palestina. Quisiéramos también saludar a todas las masas populares que se levantan y combaten en todo el mundo contra el imperialismo y los regímenes reaccionarios de sus países, y en especial a las que luchan bajo la dirección de Partidos maoístas.
La realización de este encuentro y la celebración de los 10 años del PCI (Maoísta), tienen lugar en el momento en que el imperialismo vive una gran crisis de sus historia, que es parte de su crisis estructural e insoluble, que hace agudizar todas las contradicciones en el mundo. Y cuando las masas se levantan en todo el mundo, es una actitud importante para el proletariado internacional impulsar campañas de apoyo y solidaridad con las Guerras Populares en curso. Además de un deber internacionalista, son una forma de apuntar a las masas de nuestros países y del mundo que es el único camino a seguir en la lucha por su emancipación.
¡Viva el internacionalismo proletario!
¡Vivan los 10 años del PCI (Maoísta)!
¡Apoyo total a la Guerra Popular en la India!
¡Atreverse a luchar, atreverse a vencer!
¡Abajo la guerra imperialista! ¡Viva la Guerra Popular!

BLOQUE ROJO (UNIFICACION DE LOS MAOISTAS) –  FRANCIA

Nos gustaría saludar la celebración de este nuevo encuentro internacional de apoyo a la guerra popular en la India. La organización de un verdadero frente de solidaridad con el movimiento maoísta indio es una tarea prioritaria desde el punto de vista del internacionalismo proletario.
Por más de 40 años, los maoístas indios llevan a cabo la guerra popular contra el sistema semicolonial y semifeudal de la India. Con los campesinos pobres y sin tierra, los adivasis (pueblos tribales), los dalits (“intocables”), las mujeres, los trabajadores, en resumen, junto a todas y todos los explotados y oprimidos del país, los maoístas desarrollan la lucha contra el sistema capitalista-imperialista. Estableciendo los Gobiernos Populares, se aseguran de que las masas levantan la cabeza y se hacen cargo de sus propios asuntos.
El 1º de mayo de este año fue un gran día. De hecho, representa la culminación de un proceso que concluyó con la unificación del PCI (Maoísta) y del PCI (M-L) Naxalbari en el PCI (Maoísta). Este nuevo gran cambio abre muchas perspectivas para el desarrollo de la guerra popular en la India.
Vamos a celebrar igualmente el 10º aniversario de la formación de la PCI (Maoísta). El movimiento maoísta indio es una de las puntas de lanza de la revolución mundial. Si es una esperanza para las masas populares en la India, la Guerra Popular lo es igualmente para los trabajadores del mundo, que ven en ella la posibilidad de reconstruir un auténtico campo socialista a escala internacional.
El PCI (Maoísta) y la Guerra Popular en la India nos muestran el camino de la revolución. En efecto, la teoría de la guerra popular no es como algunos piensan una aplicación china de la revolución o una estrategia militar propia de los países semicoloniales y semifeudales. La guerra popular es un principio universal del maoísmo, válida en todas partes, incluso en los países imperialistas como Francia. Liderando la guerra popular en la India, el PCI (Maoísta) abre el camino para los revolucionarios del mundo entero.
Para nosotros celebrar el 10 º aniversario de la fundación de la PCI (Maoísta) no consiste solamente en declaraciones de principios, sino en compromisos de solidaridad.
Hoy más que nunca tenemos que dar vida al internacionalismo proletario y apoyar la guerra popular en la India. Eso significa informar a la clase obrera del Estado francés del desarrollo de la revolución en la India, e igualmente atacar el corazón de nuestro propio imperialismo por todos los medios necesarios. Hasta hoy hemos realizado varias acciones de solidaridad. Hemos celebrado varias conferencias públicas en diferentes ciudades de Francia y un concierto. Hemos apoyado a los presos indios durante el día internacional de apoyo a los presos políticos. Se distribuyeron muchos folletos en los barrios populares de diferentes ciudades y realizamos varias acciones como el ataque con pintura a la sede social de la empresa Michelin para protestar contra la apertura de fábricas de este grupo en las tierras de los campesinos indios.
Por otra parte, el apoyo internacional a la guerra popular en la India es considerada como una amenaza por el propio Estado indio que ha intervenido ante los gobiernos de los distintos países de Europa después de la Conferencia de Hamburgo. Ahora sabemos que el Gobierno de la India tiene la intención de atacar directamente al movimiento de solidaridad con la guerra popular en la India en los países de Europa por la vía diplomática e igualmente a través de los servicios secretos.
Si la burguesía india puede contar con el apoyo de diversas fuerzas imperialistas en Europa, los maoístas indios no están solos. Ellos pueden contar con el apoyo de los partidos y organizaciones verdaderamente revolucionarias, y aún más el de las amplias masas populares. Es en este espíritu que nosotros asumimos el compromiso de un mayor apoyo a la revolución india. Esto, ante todo, asumiendo las tareas que incumben al movimiento maoísta en Francia, y fundamentalmente lograr la unificación de los maoístas en un partido cualitativamente y cuantitativamente superior.
También fortalecer significativamente nuestra solidaridad con el movimiento maoísta en la India. Es en este sentido que estamos realizando la campaña de solidaridad con la guerra popular en la India como uno de nuestros ejes de trabajo principales en este momento y vamos a aumentar significativamente nuestra campaña de acciones de información, de propaganda, a fin de favorecer el surgimiento de un amplio apoyo del pueblo con la justa lucha del PCI (Maoísta) en la guerra popular.

ABAJO EL IMPERIALISMO FRANCÉS
ABAJO LA OPERACIÓN CACERÍA VERDE
GLORIA AL 10º ANIVERSARIO DEL PCI (MAOÍSTA)
VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA

Bloque Rojo (Unificación de los Maoístas) – Francia

Sobre el Encuentro Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India con motivo del 10º Aniversario del Partido Comunista de la India (Maoísta) ver también en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Comunicado de Prensa del Encuentro Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India con motivo del 10º Aniversario del PC de la India (Maoísta) – 28 Septiembre 2014

*Introducción e Informe del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India en el Encuentro Internacional con motivo del 10º Aniversario del PC de la India (Maoísta) – 27 Septiembre 2014

*Intervención de la Alianza contra la Agresión Imperialista (BGIA) de Hamburgo (Alemania) en el Encuentro Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India con motivo del 10º Aniversario del PC de la India (Maoísta)

*Mensaje del Comité Central del PC de la India (Maoísta) a la Conferencia Internacional de Milán en Solidaridad con la Guerra Popular en la India: 10 Años del PC de la India (Maoísta) – 10 de Septiembre 2014

*Mensaje de saludo de Gran Marcha Hacia el Comunismo al Encuentro Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India con ocasión del 10º Aniversario del PC de la India (Maoísta) – Septiembre 2014

 

Italia: Mensaje de apoyo del MFPR a la Conferencia Practicar la Libertad, Contra la Guerra sin fin del Sistema Patriarcal: Mujeres Kurdas en Irak, Siria, Europa (Roma, 11 de Octubre 2014)


Nota: Con motivo de la Conferencia “Practicar la Libertad, Contra la Guerra Sin Fin del Sistema Patriarcal: Mujeres Kurdas en Irak, Siria , Europa” que se celebra el 11 de Octubre en la Casa Internacional de la Mujer, de Roma (Italia), las camaradas italianas del Movimiento Feminista Proletario Revolucionario (MFPR) , organización generada de Proletari Comunisti – Partido Comunista maoísta de Italia, han enviado el siguiente mensaje que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos extraído de su blog y traducido al español:

MENSAJE DE APOYO DEL MFPR A LA CONFERENCIA DE ROMA “PRACTICAR LA LIBERTAD, CONTRA LA GUERRA SIN FIN DEL SISTEMA PATRIARCAL: MUJERES KURDAS EN IRAK, SIRIA, EUROPA” – 11 DE OCTUBRE 2014
Al dar todo nuestro apoyo a las mujeres kurdas, y saludar a vuestra Conferencia, creemos que es importante hablar también de la gran participación de las mujeres kurdas en la primera línea de la batalla en curso, combatiendo contra el ISIS (Estado Islámico) pero también contra el imperialismo.
Para ello, les enviamos y, si es posible, le pedimos que lean durante la conferencia, una parte de una reciente entrevista con Pinar Aydinlar, artista y militante comunista revolucionaria turca, y queremos informar que ya en estos días, una delegación de Europa de mujeres de la organización turca “Mujer Nueva” y de Atik (Asociación de trabajadores turcos-kurdos en Europa y en el extranjero) se encuentra en las zonas donde tiene lugar la lucha y una representante estará en Italia en las próximas semanas – de esto les mantendremos informadas.
Fuertes saludos
Las compañeras del Movimiento Feminista Proletario Revolucionario (MFPR) – Italia

Irak: Una red enmarañada de conflictos – Artículo de “People´s March”

Nota: Los compañeros del blog Cuestionatelotodo http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/ nos escriben comunicándonos que han traducido al español el interesante artículo “Iraq: una red enmarañada de conflictos”, publicado recientemente en la revista maoísta india “People´s March” (La Marcha del Pueblo), Junio 2014, y que reproducimos a continuación:

Iraq: una red enmarañada de conflictos (traducción del artículo sobre Iraq publicado por los naxalitas indios en People March)
Ha aparecido un nuevo número de la revista “People´s March” (La Marcha del Pueblo), medio de expresión de los revolucionarios naxalitas, y prohibida por el régimen fascista de la India. En ella, en la página 25, se publica un interesante artículo sobre el actual conflicto iraquí, Iraq: A Tangled Web Of Conflicts, que hemos traducido para su difusión en lengua española, y que publicamos a continuación:

IRAQ: UNA RED ENMARAÑADA DE CONFLICTOS
Tan sólo dos meses atrás, los medios de comunicación estaban saturados de noticias sobre Siria. Después fue Ucrania, y ahora es el turno de Iraq. Aunque diferentes en su origen y en su naturaleza, todos ellos están interrelacionados. Sus causas más inmediatas están en el conflicto entre diferentes potencias imperialistas y la resistencia a la opresión.
La ocupación norteamericana de Iraq avivó el fuego de las luchas sectarias. El derrocamiento del régimen de Sadam Hussein abrió el camino del poder a la gran burguesía compradora chií. Sin embargo, cuando se trataba de apaciguar a la resistencia, EEUU tenía que confiar en los jefes tribales sunníes para sofocar a la militancia chií. En cierto modo, mientras mostraba una apariencia de “vuelta a la normalidad” se batía en apresurada retirada. Pero el terrible resultado de los tejemanejes pronto apareció. La desgarradora guerra civil en Irak que enfrenta al sunní Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) con el gobierno títere de Nur Maliki dominado por los chiíes, es una continuación de ello. El ISIS es una criatura de Al-Qaeda. Surgió con fuerza de la guerra civil siria, con el respaldo de Arabia Saudí.
Esa guerra fue otra de las intervenciones criminales de EEUU con el objetivo de sustituir el régimen de El-Assad por uno más manejable. El-Assad ha aguantado con el apoyo de Rusia. Curiosamente, informes recientes dicen que el ISIS consiguió financiación para la guerra esencialmente mediante la venta del petróleo que ahora controla en Siria ¡al propio gobierno sirio! Para complicar la maraña aún más, asistimos a la intervención de Irán, predominantemente chií, en la guerra civil iraquí en apoyo del gobierno de Maliki. Incluso ha declarado su disposición a colaborar con los EEUU para luchar contra el ISIS ¡En Siria ambos están en bandos opuestos! Sin embargo, la participación de Irán, o cualquier acuerdo con él, es difícil de aceptar por el régimen saudí, en la actualidad el más importante pilar de la dominación de EEUU en el mundo árabe.
Mientras los EEUU tratan desesperadamente de controlar la situación en Irak, sin ser arrastrados de nuevo al conflicto directo, Rusia mantiene silencio por el momento, aparentemente. La intensificación del conflicto en Iraq es muy beneficiosa para Rusia. Significaría mantener a los EEUU extremadamente ocupados en Iraq. Una consecuencia del conflicto iraquí puede observarse en el giro repentino del régimen ucraniano al declarar una ofensiva total contra los rebeldes rusos en sus regiones de la frontera oriental. Evidentemente, Ucrania no consiguió el apoyo dado anteriormente por las potencias imperialistas occidentales, principalmente los EEUU. El avance del ISIS ha trastocado muchos planes. Con independencia del resultado inmediato, va a ser un componente importante en la escena internacional, con implicaciones mucho más allá de Oriente Medio.
Hay varias contradicciones y niveles en estos conflictos de Siria, Ucrania e Iraq. A diferencia de los levantamientos populares de numerosos países, los de Siria, Ucrania e Iraq están directamente relacionados con el enfrentamiento –global y regional- entre las potencias imperialistas y los regímenes compradores reaccionarios. Sin embargo, sería simplista y erróneo reducirlos a meras manifestaciones de tales enfrentamientos. De analizar así, se eliminarían las contradicciones internas subyacentes, que constituyen la base material. Dichos enfrentamientos no tienen por qué expresarse explícitamente en términos de clase. Sin embargo, todos ellos tienen sus raíces en las relaciones de opresión y explotación sostenidas por el sistema imperialista. Reconocer esto es sumamente importante, en tanto que posición ventajosa para la intervención revolucionaria.
La guerra civil en Iraq ha infligido pérdidas a la India en forma de ciudadanos atrapados allí o secuestrados. Lo cual revela también la presencia de la India en regiones del mundo desagarradas por los conflictos. Gran parte del trabajo manual de los campamentos militares de EEUU en estos lugares lo realizan trabajadores mal pagados de la India y de otros países. Ese reclutamiento se realiza con el conocimiento del gobierno de la India, que sólo está interesado en los dólares que envían a casa. Modi ha afirmado que va a hacer todo lo posible para traer a casa de nuevo a los ciudadanos indios. Puede que lo haga. Pero lo que debe ser abordado principalmente son las razones fundamentales que impulsan a los indios a buscar desesperadamente empleo en zonas de peligro, a pesar de conocer los riesgos que implica.