MPP (CR): La sangre no ahoga la revolución sino la riega


Nota –Con motivo del 19 de Junio Día de la Heroicidad el Movimiento Popular Perú (Comité Reorganizador) hizo pública la siguiente declaración:

¡Proletarios de todos los países, uníos!
LA SANGRE NO AHOGA LA REVOLUCIÓN SINO LA RIEGA
Hoy 19 de junio conmemoramos el 29 aniversario del Día de la Heroicidad, día marcado imperecederamente en los fastos de la historia de la revolución peruana y de la revolución mundial por la acción de los comunistas, combatientes y masas del PCP, que devenidos en prisioneros de guerra se rebelaron en los penales de el Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara enfrentando el más negro y cobarde genocidio en defensa de la revolución y sus vidas.
Las inmundas mazmorras de la reacción fueron convertidas en Luminosas Trincheras de Combate de la guerra popular marxista-leninista-maoísta, pensamiento gonzalo por los prisioneros de guerra, trasformadas en centros de resistencia en ciudad. Aplicando la construcción concéntrica y la militarización del partido; combatiendo, movilizando y produciendo; enarbolando combatir y resistir por la guerra popular y arrancar lauros a la muerte. Así, la reacción no sólo recibió los embates de la guerra popular en el campo y la ciudad sino también en sus prisiones (verdaderos campos de concentración para los revolucionarios presos). Con gran repercusión nacional e internacional.
Ante el avanze de la guerra popular, la reacción encabezada por el gobierno aprista del fascista genocida de Alán García Pérez decidió aplicar el 19 de junio de 1986 su largamente planeado y voceado genocidio contra los prisioneros de guerra, continuando con los genocidios contra el pueblo realizados por su antecesor Belaúnde. Pero no le fue fácil a la reacción. Los prisioneros de guerra se enfrentaron con decisión y valor indomables a las Fuerzas Armadas y policiales que fueron enviadas a consumar el genocidio reaccionario y acabar con la rebelión con el empleo de fuerzas de tierra, mar y aire, con bombardeo, roqueteo, cargas de dinamita, lanzallamas y fuego de todo tipo de armas.
Con la inmolación de sus propias vidas los más de 300 prisioneros conquistaron un gran triunfo político, militar y moral para la clase y el PCP con un valor y heroicidad indomables que sólo la guerra popular puede generar y, por el otro lado, el gobierno fascista de García Pérez, sus ministros y máximas autoridades civiles, militares , de la iglesia y los revisionistas quedaron embarrados en sangre y una vez más quedó demostrado que la reacción contra la revolución no vacilan en recurrir a los más horrendo genocidios y violar todas sus leyes y tratados internacionales con el fin de buscar salvar su sistema de opresión y explotación. Genocidio impune hasta la fecha porque sólo la guerra popular hará justicia.
El genocidio fue cometido por la reacción peruana con la asesoría, ayuda y complicidad de los imperialistas yanquis, socialimperialistas rusos y chinos, imperialistas alemanes, franceces, españoles, etc., sionistas de Israel y con el apoyo de los partidos socialdemocrástas de esa podrida Segunda Internacional con Willi Brandt a la cabeza, que esos días celebraban uno de sus congresos internacionales en Lima. Estos miserables una vez más fueron “los perros sanguinarios” que se sebaron en la sangre de comunistas y revolucionario como en enero de 1919 en Alemania con el asesinato de Rosa Luxemburgo, Karl Liebnecht y otros comunistas.
Pero tal como nos muestra la experiencia de la revolución mundial y la nuestra propia: la sangre no ahoga la revolución sino la riega. Hoy como aquel entonces, la acción heroica de estos comunistas, combatientes y masas de la guerra popular nos convocan a continuar la guerra popular sin dejar las armas hasta el comunismo.
Corresponde a los revolucionarios persevar en el camino regado con esta sangre, más aún, en la situación actual en que las condiciones objetivas internacionales y nacionales son mucho mejores para el desarrollo de la guerra popular que en aquel entonces.
El imperialismo está en la etapa de su hundimiento y barrimiento definitivo por la revolución mundial en la que entró alrededor de 1980. Éste se hunde cada vez más en una serie de crisis económicas cada vez más largas, persistentes y seguidas y en una serie compleja de guerras de todo tipo.
La lucha interimperialista por las fuentes de materias primas y de energía, vías de comunicación, mercados para sus inverciones y mercancías del Tercer Mundo, por nuevo reparto, es cada vez más enconada. Esto tiene como consecuencia la agudización de todas las contradicciones del mundo actual, principalmente de la contradicción principal, porque el botin de la disputa imperialista son los países oprimidos.
La superpotencia hegemónica única, el imperialismo yanqui, en colusión y pugna con la otra superpotencia atómica, Rusia, y las otras potencias imperialistas , continua su guerra de agresión contra los países oprimidos o del Tercer Mundo cosechando fracaso tras fracaso. El plan del imperialismo yanqui, encabezado por el genocida Obama, de “nativizar” su guerra de agresión en Siria, Libia, etc. o también simulando su salida como en Irak y Afganistán y luego seguir controlando el país como en los 60 en Vietnam del Sur ( con gobierno y ejércitos títeres bajo su comando inmediato y otras fuerzas mercenarias y con apoyo de ataques aéreo propios y de sus “coaligados) ya ha fracasado y cada vez tendrán que implicarse más en la guerra de ocupación con ingentes recursos humanos y materiales cuyo costo lo desgastará cada vez más. Ese mismo camino seguirá su mayor intervención militar en el Tercer Mundo con el envío de sus “tropas de élite” (SEALS y otros) a 84 países (entre ellos el Perú) para que se encarguen de formar bajo su comando tropas nativas que combatan a los nativos. Como consecuencia de sus fracasos el gobierno yanqui de Obama esta reorganizando la CIA, uno de los principales instrumentos de intervención y subversión del imperialismo yanqui, entre otros las estaciones CIA en Centro y Sudamérica y el Perú.
Esas derrotas del imperialismo son parte del barrimiento, porque lo que lleva de fracaso en fracaso al imperialismo son los pueblos de los países agredidos, ocupados, pese a que tienen que enfrentar la inmensa carnicería imperialista en condiciones relativamente difíciles por problemas de dirección de estas luchas, porque los maoístas no hemos avanzado lo suficiente para dotar a estos pueblos de Partido Comunista que los dirija.
Pero la reacción acicatea la revolución y así los pueblos del mundo van desarrollando la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial. De allí también deriva la importancia en la situación actual de seguir desarrollando la campaña por el maoísmo y servir a la guerra popular en el Perú, la India, Turquía,Filipinas, etc. bregando para que se vayan sumando las nuevas guerras populares con el desarrollo victorioso del proceso de reconstitucción de los Partidos Comunistas. Esto es de gran importancia en el desarrollo de la situación actual y de gran perspectiva estratégica para cambiar la correlación de fuerzas entre revolución y contrarrevolución en el mundo.
Como también es de suma importancia la campaña internacional que se desarrolla en apoyo a la guerra popular en la India, contra el genocidio que lleva a cabo el gobierno fascista de ese país contra el pueblo y por la defensa de los presos políticos y prisioneros de guerra en ese país de Sud Asia. Como parte de la misma tarea internacional también nos solidarizamos con los revolucionarios de las filas del TKP m-l y del MKP y otros presos en Turquía; así como con los dirigentes de los trabajadores turcos en Europa del ATIK. Consideramos también de gran necesidad apoyar la lucha de los presos palestinos en las cárceles del Estado sionista de Israel, la de los maoístas presos en Marruecos, la campaña por la liberación del comunista libanés Georges Ibrahim Abdallah preso desde 1984 en Francia, de los prisioneros políticos revolucionarios en Italia, etc. En Sud América es de suma importancia unir la lucha por la defensa de nuestros prisioneros de guerra con la lucha por la defensa de los prisioneros políticos y sociales en Brasil, exigiendo la libertad del c. Igor Mendez y de todos los detenidos por participar en las luchas libradas por las masas en Brasil contra el gobierno reaccionario y contra los terratenientes, grandes burgueses y el imperialismo.
En cuanto al desarrollo de la situación actual en nuestro país, los mismos “especialistas” de la reacción (los “senderologos”) suelen escribir que el gobierno y las Fuerzas Armadas “deben tener cuidado con sendero luminoso porque las condiciones materiales son mejores que en los 80”.
La sociedad semifeudal y semicolonial sometida al imperialismo principalmente yanqui, sobre la cual se desenvuelve un capitalismo burocrático está cada día más hundida y junto con el viejo Estado que la representa y defiende se mantienen sólo por la fuerza de las armas y la inercia.El gobierno fascista, genocida y vendepatria de Humala es el más sirviente del imperialismo principalmente yanqui de todos los que se han sucedido en el gobierno del país y junto con su Parlamento y sistema judicial, fiscal y carcelario dan muestra cada día de mayores señales de descomposición,.
Cada día nuevos e inmensos escándalos son destapados por la disputa a por el botín público y particular entre las autoridades y representantes del viejo Estado de todos los niveles. Escándalos donde aparecen liados con las mafias de los grandes burgueses y terratenientes y de la delincuencia común. Delincuencia común que crece favorecida no sólo por todo este ambiente general de descomposición sino por los propios representantes del Estado y que ha alcanzado niveles insoportables para nuestro pueblo.
Este gobierno a sangre y fuego impulsa más que ninguno antes la venta del país y, como parte de ello, el gran despojo de los campesinos de sus tierras y de las tierras comunales de hace centurias. Lo cual no es parte de “la acumulación originaria” como quiere hacer creen la LOD revisionista y capitulacionista de la rata Mirian, Pantoja, Morote, etc., sino de la rapiña imperialista y de sus sirvientes de la gran burguesía compradora y burocrática, por lo tanto que no permite desarrollar la economía nacional. Es decir, estos malvados revisionistas pretenden negar que la situación semicolonial del país se profundiza más para negar la necesidad de la revolución democrática que se hace con guerra popular.
También, como parte de este gran despojo, el proceso de concentración de tierra en favor de la gran propiedad terrateniente de nativos y extranjeros en la costa, sierra y selva del país a partir de mediados de la última década del siglo pasado ha superado los niveles registrados en la década de los 60 del siglo pasado, cuando la gran propiedad terrateniente ocupaba casi el 70% de la superficie agrícola del país; hoy el 84% de los propietarios rurales sólo tiene el 10% de la propiedad de la tierra según datos del Ministerio de Agricultura de 2013. Esto junto a la nuevas formas de servidumbre que aparecen bajo las cifras de trabajo informal y de menores están denunciando el carácter semifeudal del país. Sobre esa base caduca se sigue desenvolviendo el capitalismo burocrático sojuzgado al imperialismo.
Agrégese a esto que la PEA rural, sin contar a los niños menores de 15 años que trabajan en el campo, es de más de 28% de la PEA del país, porcentaje muy superior a la de los otros sectores de la economía. Además, ese 84% de propietaerios agrícolas (campesinos) son los que proveen al mercado del país con alimentos. El domingo 21 de julio de 2013, en los períodicos del país se leyó que el Ministro de Agricultura Milton von Hessen: “Comentó que tal es el dinamismo del sector agropecuario que una de cada cuatro personas que conforman la Población Económicamente Activa (PEA) pertenece a este segmento económico, aunque su productividad es 4,3 veces menor que el resto de los sectores productivos”. Ese “dinamismo” con tan baja productividad relativa expresa el atraso como consecuencia de las relaciones sociales de producción ya caducas.
Es importante destacar que con el desarrollo de la Guerra popular se avanzó en barrer la semifeudalidad como lo revelan las propias cifras oficiales del censo agropecuario de 1994 (el III Cenagro, ver allí el cuadro 1), donde la propiedad terrateniente figura por debajo del 30%. Con armas en la mano y movilizando al campesinado se avanzó en destruir la gran propiedad terrateniente, como por ejemplo de las llamadas empresas no asociativas y asociativas como las SAIS, y con ello las viejas y nuevas formas de servidumbre que van aparejadas. Esto no puede consignar ningún informe reaccionario. Pero esa es la realidad.
Con el restablecimiento del viejo Poder en amplias zonas del campo por los problemas de dirección de nuestra guerra popular, estas viejas relaciones se han restablecido y eso es lo que nos muestras la terquedad de las cifras después de ese censo. Las ratas malvadas de la LOD revisionista y capitulacionista quieren negar este hecho para afirmar que el país ya es capitalista y negar la necesidad de la revolución democrática. Pero se cumple lo señalado por el Presidente Gonzalo que mientras no culminemos la revolución democrática con la toma del Poder en todo el país, estas viejas relaciones siempre tenderán a restablecerse.
Pero la acción reaccionaria acicatea la revolución. El gran despojo genera el avivamiento de la lucha campesina, como no pueden negarlo ni propios informes de los institutos reaccionarios: “El sinnúmero de conflictos sociales y medioambientales entre poblaciones locales, de un lado, y las grandes empresas y el gobierno, del otro, deja claro también que este fenómeno se produce al margen de los derechos y el desarrollo de miles de familias de pequeños productores y de la población indígena del país” (enero de 2011, CEPRES).
En esto días las movilizaciones del campesinados se están expresando en la lucha del valle de Tambo, en el sur del país, contra la minera imperialista Southern Copper Corporation (SCC ) y contra la feroz represión desatada por el gobierno del genocida Humala que ha mandado a sus Fuerzas Armadas a masacrar al pueblo.
Desarrollo de la movilización del campesinado por la tierra contra el gran despojo, grandes movilizaciones obreras y de la pequeña burguesía como las vistas a finales del año pasado y comienzos del año en curso contra la mayor explotación, desocupación, hambre, miseria y leyes que suprimen derechos que han costado sangre en beneficio del imperialismo, los grandes burgueses y terrateniente. La actual huelga nacional de los maestros del SUTEP organizados en el Comité Nacional de Lucha y el CONARE-SUTEP contra las leyes educativas dadas por este gobierno contra el magisterio, los estudiantes y el pueblo. Movilización y huelga nacional que golpea contra la dirección nacional del Sutep de los revisionistas de “Patria Roja” vendida a este gobierno y que junto con las ratas del Conare-Modavef traicionan la lucha de los maestros y del pueblo para usar sus luchas y desenrrumbarlas para llevar a las masas tras la participación en las elecciones reaccionarias para recambio de autoridades del Viejo Estado. Estas pocas luchas que hemos mencionado como muestra expresan el desarrollo de la situación revolucionaria.
En todas estas luchas y movilizaciones pugnando por dirigirlas están avanzando los comunistas firmemente sujetos a la Jefatura del Partido y de la revolución, el Presidente Gonzalo y el pensamiento gonzalo, en lucha a muerte contra el revisionismo de ambas LODs y del viejo revisionismo, es así como las masas van siendo educadas en la violencia revolucionaria y aplican lo aprendido de la guerra popular. Es en este proceso como se está avanzado en la tarea de la reorganización general del Partido para solucionar el problema de dirección de la guerra popular y para así darle un nuevo gran impulso. Corresponde a quienes en el país han asumido esta tarea ir hacia aquellos que pese a estar trabajando temporal y relativamente aislados están por unirse sujetos a la Jefatura del Presidente Gonzalo, basados en la BUP para impulsar la tarea pendiente.
Como parte de nuestras tareas tenemos que seguir desarrollando la campaña internacional por la defensa de la salud y la vida del Presidente Gonzalo, exigiendo su presentación pública y directa ante la prensa nacional e internacional y que se le permita pronunciarse aunada indisolublemente a la campaña internacional para servir a imponer el maoísmo como único mando y guía de la revolución proletaria mundial.
¡Honor y gloria a los héroes caídos!
¡Viva el Día de la Heroicidad!
¡Viva el XXXV aniversario de la guerra popular en el Perú!
Movimiento Popular Perú (Comité Reorganizador)
Junio de 2015

También sobre el 19 de Junio Día de la Heroicidad en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*19 de Junio Día de la Heroicidad (Junio 2015)

*19 de Junio Día de la Heroicidad – Cómo fue la resistencia

*19 de Junio: ¡Gloria eterna a los prisioneros políticos y prisioneros de guerra del PCP caídos el 19 de Junio de 1986! (Junio 2014)

*PC del Ecuador – Sol Rojo: ¡Honor y gloria a los combatientes de las luminosas trincheras de combate! (Junio 2014)

*PC maoísta Italia: 19 Junio 1986 – 2014 ¡No sólo un aniversario! (Junio 2014)

*Alemania: Informe de la celebración del 19 de Junio Día de la Heroicidad – AND (Junio 2014)

*Movimiento Comunista Maoísta (Túnez): 19 de Junio Día de la Heroicidad: ¡Libertad para todos los presos revolucionarios! (Junio 2014)

Declaración Conjunta ¡Viva el 1º de Mayo Rojo e Internacionalista!

¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡1° DE MAYO ROJO E INTERNACIONALISTA!

¡Crisis, guerras, represión, opresión, desempleo, pobreza!
¡Proletarios y pueblos oprimidos, unámonos y tomemos el futuro en nuestras manos!
¡VIVA LA REVOLUCIÓN!
El imperialismo sigue atravesando una profunda crisis económica y descargándola sobre el proletariado y los pueblos del mundo. Hablan de recuperación, pero lo único que se recupera es la carrera por ganancias, las riquezas y las armas.
Por el contrario, para los proletarios, los campesinos pobres y otras masas populares de todos los países del mundo, vemos el desempleo, leyes laborales que aumentan, la precarización, la explotación y la esclavitud, miseria, saqueo de materias primas y recursos energéticos, devastación ambiental y territorial.
Los jóvenes sin trabajo son ahora la mayoría, a pesar de su crecimiento educativo y cultural.
Las nuevas tecnologías se utilizan para hacer más beneficios, intensificar la explotación y el dominio y control sobre los trabajadores y para aumentar el poder destructivo de las armas.
Contra esta situación los proletarios y las masas del pueblo se rebelan, en los países imperialistas, así como en los países oprimidos por el imperialismo. Los proletarios y las masas no pueden aceptar unas condiciones de vida y trabajo cada vez peores; una vida de penurias sin esperanza ni futuro y odian cada vez más a sus opresores y verdugos.
En los países oprimidos, los obreros, campesinos y jóvenes han tomado varias veces las calles desafiando la feroz represión para resistir a los ataques a sus condiciones de vida; el campesinado, fuerza principal de la revolución de Nueva Democracia, resiste a las reaccionarias políticas anticampesinas de desplazamiento y aniquilamiento, y persiste en la lucha por la tierra contra las viejas y “nuevas” formas de dominación semifeudal, base de la dominación imperialista.
En los países imperialistas las rebeliones de jóvenes e inmigrantes, de Ferguson a Estocolmo, a las banlieues de Paris, las luchas generales de los trabajadores, a menudo se enfrentan con el aparato represivo del Estado
Todo esto muestra que la revolución, como tendencia y necesidad, está emergiendo cada vez más y choca con la reaccionarización y fascistización de los Estados y gobiernos.
En todas partes, en las luchas y guerras populares, avanza el protagonismo de las mujeres para suprimir la odiosa opresión de clase y de género que llena las calles del mundo de violaciones, feminicidios, y para exigir una revolución que sea verdadera liberación.
Para enfrentar y conjurar la rebelión popular, el imperialismo, sus Estados, sus gobiernos, tanto de derecha como de una pretendida “izquierda”, responden con una represión feroz, masacres, persecución, demagogia y manipulación; crean estados policiales que suprimen libertades políticas, sociales e individuales, en un vano intento por detener la ola popular y la organización revolucionaria de las masas.
Ellos también han empleado el señuelo de la farsa electoral de los reformistas, socialdemócratas y revisionistas para contener la furia de las masas dentro del sistema reaccionario.
Estas fuerzas fomentan la ilusión de que algún gobierno “a favor del pueblo” puede superar los estragos de la crisis; por ejemplo, en Grecia, la máxima expresión de la crisis en Europa, fuerzas de la nueva socialdemocracia como SYRIZA, llegan al poder como un último recurso, pero no son capaces de alzarse contra los dictados del capital europeo y los bancos ni de dar respuesta a las necesidades y luchas de las masas.
Además si el servicio realizado al imperialismo por tales fuerzas farsantes permanece aún como un obstáculo, en muchos países las masas responden con la intensificación de la lucha de clases y la creciente abstención masiva y el boicot.
En Ucrania y la reaccionaria Europa oriental, también avanzan fuerzas de tipo nazi, con el apoyo de los EE.UU., la Unión Europea y la OTAN, en un marco de confrontación interimperialista con la Rusia de Putin.
Las masas están de forma justa luchando contra el fascismo y el imperialismo occidental, pero necesitan una auténtica dirección comunista para no ser peones del expansionismo del imperialismo ruso.
La rebelión del proletariado y de las masas exige un cambio radical y el único medio para lograrlo es el derrocamiento, con las armas en la mano, de las clases dominantes y la construcción de una nueva sociedad libre de explotación, opresión e imperialismo.
Dentro de la crisis, las contradicciones interimperialistas se agudizan y la tendencia para una nueva guerra por el reparto mundial se hace más y más insistente– aunque la contradicción entre el imperialismo y los pueblos y naciones oprimidas sigue siendo la contradicción principal en el mundo – y la revolución sigue siendo la tendencia principal y se encarna en una potencial nueva ola de la revolución proletaria mundial.
Para convertirse en exitosas revoluciones de nueva democracia en los países oprimidos por el imperialismo en marcha hacia el socialismo y en revolución proletaria y socialista en los países imperialistas en marcha hacia el comunismo, las rebeliones de las masas necesitan en cada país de un auténtico partido comunista revolucionario, un frente unido de todas las masas explotadas y oprimidas dirigido por el proletariado, y un ejército popular revolucionario.
Donde las masas carecen de estas herramientas, sus luchas valientes y heroicas luchas son derrotadas y/o son presas de fuerzas reaccionarias, siempre ligadas al sistema imperialista, fuerzas que no las pueden liberar de sus cadenas sociales, económicas y políticas.
El imperialismo, en nombre de la lucha contra el terrorismo, desata guerras y el terror local. Pero el imperialismo es el auténtico terrorismo, el monstruo al que debemos combatir y derrocar.
¿Qué hay hoy en el mundo que sea peor que el imperialismo?
El imperialismo, especialmente yanqui, intensifica la política de guerra, invasión y agresión en Irak, Afganistán y fomenta las guerras en Siria, Libia, Yemen y en todo el Oriente Medio y Asia Occidental. Responde a la revueltas populares en los países árabes, instalando en el poder a fuerzas que continúan la política de los viejos déspotas y regímenes, como en Egipto, en confabulación y alianza con el gendarme sionista, Israel, y otros regímenes reaccionarios en la región, desde Turquía a Irán, y hasta Arabia Saudita.
En estas guerras e intervenciones arman a las fuerzas reaccionarias feudales que luego se vuelven en su contra, llevando la guerra dentro de los propios países imperialistas con feroces ataques que minan la seguridad y la fuerza de esos estados, en los cuales existen masas y sectores de inmigrantes rebeldes que odian el imperialismo.
En el terreno donde se han desarrollado estas intervenciones directas e indirectas, el imperialismo sigue aplicando su política de Guerra de Baja Intensidad (GBI), con agentes y tramas para enfrentar masas contra masas, para desviar el blanco de las luchas de los pueblos oprimidos de su enemigo principal, con el objetivo de dividir el frente único antiimperialista tal como ahora en Siria enfrentando masas árabes y kurdas.
Donde el ISIS avanza, las masas combaten y resisten, como las masas kurdas, con un papel dirigente de la mujeres, en la vanguardia en Rojava, Kobane. Pero sólo combatiendo a través de la Guerra Popular, no sólo al ISIS sino también al imperialismo y a los regímenes reaccionarios de la región, las masas pueden liberarse de la opresión nacional y social.
La burguesía y sus intelectuales sofisticados, en las ciudadelas imperialistas al igual que en los centros de cultura de los países oprimidos por el imperialismo, se alegran de lo que ellos denominan el entierro de la clase obrera y su ideología poderosa trazada por Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao. Pero en todos los rincones del mundo asistimos a una recuperación gigantesca de la lucha obrera, clasista y combativa que sacude las ciudadelas del capital, también en China, así como en todos los países del supuesto desarrollo del capital, los llamados “países emergentes”.
Dentro del sistema imperialista, grandes países, como Brasil, Turquía, etc., están atravesados por grandes luchas de los obreros, campesinos y otras masas, y muestran cómo el crecimiento económico de estos países bajo la dominación del imperialismo los hace “gigantes con pies de barro” y tierra de revolución.
No hay lugar en el mundo que no asista a tensiones y agudización de la lucha de clases.
En este marco, la Guerra Popular dirigida por partidos marxistas-leninistas-maoístas, es la única referencia estratégica de la lucha de liberación.
La Guerra Popular en la India, golpeando directamente en uno de los mayores bastiones del imperialismo y de la reacción en el mundo, ha suscitado un gran entusiasmo entre las masas revolucionarias del mundo entero y se ha convertido en un poderoso punto de encuentro internacionalista. Junto con las Guerras Populares en Filipinas, Perú y Turquía, continúa minando al imperialismo y muestra el camino para derrocar el sistema de explotación y opresión del imperialismo y las fuerzas reaccionarias feudales y para la construcción de un nuevo poder y sociedad.
Los comunistas marxistas-leninistas-maoístas del mundo deben construir y fortalecer Partidos Comunistas para cumplir sus tareas de dirección y desarrollo, librándose de sus filas de tendencias revisionistas y capitulacionistas como el prachandismo en Nepal, el avakianismo en los EE.UU., la Línea Oportunista de Derecha, en todas sus formas, en Perú, etc., sin caer, al mismo tiempo, en el estéril revolucionarismo pequeñoburgués y el dogmatismo.
La construcción de los partidos comunistas debe darse en el fuego de la lucha de clases en estrecha ligazón con las masas, en función de la lucha revolucionaria por el poder.
Este 1º de Mayo de 2015 nos llama a levantar alto y fuerte la bandera roja del comunismo y la revolución en todas las manifestaciones, en todas las luchas antiimperialistas en el mundo, trayendo y renovando con fuerza el lema de: “¡Proletarios y pueblos oprimidos del mundo, uníos!”
¡Unámonos para detener las guerras imperialistas y reaccionarias, para aplastar al imperialismo y la reacción de todo el mundo!
¡Saludemos a los mártires del pueblo y de la revolución, apoyemos la lucha y por la libertad de los presos políticos revolucionarios y comunistas de todo el mundo!
¡Promovamos el auténtico internacionalismo proletario en la dirección de las luchas proletarias y en las luchas de los pueblos para crear las condiciones y avanzar hacia una organización internacional de los comunistas.
¡Apoyemos las guerras populares hasta la victoria!
¡Tomemos el futuro del comunismo en nuestras manos!

Bloque Rojo (Unificación de los maoístas) – Francia
Colectivo de Maoístas Iraní
Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia, Estado español
Comité de Construcción del Partido Marxista-Leninista-Maoísta (MLM-PAK) – Alemania
Comités para la Fundación del Partido Comunista (maoísta), Austria
Democracia y Lucha de Clases – Estado británico
Fracción Roja del Partido Comunista de Chile (FR-PCCh)
Frente Cultural Intelectual Revolucionario (Nepal)
Gran Desorden WSRP– Gales, Estado británico
Gran Marcha Hacia el Comunismo (España)
Grupo Comunista Maoísta (EE.UU.)
Liga Revolucionaria Maoísta – Sri Lanka
Movimiento Comunista de Serbia
Movimiento Comunista Maoísta (Túnez)
Movimiento Popular Perú (Comité Reorganizador) – MPP (CR)
Nuevo Partido Comunista (Comité Coordinador) – EE.UU.
Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja) – PCB (FR)
Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo (PCE-SR)
Partido Comunista (Maoísta) de Afganistán
Partido Comunista de la India (Maoísta)
Partido Comunista Maoísta de Manipur
Partido Comunista maoísta – Italia
Partido Comunista de Turquía / Marxista-Leninista (TKP/ML)
Partido Comunista Revolucionario (PCR-RCP Canadá)
Praxis Revolucionaria – Reino Unido
Red de Blogs Comunistas (RBC)
Servir al Pueblo – Liga Comunista de Noruega
Servir al Pueblo – Sheisau Sorelh – Occitania – Estado francés
Voz Obrera – Malasia

*English version here

*Version francaise ici

*Versione italiana qui

*Deutsch version finden Sie hier

*Versión galega aquí

*Versão portuguesa aqui

*यहाँ नेपाली संस्करण

*මෙහි සිංහල අනුවාදය

*ـــــــ فارسی

*النسخة العربية هنا

Declaración conjunta de partidos y organizaciones maoístas celebrando los 10 años de la creación del PC de la India (Maoísta)

NOTA: Reproducimos a continuación una reciente declaración de partidos y organizaciones maoístas celebrando los 10 años de la creación del Partido Comunista de la India (Maoísta) que nos ha sido enviada:

¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡VIVA LOS 10 AÑOS DEL HEROICO PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA PCI(M)!

El 21 de septiembre de 2004 ocurrió un importante evento que contribuyó al avance de las fuerzas revolucionarias en la India y en todo el mundo, esto es, la fundación del Partido Comunista de la India (Maoísta). Este evento es fuente de inspiración para los revolucionarios del mundo porque demuestra que es posible alcanzar unidad sólida y de principios a nivel político mediante lucha de dos líneas basada en el Marxismo-Leninismo-Maoísmo y la estrategia de la guerra popular prolongada.
India es el segundo país más poblado del mundo. Es un país semicolonial y semifeudal. La presencia maoísta en India es significativa. De hecho, áreas del territorio indio están controladas por fuerzas revolucionarias maoístas. El PCI (Maoísta) es el genuino partido del proletariado y las masas oprimidas y explotadas de la India. Los reaccionarios que mantienen el poder político en la India ven en la guerra popular prolongada la principal amenaza para su seguridad.
Los maoístas del mundo saludamos al Partido Comunista de la India (Maoísta), al Ejército Guerrillero Popular de Liberación y a las masas populares de la India que libran una lucha heroica contra el imperialismo y los reaccionarios locales por la construcción de un nuevo poder y una nueva sociedad.
El régimen reaccionario aplica una terrible y brutal represión contra los maoístas y las masas que se identifican y luchan con ellos. Asimismo, el régimen está apuntando a la dirección del partido y a su estructura organizacional mediante el asesinato selectivo y el arresto de cuadros y activistas, al mismo tiempo que reprime a las masas populares y al movimiento democrático que condena y denuncia la represión a los maoístas, esto con el fin de aislar al Partido y evitar su avance y desarrollo.
La omnipotencia de la guerra popular prolongada y la aplicación de una línea política correcta hacen que la revolución en la India avance. Los maoístas no entran en pánico frente a la represión ni las adversidades.
La revolución en la India es una esperanza para las masas oprimidas y explotadas del mundo. Las masas revolucionarias de la India, su ejército revolucionario, sus organizaciones de masas y su Partido son dignos de nuestro apoyo. Ellas son nuestras tropas y debemos mover cielo y tierra para apoyarlas. El internacionalismo proletario nos exige que movilicemos a las fuerzas populares y democráticas en cada país para combatir la Operación Cacería Verde – la campaña de represión del gobierno indio.
El gobierno de la India odia y teme a las masas populares, específicamente a los obreros y campesinos, a las nacionalidades oprimidas, a los adivasis, dalits y mujeres. El Marxismo-Leninismo-Maoísmo es lo que mejor resume sus experiencias y aspiraciones revolucionarias. El gobierno de la India no quiere que las masas organicen su propio poder político; su único objetivo es servir a los imperialistas, al capitalismo burocrático y a los terratenientes feudales. Los maoístas indios nos convocan a denunciar y desenmascarar frente a las masas de todos los países del mundo el carácter reaccionario del régimen indio y llamarlas a actuar en solidaridad con las masas indias que construyen un nuevo futuro.

Es nuestro deber apoyar todas las campañas internacionales en apoyo a la guerra popular en la India y en repudio a la represión de parte del estado reaccionario.
Necesitamos tomar el ejemplo de la guerra popular en la India y su esfuerzo de aplicación del maoísmo de acuerdo a las condiciones concretas de la revolución en cada país.
Debilitar el capitalismo imperialista allí donde uno esté es otra forma de apoyar a la revolución y a las masas indias que luchan contra la semicolonialidad, la semifeudalidad y el imperialismo.

¡Viva el Partido Comunista de la India (Maoísta)!
¡Viva la Guerra Popular en la India!
¡Condenar la represión genocida en la India!
¡Sigamos el ejemplo del Partido Comunista de la India (Maoísta)!

Movimiento Popular Perú (Comité Reorganizador) – MPP (CR)
Fracción Roja del Partido Comunista de Chile – FRPCCh
Partido Comunista del Brasil Fracción Roja – P.C.B. (FV)
Partido Comunista de Ecuador Sol Rojo – PCE (SR)
Organización Maoísta por la Reconstitución del Partido Comunista de Colombia – OMRPCC
Frente Revolucionario del Pueblo de Bolívia – MLM (FRP-MLM)
Partido Comunista Revolucionario– PCR/RCP Canada
Partido Comunista Maoísta – PCM Italia

Octubre 2014