The Next Front (Nepal): Baidhya sigue los pasos de Prachanda


Nota – Reproducimos a continuación el artículo titulado “Baidhya sigue los pasos de Prachanda”, publicado el pasado 11 de Mayo en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

BAIDHYA SIGUE LOS PASOS DE PRACHANDA
Por The Next Front
Un “folleto de 18 puntos” fue distribuido durante la lucha de dos líneas con la camarilla de Prachanda. En ese momento, Prachanda abogaba por una Revolución de Nueva Democracia. Pero después del VII Congreso Nacional del PCUN (Maoísta), la camarilla de Prachanda abandonó la línea política de Revolución de Nueva Democracia y dictó la línea de socialismo con transición pacífica que significa tomar parte en las elecciones burguesas y ejercer el sistema parlamentario. Pero resulta una sorpresa que, Mohan Baidhya, que está “abogando” por una Revolución de Nueva Democracia, haya firmado una declaración conjunta con Prachanda refiriéndose a él como un dirigente revolucionario.
El panfleto presenta a Prachanda como:
1. Eclecticismo en filosofía.
2. En el frente político, se le contempla como avanzando hacia el reformismo derechista y el capitulacionismo desde su oportunismo centrista.
3. Prachanda reconoce que la contradicción principal del partido reside en la India, sus agentes y las fuerzas feudales locales, pero en la práctica está actuando de forma opuesta.
4. Prachanda se centra en cooperar con las fuerzas locales que favorecen el expansionismo indio y sus agentes en Nepal.
5. Verbalmente, Prachanda hace hincapié en la cooperación con el nacionalismo, los comunistas y republicanos, pero en la práctica ha estado cooperando con los expansionistas indios y sus cohortes.
6. En un momento cuando nuestros territorios están siendo continuamente usurpados y se está produciendo una invasión demográfica, Dahal ha convertido en flexible el proceso de distribución de ciudadanía.
7. Prachanda ha apoyado las inversiones indias en los proyectos hidroeléctricos del Alto Karnali y Arun-III.
8. Prachanda está impidiendo las relaciones fraternales del partido con las fuerzas revolucionarias internacionales, mientras que, más grave aún, también ha estado manteniendo relaciones con los enemigos de clase, los agentes de la inteligencia india.
9. Sobre el asunto de la disciplina financiera, se ve que [Prachanda] se inclina hacia la corrupción. Se ve que [Prachanda] está tendiendo a hacer cualquier cosa –tanto moral como inmoral- con tal de tener poder.
10. Prachanda ha dejado al partido de forma deliberada sin un sistema de contabilidad y abusado de los medios y recursos financieros de un modo individualista.
11. Prachanda se desvió de los objetivos ideológicos del Partido no desarrollando programas adecuados para hacer frente al “principal enemigo” del partido –la India- y acusó a Dahal de ampliar las relaciones con los simpatizantes del “expansionismo indio y su clase compradora”.
12. Pese a declarar que avanzaríamos hacia un sistema federal con autonomía para las etnias, [Prachanda] “ ha dado énfasis a un sistema unitario y centralizado”, afirma el documento, “la teoría burguesa de separación de poderes, y minimizar la participación del pueblo en el poder judicial bajo el pretexto de independencia judicial, en lugar de dar poder a la Asamblea Popular en pro de “la república democrática federal” en lugar de la línea del partido de “República Democrática Popular Federal”.
13. Irregularidades financieras y malversación de recursos.
14. “Tendencia individualista autocéntrica”, intolerancia hacia aquellos que mantienen posiciones disidentes y utilizando su poder para silenciar sus voces.
15. Tendencia fascista: extendiendo las relaciones con las agencias de inteligencia indias.
16. Desarmando al ELP y vaciando los acantonamientos en nombre del “reagrupamiento” sin forjar una política de seguridad nacional, controlando la frontera abierta y montando una fuerza de seguridad fronteriza.
17. La teoría burguesa de la separación de poderes, y minimizando la participación del pueblo en el sistema judicial bajo el pretexto de la independencia judicial, en lugar de dar poderes a la Asamblea Popular.
18. Accediendo a designar jueces por una comisión, no por la asamblea federal como exigía el partido.
000
Ahora es el momento de destacar que: ¿acaso no es la facción de Baidhya la que está también siguiendo la misma línea de lo que señalaron en los 18 puntos? ¿La facción de Baidhya no está haciendo lo mismo que Prachanda hizo hace 3 años? ¿No está la facción de Baidhya ejerciendo “la tendencia individualista autocéntrica”?, ¿la intolerancia hacia los que son disidentes y está utilizando el poder para silenciar sus voces? ¿No está la facción de Baidhya ejerciendo el “eclecticismo en filosofía” y dando pasos hacia el reformismo derechista?
Ahora será relevante añadir dos puntos más:
19. Verbalmente, Baidhya y compañía hablan de la Revolución de Nueva Democracia, pero en la práctica hacen justamente lo contrario.
20. Entonces, es justo rebelarse.
De hecho, la facción de Baidhya ha abandonado la línea política de la Revolución de Nueva Democracia. Ideológicamente la facción de Baidhya ha abandonado el camino revolucionario y organizativamente se encamina hacia la liquidación. Simplemente pretenden ser seguidores del marxismo-leninismo-maoísmo y de la Revolución de Nueva Democracia, a fin de poder ser capaces de silenciar a sus cuadros.
Nuestra acusación no carece de base, sus actividades han demostrado que están ayudando a la línea y la política del traidor Prachanda. La declaración conjunta para la unificación del partido es suficiente para conocer la dinámica política y dirección de la facción de Baidhya.
Los máximos dirigentes incluido Baidhya utilizan vehículos lujosos con oficiales de policía como sus guardias de seguridad. Para cada máximo dirigente del PCN-Maoísta, el Gobierno ha facilitado dos oficiales de policía para seguridad. ¡Qué ironía! Un dirigente maoísta, que ha tomado el camino de la Revolución de Nueva Democracia, ha aceptado oficiales de policía para su seguridad. La evidencia es que no tienen fe en los cuadros del partido ni en el pueblo oprimido. La evidencia es que no tienen ningún plan ni programa combativo para desarrollar la lucha de clases. Simplemente están siguiendo el programa del PCUN (Maoísta) en nombre de la unidad de trabajo. Por qué gozan de policía de seguridad, es algo para cuestionarse y de curiosidad. ¿Quién es su enemigo y por qué “luchan”? Es difícil saberlo. Por tanto, es natural que la mayoría de los jóvenes dirigentes revolucionarios y cuadros de base que visiblemente creían en la lucha armada, han abandonado a Baidhya y compañía. Y hay muchos más que se encuentran en la posición de abandonar a estos elementos descompuestos.

También de The Next Front del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Ruptura con los liquidacionistas. Declaración de prensa del camarada Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del PCN-Maoìsta (30 de Abril 2015)

*El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta (3 de Mayo 2015)

*La política de la India ante el desastre al descubierto (Abril 2015)

*«Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.» Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a «Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

Nepal: Ruptura con los liquidacionistas. Declaración de prensa del Camarada Rishi Raj Baral, miembro del CC del PCN-Maoísta (30 de Abril 2015)

 

Nota – Tras la publicación ayer en nuestro blog de la noticia El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta  ofrecemos a continuación la declaración de prensa de 30 de Abril de 2015 titulada “Ruptura con los Liquidacionistas” del Camarada Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Nepal – Maoísta, aparecida en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

RUPTURA CON LOS LIQUIDACIONISTAS
Declaración de Prensa
Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Nepal – Maoísta
En primer lugar, quiero anunciar que a partir de hoy, he llegado a un punto de ruptura completa con el Partido Comunista de Nepal–Maoísta, liderado por Mohan Baidhya “Kiran”.
Fue en la Reunión de Chunwang en que la dirección del Partido liderada por Prachanda-Baburam condujo al Partido a la dirección errónea –hacia la democracia burguesa. Luego, en nombre del “proceso de paz”, Prachanda-Baburam se rindieron al servicio del imperialismo y al expansionismo indio. Tras ello, uno tras otro, eliminaron todos los logros, incluido el Ejército Popular, conquistados durante los 10 años de Guerra Popular. En definitiva, traicionaron a la revolución nepalí –la gloriosa historia efectuada por el pueblo oprimido de Nepal. Entonces era necesario seguir las enseñanzas del marxismo-leninismo-maoísmo- que “rebelarse es justo”. Entonces organizamos una reunión nacional y formamos un nuevo Partido bajo la dirección del Camarada Mohan Baidhya “Kiran. Tras la formación del nuevo Partido queríamos algo diferente. Queríamos un nuevo tipo de Partido, lleno de entusiasmo revolucionario. Pero fue causa de gran pesar que el Partido no logró dar el nuevo paso. La dirección colectiva de Baidhya (la dirección no significa una sola persona, sino la dirección máxima en su conjunto) no pudo conducir al partido en la dirección revolucionaria. Tras el Encuentro Nacional se apresuraron a inscribir al Partido en la reaccionaria comisión electoral. Algunos de sus veteranos dirigentes, incluido el Secretario General Ram Bahadur Thapa “Badal”, comenzaron a defender unirse al Gobierno. Plantearon la propuesta de formar el Gobierno bajo la dirección de Shusil Koirala, dirigente del reaccionario partido Congreso Nepalí. En relación con estos asuntos, se agudizó la lucha de líneas dentro de la militancia del Partido. Para resolver los asuntos ideológico-políticos y organizativos, el Partido decidió organizar el VII Congreso Nacional.
Pero el Congreso Nacional tampoco logró resolver los problemas. En vez de resolver los problemas, surgió un nuevo tipo de problemas. En particular, relativos a la línea ideológica y política hubo una aguda lucha de líneas dentro del Partido. Concentrándome en la línea política e ideológica, el movimiento comunista internacional y la política basada en la identidad, presenté una nota de discrepancia, que fue elaborada en 45 puntos. De hecho, el VII Congreso Nacional no logró resolver los asuntos político-ideológicos y organizativos. La línea política del Partido y el equipo de dirección se convirtieron en la demarcación de discusión y debate. La línea del Partido, “Rebelión Popular sobre la Base de la Guerra Popular”, que se aprobó a la fuerza en la Convención, fue el resultado de un compromiso político. No sólo era ambiguo, sino también contradictorio. Tuvo como resultado otra Reunión del Comité Central para resolver el problema, que se conoció como Reunión de Pokhara. También hubo una aguda y áspera lucha de líneas en la reunión referente a la línea del partido y el estilo de trabajo de la dirección. Pero después de la reunión, la dirección adoptó acciones disciplinarias contra el Camarada Anil Sharma “Birahi” y Rishi Raj Baral, que habían defendido la línea revolucionaria.
Transcurridos seis meses desde la Reunión de Pokhara, el Buró Político del Partido convocó otra reunión del Comité Central y decidió organizar el Encuentro Nacional “para enriquecer la línea política del partido”. Pero resulta irónico que, cuando el Camarada Biplav, secretario del Comité Central, presentó su documento para el Encuentro Nacional, la dirección pospuso indefinidamente el Encuentro Nacional sin una decisión, sólo un día antes de la fecha fijada.
Fue una sorpresa que en su documento, el Camarada Mohan Baidhya retrocediendo de su decisión del VII Congreso Nacional, propuso la línea de la denominada “revuelta popular” sin especificaciones. Negó totalmente la necesidad de la Guerra Popular e hizo hincapié sólo en la denominada “rebelión”, tal y como había mencionado en su documento –(moolata: bidroha). En realidad, él abandonó gradualmente la línea de la Revolución de Nueva Democracia y el camino orientado por el Camarada Mao Tsetung. Luego nosotros exigimos organizar un Congreso Nacional especial en los próximos 6 meses. No sólo ellos cancelaron el programa del Encuentro Nacional, sino que también se negaron a fijar la fecha del Congreso Nacional. Ellos desecharon la voz de los miembros de la mayoría.
En tal situación, el Camarada Biplav con sus seguidores, organizaron un Encuentro Nacional y formaron un nuevo Partido. Pero algunos miembros del Comité Central al igual que intelectuales que no estaban en posición de apoyar el documento de Biplav, en particular la línea de la “revolución unificada”, no se unieron al nuevo partido. En ese momento, escribiendo un artículo sobre este asunto yo/nosotros dejamos clara nuestra postura –que la línea política de Biplav también es ambigua y contradictoria.
Tras la escisión del Camarada Biplav, el PCN-Maoísta convocó un Encuentro Nacional. Allí también planteé mis diferencias y pedí que se abordasen las diferencias. Pero la dirección del PCN-Maoísta no estaba dispuesta a corregir ni tan siquiera un punto ni una coma en su documento. Estaba claro que la escisión del Camarada Biplav no era un asunto que les preocupase, como si hubiese ocurrido lo que querían que se produjese. En realidad, fue un plan planificado previamente, que querían que Biplav y sus seguidores estuviesen fuera.
Tras la escisión del Camarada Biplav, la dirección del PCN-Maoísta no logró presentar un programa ejemplar. Su programa de partido no se basaba en la lucha de clases, pero concentraron su mente y acción en la reunificación del Partido con la camarilla del traidor Prachanda.
Aunque el PCN-Maoísta ha señalado que el marxismo-leninismo-maoísmo es el guía principal de la revolución, en la práctica no están siguiendo las enseñanzas del marxismo-leninismo-maoísmo. En su documento han escrito que el camino de la revolución nepalí será la Revolución de Nueva Democracia. Pero en la práctica se estaban/están moviendo hacia la reunificación con el PCUN (Maoísta) dirigido por el traidor Prachanda, que ya ha abandonado la línea de la revolución de Nueva Democracia desde el VII Congreso Nacional del PCUN (Maoísta).
En realidad, la dirección de Baidhya no tiene ni visión, ni plan, ni política para hacer avanzar la Revolución de Nueva Democracia. Sólo quieren pasar el tiempo sin hacer nada. Sólo tienen un objetivo: la reunificación con el traidor Prachanda y quieren lograr este objetivo a cualquier precio. La unificación con Prachanda significa rendirse al servicio del imperialismo y del expansionismo indio. Sólo una dirección que se ha alejado de los valores del marxismo-leninismo-maoísmo se atreve a unirse con Prachanda-Baburam. Pero Mohan Baidhya lo ha hecho. Refiriéndose a Prachanda como un a dirigente revolucionario, Baidhya ha firmado una declaración conjunta con Prachanda referente a la reunificación del partido. ¡Qué amarga ironía!
Es conocido por todos que Prachanda está manteniendo su existencia sirviendo a las potencias extranjeras y Baidhya quiere su existencia a través de la reunificación con Prachanda.
Está clarísimo que la dirección de Baidhya no está ejerciendo el marxismo-leninismo-maoísmo sino el liquidacionismo. Está defendiendo la denominada “rebelión popular” y ha abandonado la línea de la Guerra Popular y el camino revolucionario orientado por Mao Tsetung. Ha abandonado el papel de la lucha de clases y ejercer la política basada en la identidad. En realidad, Baidhya es un hombre sin fuerza de voluntad ni entusiasmo revolucionario. Él no es capaz de dirigir la revolución nepalí. Los miembros del Partido que no estaban en posición de defender su línea liquidacionista han sido/son suprimidos. En tal situación, permanecer con ellos significa hacerse daño a uno mismo y engañar al pueblo oprimido nepalí. Esa es la razón por la que abandoné el PCN-Maoísta. Llegué a un punto de ruptura auténtica con los liquidacionistas.
Ya he dejado claro que yo/nosotros no estamos de acuerdo completamente con el documento de Biplav. Por el momento yo/nosotros no nos uniremos a ningún partido. Pero apoyaremos a aquellas fuerzas revolucionarias que están en el camino de la Revolución de Nueva Democracia y agudizando la lucha de clases.
En conclusión, quiero hacer un llamamiento a todos los cuadros revolucionarios, en particular los intelectuales revolucionarios que han dado el paso a favor de la causa de la Soberanía Nacional y la Revolución de Nueva Democracia, tal y como jugamos nuestro papel durante los 10 años de Guerra Popular.
30 de Abril de 2015

También de The Next Front  del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*La política de la India ante el desastre al descubierto (Abril 2015)

*«Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.» Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a «Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

The Next Front (Nepal): El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta

Nota – Reproducimos a continuación el artículo “El Camarada Baral abandonó el PCN-Maoísta” publicado el pasado 1 de mayo en la página web de The Next Front del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:
EL CAMARADA BARAL ABANDONÓ EL PCN-MAOÍSTA
El Camarada Rishi Raj Baral, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Nepal – Maoísta, liderado por Mohan Bidhya “Kiran”, ha abandonado el partido, junto con sus seguidores. Se ha hecho público en una declaración de prensa emitida con ocasión del 1º de Mayo de 2015. Se ha sabido que el anuncio estaba fijado para el 25 de abril y fue pospuesto tras el reciente conmovedor desastre.
En una extensa, pero analítica declaración de prensa –“Ruptura real con los liquidacionistas”-, él ha dejado claro toda la situación por la que atraviesa el PCN-Maoísta. Según el Camarada Baral, hubo varios asuntos concernientes a la lucha de dos líneas que le han hecho abandonar el PCN-Maoísta. En su declaración, se ha centrado en cuatro asuntos: la línea ideológica y política del partido, el movimiento comunista internacional, el sistema federal y política basada en la identidad y unidad del partido con Prachanda.
El Camarada Baral ha mencionado en su declaración que Baidhya no tiene ni visión, ni plan, ni política para hacer avanzar la Revolución de Nueva Democracia. Sólo quiere que pase el tiempo sin hacer nada. Sólo tiene un objetivo: la reunificación del partido con el traidor Prachanda, y quiere lograr su objetivo a toda costa. Según el Camarada Baral, Baidhya no está practicando el marxismo-leninismo-maoísmo sino el liquidacionismo. Defiende una “revuelta popular” y ha abandonado la línea de la Guerra Popular y el camino revolucionario orientado por Mao Tsetung. Ha abandonado el papel de la lucha de clases y ejercer la política en base a la identidad. Tal y como Baral ha mencionado, Baidhya es un hombre sin fuerza de voluntad ni entusiasmo revolucionario. No es capaz de dirigir la revolución nepalí. Según el Camarada Baral, permanecer con ellos significa hacerse daño a uno mismo, engañar al pueblo oprimido nepalí.
Todos sabemos que el Dr. Rishi Raj Baral, que se unió a los diez años de Guerra Popular, es el organizador del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal. Cuál será el próximo paso del Camarada Baral y sus seguidores, no se menciona en esta declaración. La alternativa subsiguiente es el PCN Maoísta dirigido por el Camarada Biplay, pero él ya ha ya rechazado el documento de Biplay y su línea política –“revolución unificada”. Desde la VII Convención Nacional, el Camarada Baral y sus seguidores defienden la línea de la Revolución de Nueva Democracia, los Tres Instrumentos Mágicos y la Guerra Popular de carácter nepalí.
Colgaremos el texto completo de esta Declaración próximamente.

También de The Next Front del Frente Cultural-Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*La política de la India ante el desastre al descubierto (Abril 2015)

*«Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.» Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a «Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

 

The Next Front (Nepal): La política de la India ante al desastre al descubierto

Nota – Reproducimos a continuación el artículo “La política de la India ante el desastre al descubierto” publicado el pasado 28 de abril en la página web de The Next Front del Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario de Nepal y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

LA POLITICADE LA INDIA ANTE EL DESASTRE AL DESCUBIERTO
Estos días del pueblo de Nepal está haciendo frente a un gran desastre y desgracia. Entre tanto algunos malvados elementos están jugando su papel negativo en nombre de la operación de socorro. En relación con esto, el papel jugado por el Ejército indio ha producido numerosas preguntas dentro del país y en el extranjero. Algunos medios de comunicación digitales y algunos diarios de Nepal han suscitado las cuestiones seriamente, que los indios quieren una operación de socorro u otra cosa. “Telegraph Nepal” ha publicado una noticia refiriéndose al diario “Annapurna Post” y un portal digital de noticias http://www.khabardabali.com ha publicado el comentario “La India ha capturado el Aeropuerto nepalí”. El portal digital escribe que el aeropuerto Tribbuwan de Nepal está plagado de personas de la seguridad india y miembros del Buró de Investigación. Junto con un grupo de RSS [Organización de Voluntarios Nacional, agrupación nacionalista hindú] También ha llegado a Nepal sin invitación alguna un grupo del RSS [Organización de Voluntarios Nacional], grupo fundamentalista hindú de la India, y se ha puesto en contacto con fundamentalistas hindúes nepalíes.
No solo esto. También el Gobierno chino ha expresado su descontento por las actividades del avión militar indio Hércules. Según “Telegraph Nepal”: Con las agencias de seguridad indias involucradas en trabajos de socorro penetrando en territorio nepalí cerca de la frontera china, el gobierno en el norte ha solicitado del Gobierno de Nepal que no permita al lado indio que entre en el distrito de Rasuwa y permita a la India volar en la zona de vuelo china. Esta es la noticia publicada en “Telegraph Nepal”:

¡LA POLITICA DE LA INDIA ANTE EL DESASTRE AL DESCUBIERTO!
Un informe del Annapurna Post afirma, haciéndose eco de fuentes del departamento de aviación civil, que aviones del Gobierno indio alineados en el aeropuerto de Katmandú han estado involucrados principalmente en la evacuación aérea de sus propios ciudadanos.
Funcionarios del aeropuerto esperan que continuarán aterrizando en el concurrido aeropuerto de Katmandú en las próximas dos semanas. El avión militar indio Hércules trajo su propio camión para moverse por el aeropuerto, informa también Annapurna Post. Ninguno de los seis helicópteros MI-17 enviados por el Gobierno indio han sido capaces de realizar operaciones de socorro de la forma tan veloz como se esperaba de ellos. Por el contrario, los helicópteros sólo han trasportado a periodistas y fotógrafos indios hacia las zonas castigadas por el terremoto para filmar videos y hacer fotografías.
Las imágenes mostradas por los medios de comunicación indios, por el contrario, han mostrado a Nepal de manera negativa y presentando a Nepal como siendo ineficiente para desarrollar tareas de socorro por sí mismo y, por tanto, afirman los informes, que el departamento responsable ha pedido al Ministerio de Asuntos Exteriores que adopte los pasos necesarios
El informe señala que el Ejército nepalí sólo cuenta con dos helicópteros pero que ha llevado a cabo las actividades de socorro mucho mejor que los seis helicópteros indios. Ha habido suficientes muestras en los medios de comunicación del apoyo indio pero la realidad ha sido muy diferente, escribe Annapurna, que añade: “Los funcionarios nepalíes no están en absoluto contentos con las actividades indias de socorro”. Aunque el Gobierno de Nepal ha solicitado a la comunidad internacional que centre sus actividades de socorro en los distritos de Dhading, Dolakha y Sindhupalchowk, un enorme equipo indio de SSB (Fuerzas de Seguridad Fronteriza) ha aterrizado en Katmandú, escribe también el Annapurna Post.
El informe cita fuentes de la Fuerza de la Policía Armada de Nepal diciendo: “Hemos fracasado en comprender el por qué están aquí en un número tan grande”. El secretario de Interior Surya Silwal confirma que el Gobierno de Nepal no ha concedido permiso a la SSB india a aterrizar en Nepal.
“Sólo hemos pedido ayuda técnica y de socorro, no de la SSB”, concluyó Silwal.

También de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario de Nepal en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*«Practicar el maoísmo, no el liquidacionismo.» Un artículo de Rishi Raj Baral (Diciembre 2014)

*Acerca de un nuevo libro sobre el movimiento maoísta y una denuncia a la línea de Biplav (Diciembre 2014)

*La lucha dentro del PCN-Maoista. El camarada Biplav rechaza la declaración de Badal (Septiembre 2014)

*¿Qué está ocurriendo dentro del PCN-Maoísta? Un artículo de Rishi Raj Baral (Julio 2014)

*Alzar la bandera roja de la Declaración Conjunta de 2014 (Abril 2014)

*Algunos comentarios en torno a «Contra el Avakianismo” (Enero 2014)

*Condenar el estado de terror – Un artículo de Rishi Raj Baral (Noviembre 2013)

*Apoyar la Guerra Popular en la India (Agosto 2013)

*Un paso adelante – Un artículo de Rishi Raj Baral sobre la reciente reunión del Comité Central del PC de Nepal-Maoísta (Julio 2013)

*No somos falsos intelectuales – Un articulo de Rishi Raj Baral

El terremoto en Nepal y el fracaso del Estado burgués – Pronunciamiento del PC (M-L) de Panamá

Nota – Reproducimos a continuación el pronunciamiento del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá de apoyo y solidaridad con el pueblo de Nepal tras el reciente terremoto en dicho país y que hemos extraído del blog Luminoso Futuro

EL TERREMOTO EN NEPAL Y EL FRACASO DEL ESTADO BURGUES
Con estupefacción y conmoción hemos recibido la información del violento sismo que, en la escala 7.9, el pasado sábado 25 de abril, del corriente, ha golpeado al heroico pueblo nepalés. Cifras, no oficiales, nos hablan de 3,600 muertos y 6,500 heridos, principalmente en los barrios periféricos de la ciudad de Katmandú, capital del país. Edificios derribados o seriamente dañados; colapsados sobre los habitantes y usuarios; avenidas, puentes y transporte han sido totalmente destrozados. Como ocurre siempre, en estos casos de desastres naturales, los sectores trabajadores, pobres y marginados han sido los más y directamente victimados.
Los desastres naturales, en nuestro planeta, son inevitables. Ellos ocurren y causan los daños que ocasionan en la vida humana y en su entorno habitacional, por la furia de los movimientos propios o creados por los desequilibrios en el planeta. Pero, con los adelantos científicos y la vigilancia preventiva de instituciones sismográficas, los terremotos y otros movimientos telúricos –ciclones, huracanes, maremotos, sismos, etc.- pueden con tiempo ser anticipados y prevenidos y salvadas vidas humanas. Pero, eso no ocurre, hasta ahora, porque la división del planeta en países técnico-industriales muy avanzados y países pobres y subdesarrollado económica y científicamente; poderosos países coloniales, imperialistas, y países semicoloniales, neocoloniales y colonizados; por países con sociedades profundamente divididos en clases sociales, por lo regular, antagonizadas y enfrentadas en violenta lucha de clase; lo que hacen imposible enfrentarlos.
Las fuerzas ciegas e incontroladas de la naturaleza se imponen al hombre, lo dominan y destruyen, porque las clases ricas y muy acomodadas, llevadas por la codicia, la búsqueda de ganancias fáciles y rápidas, el egoísmo y el individualismo, han abandonado a su suerte a las clases sociales trabajadoras, a los desheredados y sectores marginalizados, a los nadatenientes, explotados y oprimidos.
La impactante noticia del terremoto en Nepal, los daños en vida humana y materiales, ha conmocionado a todo el mundo burgués. Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y otros ante la tragedia sufrida por el pueblo nepalés se han movilizado en “ayuda” humanitaria. En realidad, como gallinazos se han apandillado, recordando la tragedia de Haití y las ganancias y ventajas estratégicas arrancadas malévolamente, tras frases falsamente humanistas y derramando lágrimas de cocodrilo.
¿Cuándo los imperialistas, de cualquier color, se han preocupado por la suerte de los pueblos de los países que han esquilmado, asaltado, masacrados, robado, saqueado, oprimidos y explotados?
No sólo ellos. Las clases dominantes en Nepal –estos es comerciantes y terratenientes feudales, capitalistas burocráticos y sectores de las capas pequeñoburguesas burocratizadas- que han visto reducido su poder político, tras una guerra popular revolucionaria, aún inconclusa, han tenido que matizar su dictadura de clase con una escuálida democracia parlamentarista, y; el avance político de las clases trabajadoras que no han querido ceder un mínimo de sus conquistas sociales y libertades democráticas arrancadas en lucha abierta; desde hace una década se han sentido “liberadas” de toda responsabilidad social y política para con el pueblo pobre, con sus políticas erráticas y su despreocupación del bienestar material y espiritual resultan las directas responsables de las nefastas consecuencias del sismo ocurrido. Ahora, pretenden aprovecharse de los acontecimientos del sábado próximo pasado, del dolor y luto del pueblo, para sacar ventajas encaminadas a la recuperación de esas partes del área de poder estatal hoy en manos de los trabajadores.
Pero, no sólo. También las clases gobernantes (monarquistas revanchistas, militaristas, nacionalistas localistas derechistas y los de la izquierda burguesa) cargan con la culpa de este grave daño en contra del pueblo. Ellos, divididos en sectores pro-imperialistas USA, pro-India y pro-socialimperialistas chinos, en sus luchas por la conquista y consolidación de sus propias cuotas de poder gubernamental, para ver quien sirve mejor a sus respectivos amos extranjeros, con sus pugnas, rebatiñas y mutuas zancadillas han conscientemente desarmado educacional, ideológica, política y organizativamente a las fuerzas sociales y políticas más sana de la población trabajadora de todo Nepal. Dejándolas, en fin, inerme ante las eventualidades de las fuerzas brutales, espontáneas y no controladas de la Naturaleza.
¿Cuál es el corolario político a sacar del masacrador terremoto en Nepal? Uno y sólo uno. La salvaguardar de la vida del pueblo nepalí, en su lucha contra las fuerzas espontáneas de la Naturaleza y sus horribles consecuencias para la vida de la población toda, asumir el ligar la lucha de clases a la lucha por la defensa del medio ambiente y la prevención científica ante la realidad de los inevitables desajustes y desastres naturales. Comprender que sin la continuación de la revolución democrática y del coronamiento consecuente de la guerra popular, el pueblo trabajador siempre será sujeto inerme de las fuerzas sociales y políticas y de las fuerzas naturales que le dominan.
Hacer suyo la convicción irrenunciable que sólo la completación de la revolución de nueva democracia con la revolución socialista proletaria, la instauración del sistema de poder de los obreros y campesinos, son las auténticas garantías de establecimiento del necesario y urgente equilibrio entre el hombre social y la Naturaleza.
Desde acá, Panamá, los comunistas (marxistas-leninistas) nos solidarizamos en esta hora difícil por la que pasa el pueblo de Nepal. Exhortándole, como siempre ha hecho en anteriores horas difíciles por la que ha pasado, a convertir el dolor en fuerza revolucionaria centuplicada. A llorar a sus muertos, tan duramente victimados, lavarlos y enterrarlos, para después seguir de pie, apoyándose en sus propias fuerzas, y empuñando la roja bandera de “Por la independencia nacional, la nueva democracia popular al Socialismo”.
Convocamos a nuestros militantes, a la clase obrera, a los sindicatos, organizaciones campesinas y de nacionalidades originarias, los partidos de izquierda, a las fuerzas democráticas y progresistas, a los profesionales e intelectualidad laboriosa a que brinden su apoyo incondicional y solidaridad internacionalista al Pueblo de Nepal, hoy victimado por las consecuencias de este devastador y mortífero desastre natural del pasado sábado. A organizar esta solidaridad internacionalista y revolucionaria con el Pueblo nepalés independientemente de la “ayuda” del gobierno opusdeísta y proimperialista, de los partidos burgueses del área oficial.

Por el Comité Central del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá
Amilkar Villarreal P.
Secretario General

Profundo pesar por las víctimas del terremoto de Nepal


El blog de los camaradas de Dazibao Rojo señala que: “siempre ha seguido con atención los acontecimientos políticos del Nepal, desde su victoriosa guerra popular hasta la traición y liquidación por Prachanda y su camarilla renegada o a los diversos intentos de reconstrucción del PCN (m).
Hemos conocido a su pueblo y sus sacrificios y es por ello que sentimos muy cercanos los momentos de gran dolor que hoy sufren, tras el gran terremoto que ha destrozado importantes zonas del país incluido la capital y otras ciudades del valle de Kathmandu.
En estos momentos las cifras de muertos, heridos y desaparecidos aumentan constantemente en un país que fruto del secular dominio feudal, carece de un sistema sanitario capaz de hacer frente a tal catástrofe natural.
Estamos seguros que el heroico pueblo nepalí sabrá superar esta gran tragedia basándose en sus propias fuerzas y el apoyo de otros pueblos hermanos.”

Desde el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo nos sumamos a lo expresado por los camaradas de Dazibao Rojo y reiteramos nuestra completa solidaridad y apoyo a los camaradas y al pueblo de Nepal en estos tristes momentos por los que atraviesa su país

Declaración de la Organización de los Trabajadores de Afganistán (MLM), principalmente Maoísta: ¡Teníamos razón! ¡Ya sea Prachanda o ya sea Mohan Baidya (Kiran) quiere decir más revisionismo! (16 de marzo 2015)

Nota – Reproducimos a continuación la reciente declaración sobre Nepal titulada «¡Teniamos razón! ¡Ya sea Prachanda o ya sea Mohan Baidya (Kiran) quiere decir más revisionismo!” de la Organización de los Trabajadores de Afganistán (Marxista-Leninista-Maoísta), principalmente Maoísta, que hemos extraído del blog Maoist Road – La Vía Maoísta y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡TENIAMOS RAZÓN!
¡YA SEA PRACHANDA O YA SEA MOHAN BAIDYA (KIRAN) QUIERE DECIR MÁS REVISIONISMO!
Nuestra organización elaboró un documento el 15 de Febrero de 2013 titulado “¡Ya sea Prachanda o ya sea Mohan Baidya (Kiran) quiere decir más revisionismo!”.
El documento fue publicado en nuestra página web y también en otras webs maoístas hermanas. El documento se declaraba opuesto a la denominada “revuelta popular” y rechazaba la línea revisionista del “nuevo” Partido.
¡Teníamos razón! El partido revisionista de Kiran y el denominado “unificado maoísta” de Prachanda, están dispuestos a iniciar un proceso de unificación.
Ni Mohan Baidya fue capaz de llevar a cabo la denominada “revuelta popular”, ni Prachanda fue capaz de compartir el pastel de “poder” sin sus ex-“camaradas” revisionistas. Así pues, ¡los revisionistas sintetizaron una unificación de las fuerzas revisionistas!
Ya declaramos que:
“¡Kiran y compañía y su nuevo partido es una necesidad para la burguesía “maoísta” que está luchando por un sistema multipartidista en el siglo XXI!
El Movimiento Comunista Internacional debe adoptar pasos importantes para combatir a los revisionistas gemelos: PCUN(M) + PCN(M)”.
Los partidos revisionistas han iniciado el proceso de unificación de sus fuerzas negras. Las negociaciones formales han concluido y ahora se encuentran en el camino de iniciar negociaciones de manera organizada.
Kiran y compañía se escindieron del partido revisionista “madre” y formaron su “propio” partido revisionista en junio de 2012. Antes de la escisión, se denominaban “fracción roja” dentro del partido que iba a luchar “supuestamente” por el maoísmo. Pero, ésta fue solo la cortina de humo para su posición arribista, y no había espacio para el maoísmo en su causa. Eran tan revisionistas como Prachanda. Kiran y compañía, en el congreso de su “nuevo” partido, rechazaron la guerra popular, y, en su lugar, inventaron el término “revuelta popular urbana”. No tenían nada que ofrecer a las masas. Su incapacidad proporcionó el espacio para más escisiones (al menos dos oficiales). ¡Las escisiones también se generaron con afirmaciones calificadas como “fracción roja”! Estudiando la literatura oficial producida por las facciones escisionistas, muestra también que no tienen nada que decir, y no tienen base maoísta alguna. Por tanto, es el revisionismo que estanca y divide más y más. El maoísmo nos enseña a luchar por medio de ideología, no a través de una “fracción roja”. La denominada “fracción roja” no es sino un truco revisionista de los apologistas de la traición de la traición de clase. Esto se demostró en Nepal y continúa repitiéndose en ese país.
El Partido Comunista de Nepal-Maoísta está ahora unificándose con el renegado Prachanda.
Fue el renegado Prachanda quien denunció el ataque maoísta [de 25 de Mayo de 2013] contra el escuadrón reaccionario asesino de Salwa Judum, en un mensaje abrazando a la burguesía india con sus condolencias por la pérdida de su escuadrón de arquitectos de la muerte. La sangre de los adivasis y las victimas maoístas por parte de Salwa Judum, y a manos de Sonia Gandhi, está también ahora en las manos de Prachanda.
Mohan Baidya ha anunciado ¡que han tomado la iniciativa de llamar a la unificación de ambos partidos! Después de la escisión de Mohan Baidya, Prachanda no ha dado siquiera un paso hacia la revolución. Se ha hundido más aún en el revisionismo y el sometimiento nacional al imperialismo internacional y al expansionismo indio. Por tanto, la unificación del PCN-M con el partido de Prachanda sólo significa un mayor reforzamiento del sometimiento nacional y un revisionismo “unificado”.
La Organización de los Trabajadores de Afganistán (Marxista-Leninista-Maoísta), principalmente Maoísta, se reafirma nuevamente en el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo y rechaza el revisionismo de Prachanda-Kiran. ¡Nos reafirmamos nuevamente en la Guerra Popular en todos los países y en continuar la Guerra Popular hasta el Comunismo!
16 de Marzo de 2015
Organización de los Trabajadores de Afganistán (Marxista-Leninista-Maoísta), principalmente Maoísta

¡Viva la obra «Sobre la Nueva Democracia» de Mao Tsetung (en conmemoración del 75º aniversario) y camino de la Revolución de Nueva Democracia! – Por Harsh Thakor

Nota: En Enero de 2015 se cumplieron 75 años de la aparición de la histórica obra de Mao Tsetung Sobre la Nueva Democracia que viera la luz en Enero de 1940.
Es esta una obra capital de Mao Tsetung escrita durante la guerra antijaponesa para establecer si la revolución en China era de naturaleza democrático-burguesa o socialista. “Por revolución de nueva democracia –escribía Mao- se entiende una revolución antiimperialista y antifeudal de las grandes masas populares bajo la dirección del proletariado. Sólo a través de una revolución semejante puede la sociedad china avanzar hasta el socialismo; no hay otro camino”.
Como señalara correctamente en marzo de 1984 la Declaración del hoy desaparecido Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI): “(…) La teoría desarrollada por Mao Tsetung en los largos años de la guerra revolucionaria en China sigue siendo el punto de referencia para elaborar la estrategia y tácticas revolucionarias en los países coloniales, semi (o neo) coloniales.
En países de este tipo, el blanco de la revolución es el imperialismo extranjero y la burguesía burocrática-compradora y los feudales, que son las clases íntimamente ligadas al imperialismo y dependientes de él. En estos países, la revolución debe pasar por dos etapas: primero la revolución de nueva democracia que conduce directamente a la segunda etapa, la revolución socialista. El carácter, el blanco y las tareas de la primera etapa de la revolución le permiten y exigen al proletariado formar un amplio frente unido de todas las clases y capas que puedan ser ganadas para apoyar el programa de nueva democracia.
(…) La clave para realizar una revolución de nueva democracia está en el papel independiente del proletariado y su capacidad, mediante el partido marxista-leninista-maoísta, de establecer su hegemonía en la lucha revolucionaria. (…)”
En la actualidad, partidos maoístas como el Partido Comunista de la India (Maoísta) o el Partido Comunista de Filipinas llevan a cabo revoluciones de nueva democracia en sus respectivos países dadas las condiciones económicas, políticas y sociales que allí prevalecen.
Y hoy, como ocurriera hace años, los revisionistas de todo tipo atacan las grandes contribuciones de Mao Tsetung al marxismo-leninismo y niegan que éstas, en los campos de la filosofía, la economía política y el socialismo científico, hayan permitido al marxismo-leninismo dar un nuevo salto hasta alcanzar una nueva etapa, el marxismo-leninismo-maoísmo. El objetivo de los revisionistas no es otro que tratar de impedir al proletariado, a la juventud revolucionaria y a las masas populares de que asuman y hagan suya la ciencia de la revolución, la ideología marxista-leninista-maoísta, la única ideología liberadora, la única capaz de acabar con el sistema capitalista y llegar al socialismo y al comunismo.
Para que el movimiento revolucionario se desarrolle en una dirección correcta, tanto en los países coloniales, semi (o neo) coloniales así como en los países imperialistas –como es el caso de España- es necesario que los marxistas-leninistas-maoístas continúen y redoblen la lucha contra los revisionistas de todo tipo y defiendan la obra de Mao Tsetung.
En esta labor, es importante la aparición del reciente y muy esclarecedor artículo “¡VIVA LA OBRA “SOBRE LA NUEVA DEMOCRACIA” DE MAO TSETUNG (EN CONMEMORACIÒN DEL 75º ANIVERSARIO) Y CAMINO DE LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA!” de Harsh Thakor, historiador y simpatizante del maoísmo, sobre el carácter semifeudal y semicolonial de la sociedad india y cómo solo con el triunfo de la Revolución de Nueva Democracia la India podrá cambiar. Fue publicado en el blog de los camaradas británicos de Democracy and Class Struggle el cual reproducimos a continuación y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

¡VIVA LA OBRA “SOBRE LA NUEVA DEMOCRACIA” DE MAO TSETUNG (EN CONMEMORACIÒN DEL 75º ANIVERSARIO) Y CAMINO DE LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA!
Por Harsh Thakor
Este mes conmemoramos los 75 años desde que el Camarada Mao Tsetung innovó y escribió su tesis sobre la Nueva Democracia.
Es uno de los análisis más significativos e importantes en la historia del Movimiento Comunista y una obligación de leer para los cuadros revolucionarios.
Debemos aprender cómo Mao obtuvo sus formulaciones y cómo él y el Partido Comunista comunicaron la formula a las masas. Fue un testimonio al genio creativo del Camarada Mao y una maestría de las condiciones prevalecientes durante la Guerra Antijaponesa.
Dos de las partes más importantes son como refuta a aquellos recalcitrantes y `practicantes de la fraseología de “izquierda” ´ que le critican por, según ellos, traicionar el camino socialista.
Este ensayo plantó las semillas de la línea revolucionaria para los países semicoloniales. Mao rehusó iniciar ciegamente el camino ruso de la Revolución Socialista.
Hoy en el mundo varios cuadros se ven barridos con la ola regresiva de la ideología de la Nueva Izquierda, el trotskismo, el guevarismo, el revisionismo avakianista de la Nueva Síntesis , el Nuevo Socialismo o el tercermundismo.
Las gloriosas últimas luchas maoístas dirigidas por el Partido Comunista del Perú desde 1980 a 1992, por el Partido Comunista de Filipinas a lo largo de los últimos 45 años y la del Partido Comunista de la India (Maoísta) en la India actual o la anterior lucha de Telangana previamente se basan en los fundamentos de las tesis de Mao.
La reciente capitulación en Nepal se ha debido a la incapacidad de comprender adecuadamente el concepto de la Nueva Democracia.
Esta misma tesis fue elaborada dentro de la Línea General del Partido Comunista de China en 1963. Hace 75 años, en Diciembre de 1939, Mao difundió por vez primera el concepto de la Revolución de Nueva Democracia que desarrolló apropiadamente en Enero de 1940.
La histórica lucha armada de Telangana de 1946-1951 y la lucha armada de Naxalbari se basaron en la línea de la Revolución de Nueva Democracia. La lucha de Telangana identificó correctamente a los campesinos ricos y medios como posibles aliados y a la burguesía nacional como una amiga a diferencia de Charu Mazumdar en la lucha de Naxalbari.
Todos los grupos en el campo revolucionario en la India dominaron la polémica de la Nueva Democracia, en particular el PCI (M-L) Grupo Guerra Popular, el Centro Comunista Maoísta y el PCI (M-L) Unidad del Partido.
Este concepto mismo fue apoyado por legendarios camaradas mártires como Charu Mazumdar, Kanhai Chaterjee, Kondappali Seethamiah, Chandra Pull a Reddy, T. Naga Reddy, DV Rao, Harbhajan Sohi, Azad o Kishenji. La tesis de Mao sobre la Revolución de Nueva Democracia ya no la consideran válidas fuerzas como el sector dirigido por el camarada Ramnath denominado Liga Comunista de la India que llama al camino socialista como la línea para la Revolución india calificando al conjunto de la burguesía india como compradora.
El auténtico capitalismo se ha desarrollado enormemente y los tentáculos de la globalización han incrementado la involucración del imperialismo pero las relaciones semifeudales aún prevalecen en la agricultura.
Incluso intelectuales progresistas como Bernard d´Mellow están influidos por la tesis de la India transformándose en capitalista y rechazan la alianza de los cuatro bloques.
Es cierto que no tenemos el mismo modelo que la China prerrevolucionaria pero la formulación de la Nueva Democracia de Mao sigue siendo la columna vertebral para las revoluciones en los países del tercer mundo y una espina en la carne de revisionistas y trotskistas. Por supuesto, como el Camarada Mao, no debemos ser nunca mecánicos.
Para los camaradas indios la lucha armada de Telangana es el mejor ejemplo.
En los años 90 organizaciones de masas como la Unión de Estudiantes Radicales de Andhra Pradesh o la Liga de la Juventud Radical llevaron a cabo seminarios sobre cómo la Revolución de Nueva Democracia era todavía aplicable.
El trabajo más valioso para promover abiertamente la ideología de la Nueva Democracia lo realizaron grupos como la Asociación de Escritores Revolucionarios (R.W.A.), Jana Natya Manali Unión de Estudiantes Revolucionarios, Krantikari Budhijibi Sangh, Krantikari Sanskritik Sangh, etc.
Debemos mucho a los escritores de Virasam (R.W.A.) como el poeta Sri Sri por desarrollar escritos culturales de Nueva Democracia, y las compañías culturales de Jana Natya Mandail dirigida por el Camarada Gaddar que creó artes y canciones de `Nueva Democracia´ . Los grupos que abandonaron el auténtico campo revolucionario en la India abrazando el parlamentarismo fracasaron en comprender la tesis de la “Nueva Democracia” definiendo a la India como una neocolonia.
Recomiendo a todos los lectores que lean los trabajos de PS Sundaraya y Chandra Pulla Reddy sobre la lucha armada de Telangana de 1946-1951 que explica magníficamente la alianza de los cuatro bloques. En el 75º aniversario de este histórico escrito, celebremos al Camarada Mao.
En la actualidad existe un fuerte grupo de presión que afirma o bien que la India es un país capitalista o una neocolonia. El PCI (ML) Bandera Roja rechaza la tesis de Mao de la Guerra Popular Prolongada y lo mismo hacen las facciones de la Liga Comunista de la India.
Debemos elogiar a intelectuales como el reciente R.S. Rao que defendió la caracterización de la India como semifeudal y semicolonial. Cualquier salto importante que ha realizado el Movimiento Comunista indio se debe a su comprensión de que la India no es una sociedad capitalista plenamente desarrollada.
El autor ha visitado el Punjab recientemente y descubierto el monopolio de los prestamistas respecto de los trabajadores agrícolas pobres y la expropiación de tierras en los tribunales a los campesinos pobres que venden sus tierras diez veces menos que la tasa de su valor actual. Lamentablemente carecemos de un frente de intelectuales que puedan combatir esta tesis propugnada por los intelectuales que califican a la India como capitalista. En la reciente movilización de los obreros de Maruti Suzuki, los obreros necesitaron el apoyo del campesinado para apoyar sus acciones.
Demostraron sus lazos culturales con el campesinado en las aldeas. No hay duda que ha habido un desarrollo capitalista significativo, pero, tras perder sus empleos, los obreros de Maruti volvieron a sus tierras en las aldeas (el autor agradece a GN Saibaba por esta información).
Es verdad que disponemos de mucha más maquinaria que en China en los años 40 y una infraestructura urbana mucho más desarrollada, pero son todavía los grandes terratenientes quienes tienen el poder negociador y el dictado del precio de los productos en el mercado. Existe un gran nexo políticos-terratenientes con muchos de los grandes terratenientes que aún existen. En una sociedad capitalista plenamente desarrollada, la apropiación de tierras por las empresas tal y como viene ocurriendo en la India, no ocurriría ni tendría un impacto tan cruel el de los comisionistas en el Punjab. No hay duda de que ha habido cambios significativos con la globalización y una mayor embestida del imperialismo que ha combinado como nunca anteriormente un ataque unido con el feudalismo.
Irónicamente cuántos obreros industriales han sido despedidos de sus empleos y regresado a las aldeas para cultivar sus tierras.
Citando al Profesor R.S. Rao: “En el contexto indio, no es sólo la falta de un proceso democrático y las correspondientes instituciones sino el uso del capital de los procesos e instituciones precapitalistas como la religión, casta, región, jerarquía, los que merecen se preste atención…No es cuestión que sea necesario la designación de inspectores de fábrica sino que deben estar por encima de las consideraciones de casta… El capital, cuando libera trabajo, concede anonimato al trabajo. Pero el capital en el contexto indio arrebata el anonimato y coloca las etiquetas de religión, casta y credo. El proceso resultante es la división entre la clase obrera y la división entre los campesinos pobres y trabajadores agrícolas, sobre una base económica adicional… El capital existe sin su correspondiente superestructura. Por tanto tenemos capital sin capitalismo.” (Ibid, p. 89).
Tras un extenso estudio de los datos generados por las Encuestas de Gestión Agraria y revisando los debates entre economistas sobre la extensión y naturaleza del desarrollo capitalista en la agricultura india, R.S. Rao ha llegado a la conclusión que había un amplio sector no capitalista en el que la productividad y la inversión parecían tener una relación inversa al tamaño del holding –así cuanto más grande el holding más pequeño su eficacia y acumulación.
Esto él lo atribuyó a la relación agraria feudal.
Por otro lado el sector capitalista identificado, no sobre el tamaño del holding sino a través del criterio del alquiler de trabajo, rompió esta relación inversa entre el tamaño del holding y la productividad capitalista. “Dado un alto nivel de producción de mercancías que conduce a una posición dominante del capitalismo en la agricultura, la relación inversa abre camino a una relación positiva. Además se observó que en una aldea así el proceso de diferenciación alcanza un alto nivel. Lo anterior sugiere claramente la existencia y más aún el rendimiento explotador del capitalismo en la agricultura india.” (Ibid, p. 54).
Citando a Jaswantha Rao del T.N. Reddy Memorial Trust:
“1. El camarada T. Nagi Reddy explicó en su declaración “India Hipotecada”, que el Gobierno de la burguesía y los terratenientes ha tomado el camino de la transformación gradual de los latifundios de los terratenientes en economía burguesa, con todos sus planes para el suministro de semillas, fertilizantes, uso de pesticidas, mecanización de la agricultura, extensa canalización de préstamos estatales a la economía terrateniente con la ayuda de inmensas ayudas por parte del sector financiero internacional.. Como Lenin ha explicado, ésta evolución a la economía burguesa-junker-terrateniente…. condena a los campesinos a décadas de la más terrible expropiación y esclavitud.”
Explicó además que “esto es de lo que estamos siendo testigos en nuestro país hoy. El dolor insoportable que sufre actualmente la economía rural –la expulsión forzosa de los pequeños campesinos y arrendatarios, el crecimiento de la concentración de tierras, el aumento en el número del trabajo agrícola, la creciente hegemonía de las castas superiores sobre las castas inferiores –son todos síntomas de esta creciente enfermedad”. Llamó a los comunistas revolucionarios a oponerse firmemente a esta transformación del latifundismo feudal apoyando al campesinado combatiente para la liquidación completa del latifundismo feudal.
Los acontecimientos de décadas posteriores demostraron que el camarada TN estaba en lo cierto.
Durante este periodo, la base industrial de la sociedad india se había ampliado a través de la adopción del sector público como el líder. Tal y como observó claramente Marx en sus escritos , una vez que las relaciones capitalistas fueron introducidas en un país que cuenta con todo el potencial para desarrollarse como un país capitalista, nada puede impedir la reproducción de estas relaciones capitalistas. Esto dio lugar a la burguesía nacional principalmente en la forma de una industria a pequeña escala. Pero el imperialismo con su dominio estrangulador sobre el Estado indio había, o bien destruido estas crecientes relaciones capitalistas por medio de la competencia desigual, o adoptándolas para servir a sus intereses monopolistas.
Se pueden citar aquí numerosas instancias de cómo el imperialismo amalgamó las industrias autóctonas o las destruyó. Es suficiente decir que, como resultado, la burguesía nacional india no logró crecer por encima de determinadas etapas y hacerlo valer en términos de sus intereses de clase. De esta forma, las emergentes relaciones capitalistas en el sector industrial siempre se mantuvieron en una profunda crisis, viviendo a merced de la gran burguesía india y del imperialismo.
De otro lado, la gran burguesía continúa siendo compradora en su naturaleza por medio de innumerables acuerdos en la forma de operaciones empresariales conjuntas y colaboraciones técnicas y financieras. Incluso aunque el valor de los activos e inversiones por parte de la gran burguesía creció espectacularmente, su dependencia del imperialismo también creció proporcionalmente.
En la primera mitad de la década de los 80, la economía india tuvo que enfrentarse a una grave crisis general y las clases dominantes indias recurrieron al imperialismo para superar la crisis. Las instituciones financieras imperialistas –el Banco Mundial y el FMI-.comenzaron dictando la reestructuración de la economía india a fin de aumentar enormemente el saqueo imperialista. El préstamo obtenido del FMI fue devuelto por el Gobierno de Indira Ghandi no porque la economía india hubiese cambiado sino gracias a las remesas efectuadas por los trabajadores indios trabajando en los países del Golfo. Mientras que esto fue presentado a bombo y platillo como el éxito de las políticas que fueron implementadas, la crisis forzó al Gobierno indio a postrarse ante los amos imperialistas y el Gobierno de PV Narasimha Rao se embarcó en nuevas políticas económicas diseñadas y dictadas por el imperialismo.
Las Nuevas Políticas Económicas convirtieron a la agricultura en una actividad económicamente inviable para los campesinos pobres y medios. Algunas de estas medidas están incrementando las tarifas de electricidad, fertilizantes y agua para riego. El efecto de este paquete de políticas fue sentido inmediatamente por las amplias masas campesinas. El profundo malestar se expresó en forma de suicidios por parte de los campesinos. La profundidad y extensión de la crisis se pueden apreciar por el hecho mismo de que el número total de suicidios por parte de campesinos sobrepasó los 150.000 en el espacio de ocho años.
Pese a ello, las clases dominantes indias y sus representantes políticos no se desanimaron en promover las políticas dictadas por el imperialismo y comenzaron a exhortar las virtudes de la implementación de la segunda fase de las reformas económicas, particularmente en la agricultura, segunda fase de la revolución verde. Esto demuestra que fue una política deliberada y no una aberración. El objetivo de esta estrategia era implementar una política establecida que convierta la agricultura india en un apéndice de la economía imperialista.
La agricultura india producirá para satisfacer las necesidades comerciales de las compañías multinacionales agroindustriales y no para satisfacer las necesidades del pueblo indio. Pauperizando a los campesinos pobres y medios a través de los instrumentos económicos, las clases dominantes tratan de empujar a los campesinos a contactar y/o a la agricultura empresarial que en la práctica degrada al campesino a ser un productor atado o a la supervisión de los cultivos agrarios por parte de las empresas multinacionales.
La consigna de cultivo intensivo y mecanización de la agricultura que condujo a la revolución verde y al país a una crisis insoluble, continúa estando presente en el campo a lo que hay que añadir las semillas genéticamente modificadas que están diseñadas para perpetuar la dependencia de la producción agrícola respecto de las compañías multinacionales para el uso inevitable de materias. Así la penetración del capital imperialista en la agricultura se producirá con toda la fuerza.
El efecto de estas políticas ha conducido a la concentración de la tierra en manos de sectores de nuevos ricos que han amasado riqueza con la captación de fondos públicos. Esta concentración no es propia de la naturaleza de las relaciones capitalistas. La tierra está cada vez más siendo arrendada a los campesinos con un alquiler exorbitante, que no es más que una coerción económica añadida porque, de lo contrario, la tierra no está disponible al campesino que no tenía otro modo de empleo. El creciente número de arrendamientos agropecuarios indica esto.
Sí, la forma de explotación feudal cambió, pero no el contenido. Las amplias masas de campesinos (incluyendo jornaleros sin tierra y campesinos pobres y medios) fueron forzados a someterse a la explotación siendo privados del medio de producción, es decir, la tierra. Durante las últimas cuatro décadas, con la penetración del capital imperialista, las masas campesinas sufren el peso de la tarea adicional de calmar la sed de los tiburones imperialistas.
Por tanto, el sector agrícola ha sido testigo de muchos cambios, pero sigue padeciendo las formas feudales de explotación y saqueo imperialista. La intensidad de la explotación aumentó ampliamente frenando cualquier progreso de parte de la sociedad india hacia un capitalismo independiente y las clases dominantes indias, junto con el imperialismo, están manteniendo el status quo para salvaguardar su dominio. Así pues, la sociedad india continúa siendo semifeudal en su naturaleza
Las nuevas políticas económicas que están siendo implementadas como parte de la estrategia de globalización del imperialismo han provocado grandes cambios en el sector industrial. Buscando los máximos beneficios, el imperialismo engulló al sector industrial en la India remplazando frecuentemente a la gran burguesía india. Los sectores básicos, como el siderúrgico, carbón, metales no férreos y generación de energía fueron a parar a manos de capitalistas monopolistas extranjeros.
Incluso el sector de servicios de telecomunicaciones fue adquirido por empresas multinacionales de telecomunicaciones y la BSNL [empresa india de servicios de telefonía móvil] está en venta. Los proyectos de infraestructura más publicitados que se están llevando a cabo están todos en manos de empresas extranjeras bajo el nombre de empresas conjuntas. El capital extranjero ha ocupado una posición dominante en la economía india. La India se ha convertido en un alegre terreno de caza para todos los imperialistas para saquear sus recursos naturales, el trabajo humano y los recursos financieros a cualquier precio. Todos los países imperialistas están compitiendo entre sí para incrementar su dominio de nuestra economía.
La gran burguesía india ha crecido; sus bienes aumentaron en cifras astronómicas; sus industrias crecieron en número. Cuando hacemos una disección de todas y cada una de las inversiones efectuadas por la gran burguesía, encontramos que están ligadas al capital extranjero por medio de innumerables hilos, como por ejemplo colaboraciones financieras, técnicas y empresariales. Y el capital extranjero ha tenido la última palabra para dirigir la industria. La gran burguesía se presenta a sí misma como una entidad corporativa, pero de hecho casi todas las empresas burguesas funcionan como compañías privadas limitadas en la forma de la familia unánime hindú; y de esta forma no son responsables en modo alguno ante la sociedad, incluso no se les pide que hagan públicos sus beneficios.
Pese al aparente crecimiento, el crecimiento de la gran burguesía india se encuentra atrofiado debido a su naturaleza compradora y su dependencia del imperialismo para su supervivencia.
El aumento del dominio imperialista sobre la sociedad india denota que continúa siendo semicolonial en su naturaleza.
Los aparentes cambios de los que hemos sido testigos durante las últimas cuatro décadas han entrado en vigor para satisfacer las necesidades explotadoras cambiantes del imperialismo y la gran burguesía india. Y de esta manera no han pretendido cambiar su status como semicolonia.
Por tanto, la India continúa siendo una sociedad semifeudal y semicolonial.
A menos que, y hasta que no se implemente la Redistribución Revolucionaria de la Tierra sobre la base de LA TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJA, las relaciones feudales y su existencia no desaparecerán.
A menos que, y hasta que no sea expulsado el capital imperialista del país junto con sus aliados, la sociedad india no progresará un milímetro. El imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático comprador son impedimentos decisivos para el progreso de la sociedad india hacia una sociedad democrática, independiente y autosuficiente.
Sólo el éxito de la Revolución de Nueva Democracia garantizará dicha transformación. Es el deber de los comunistas revolucionarios empeñarse en construir el partido unificado que dote de dirección a las luchas revolucionarias del pueblo indio.

Declaración conjunta del Partido Comunista de la India (Maoísta) y del Partido Comunista Maoísta de Manipur ¡Unirse a la lucha contra el Estado indio! (26 de Enero 2015)

Nota – Recibimos del Departamento Internacional del Partido Comunista Maoísta de Manipur la siguiente declaración conjunta del Partido Comunista de la India (Maoísta) y del Partido Comunista Maoísta de Manipur que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

DECLARACION CONJUNTA DEL PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOISTA) Y DEL PARTIDO COMUNISTA MAOISTA DE MANIPUR
¡Unirse a la lucha contra el Estado indio!
Bajo el rótulo de la globalización, el ajuste estructural y la economía de mercado abierta, el imperialismo ha anunciado su agenda global para intensificar aún más la dominación, explotación y opresión del pueblo. La actual crisis mundial del imperialismo internacional ha agudizado aún más sus ataques, produciendo la inevitabilidad de una mayor miseria, horror, devastación y guerra a escala mundial. El proletariado y los pueblos oprimidos del mundo continúan resistiendo esta agenda aumentando las luchas revolucionarias, contra el imperialismo y las clases dominantes reaccionarias a su servicio de los distintos países, generando una nueva ola de luchas populares en todo el mundo, particularmente en los países oprimidos. Tal y como Mao ya formuló, los países oprimidos constituyen los centros de la tormenta de la revolución mundial y la revolución es la principal tendencia en el mundo en la actualidad.
La región del sur de Asia continúa proporcionando una expresión concentrada de esta verdad. El sur de Asia, con más de la quinta parte de la población mundial, es un volcán hirviendo, tal y como reconocen los propios imperialistas. Todas las contradicciones más importantes en la región se intensifican y exigen soluciones revolucionarias.
En la India, los movimientos de liberación nacional continúan en Cachemira, Assam, Nagaland y Manipur. La guerra popular prolongada sigue desatándose en la India central y oriental y ahora está abriendo un nuevo frente en el suroeste. Diversas luchas populares contra el imperialismo y las clases dominantes reaccionarias están surgiendo también. La India mantiene a la fuerza a las nacionalidades oprimidas bajo su hegemonía. El Ejército indio de ocupación no sólo aplasta sus justas demandas con la máxima brutalidad, sino que ha estado enfrentando a un sector de la población contra el otro para ahogar en océanos de sangre sus justas luchas. Esto se puede ver en Nagaland, Manipur, Assam, Cachemira y la India central y oriental. Los regimientos Naga [del Ejército indio] son movilizados en éstas últimas contra la guerra popular y el Ejército indio es desplegado en Nagaland, Manipur, Assam, Tripura y Meghalaya para sofocar los movimientos de liberación nacional.
El Estado indio actúa cada vez más como el gendarme internacional del imperialismo norteamericano satisfaciendo así sus ambiciones expansionistas, reprimiendo los movimientos populares en el subcontinente. Los gobernantes indios han estado incluso interviniendo con mayor crudeza en los asuntos internos de los países vecinos como Nepal, Bangladesh, Bután, Sri Lanka y las Maldivas. Las recientes visitas del primer ministro indio a varios países en Asia y codeándose con EE.UU. y otros imperialistas son nuevos pasos para preservar y consolidar su hegemonía política y económica en la región del sur de Asia, enfrentándose a China. El Presidente de EE.UU. Barack Obama llega como invitado jefe para el desfile de exhibición de los expansionistas indios del día 26 para promover esto y reforzar el control norteamericano. El Estado expansionista indio respaldado por el imperialismo internacional, en particular el imperialismo norteamericano, constituye el enemigo común de los pueblos del sur de Asia.
El régimen de Modi del BJP [Partido Popular Indio liderado por el fascista Narendra Modi] está transformando el Estado en un aparato fascista para aplastar todos los diversos movimientos democráticos en la India, sobrepasando a todos sus predecesores. Está atacando los derechos de los trabajadores y haciendo el máximo para profundizar la penetración imperialista en la economía. Está imponiendo los valores brahmánicos en todas las esferas de la sociedad. La esencia principal de esta ofensiva es una nueva fase de la `guerra contra el pueblo´ (Operación Cacería Verde) cuyo objetivo es destruir la guerra popular prolongada en desarrollo y la intensificación de la represión de los diversos movimientos nacionales. Esto significa más enfrentamientos falsificados (tanto de revolucionarios como de personas corrientes), un mayor saqueo, destrucción, caos, torturas y atrocidades contra el pueblo, más ataques, políticos y físicos contra cualquier tipo de oposición, pisoteando más los derechos civiles y una represión más severa con diversas formas contra los presos políticos encarcelados en las prisiones por todo el país.
La violencia estatal en la India está institucionalizada a través de la inmunidad constitucional respecto de la policía, los paramilitares y el Ejército. La forma más notoria de esto es la Ley de Poderes Especiales de las Fuerzas Armadas [AFSPA en sus siglas en inglés] (1958), que tiene sus raíces en la legislación colonial británica que data de mediados del siglo XIX. Más directamente, se basó en el reglamento colonial británico denominado Fuerzas Armadas (Poderes Especiales), reglamento promulgado en 1942 para ayudar a la represión del “Movimiento Abandonar la India”, parte de la lucha contra el colonialismo británico. La AFSPA ha estado operativa durante años en extensas zonas de la región nororiental de la India y en Jammu y Cachemira. La AFSPA autoriza a las fuerzas de seguridad a detener y penetrar en propiedades sin ninguna orden, disparar a matar, incluso en circunstancias en que no se encuentran en riesgo inminente. Es una licencia para matar y violar cuando quieran. Ha facilitado graves abusos de los derechos humanos, incluyendo las ejecuciones extrajudiciales, “desapariciones”, violaciones y torturas. Declarando una zona “área perturbada” y dotando a los militares de amplios poderes es en la práctica imponer un régimen de emergencia sin declarar. La AFSPA ha autorizado a miembros de las Fuerzas Armadas a perpetrar abusos con impunidad. Han estado protegidos por clausulas en la AFSPA que prohíben que se realicen procesamientos sin permiso del Gobierno central. Tales permisos son raramente otorgados.
Si la AFSPA permite la represión más atroz con el fin de ser legitimada por los niveles constitucionales del Estado indio, todo esto y mucho peor se lleva a cabo como parte de la `Operación Cacería Verde´ en las zonas de combate de la guerra popular dirigida por el Partido Comunista de la India (Maoísta) en la India central y oriental, sin ninguna pretensión de legalidad e incluso en abierta violación de sanciones judiciales. Aquí las víctimas son principalmente adivasis y dalits que se encuentran en lo más bajo de la sociedad. En un periodo de diez años casi dos mil han sido asesinados y un número incontable brutalmente torturados y encarcelados. Esta brutal ofensiva multiprolongada en todo el país contra las diversas resistencias populares, que tiene como objetivo particular al movimiento maoísta, se ha desarrollado sin cesar desde que fuera lanzada a mediados del año 2009 por el gobierno de UPA-2 [Alianza Progresista Unida, coalición de partidos reaccionarios] hasta hoy. Los preparativos para su Tercera Fase están en marcha a paso rápido bajo el Gobierno fascista de NDA [Alianza Democrática Nacional, coalición de partidos reaccionarios que rige el actual Gobierno liderado por Narendra Modi].
Los pueblos de Manipur, Nagaland, Mizoram, Assam, Tripura, Meghalaya, Jammu y Cachemira han sido desde hace mucho tiempo víctimas de las operaciones de contrainsurgencia del Estado indio. Miles han sido asesinados por las crueles Fuerzas Armadas indias. Sólo en Manipur, según estimaciones aproximadas 8.983 queridos hijos e hijas del pueblo han sido asesinados bajo la AFSPA. El millón seiscientas mil personas de población indígena en Manipur vive bajo la bota militar de 100.000 soldados de la Fuerzas Armadas indias equipadas con sofisticado armamento.
Este es el auténtico rostro de la “democracia” india. Esta es la realidad de la República india. Esta es la cárcel de naciones. Es una sauna para el imperialismo y sus lacayos compradores. Es una cámara de torturas para los oprimidos y explotados.
Hacemos un llamamiento al pueblo, a las nacionalidades oprimidas y a los explotados de toda la India.
¡Unámonos para derrocar al Estado indio y destruir esta monstruosidad!
¡Apoyémonos entre nosotros en nuestras luchas!
¡Avancemos por el camino de la guerra popular prolongada guiada por el marxismo-leninismo-maoísmo!
¡Aticemos las llamas de la revolución de nueva democracia para servir así a la causa de la revolución socialista mundial!

Partido Comunista de la India (Maoísta)
Partido Comunista Maoísta de Manipur

26 de Enero de 2015

Sobre la campaña contra la visita de Barack Obama a la India ver también en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*India: Contra la visita de Obama guerrilleros maoístas atacan un hotel en Kerala y el Comité del PCI (Maoísta) de la Frontera Andhra Odisha llama a la huelga general el 26 de Enero

*India: La consigna «Obama Wapas Jao» (Obama márchate) del PCI maoísta se extiende por Telangana y Chhattisgarh

*El PC de la India(Maoísta) llama al pueblo a condenar y boicotear la visita del cabecilla del imperialismo norteamericano Obama a la India

*India: Propaganda del PCI (Maoísta) en Chhattisgarh contra la visita de Obama a la India

The Next Front (Nepal): Acerca de un nuevo libro sobre el Movimiento Maoísta y una denuncia a la línea de Biplav

Nota – Reproducimos a continuación el artículo “Un nuevo libro sobre el movimiento maoísta” publicado el pasado 13 de Diciembre de 2014 en la página web de The Next Front (El Próximo Frente) del Frente Activista Cultural Intelectual Revolucionario de Nepal y que contiene además una denuncia a la línea del nuevo partido encabezado por Netra Bikram Chanda `Biplav´, surgido a comienzos de este mes tras separarse del PCN-Maoísta, artículo que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

UN NUEVO LIBRO SOBRE EL MOVIMIENTO MAOISTA
Bhakta Bahadur Pratisthan va a publicar otro libro titulado Dinámica y Orientación del Movimiento Maoísta. Su primera publicación fue Marxismo y Política de Identidad, que ha cosechado una inmensa popularidad entre los marxistas auténticos. El Bhakta Bahadur Memorial Academy es el instituto, creado bajo el nombre de Bhakta Bahadur Shrestha, el tercer Secretario General del Partido Comunista de Nepal (Cuarta Convención). Fue Presidente del Consejo Asesor Central del entonces PCUN (Maoísta).
Este nuevo libro Dinámica y Orientación del Movimiento Maoísta incluye algunos escritos y documentos históricos relativos a la Revolución Maoísta y la Guerra Popular. Incluye: “Sobre la rectificación de las ideas erróneas en el Partido” y “Resolución sobre ciertas cuestiones en la historia de nuestro Partido” del Camarada Mao Tsetung. Dos documentos históricos “Llamamiento al Pueblo de la India” y “Mensaje a la Conferencia Internacional de Milán en Solidaridad con la Guerra Popular en la India” del PC de la India (Maoísta) publicados con ocasión de los 10 años del PC de la India (Maoísta). “La teoría de Mao Tsetung sobre la Guerra Popular es la estrategia militar del Proletariado y los Pueblos Oprimidos de las Semicolonias” del TKP/ML. “Categorías de la Política Militar Revolucionaria” por T. Derbent, “Guevara, Debray y el Revisionismo Armado” por Lenny Wolf, PCR, EU y “El Movimiento Comunista Internacional y la cuestión de construir un nuevo centro embrionario” de Rishi Raj Baral, y más artículos. Todos estos artículos están traducidos al nepalí vernáculo. Estos son artículos de gran significación. Los editores de esta colección son Rishi Raj Baral y Nandish Adhikari.
Estos días el movimiento maoísta nepalí se está enfrentando a obstáculos inesperados. Prachanda-Baburam han abandonado el camino de la Revolución de Nueva Democracia y están ejercitando la “transformación pacífica”. Netra Bikram Chanda `Biplav´, con su banda, ha abandonado el PCN-Maoísta, y ha formado otro partido. Defiende la “Teoría de la Revolución Unificada”. Ha abandonado el camino de la Revolución de Nueva Democracia y ha adoptado el camino del Che y Debray que es el foquismo. Utiliza el término de la lucha armada, pero no la Guerra Popular maoísta. Ha perdido su fe en la clase proletaria y defiende que la clase media urbana será vital para la revolución nepalí. En realidad, Biplav ha abandonado el Camino Maoísta y ha adoptado el camino hacia la “Revolución Cubana”. Ahora está negociando compartir el poder en el Gobierno reaccionario. No importa cómo, en nombre de la revolución, la banda de Biplav ha adoptado el camino del Revisionismo Armado. Exhortamos a nuestros simpatizantes y partidos y organizaciones hermanas a estudiar minuciosamente el papel y actividades de Biplav. Pensamos que los documentos y artículos incluidos en este libro facilitarán sus capacidades y voluntad, que actualmente se encuentran equivocadas y aún en una “encrucijada”.