“¡Arriba niñas!” – 130º aniversario del motín de las cigarreras de Madrid

Nota – Las cigarreras, como se les llamaba popularmente a las obreras trabajadoras en las fábricas de tabacos, fueron de las pocas y primeras mujeres que en el siglo XIX en España dispusieron de un trabajo estable. Un trabajo muy duro el que realizaban aquellas mujeres, no dudando en movilizarse por sus derechos laborales, lograr unos salarios muchas veces equiparables a los de los hombres y defender sus condiciones de trabajo frente al patrono, frecuentemente a través de motines y huelgas. La prensa de la época recogía las noticias de estas luchas de las cigarreras no sólo por la combatividad que demostraban estas obreras, sino porque ellas rompían con el estereotipo de mujer sumisa y encerrada en el hogar que la sociedad burguesa otorgaba a la mujer.
“Desde finales de la década de los 80 del siglo XIX, las cigarreras españolas manifestaron en numerosas ocasiones su conflictividad con los patronos en forma de huelga. Sus protestas eran temidas, ya que eran muy alborotadoras, y paralizaban la vida de las ciudades. (…) En la última década del siglo XIX, y más concretamente éntre los años 1885 y 1890, se produjeron revueltas y motines de cigarreras en toda España. Las razones estuvieron en torno a las consecuencias de la progresiva mecanización de la producción, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo, o bien, en torno a unas condiciones laborales que empeoraban en cuanto a sus medios de producción, a las exigencias por parte de la empresa de aumentar la productividad, y por lo tanto trabajar más horas al día y todos los días de la semana.” (Arantza Pareja Alonso, Liadoras de cigarrillos en Bilbao: esposas, madres y huelguistas, Vasconia, nº 38, 2012, pág. 311)
Hoy, 11 de marzo de 2015, se cumple el 130º aniversario de aquel 11 de marzo de 1885, cuando las cigarreras de la Fábrica de Tabacos de Madrid, al grito de “¡Arriba niñas!”, se alzaron en lucha para protestar contra la posibilidad de que la automatización del proceso de elaboración del tabaco las dejara sin empleo, lucha que sacudió la capital española.
Reproducimos a continuación un amplio extracto de la crónica titulada “El motín de las cigarreras”, publicado en el diario federal “La República” de Madrid del 12 de marzo de 1885, que refleja el carácter rebelde de las cigarreras madrileñas en aquella movilización, que acabó con ocho cigarreras heridas en los enfrentamientos con las fuerzas del “orden” y la guardia civil y muchas de ellas presas, y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro bLog:

EL MOTIN DE LAS CIGARRERAS
Reconoció por causa la creencia de que se trataba de introducir máquinas para la elaboración de pitillos. Anteayer por la tarde, corrió por los talleres la noticia de que habían llegado las máquinas.
-Todas, todas vamos a quedar en la calle, decían.
-Sólo tres mujeres pueden manejar la máquina que hace por sí sola los pitillos que nosotras hacemos en un día.
En los barrios de Embajadores y en todos los que habitan las cigarreras fue grande la agitación.
Ayer mañana, en vez de entrar en los talleres, las obreras comenzaron a formar grupos, que se colocaron desde luego en actitud hostil. Su propósito era entrar a viva fuerza en el establecimiento para buscar las máquinas.
-Nos quieren matar de hambre, decían.
-Nos quieren dejar sin trabajo.
-¡Hay que arrastrarlos!
-¡Abajo las máquinas!
Parte de los grupos lograron entrar en la Fábrica, invadiendo sus extensas salas. Otros se quedaron a la puerta, recibiendo a silbidos y pedradas a los guardias del orden público, que llegaron a las nueve y media. Los grupos de la calle se iban engrosando con los parientes de las cigarreras, que llegaban a prestarles auxilio.
Esto aumentó el motín. Los cristales caían con estrépito, los cajones eran convertidos en astillas, levantaban los ladrillos, destrozaban las sillas y, locas, en el colmo del furor, con el cabello en desorden, los trajes rotos, gritaban desaforadas:
-¡Las máquinas, las máquinas! ¡Queremos las máquinas!
Los empleados de la Fábrica quisieron dominar el motín, pero les fue imposible, y los que se pusieron a tiro, recibieron una lluvia de pedradas, pucheros y tablas que ocasionó varias contusiones.
No quedó dependencia sin ser visitada por las amotinadas, incluso el depósito en donde se guardan las muestras tipos de los contratos. En este punto destrozaron 8 cajones y rompieron las etiquetas de los fajos de las hojas de tabaco.
Su afán de romper cajones no tenía otro móvil que el suponer que tenían piezas de maquinaria.
También produjeron algunos desperfectos, de escasa consideración, en la puerta del taller antiguo de carpintería.
Los daños causados en el interior del edificio y la pérdida de tabaco que haya podido haber, se calculan en dos o tres mil duros.
Los destrozos mayores han sido en el laboratorio químico, en donde no ha quedado intacto otro objeto que una báscula. Todo lo demás ha sido triturado por las amotinadas.
Las pérdidas del laboratorio se calculan en mil duros aproximadamente.
De este gabinete químico pasaron las revoltosas –siempre buscando las máquinas que su fantasía había creado- al almacén de tabaco picado de Canarias y allí rompieron 16 barricas que contenían de 40 a 50 kilos de hoja picada, cada una, lo desparramaron por el suelo y lo pisotearon juntamente con el papel que suponían destinados para los cigarrillos hechos a máquina, y que estaba almacenado desde hace muchos años.
En unos de los almacenes inmediatos abrieron un boquete y por allí pasaron muchas al asilo inmediato, desde donde se fueron a sus casas.
En el taller en donde están las máquinas del picado han desaparecido algunas piezas, y en el sitio en que se encuentra la máquina motora rompieron un montante y dos piezas insignificantes de la misma máquina.
Como obedecían al impulso del odio contra todo o que se relacionaba con la maquinaria, el ingeniero Sr. Martínez fue maltratado y herido en la cabeza (..)
Los agentes del orden público, reforzados por la guardia civil, lograron volver a penetrar en la Fábrica, pero fueron segunda vez rechazados, teniendo la primera autoridad de la provincia que replegarse en la escuela de Veterinaria. Allí esperaron la llegada de nuevos refuerzos. Cuando llegaron fuerzas de caballería o infantería de la guardia civil, se intentó con éxito otro nuevo ataque a la Fábrica.
Las amotinadas oponían ya poca resistencia. Eran las dos de la tarde y estaban rendidas de fatiga y abrumadas de cansancio.
El no haber encontrado las famosas máquinas contribuyó a llevar sosiego a los agitados ánimos.
La guardia civil ocupó la Fábrica entrando en ella el gobernador y el director de Rentas. El aspecto que presentaba el edificio era el de un verdadero campo de batalla. Hasta la sólida puerta del patio había sido convertida en astillas. El patio grande estaba desempedrado, y con cajones y mesas se habían formado varias barricadas.
Tomadas todas las salidas y las bocacalles por la fuerza pública, quedaron encerradas todas hasta la llegada del señor ministro de Hacienda.
Dispuso éste se dejara salir a las de los talleres de puros, y que las 1.500 de pitillos quedaran detenidas hasta la llegada del juzgado.
A las tres y media se constituyó éste, que lo era el de la Inclusa, comenzando las actuaciones y practicándose minuciosa requisa por el juez y los señores director de Rentas, delegado de Hacienda, etc. Las puertas de comunicación de unos talleres a otros estaban derribadas, pero recogidas como de ordinario las sillas y los útiles de trabajar.
El Sr. Cos Gayón dispuso que las pitilleras lactando salieran a dar el pecho a sus hijos.
A las cinco de la tarde el Sr. Villaverde y el Sr. Vicuña, entraron en el Congreso, y dirigiéndose al señor ministro de la Gobernación, le dieron cuenta de que todo estaba terminado.
Se han hecho algunas prisiones, sobre todo de hombres, que han sido conducidos al Gobierno civil con fuerte escolta.
La calle de Embajadores y sus adyacentes, estaban a las seis de la tarde ocupadas por numeroso gentío. Fuerzas de orden público y de la guardia civil rodeaban la Fábrica. Las cigarreras que no han sido detenidas iban saliendo en grupos de cinco y seis. Según salían se detenían en las calles hablando y contando incidentes de la jornada.
Su espíritu belicoso no ha decaído y proferían amenazas para otro día.
Algunos grupos de cigarreras, al salir de la Fábrica, han intentado subir a las calles del centro. Los guardias de orden público lo han impedido, disolviendo los grupos.
Los detenidos parece que son tres: José Antigues, albañil, acusado de arrojar piedras a la guardia civil; Zacarías Zabalza, de disparar armas de fuego, y otro, cuyo nombre no recordamos, por desacato a la autoridad.
Han resultado heridos, José Rodriguez, guardia de orden público, de 81 años, en un brazo; el paisano Evaristo Vázquez, en la cabeza; los guardias Fermín Fernández y Juan García, en un brazo y en una pierna. Todos han sido curados en la Casa de Socorro, del distrito de la Inclusa.
El teniente de orden público, Sr. Raíz, fue curado en la misma fábrica por un médico de la mencionada Casa de Socorro, lo mismo que el cabo Pascual.
El portero mayor del establecimiento ha sido herido en la mandíbula inferior, y el ingeniero industrial Sr. Heber ha recibido una contusión en la cabeza.
Algunas cigarreras han resultado con contusiones (…). Se han adoptado precauciones para evitar la reproducción del motín.

(La República, Madrid, 12 de marzo de 1885)

8 de Marzo Mujer Trabajadora – Llamamiento del Bloque Combativo y de Clase

 

Nota – Con motivo del próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, diversos sindicatos de clase y organizaciones sociales en España, agrupados en el Bloque Combativo y de Clase, han hecho público un comunicado que reproducimos a continuación.
El Bloque Combativo y de Clase lo componen los sindicatos y organizaciones sociales Alternativa Sindical de Trabajadores (AST), Confederación General del Trabajo (CGT). Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Comisiones de Base (CO.BAS), Coordinadora Sindical de Clase (CSC), Intersindical Aragón (IA), Sindicato Asambleario de Sanidad (SAS), Solidaridad Obrera (SO), Baladre y Ecologistas en Acción.

8 DE MARZO: MUJER TRABAJADORA
Cuando a lo largo de todos estos años hemos conmemorado el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora hemos visto como las condiciones de vida –generales- de la mujer, entendiendo en ello las socio-económicas, no han experimentado avances, si no todo lo contrario: el machismo y patriarcado sí avanzan en esta injusta sociedad. El “número” de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas sigue siendo indignante y obsceno; al igual que la violencia y discriminación “diaria y consentida”.
Reivindicar un cambio de sistema, el fin del capitalismo con el consiguiente reparto de la riqueza es cada vez más necesario, más urgente, en todos los países del mundo al tiempo que es necesario hacer hincapié en la “feminización de la pobreza” internacional.
En el último  informe de la Fundación FOESSA se incluye un cuaderno específico titulado “La pobreza en España desde una perspectiva de género”, en él se hace un análisis exhaustivo de los indicadores de empleo, salariales, etc, del que pueden extraerse interesantes conclusiones. Aunque parece, estadísticamente, cierto que estos indicadores señalan que la feminización de la pobreza en España presenta un crecimiento menor que la de los hombres (1,3 frente al 3,7), no olvidemos que estos índices se hacen en comparación con la pobreza en general y que no indica que la tendencia al empobrecimiento se haya frenado, sino que ha aumentado entre los hombres debido a que se vincula a la perdida de los puestos de trabajo, mientras que la menor vinculación de las mujeres al mundo laboral hace que no se hayan resentido por esta tendencia, lo que no deja de ser preocupante.
La menor vinculación de la mujer al mercado laboral es uno de los elementos clave en la desigualdad, la también feminización del paro aumenta la dificultad para superar la precariedad. La conquista del mercado laboral ha supuesto aceptar condiciones de empleo traducidas en brecha salarial por encima del 16%, empleos a tiempo parcial ocupados mayoritariamente por mujeres, dificultad (cuando no imposibilidad) de acceso a puestos mejor remunerados, al tiempo que no ha habido ningún esfuerzo por fomentar la corresponsabilidad en las tareas del hogar y cuidados; tareas que por otro lado el sistema invisibiliza e ignora, tanto a la hora de remunerar, como de reconocer la esencialidad que para el mismo sistema estas labores tienen.
Y esto en cuanto a las mujeres que han podido acceder al mundo del trabajo, pero no olvidemos que las tasas del paro son muy desiguales entre mujeres y hombres, aún en el siglo XXI, según podemos observar en la EPA del IV trimestre de 2014  el desempleo en las mujeres es casi 2 puntos superior al de los hombres; estas diferencias se han reducido respecto a años anteriores, pero se han debido más a la pérdida de empleo de los hombres que a la creación de empleo ocupado por las mujeres.
Todo ello nos lleva a la reflexión sobre la verdadera evolución hacia la igualdad entre hombres y mujeres, si estas cifras y situaciones nos permiten hablar de un cambio en el paradigma social, o más bien de un mantenimiento de las estructuras basadas en las diferencias de sexo y género. Y sobre todo nos lleva a preguntarnos cuánto tiempo más debe pasar para que podamos estar hablando de un mundo de personas, en el que nadie oprima a nadie, más allá de las clases, por razón de su sexo. Nos lleva, pues a hacer un cuestionamiento del sistema, desde la perspectiva de género, que conduce a reivindicar un auténtico cambio social y cultural.
La lucha colectiva sigue siendo el único camino, por ello las organizaciones sindicales y sociales que componemos el Bloque combativo y de clase llamamos a acudir a las manifestaciones del 8 de marzo para reivindicar el fin de patriarcado asesino y del capitalismo opresor.
BLOQUE COMBATIVO Y DE CLASE:
ALTERNATIVA SINDICAL DE TRABAJADORES (AST)
BALADRE
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT)
CONFEDERACIÓN NACIONAL DEL TRABAJO (CNT)
COMISIONES DE BASE (CO.BAS)
COORDINADORA SINDICAL DE CLASE (CSC)
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN
INTERSINDICAL ARAGÓN (IA)
SINDICATO ASAMBLEARIO DE SANIDAD (SAS)
SOLIDARIDAD OBRERA (SO)

8 DE MARZO DE 2015 – DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA
MADRID – MANIFESTACIÓN: 12.00H, CIBELES – PUERTA DEL SOL

India: Llamamiento a apoyar las luchas de la clase obrera en Delhi capital y región del Foro de Solidaridad de los Trabajadores


Nota – Reproducimos a continuación el reciente llamamiento a apoyar las luchas de la clase obrera en Delhi capital y región emitido por el Foro de Solidaridad de los Trabajadores de la India que hemos extraído de la web Signalfire y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

LLAMAMIENTO A APOYAR LAS LUCHAS DE LA CLASE OBRERA EN DELHI CAPITAL Y REGIÓN EMITIDO POR EL FORO DE SOLIDARIDAD DE LOS TRABAJADORES
Llamamiento a todas las personas y organizaciones democráticas y progresistas para defender la justicia y apoyar a los trabajadores de Maruti Suzuki y otras luchas de los trabajadores de Delhi y región de todas las formas posibles.
Episodios de accidentes laborales, frecuentemente mortales pero raramente dados a conocer por los medios de comunicación, han estado ocurriendo prácticamente a diario en el cinturón industrial de Delhi capital y región –provocando un creciente descontento obrero que es descrito por los medios de comunicación como un problema de “ley y orden” y es abordado por la policía y las autoridades del Estado con un aumento de la represión. La lucha de los trabajadores de Maruti desde hace ya más de dos años y medio y la brutal represión estatal-empresarial a la que se vienen enfrentando es también un indicador del malestar latente entre la clase obrera, que emana directamente del marco de la política neoliberal del país.
La vida en las naves de las fábricas
Las condiciones de vida y de trabajo y la normativa salarial de las fábricas en el cinturón industrial de Delhi capital y región son atroces hasta el extremo de ser inhumanas. En todo el cinturón, las jornadas de trabajo son muy largas, el trabajo es precario debido a la naturaleza contractual del empleo, los salarios son extremadamente bajos y los obreros carecen de seguridad social. Los incidentes de abusos verbales por parte de los patronos y los abusos físicos por parte de los “porteros” son muy comunes, y el lugar de trabajo es tenso debido al control de los porteros y la policía. La intensidad del trabajo es igualmente inhumana –por ejemplo, en Maruti Suzuki, un vehículo sofisticado se fabrica cada 40-45 segundos (tal es la velocidad de la cinta transportadora en el proceso de producción de cadena de montaje- que es frecuentemente aumentada sin el conocimiento, por no hablar del consentimiento, de los obreros, y reducido durante las inspecciones), sin interrupciones para beber agua, ir al cuarto de baño, etc., que les es permitido a los trabajadores, un extremadamente corto descanso para almorzar, horas extras de trabajo forzadas, sin permisos retribuidos por causa de enfermedad u otras exigencias, y severas normas de deducción salarial por llegar tarde incluso por unos pocos segundos (Ver : : http://radicalnotes.com/2011/10/21/working-conditions-maruti-suzuki-english-subtitles/).
El año pasado, un obrero de Orient Craft murió en la nave de la fábrica –mientras que los dueños afirmaron que se trató de un ataque al corazón, los obreros declararon que se electrocutó (http://sanhati.com/articles/9560/). En la misma fábrica (en una sección distinta), hace dos años, un obrero fue atacado por un patrón con unas grandes tijeras, cortándole el brazo (http://archive.indianexpress.com/news/i-get-55-paise-for-every-piece-i-tailor-injured-orient-craft-worker/926261/). Ambos incidentes fueron seguidos de una violenta agitación laboral. Hace una semana (11 de Febrero 2015) un obrero de Richa Global (Udyog Vihar) sufrió una grave paliza por parte de los porteros –le rompieron varias huesos y costillas, y se encuentra actualmente hospitalizado. Había llegado a trabajar diez minutos tarde y se le prohibió entrar en la fábrica, indicando que su contrato había terminado. Al rehusar a marcharse sin la debida compensación, fue atacado quedando inconsciente. Este suceso fue seguido igualmente de una amplia agitación obrera. En todos estos incidentes, los principales medios de comunicación informaron sólo de que “los obreros causaron alborotos”, sin informar en absoluto del contexto. Por si no fueran suficientes los ataques diarios cotidianos contra los trabajadores, los obreros que discrepan son frecuentemente amenazados con lockouts (cierres patronales) ilegales a través de los cuales las empresas ponen fin ilegalmente a la producción, con el consiguiente despido masivo de trabajadores (http://articles.economictimes.indiatimes.com/2012-08-06/news/33065681_1_haryana-labour-department-human-resource-manager-dues)
Igualmente, el concepto de complejo prisión-industrial está siendo también introducido en el país –donde se explota laboralmente a los reclusos parta la producción industrial con afán de lucro (http://www.business-standard.com/article/companies/now-an-auto-harness-plant-in-tihar-jail-114101800042_1.html). La producción dentro de los muros de las prisiones carece de legislación laboral, las horas de trabajo son continuadas y tiene lugar una brutal represión contra las voces discrepantes.
Lucha por la sindicalización
En un intento organizado para luchar contra tales atrocidades y por la revisión salarial, los trabajadores de diversas firmas industriales en Delhi capital y región han intentado sindicarse –sin embargo, estas luchas se ven frustradas por rescisiones, amenazas y violencia física descarada de los patronos. Los trabajadores de Maruti Suzuki de la planta de Manesar, después de más de un año de lucha, lograron obtener el derecho legal y constitucional a sindicarse. Pese a todos los intentos de la dirección de la empresa para desbaratar la sindicalización, a través de amenazas y comprando a algunos destacados dirigentes, la Unión de Trabajadores de Maruti Suzuki (MSWU) fue finalmente registrada en marzo de 2012, con el objetivo de salvaguardar los derechos básicos de los trabajadores y negociar condiciones de trabajo humanas.
El cuento de los medios de comunicación estatales-empresariales sobre la “violencia”
Es en este contexto en el que se debe considerarse el episodio de violencia del 18 de julio de 2012, en que murió un alto directivo. El sindicato ha insistido en que fue un intento deliberado por parte de la dirección de Maruti Suzuki, trayendo matones de fuera, por debilitar la consolidación del movimiento obrero en la planta –que estaba unificando a los trabajadores tanto con contrato permanente como con contratos eventuales y sirviendo como ejemplo a otras plantas de producción de la zona industrial. Después que estallara la violencia (el motivo aún no ha sido aclarado por parte de ninguna investigación), la dirección de Maruti Suzuki no sólo rescindió de un plumazo los contratos de 546 trabajadores fijos (sin ningún proceso de investigación interno), sino que también despidió sin miramientos a cerca de 200 trabajadores aprendices y aproximadamente a 1.800 trabajadores con contratos eventuales. Bajo las órdenes de la dirección de Maruti, 147 trabajadores fueron detenidos por la Policía Haryana –incluyendo a los más importantes líderes del movimiento obrero de entonces, a los que se procesó por los cargos de incendio y asesinato. Desde entonces han estado pudriéndose en la Prisión Central de Bhondsi cerca de Gurgaon, pese al hecho de que unos 100-125 ni siquiera estaban presentes en el lugar en el momento que estalló la violencia.
Los trabajadores de Maruti Suzuki han exigido una investigación imparcial independiente sobre el incidente del 18 de julio de 2012, y el papel que tuvo la dirección de la compañía en él. Entre tanto, los trabajadores que se pudren en la prisión han apelado a las fuerzas democráticas y defensoras del pueblo a apoyarles (ver http://kafila.org/2013/03/27/letter-from-jail-maruti-suzuki-workers-union/) No se les ha concedido la libertad bajo fianza pese a las graves necesidades personales de sus familias. Incluso se les niegan las ínfimas compensaciones en caso de enfermedad o muerte de familiares. Muchos de ellos están sufriendo de enfermedades como tuberculosis y hemorroides. Sus familias están sufriendo social, emocional y financieramente dado que la mayoría de estos trabajadores eran los únicos que aportaban ingresos a sus familias.
El significado de la lucha de los trabajadores de Maruti
Lo que más impacta de esta lucha es la tenacidad para mantenerse en las condiciones más represivas y hostiles; su capacidad por agrupar a los trabajadores fijos y eventuales y ver los derechos políticos, en particular los de crear un sindicato, como una condición previa para su empoderamiento económico, y teniendo un potencial por reunir juntos a los trabajadores de todo Delhi capital y región sobre estos asuntos. Es este potencial lo que está poniendo nerviosos al Estado y al capital. El hecho de que han sido capaces de obtener el apoyo de amplios sectores de las masas, tanto del campo como de las ciudades, desde campesinos hasta estudiantes, además de los compañeros de trabajo, significa un giro importante y crucial en la lucha de los trabajadores de nuestro país.
Continuados y redoblados ataques contra los trabajadores
Pese al reciente ataque contra la clase obrera en la forma de las reformas de las leyes laborales (que aumentan los contratos eventuales y la precariedad en el trabajo bajo la forma de la flexibilización del mercado laboral, arrancando el derecho democrático de sindicalización), las políticas proempresariales de todos los partidos políticos, y la rendición al dictado neoliberal de todos los gobiernos de los estados y del gobierno central, las luchas por la sindicalización, por mejores condiciones de vida continúan en diversas formas en distintas partes del país. Todo esto tiene lugar en el contexto de la campaña “Fabrica en la India” y el lema “Shramev Jayate” que están diseñados para que parezcan comoa favor del desarrollo y el crecimiento pero que en realidad van en contra de la clase obrera. Estos programas buscan atraer capital extranjero para organizar la producción en la India, con el señuelo de unos recursos energéticos y tierras altamente subvencionados, junto con los cinturones industriales donde la legislación laboral no es vinculante. Mientras continúa el movimiento de los trabajadores de Maruti contra esta injusticia y explotación, los trabajadores de diversas fábricas (Shriram Piston, Bajaj Motors, Minda group, Posco IDPC, Talbrose, Autofit, Baxter, Munjal Kiriu, Asti, y otras) de las zonas industriales desde Gurgaon hasta Bawal continúan también la lucha contra este régimen de explotación conjunta por parte de los empresarios-administración-policía. Todas estas luchas y más en esta zona están enfrentándose a la represión, son golpeadas y surgen de nuevo.
El coraje y determinación que han mostrado estas luchas merecen nuestra admiración y apoyo. Como sector progresista de la sociedad, defendamos los derechos de los trabajadores, por la dignidad y la justicia.
Trabajadores en Lucha de Todas las Fábricas de la Zona Industrial Gurgaon-Bawal
CONVENCIÓN OBRERA, 27 de Febrero 2015 (Desde las 10h hasta las 17h), Parshuram Vatika, Gurgaon,
Foro de Solidaridad de los Trabajadores, contacto: 9953175766 (Santosh), 9953466027 (Akash)