Filipinas: El Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) castiga a un agente de la inteligencia y 11 enemigos muertos en acciones de la guerilla en Visayas Oriental


Nota – Reproducimos a continuación un comunicado de prensa del Comando de Operaciones Regional de Visayas Oriental del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) de Filipinas, de 5 de Agosto de 2014, extraído del blog Maoist Road (La Vía Maoísta) http://maoistroad.blogspot.com.es/ y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos traducido al español:

Comunicado de Prensa
Por Karlos Manuel
Portavoz, Comando Mártires Efren
Comando de Operaciones Regional de Visayas Oriental del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP)
5 Agosto 2014

EL NEP CASTIGA A UN AGENTE DE LA INTELIGENCIA Y 11 ENEMIGOS MUERTOS EN ACCIONES DE LA GUERRILLA EN VISAYAS ORIENTAL
El Comando Mártires Efren (CEM) del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) en Visayas Oriental (VO) asumió hoy la responsabilidad del castigo a un encargado de la inteligencia de las Fuerzas Armadas de Filipinas, al igual que de haber infligido otras once muertes del lado del enemigo en diversas acciones guerrilleras en la región. “El grupo de operaciones especiales del Comando Mártires Efren ejecutó la sentencia de muerte del tribunal popular contra Jojo “Jerson” Rafales el 1 de agosto a las 5 de la tarde en Calbiga Samar”, declaró Karlos Manuel, portavoz del CEM. “Rafales era un elemento de la paramilitar Unidad Geográfica de las Fuerzas Armadas Ciudadanas, y fue sentenciado a muerte por establecer redes de inteligencia en las ciudades de Calbiga, Pinabacdao y Basey. Estuvo implicado en el asesinato del dirigente activista Rodolfo Dagumay Basada en Pinabacdao el 29 de junio de 2014 y en el intento de asesinato de otro activista, Ariel Dacallos, en Calbiga el pasado 31 de julio. A Rafales se le incautaron una pistola de 45mm y dos cargadores.”
Sobre otras acciones, Manuel declaró que el NEP también había causado once muertos en acción contra la Octava División de Infantería.
“El pasado 2 de Agosto, combatientes Rojos del CEM hostigaron a 21 elementos del 87º Batallón de Infantería que se encontraba realizando operaciones en Barangay (aldea) Magdawat, Pinabacdao, Samar. El combate armado duró desde las 10 de la mañana hasta pasadas las 12 del mediodía. Cinco soldados enemigos resultaron muertos en la acción mientras que no hubo bajas de parte del NEP. Por otro lado, el pasado 11 de julio, un equipo de francotiradores del NEP disparó y mató a un soldado de un “equipo de paz y desarrollo” compuesto por 19 elementos del 87º Batallón de Infantería que operaba en el mismo “barangay” [la división administrativa más pequeña en Filipinas]. Los hostigamientos del NEP fueron como castigo a las diversas violaciones de los derechos humanos por parte de los militares en Calbiga y Pinabacdao además de los continuos sufrimientos del pueblo en estas ciudades tras el Supertifón Yolanda”.
“Cinco soldados también resultaron muertos y seis heridos el pasado 17 de junio después que un pelotón de combatientes Rojos del Comando Mt. Amandewin se defendiera cuando el 19º Batallón de Infantería intentó asaltar su campamento en la zona entre Barangays Hugpa y Mhilaum, en Ormoc City. No hubo bajas en el NEP en el combate armado de 50 minutos. Pero al día siguiente, el comandante del 19º Batallón de Infantería acudió al abandonado campamento del NEP para una “sesión fotográfica” y se jactó ante los medios de comunicación que el NEP había tenido muchas bajas, solamente para encubrir su vergonzosa derrota”.
El portavoz del CEM declaró que el NEP incrementará sus ofensivas tácticas en Visayas Oriental para defender al pueblo de las atrocidades del Gobierno Aquino. “El pueblo de Visayas Oriental esta todavía sufriendo tras el Supertifón Yolanda pero ahora está siendo maltratado por la Oplan Bayanihan [su nuevo plan de campaña para la guerra contrarrevolucionaria]. Por tanto, el NEP está apoyando el combate popular para derrocar al régimen de Aquino y luchar por la verdadera reconstrucción a través del cambio revolucionario. Debido a que el régimen de Aquino es corrupto, injusto, cruel, podrido hasta la médula, y traicionero en extremo, está abocado a caer igual que los regímenes de Marcos y Estrada”.

¡Participar en las celebraciones del 45º aniversario del Partido Comunista de Filipinas!

Nota – Reproducimos a continuación un comunicado de prensa del Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas (PCF) de 17 de Diciembre 2013 llamando a participar en las celebraciones del 45º aniversario del PCF que ha sido extraído del blog Maoist Road http://maoistroad.blogspot.com.es/ y hemos traducido al español:

Buró de Información
Parido Comunista de Filipinas
17 Diciembre 2013
PARTICIPAR EN LAS CELEBRACIONES DEL 45º ANIVERSARIO DEL PARTIDO COMUNISTA DE FILIPINAS

El Partido Comunista de Filipinas (PCF) exhorta al pueblo filipino y a todas las fuerzas revolucionarias a unirse a las celebraciones del 45º aniversario del restablecimiento del PCF el 26 de Diciembre. Celebremos las victorias acumuladas a través de 45 años de lucha revolucionaria y renovemos nuestra determinación de alcanzar la victoria completa en un futuro inmediato.
Se celebrarán varios cientos de asambleas dentro de las zonas guerrilleras en el país. Las secciones y ramas locales del PCF, Comités Revolucionarios de Barrio (aldea) y organizaciones revolucionarias de masas de campesinos, mujeres, jóvenes, trabajadores culturales, niños y otros, mandos locales y unidades del Nuevo Ejército del Pueblo y la milicia popular están ocupadas preparando el alojamiento para albergar a varias decenas de miles de personas que se espera se unan a las asambleas el 26 de diciembre.
Se espera que la mayoría de los participantes viajen a pie a los recintos de las asambleas populares. También se están realizando preparativos para las fuerzas revolucionarias e invitados provenientes de las ciudades y pueblos.
Las celebraciones serán modestas dado que tienen lugar en medio de la extensa pobreza y sufrimientos socioeconómicos producidos por las políticas neoliberales del régimen reaccionario gobernante. Al igual que anteriores regímenes, el actual régimen de Aquino impone políticas que sirven a los intereses de los grandes capitalistas extranjeros y sus socios los grandes empresarios y grandes terratenientes locales en detrimento del pueblo filipino que sufre por el desempleo masivo, los bajos salarios y los crecientes precios.
Las actividades de masas destinadas a marcar el 45º aniversario del PCF deben servir como una ocasión para recaudar fondos y otros materiales que contribuyan a los esfuerzos de rehabilitación en las zonas devastadas por el reciente supertifón Yolanda (Haiyan). Las actividades de masas tendrán lugar también en Visayas Oriental, Panay, Negros, Cebú e islas Bohol, donde, a través de la dirección del PCF y el Frente Democrático Nacional de Filipinas (FDNF), el pueblo está superando colectivamente la devastación. Esto está en marcado contraste con el fracaso del régimen gobernante de Aquino para actuar de forma rápida y suficiente para abordar tanto el socorro de emergencia como las necesidades de rehabilitación a largo plazo que tiene el pueblo en las zonas arrasadas.
Las asambleas, no obstante, deben ser adecuadamente alegres para celebrar las victorias de la guerra popular y la revolución democrático popular. Las asambleas ofrecerán la oportunidad para celebrar las victorias en el avance de la lucha armada revolucionaria, en llevar adelante el programa revolucionario de reforma agraria y construir el gobierno democrático popular.
Las asambleas populares servirán igualmente como forma de reafirmar la determinación revolucionaria popular de llevar adelante la lucha para poner fin al opresor y explotador sistema semicolonial y semifeudal a través de la revolución democrático popular.
El PCF exhorta a la comunidad urbana de jóvenes y organizaciones de estudiantes, trabajadores, pobres de las ciudades, mujeres, empleados gubernamentales, trabajadores emigrantes, conductores de yipnis [popular medio de transporte en Filipinas], vendedores, empleados de base y profesionales a unirse a las celebraciones que tendrán lugar el 26 de diciembre en las zonas guerrilleras. Pueden coordinarse con las secciones del PCF en sus localidades.
El PCF exhorta también a partidos comunistas, proletarios y de la clase obrera, organizaciones y movimientos antiimperialistas, así como a Gobiernos extranjeros a unirse y participar en las celebraciones en Filipinas, especialmente dentro de los territorios bajo la autoridad del Gobierno Democrático Popular.
Los periodistas, reporteros y otros miembros de la prensa que deseen unirse y ser testigos de las celebraciones pueden ponerse en contacto con las secciones locales del PCF y mandos locales del NEP.
El PCF hace un llamamiento al régimen de Aquino a ordenar a las Fuerzas Armadas de Filipinas (FAP) a retirarse el 26 de diciembre y los días anteriores, a fin de permitir viajar pacíficamente y unirse a las celebraciones a los cientos de miles de personas. La dirección del PCF se apresta a declarar un alto el fuego a fin de abrir el camino para las celebraciones nacionales del 45º aniversario del PCF, al igual que permitir el tradicional cumplimiento del pueblo filipino de las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Comunicado conjunto en apoyo del pueblo de Filipinas afectado por el tifón Hayan


Nota – Los camaradas de Italia nos han enviado el siguiente comunicado conjunto en apoyo del pueblo de Filipinas afectado por el tifón Hayan (Yolanda) cuya traducción al español hemos realizado:

Comunicado conjunto en apoyo del pueblo de Filipinas afectado por el tifón Hayan

El 8 de Noviembre el tifón Hayan (denominado Yolanda dentro del país) ha barrido algunas áreas de las Islas Filipinas a más de 300 kilómetros por hora, con olas de cinco metros, uno de los mayores y más desastrosos que jamás han golpeado.
Estaba claro desde un principio de que la destrucción de personas y bienes era durísima y ahora, más de dos semanas después, las cifras oficiales hablan de 5.500 víctimas, pero los heridos son muchos más de los admitidos en un principio: más de 26.000. Aún hay miles de desaparecidos y algunos expertos internacionales dicen que la reconstrucción total puede llevar hasta 10 años. Oficialmente, nueve millones de habitantes, o el 10% de la población total fueron afectados, pero la ONU eleva la cantidad a 13 millones, más de cuatro millones sin techo. Las áreas más afectadas del archipiélago son las islas Leyte, Samar y Cebú, Negros, Visayas Este, Central y Oeste, unas cinco regiones y 36 provincias, y particularmente la ciudad de Tacloban, las áreas de litoral y de montaña más pobres del país, en donde la mayoría son campesinos pobres, trabajadores agrícolas desempleados, pequeños pescadores y pueblos indígenas.
Ante esta tragedia, las organizaciones políticas y sindicales de Filipinas que luchan por las condiciones de vida y de trabajo del pueblo se movilizaron inmediatamente aportando ayuda y llamando a una movilización general en el país y en el exterior para una adecuada coordinación a fin de distribuir socorro apropiado y material, agua, alimentos, refugios, ayuda médica, ayuda para reconstruir viviendas, recuperar granjas, y acopiar alimentos para las necesidades mayores y más urgentes, comenzando por los niños y ancianos. El Partido Comunista de Filipinas ha declarado también una tregua unilateral durante dos meses para permitir y facilitar estos esfuerzos en cualquier manera, tregua a la que el gobierno aún no ha respondido.
El gobierno del presidente Aquino, a pesar de la información y la alerta lanzada por el Observatorio de Manila, quien declaró que “se podría necesitar una evacuación masiva de las áreas residenciales en las zonas bajas en un área de 8 a 16 kilómetros de la costa” no ha tomado las medidas adecuadas (declarando pomposamente “cero víctimas”), interviniendo después con y considerable retraso en el rescate, destinando fondos insignificantes para tal catástrofe, y por otra parte, llenando estas áreas con fortificaciones y controles militares, en vez de construir inmediatamente viviendas y ayudar a los afectados por la tragedia en áreas de difícil acceso. Este comportamiento ha agraviado las condiciones generales de la población, despreciando constantemente el número de víctimas. La rabia de estos pueblos aumenta mientras ese retraso se hace fatal para salvar más vidas y dar respuestas inmediatas a las necesidades del momento. ¡En algún momento el presidente Aquino ha tenido el “valor” de criticar a los filipinos porque no estaban preparados para esto! .Se ha dedicado a una efusiva propaganda populista en torno a los fondos de inmediata disposición, tales como el Fondo Social de Presidencia, o el Programa de Aceleración de Desembolso, que falsamente alega haber sido usados para el esfuerzo de ayuda, cuando por el contrario son excusas para su incremento.
Incluso en estas horas terribles, el gobierno de Aquino no ha detenido por un momento de militarizar la campiña de Mindanao y todo el país mediante operaciones como la llamada
“Community Organizing for Peace and Development”(COPD) y acosar (a través de una auténtica guerra de exterminio mediante el operative que lleva el nombre de “OPlan Bayanihan”, incrementando el poder bélico y desviando millones de dólares en dinero y medios del estado) a los activistas del Partido Comunista de Filipinas que está presente en estas zonas en diversos gobiernos locales. El gobierno, también gracias a una prensa esclavizada, continuando mostrando la farsa de los ataques sufridos y los choques con los luchadores para condenar la guerra popular, especialmente en las zonas que han sido prácticamente abandonadas por el gobierno reaccionario.
El gobierno prosigue la militarización de la ayuda, al estilo de Haití, incluso permitiendo a las fuerzas armadas de los EEUU intervenir directamente en las áreas afectadas. Los imperialistas están una vez más aprovechando la tragedia para intensificar una manera “legítima” la presencia en la zona, dentro de la estrategia a la que han dado el nombre de “Asia Pivot” (Asía en el centro). Efectivamente, han desplegado no menos de seis barcos de guerra, incluyendo el portaaviones “George Washington”, que transporta al menos 80 cazas y helicópteros, junto a 5.000 marines. Está acompañado del “USS Antietam”, el “USS Coepwns”, el “USS Mustin”, y del crucero armado de misiles “Lasses”. Otros efectivos militares se están trasladando de puertos como Hong-Kong hacia Filipinas, invadiendo la capital y tomando el aeropuerto de Tacloban. El imperialismo norteamericano mantiene desde hace muchos años una extraordinaria presencia militar, considerando a las Filipinas su propio “patio”.
Incluso el imperialismo británico ha enviado el buque “HMS Daring”, y un Boeing C-17 para transporte militar. El imperialismo siempre aprovecha cada oportunidad para reforzar su presencia militar y ganar el control de zonas estratégicas a fin de proteger los beneficios de las corporaciones multinacionales.
La nunca vista potencia de este tifón es también el efecto de la degradación medioambiental que tiene lugar en el mundo, especialmente la salvaje deforestación en Filipinas, para ganar espacio para el Agribusiness y la minería que enriquecen a los dueños del mundo, empobreciendo y dejando en condiciones inhumanas enormes masas de población, devastando millones de personas que ahora deben levantarse otra vez, centrándose en sus fuerzas y en una auténtica solidaridad internacional que sepa cómo aplicar acertadamente la ayuda en la reconstrucción de las viviendas y las condiciones de vida. La solidaridad que manifestamos debe de ir destinada a apoyar la dignidad de un pueblo consciente de que debe de luchar para recuperarse, librándose de todo tipo de parásitos a nivel nacional e internacional. Manifestamos nuestra solidaridad para denunciar firmemente el intervencionismo militar del gobierno Aquino contra su propia población y el de todo el imperialismo, cono el norteamericano en primer lugar.
Para esto deben comprometernos en una campaña de denuncia e información tan amplia como sea posible al proletariado de los países imperialistas y de todo el mundo. Con esta tierna solidaridad en el corazón queremos expresar nuestra proximidad, en este momento especial, a las masas de las Islas Filipinas que han sufrido esta terrible tragedia.

ATIK – Turquía
SLAI COBAS por el sindicato de clase – Italia
FRAP –Francia

Dirección para colaboraciones:

NFDP International Office in the Netherlands
NDF ST.INT.INFORMATIE
Número de cuenta: 39 45 70 642
RABOBANK
Oficina Utrecht, Holanda
IBAN NL 70 RABO 0394 5706 42
BIC RABONL 2U
Por favor, indicar “Haiyan/Yoland Relief Funds”

El Partido Comunista de Filipinas denuncia a las fuerzas militares estadounidenses por utilizar la tragedia del tifón Yolanda para aumentar el despligue de buques de guerra


Nota – Reproducimos a continuación un comunicado de prensa del Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas (PCF) de 14 de Noviembre 2013 denunciando a las fuerzas militares yanquis que están utilizando la tragedia del tifón Yolanda/Haiyan para aumentar el creciente despliegue de sus buques de guerra. Ha sido extraído del blog Maoist Road http://maoistroad.blogspot.com.es/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

COMUNICADO DE PRENSA
Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas
14 Noviembre 2013
DENUNCIAR A LAS FUERZAS MILITARES ESTADOUNIDENSES POR UTILIZAR LA TRAGEDIA PARA AUMENTAR EL CRECIENTE DESPLIEGUE DE BUQUES DE GUERRA

El Partido Comunista de Filipinas (PCF) denuncia al Gobierno de Estados Unidos por utilizar la grave tragedia humana provocada por el reciente supertifón Yolanda (nombre internacional Haiyan) a fin de justificar sus operaciones para aumentar aún más la presencia de sus buques de guerra y tropas armadas en las Filipinas. “El Gobierno de EE.UU. está embarcado en un intervencionismo del desastre, aprovechándose del indolente Estado de Filipinas después que fuera golpeado por el supertifón Yolanda, a fin de justificar el despliegue en Filipinas de buques de guerra intervencionistas, armados y de propulsión nuclear”, señaló el PCF.
“El PCF y el pueblo filipino denuncian al Gobierno de Aquino por dar la desvergonzada bienvenida con los brazos abiertos a las fuerzas militares norteamericanas”. Citando nuevos informes, el PCF puntualizó que EE.UU. ha desplegado en Filipinas no menos de seis buques de Guerra incluido su buque insignia, el portaviones USS George Washington, que cuenta con al menos 80 aviones de combate a reacción así como helicópteros de guerra y 5.000 marinos de guerra. Será acompañado a Filipinas por los cruceros con misiles guiados USS Antietam, el USS Cowpens, el USS Mustin, el USS Lasses y el buque de suministro USS Charles Drew. Mientras tanto, el Gobierno británico está enviando también al buque de guerra HMS Daring y un avión Boeing de transporte militar C-17.
EL PCF añadió también que, además de los buques de guerra que están navegando desde Hong Kong y otros lugares, equipo y personal armado norteamericanos se han situado ya en Manila y otras partes del país, indicando la continuada presencia de tropas armadas de EE.UU. en la capital de la nación. Hay también noticias que indican que las instalaciones del aeropuerto de Tacloban han sido ocupadas por los militares norteamericanos. El Ejército norteamericano se ha aprovechado igualmente del desastre a fin de obtener acceso al aeropuerto y puerto de Mactan, que ha sido durante mucho tiempo objeto de negociaciones para la creciente presencia rotatoria de EE.UU. en Filipinas. Durante los pasados tres años desde que declarara su “eje de Asia”, el Gobierno de EE.UU. ha venido incrementando su “presencia rotatoria” en diversos países de la región de Asia-Pacífico, resultando en la militarización de disputas territoriales y las relaciones diplomáticas entre los países de la región y en flagrante violación de la soberanía territorial de las Filipinas y de otros países.
“El Gobierno de EE.UU. está militarizando la respuesta al desastre en Filipinas de la misma manera que la respuesta militarizada al desastre con motivo del terremoto en Haití”, declaró el PCF. La prepotente presencia de fuerzas armadas de EE.UU. en Haití ha sido ampliamente denunciada. Desde entonces, el Gobierno de EE.UU. ha mantenido su presencia en Haití.
“El pueblo filipino requiere y da la bienvenida al apoyo internacional frente a la terrible devastación producida por el Yolanda en un extenso corredor de las islas Filipinas”, declaró el PCF. “Sin embargo, aunque desolado, el pueblo filipino ha mantenido su sentido de dignidad nacional y continuará defendiendo su soberanía frente al intervencionismo militar extranjero.”
“Lo que las víctimas del desastre necesitan urgentemente son alimentos, agua y atención médica, no buques de guerra que traen raciones de emergencia para justificar su presencia armada en las aguas de soberanía filipinas”, señaló el PCF. “Si el Gobierno de EE.UU. estuviese realmente interesado en proporcionar asistencia a los países que han sufrido las calamidades, entonces debería aumentar sus fondos a las agencias civiles que se preocupan de la respuesta a los desastres y el socorro de emergencia, no engordando sus fuerzas militares internacionales y aprovechándose de la miseria del pueblo para justificar su presencia”, añadió el PCF.

Comunicado de Gran Marcha Hacia el Comunismo y el Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galiza en apoyo del pueblo filipino


COMUNICADO DE GRAN MARCHA HACIA EL COMUNISMO Y EL COMITÉ DE CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO COMUNISTA MAOÍSTA DE GALIZA EN APOYO DEL PUEBLO FILIPINO
El gran desastre que ha significado el tifón Yolanda/Haiyan en Filipinas es responsabilidad plena del corrupto régimen que preside Benigno Aquino apoyado por los imperialistas yanquis.
El régimen corrupto, de forma negligente, no dispuso las medidas necesarias a pesar que se conocía con amplia antelación la peligrosidad del gran tifón, en su afán de robar la ayuda internacional.
El Partido Comunista de Filipinas, el Nuevo Ejército del Pueblo y el Frente Democrático Nacional de Filipinas han hecho un enérgico llamado para centrar sus fuerzas en la ayuda y auxilio de las víctimas y así mismo hace un llamado a la solidaridad internacionalista. Muchas de las zonas afectadas por el tifón son zonas de campesinos pobres y bases de apoyo de la Revolución.
Respaldamos plenamente este llamamiento de los camaradas de Filipinas y hacemos un llamado a participar activamente con donaciones en la siguiente cuenta que ha facilitado la oficina internacional del Frente Democrático Nacional de Filipinas:

Titular de la cuenta: NDF ST. INT. INFORMATIE
Cuenta número: 39 45 70 642
Nombre del banco: Rabobank
Sucursal bancaria: Utrecht, the Netherlands
IBAN: NL 70 RABO 0394 5706 42
BIC: RABONL2U
Por favor indicar “Haiyan/Yolanda Relief Funds”

¡Apoyemos a nuestros hermanos y hermanas de las Filipinas!

Estado español, noviembre del 2013
Gran Marcha Hacia el Comunismo (Madrid)
Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galiza

Partido Comunista de Filipinas: “Las Fuerzas Armadas de Filipinas mienten. Las tropas del enfrentamiento en Sorsogón no llevan ayuda por el tifón Yolanda”

Nota –En un vano intento por tratar de confundir a la opinión pública española sobre la labor de los revolucionarios filipinos del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) – que dirige el Partido Comunista de Filipinas (PCF)- tras el desastre provocado por el tifón Yolanda (Haiyan) que ha arrasado el archipiélago filipino, el diario “El Mundo” de Madrid en su edición de hoy jueves 14 de noviembre de 2013, ha publicado en su página 26 una crónica de su corresponsal Diana G. Marugán en Cebú (Filipinas) que con el titular “Los supervivientes sufren los saqueos de la guerrilla y de personas desesperadas” escribe: “ Al drama humanitario de los supervivientes, se ha sumado en las últimas horas la aparición de la guerrilla. El movimiento de insurrección NPA (New People Army) –grupo comunista filipino, radicado sobre todo en Mindanao y las islas Bisayas, muy afectadas por el tifón – tiene hambre. Sus miembros, que suelen esconderse en las montañas, están armados, entrenados para la supervivencia extrema y ya no tienen nada que perder para alarma de civiles y cooperantes. “Saquean los convoyes de ayuda humanitaria, y amenazan con secuestros. Sin escolta, estamos en peligro, hasta la policía tiene miedo. Ellos son muchos y nosotros muy pocos”, ha dejado escrito el fotoperiodista Reynan Villena”.
Desde su blog, Gran Marcha Hacia el Comunismo quiere denunciar este tipo de informaciones que son un instrumento más de la propaganda intoxicadora de los medios de comunicación de la burguesía y el imperialismo contra los maoístas y revolucionarios que desarrollan en Filipinas la Guerra Popular contra el régimen reaccionario y proyanqui de Aquino y quienes, en las actuales condiciones tras el tifón Yolanda (Haiyan), tratan de hacer frente a sus consecuencias y defender los intereses de los campesinos y pueblo afectados.

Por otro lado, reproducimos a continuación un comunicado de prensa del Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas de fecha 13 de Noviembre 2013 denunciando el papel de las Fuerzas Armadas filipinas en la provincia de Sorsogon. Ha sido extraído del blog Maoist Road http://maoistroad.blogspot.com.es/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

COMUNICADO DE PRENSA
Por el Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas (PCF)
13 Noviembre 2013
LAS FUERZAS ARMADAS DE FILIPINAS MIENTEN, LAS TROPAS DEL ENFRENTAMIENTO EN SORSOGON NO LLEVAN AYUDA POR EL TIFÓN YOLANDA – PCF

El Partido Comunista de Filipinas (PCF) denunció hoy al régimen de Aquino y las Fuerzas Armadas de Filipinas (FAF) por hacer uso de la tragedia del Yolanda como camuflaje para llevar a cabo operaciones ofensivas implacables en la provincia de Sorsogon y otros lugares.
“Malacañang y sus oficiales de las FAF mentían cuando manifestaron que las tropas del Batallón 31 de Infantería que figuraban en un enfrentamiento ayer con el Nuevo Ejército del Pueblo estuvieran involucradas en las operaciones de ayuda humanitaria a las víctimas del Yolanda”, señaló el PCF.
Un informe emitido por las FAF indicaba que el enfrentamiento armado se produjo a las 5 de la madrugada en Barangay (aldea) Balocawe en Matnog, Sorsogon.
“Quedando a la espera de informes sobre el terreno más detallados por parte de Celso Minguez, Comandante del NEP en Sorsogon, es aleccionador señalar que el citado enfrentamiento se produjo en las zonas del interior de Matnog, un enclave que se encuentra al menos a tres kilómetros de la ruta terrestre de la carretera Maharlika de Luzón a la isla de Samar, y a cinco kilómetros del puerto de Matnog”, puntualizó el PCF.
“El régimen de Aquino y las FAF están mintiendo por sus fauces afirmando que sus tropas involucradas ayer en un enfrentamiento armado intervenían en una misión humanitaria, aprovechándose de la desesperación de las víctimas del desastre del Yolanda a fin de ocultar las brutalidades de sus continuas operaciones ofensivas”, añadió el PCF.
“Las tropas de las FAF con las que produjo el enfrentamiento estaban claramente en modalidad ofensiva y llevando a cabo operaciones de búsqueda y destrucción en las zonas interiores de Matnog”.
El PCF declaró que las unidades del NEP en las zonas asoladas por el reciente supertifón Yolanda se encuentran actualmente participando en los esfuerzos de socorro y rehabilitación, ayudando a las secciones locales del Partido y organizaciones de masas revolucionarias en movilizar los suministros de emergencia a las víctimas del desastre.
El PCF señaló que las fuerzas revolucionarias están haciendo esfuerzos para llegar a los centenares de miles de personas, especialmente en las zonas del interior y montañosas de las islas Samar y Leyte, al igual que de las islas de Panay, Negros, Mindoro, Masbate, Palawan y otras, que han sido prácticamente abandonadas por el Gobierno reaccionario filipino.

Comunicado de prensa del Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas: Desarrollar por todos los medios la movilización para el apoyo de socorro a las víctimas del desastre (11 Noviembre 2013)


Nota: Las agencias de noticias informan que, como consecuencia del tifón “Yolanda” que ha arrasado el centro de las Islas Filipinas, las cifras de muertos ascienden a 10.000 y ha afectado a casi nueve millones de personas en 471 localidades y 51 ciudades de 41 provincias del país. Desde su blog, Gran Marcha Hacia el Comunismo expresa su solidaridad con el pueblo filipino.
Reproducimos a continuación el comunicado de prensa del Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas (PCF) tras este desastre, extraído del blog Maoist Road http://maoistroad.blogspot.com.es/ La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

Los mandos afectados del NEP [Nuevo Ejército Popular], incluido el Mando de Mt. Amandwein del NEP (NEP-Isla de Leyte) y los comités dirigentes del Partido Comunista de Filipinas (PCF) pueden emitir las órdenes de cese el fuego apropiadas, colocando a las unidades del NEP en la modalidad defensiva pero siempre vigilante a las operaciones ofensivas del enemigo

COMUNICADO DE PRENSA
Buró de Información del Partido Comunista de Filipinas (PCF)
11 Noviembre 2013

DESARROLLAR POR TODOS LOS MEDIOS LA MOVILIZACIÓN PARA EL APOYO DE SOCORRO A LAS VICTIMAS DEL DESASTRE

El Partido Comunista de Filipinas (PCF) llama a todo el pueblo filipino, incluidos los de ultramar, para movilizarse y generar los máximos fondos y suministros de emergencia posibles para las víctimas del reciente supertifón Yolanda (nombre internacional del Haiyan).
Un número estimado de nueve millones de personas, o el 10% de la totalidad de la población filipina, ha sufrido la furia del tifón considerado el más fuerte registrado de la historia, que ha barrido 36 provincias. La mayoría de las víctimas del tifón son pequeños campesinos, trabajadores agrícolas, pescadores, pueblo de las montañas, obreros y pueblo pobre que son los más vulnerables a la tormenta.
Una gran extensión de tierra fue tragada por el oleaje marino dando como resultado la destrucción masiva de las infraestructuras públicas, hogares, propiedad y tierra agrícola. Se teme que el número de muertos ascienda a varios millares de personas.
Las fuerzas revolucionarias bajo el PCF expresan sus condolencias al conjunto del pueblo filipino, especialmente a aquellos que han perdido a familiares y amigos y que están sufriendo del grave impacto.
El PCF llama a todas las fuerzas progresistas y democráticas a organizar inmediatamente la recogida de fondos y suministros para el socorro y trabajo de rehabilitación y asegurar el transporte inmediato de éstos a las zonas afectadas. La principal atención se debe centrar justificadamente en extender la ayuda a las provincias de Tacloban y Visayas Orientales. También debe prestarse atención suficiente a otras zonas en Visayas Central, Panay, Negros, Masbate, Mindoro y Palawan así como en Bicol, Tagalog Sur y Mindanao Norte y Oriental.
La movilización nacional de recursos es necesaria para extender la ayuda a todas las zonas devastadas por el tifón. Debe realizarse la apropiada coordinación y cooperación nacional a fin de distribuir apropiadamente la ayuda y suministros. Debe darse prioridad a aquellos que necesitan atención médica inmediata, los niños y los ancianos.
El PCF llama a la formación de organizaciones de víctimas del desastre a fin de facilitar la distribución de suministros de emergencia y prevenir que la situación conduzca a la extensión del caos. El pueblo necesita estas organizaciones de víctimas del desastre a fin de extender la información sobre su situación y necesidades.
Los mandos de las unidades del Nuevo Ejército Popular (NEP) operando en las zonas devastadas han cambiado inmediatamente su modo de operación y han realizado esfuerzos de búsqueda., rescate, socorro y rehabilitación. Dentro de las zonas de frente guerrilleras, los comités de barrio (aldeas), unidades del gobierno revolucionario provisional y organizaciones de masas revolucionarias han sido movilizadas inmediatamente para realizar los esfuerzos de asistencia al pueblo y organizar los esfuerzos de rehabilitación para ayudar al pueblo a reanudar la producción y otros aspectos de su vida normal.
En línea con la política, los mandos afectados del NEP, incluido el Mando de Mt. Amandwein del NEP (NEP-Isla de Leyte) y los comités dirigentes del Partido Comunista de Filipinas (PCF) pueden emitir las órdenes de cese el fuego apropiadas, colocando a las unidades del NEP en la modalidad defensiva pero siempre vigilante a las operaciones ofensivas del enemigo. Aquellos pueden tratar de facilitar la entrada de organizaciones y agencias ampliando el suministro del socorro y ayuda y asegurar la seguridad de los trabajadores de socorro. El pueblo debe oponerse vigorosamente a las continuas actividades de represión llevadas a cabo por las Fuerzas Armadas de Filipinas bajo el Oplan Bayanihan [programa de contrainsurgencia del Estado filipino] especialmente en las zonas asoladas por el tifón. El pueblo filipino está furioso por la lentitud y terriblemente inadecuada respuesta del régimen de Aquino respecto al desastre. Critican a Aquino por culpar al pueblo por no estar preparado. En las horas inmediatamente después del tifón, el Gobierno de Aquino estaba prácticamente ausente de Tacloban y otras partes del país. Critican además a Aquino por utilizar el desastre para potenciar el tan detestado Programa de Fondo Social y Aceleración de Desembolso del Presidente cuando, de hecho, sólo ha destinado una parte minúscula como respuesta a la calamidad.
Por otro lado, el PCF hace extensiva la gratitud y elogio del pueblo a las diferentes agencias de información locales e internacionales que han hecho uso de sus recursos para proporcionar un servicio de información crucial a las víctimas del desastre. El pueblo filipino valora a las agencias y organizaciones de voluntarios civiles locales y extranjeras cuya contribución ha sido inestimable.
El PCF llama a todas las agencias civiles internacionales a aumentar el máximo apoyo posible a las víctimas del desastre. El PCF denuncia a los Gobiernos de Aquino y EE.UU. por aprovecharse del desastre para desplazar nuevamente más buques de guerra y soldados estadounidenses armados en distintas zonas violando la soberanía filipina. El PCF urge a los gobiernos extranjeros que deseen ampliar la ayuda y asistencia directa a que cursen su ayuda a través de sus agencias u organizaciones civiles.