India – Camarada Janaki (Anuradha Gandhy): “¡La guerra popular ha hecho añicos las vacilaciones de las mujeres de Dandakaranya!” (y 3ª parte)

Nota – Esta entrevista a la Camarada  Janaky (Anuradha Ghandy) – cuya tercera y última parte presentamos hoy- la realizó  el periódico “Poru Mahila”, órgano de la KAMS (Organización de Mujeres Revolucionarias Adivasis) de Dandakaranya y publicó en su edición correspondiente a Marzo de 2001. La Camarada Janaki, miembro del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoista), falleció en Abril de 2008. El texto ha sido tomado del blog http://naxalrevolution.blogspot.com.es. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Un amplio extracto de esta entrevista fue editado como hoja y difundido por Gran Marcha Hacia el Comunismo con ocasión del pasado 8 Marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Po.Ma:  ¿Cuánto conocen las personas que no están dentro de él sobre el movimiento revolucionario de la mujer? ¿Cuál es su impacto?

Camrada Janaki: El movimiento de mujeres adivasis que surge en Dandakaranya  desde la última década  tiene una enorme prominencia en la historia del movimiento contemporáneo de la mujer en la India. El vigor e iniciativa de las mujeres de Cachemira es mayor que en otras partes del país. Miles de mujeres están saliendo a las calles oponiéndose a la cruel represión del Ejército y a todas las formas de atrocidades. Después del activismo político de las mujeres de Cachemira, son las campesinas adivasis de Dandakaranya las que están jugando un activo papel social y políticamente. Están organizadas a gran escala en gran número de aldeas. Se están oponiendo a las viejas tradiciones patriarcales dentro de la sociedad adivasi Gond.

Ellas están participando en la lucha armada contra el Gobierno explotadore y su Ejército y en campañas políticas. Esta es una gran victoria de la Krantikari Adivasi Mahila Sanghatan (KAMS) [Organización de Mujeres Revolucionarias Adivasis].

Pero es muy triste que haya tan poca información fuera disponible sobre la extensión de la KAMS y sobre sus actividades. Los militantes y simpatizantes del PCI (M-L) (Guerra Popular) en otros estados conocen poco de ella. El Partido ha hecho algunos esfuerzos para ello. El documento escrito para el seminario de Patna (publicado en Telegu e Hindú), el libro sobre las mujeres mártires y algunas historias y relatos breves ayudaron a su propagación. Pero la información sobre este movimiento revolucionario de mujeres no aparece con regularidad. Incluso vuestra revista “Poru Mahila” se puede leer fuera muy raramente. Es necesario planificar su distribución también fuera de las zonas del movimiento.

No obstante, cualquiera que sea la información aunque escasa que reciban las organizaciones democráticas y revolucionarias, están muy entusiasmadas sobre ella. Están siendo influenciadas por la determinación y coraje desarrollado por las mujeres adivasis. Es muy necesaria la más extensa propaganda sobre la KAMS y sus actividades. A través de ella, podemos dar una adecuada respuesta a la negativa propaganda gubernamental sobre el enfoque de los partidos revolucionarios en cuanto a la cuestión de la mujer.

Po.Ma:  Cuéntanos sobre tu experiencia en Dandarankaya

Camarada Janaki: Antes de venir a Dandarankaya leí artículos e informes sobre el movimiento de la mujer aquí. Pero no tenía una valoración de que fuera tan extenso. Esa es la razón por la cual me alegró ver el tamaño de este movimiento. Tengo que decirte algo. En las lecciones que enseñan sobre en los colegios sobre las sociedades tribales, dicen que la sociedad Gondi es muy liberal. Peo después de observar de cerca a los pueblos Muria, Madia y Dorla comprendí cuan patriarcal era también la sociedad tribal. Comprendí cuando importante es estudiar con profundidad el problema de la opresión de la mujer. Aunque la participación de las campesinas adivasis en el proceso de producción es enorme, el patriarcado ha frenado sus derechos.

Mientras escribía sobre el movimiento de la mujer durante la guerra por una sociedad de nueva democracia en China, Jack Beldon, el escritor y periodista norteamericano escribió: “El Partido Comunista de China tiene la llave para la victoria de la revolución. Se han ganado al sector más oprimido de la sociedad china”. Cuando vi el movimiento de la mujer en Dandakaranya, fueron estas palabras de Beldon las que vinieron a mi mente. De hecho, tras la Revolución china, ha sido el movimiento revolucionario en Dandarankaya que ha demostrado que donde existe una guerra popular, donde tiene lugar una lucha armada contra el sistema feudal, comprador, imperialista para la victoria de la Revolución de Nueva Democracia, las mujeres de la clase trabajadora participan activamente e gran escala para la emancipación de toda la sociedad al igual que por su propia emancipación.

La Guerra Popular ha hecho añicos las vacilaciones de las mujeres. Ha doblado su fortaleza. Ha mostrado el camino para la liberación de la mujer. Existe un vínculo entre la sociedad semifeudal y semicolonial y la opresión de la mujer. Se ha demostrado una vez más por esta victoria del Partido en Dandarankaya que es correcto el principio marxista de que podemos llevar adelante la lucha contra el patriarcado solamente con la lucha para poner fin a este sistema.

Allí donde el Partido está trabajando sistemáticamente, podemos ver que la participación de la mujer es mayor en todas las actividades y movimientos políticos. En 1998, debido a las graves condiciones de hambre en Bastar Sur, muchas mujeres emigraron a Andhra Pradesh para trabajar por un salario diario. También había entre ellas miembros del comité de la KAMS. Pero cuando les preguntamos que vinieran a las reuniones del 8 de marzo, en un lugar asistieron 700 y en otro 450. Anteriormente en concentraciones contra las condiciones de hambre habían participado miles de ellas. Cuando estuve allí hubo mujeres reclutadas al Ejército Guerrillero Popular a gran escala. En algunos lugares el reclutamiento de muchachas jóvenes fue mayor que el de jóvenes muchachos.

Lo que más me influyó fue que las esposas de los camaradas casados que ya formaban parte de los escuadrones también estaban siendo reclutadas. Muchas de ellas incluso habían dejado sus pequeños con sus familiares y se están convirtiendo en combatientes guerrilleras en la gran Guerra Popular en curso para cambiar esta sociedad. Y he visto a muchas camaradas mujeres que se mantuvieron firmes con la Guerra Popular sin mirar atrás incluso después de que pocos meses atrás sus esposos hubieran muerto en encuentros con la policía o en algún otro accidente. Rompiendo con los tradicionales, sombríos y estrechos confines de la familia, les gusta más esta nueva vida pese a estar llena de peligros. De esta manera su vida y su existencia están adquiriendo un significado. He visto a muchas camaradas entrenarse y asumir nuevas responsabilidades.

Creando unidades de la KAMS en cada aldea, la elección de sus comités, la elección de Comités Regionales en conferencias regionales, el envío de miembros de unidades  a aldeas para campañas propagandísticas, la participación en huelgas y otras actividades de protesta, dándoles entrenamiento militar – todas estas son victorias de este movimiento. Pero lo que he observado en mi experiencia es que desde que las miembros de los Consejos Consultivos están involucradas sin descanso en diversos tipos de responsabilidades y debido a algún trabajo de tipo  rutinario, el trabajo de la KAMS está siendo desatendido. Tenemos que penar en nuevos métodos para involucrar a las mujeres más mayores en las aldeas. Las mujeres y sus críos están enfrentándose a un número de problemas sanitarios. Incrementando su conocimiento de estos asuntos y prestando especial atención a su bienestar, podemos aumentar su entusiasmo. Tenemos que aumentar su participación en las reuniones a nivel de aldea. Muchas personas se refieren a la KAMS como una organización de mujeres jóvenes. Ampliando su estrecho conocimiento de la sociedad es otro desafío que tenemos ante nosotros.

Igualmente existe una necesidad de proporcionar una formación especial social y política a las mujeres miembros de los escuadrones y pelotones. Tenemos que planificar el dotarles de una continua educación y conocimientos científicos sobre problemas de salud. Aunque existen discusiones sobre estos temas, se van posponiendo debido a la falta de tiempo y a quedar inmerso en varias labores. Podemos deshacernos de su inferioridad dándoles conocimientos científicos e imbuyendo un amplio pensamiento social entre ellas.

Po.Ma:  ¿Cuál es to mensaje a las mujeres que trabajan en los escuadrones y en la KAMS en Dandakaranya (DK)?

Camarada Janaki: Nuestras mujeres camaradas adivasis en DK están hoy construyendo una nueva historia. Aunque es la zona más atrasada del país está a la cabeza en el movimiento de las mujeres que está desarrollándose en el país. Están respondiendo a los fusiles de la policía adecuadamente luchando en plano de igualdad con los camaradas hombres en la lucha armada para liberar a este país de las garras despiadadas del imperialismo, el feudalismo y la burguesía compradora. En las aldeas se están alzando por sus derechos enfrentándose a las amenazas y presiones de los ancianos. Están debilitando el patriarcado en la cultura adivasi Gondi.

Aunque se están oponiendo a enemigos y fuerzas tan grandes, la timidez y sentido de subordinación que están aún presentes, son igualmente grandes enemigos que están obstaculizando su desarrollo. El complejo de inferioridad surge de ellos. Sus raíces son muy profundas. Lo que quiero decir a mis camaradas de la KAMS es que deben incrementar su autoconfianza. Tienen que luchar contra el enemigo en su interior. En los días venideros la KAMS se enfrentará a muchos y grandes desafíos. La represión estatal ya está ahí.

Aparte de eso, el Gobierno tratará de mantener la sociedad y cultura adivasis en el atraso con la ayuda de los ancianos de las aldeas y por medio de los líderes adivasis. Será necesario a la KAMS hacerles frente  políticamente. Igualmente, la KAMS deberá estar lista para exponer sus posiciones sobre la auténtica liberación de la mujer en el movimiento de la mujer que se está desarrollando a través de diversas corrientes en el país. Para hacer frente a todos estos desafíos nuestras camaradas deben alcanzar madurez política e ideológica y tener autoconfianza.

Anuncios