Movimiento Feminista Proletario Revolucionario – Italia: El 25 de Noviembre por primera vez en Italia Huelga de Mujeres


Nota: Las camaradas del Movimiento Feminista Proletario Revolucionario (MFPR) http://femminismorivoluzionario.blogspot.it/, organización generada del Partido Comunista maoísta de Italia, nos han enviado el siguiente llamamiento convocando a la Huelga de Mujeres el próximo 25 de Noviembre. La traducción al español de este llamamiento es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

EL 25 DE NOVIEMBRE POR PRIMERA VEZ EN ITALIA “HUELGA DE MUJERES”
Una huelga contra la guerra de baja intensidad contra las mujeres, a base de feminicidios y violaciones por parte de los hombres que odian a las mujeres, perpetrada en su mayoría dentro de la “sagrada familia”. Los asesinatos de mujeres en Italia se están convirtiendo en una masacre. Cada dos días una mujer muere asesinada –pero en una guerra real- y cada día violencia sexual de mayor o menor grado, el acoso –más de uno al día, y a veces se transforma en asesinato- en el trabajo, los abusos contra mujeres, aumentan y se convierten en hechos de la opresión “normal” hacia las mujeres.
Pero es también una huelga que incluye la condición completa de doble explotación y opresión de las mujeres por los patronos, el Gobierno, el Estado, la Iglesia Católica, que son la causa que subyace, que crea el humus social e ideológico de la “Edad Media moderna” en que los feminicidios maduran en contra de las mujeres. La “Huelga de Mujeres” comienza y se centrará en los centros de trabajo, las mujeres obreras y trabajadoras, por lo cual escogemos la forma de “huelga”, pero es correcto hablar de “huelga total de mujeres”, porque concierne y convoca a las proletarias, estudiantes, desempleadas, amas de casa, en los barrios, las mujeres camaradas en los movimientos de lucha, las mujeres inmigrantes, feministas, etc.
¡Una huelga de clase y género que quiere denunciar y combatir la condición completa de la vida de las mujeres!
La “huelga de mujeres” es un acontecimiento “histórico” no sólo para las mujeres, sino para toda la clase proletaria, para el movimiento revolucionario. La huelga será una chispa que iluminará el camino de la lucha prolongada de la mayoría de las mujeres en contra de la condición completa de opresión y explotación de esta sociedad quiere imponer y de la que los feminicidios, violaciones y violencia son los resultados más bárbaros. Y el 25 de noviembre marcará un hito muy destacado de este camino, que sólo puede tener como objetivos la revolución, y, como aprendemos del maoísmo, la “revolución dentro de la revolución”.
La “huelga de mujeres” es una consigna para la cual el Movimiento Feminista Proletario Revolucionario ha estado trabajando durante varios años, y que paso a paso, especialmente en los meses recientes y después de la movilización nacional realizada por las camaradas del MFPR el 6 de julio en Roma, ha obtenido consenso y participación.
Su realización es un acontecimiento de gran impacto y ruptura.
Debido a que la huelga de mujeres, al plantear la denuncia del conjunto de las condiciones de la mayoría de las mujeres, pone en cuestión el trabajo y el no trabajo, la discriminación en el trabajo, el papel de la opresión de la familia y la familia como algo que la sociedad burguesa quiere, desafía la idea generalizada en cuanto a las mujeres y su papel de subordinación. Es decir, ¡lo pone todo en cuestión!
Eso es lo que plantea y ese es el por qué la huelga de mujeres asusta.
No es sólo una cuestión de algunas demandas. La batalla de las mujeres es inevitablemente de 360 grados. Tiene como objetivo una sociedad totalmente distinta, distintas relaciones sociales, distintas relaciones personales, para que toda la vida tenga que cambiar.
Las mujeres, en particular las mujeres proletarias, cuando luchan, traen una fuerza mayor, traen la necesidad de una batalla completa, que también devuelven a su vida diaria.
La huelga de mujeres es para las mujeres. Sirve, en primer lugar a las mujeres, para que encuentren la fortaleza para rebelarse, que no acepten como inevitable una condición de opresión, subordinación, su papel en la familia, que se convierta en una realidad de lucha que preocupe y asuste a los patronos, los gobiernos, al Estado, a los hombres que odian a las mujeres.
Pero la huelga de mujeres, de trabajadoras, juega también un papel dentro de la clase obrera. Quiere ser una batalla de ruptura, que exige también una transformación dentro de los trabajadores, entre sus compañeros de trabajo.
En este sentido, la huelga total de la huelga de mujeres pone en hechos la necesidad de la revolución, en la que las mujeres serán la fuerza más determinada.

Movimiento Feminista Proletario Revolucionario – Italia
mfpr.naz@gmail.com
http://femminismorivoluzionario.blogspot.it/

LO QUE NO QUEREMOS:
-NO a la creciente presencia/control de fuerzas policiales en las ciudades, en las calles. No queremos que aquellos que en las prisiones, en los Centros de expulsión de inmigrantes, utilizan incluso la violación, el acoso, el abuso sexual contra las mujeres, aquellos que nos golpean durante las luchas, se conviertan en nuestros “defensores”.
-NO a los grupos operativos. Alimentan el “clima de seguridad”, el control social, que se transforma en menos libertad y menos derechos para las mujeres. SI, más bien, a “iluminar” y hacer de cada zona de las ciudades, lugares llenos de vida, promoviendo la apertura 24 horas al día de centros, parques, gestionados libremente por organizaciones de mujeres.
-NO a la transformación de los juicios por violaciones en acusaciones e investigación sobre la “moral” de las mujeres.
-NO a los centros de asesoramiento o centros confesionales transformados en lugares de control/represión de las decisiones de las mujeres

Y LO QUE QUEREMOS:
-“Casas de mujeres” en todas las ciudades y los barrios de las ciudades más grandes, gestionadas por mujeres, de supervisión y lucha, con servicios gratuitos de abogados, doctores, psicólogos, expertos escogidos por mujeres.
-Acción inmediata contra los hombres condenados por violencia, acecho, acoso sexual, maltrato.
-Expulsión inmediata de los trabajos y cargos institucionales de quien ejerza acoso sexual y violencia.
-Prohibición de permanecer en casa a maridos, compañeros, padres y otros familiares condenados por violencia y maltrato.
-Procedimiento de emergencia en los juicios por violación y feminicidio y admisión de las organizaciones de mujeres como acusaciones civiles; asesoramiento legal gratuito para las mujeres; clasificación en el sistema judicial criminal del crimen de violación entre los delitos más graves.
-Simplificación y procedimientos de emergencia para los casos de separación y divorcio; ayuda legal a las mujeres.
-Prohibición del uso del cuerpo femenino en la publicidad y el uso sexista del lenguaje.
-Abolición de textos sexistas, con contenido discriminatorio, en escuelas y universidades; expulsión de los profesores que los propagandicen.

CONTRA LA DISCRIMINACIÓN Y LA OPRESIÓN, BASE DE LA VIOLENCIA SEXUAL Y EL FEMINICIDIO
-Trabajo para todas las mujeres, ingreso mínimo garantizado para todas las mujeres, de modo que la dependencia económica no sea un obstáculo para la ruptura de los lazos familiares.
-Transformación de todos los contratos de trabajo temporal en indefinidos. A igual trabajo, igual salario.
-Prohibición de investigar el estado marital, la maternidad, la orientación sexual, tanto para emplear como para despedir.
-Derecho de ciudadanía e iguales derechos de empleo, salario y marcos regulatorios para las mujeres inmigrantes.
-Reducción de las horas de trabajo sin pérdida de salario. Reducción de la edad de jubilación para las mujeres, reconociendo así su doble trabajo.
-No a la persecución de las prostitutas. Derecho a los servicios sociales para todas las mujeres.
-Defensa y ampliación del derecho al aborto; abolición de la objeción de conciencia, operaciones y servicios gratuitos; centros de orientación psicológica gestionados y controlados por las mujeres.
-Acceso gratuito para las mujeres a los servicios sociales y de salud.
-Socialización/gratuidad de los servicios básicos domésticos: guarderías, salud, servicios para los mayores, etc.

Anuncios