La barricada cierra la calle pero abre el camino – En el 45º aniversario de las jornadas revolucionarias de Mayo de 1968 en Francia (III)

 Nota – “La barricada cierra la calle pero abre el camino” fue una de las múltiples consignas que se popularizaron en carteles y paredes de París y otras ciudades de Francia durante los convulsos meses de Mayo y Junio de 1968, hace ahora 45 años. Con motivo del aniversario de aquellas jornadas revolucionarias que protagonizaron las amplias masas trabajadoras y juveniles de Francia que convulsionaron el orden capitalista establecido, haciendo temblar de miedo a la burguesía reaccionaria mundial y al imperialismo y despertaron, a la vez, la simpatía y solidaridad del proletariado y las masas populares del mundo entero, presentamos una serie de textos poco conocidos para el proletariado y las masas populares de España y de otros países, especialmente los más jóvenes. Continuamos hoy con el artículo “Declaración Apoyando resueltamente la Lucha de los Obreros y Estudiantes franceses”, publicado en “Peking Review” (Pekín Informa), nº 21, 24 Mayo 1968, pp. 18 y 19, que es un botón de muestra del amplio apoyo del proletariado y las masas populares chinas con la lucha de los obreros y estudiantes franceses en Mayo de 1968, cuando la Gran Revolución Cultural Proletaria estaba en desarrollo en la República Popular China. La traducción al español es responsabilidad de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, mayo 2013.

DECLARACIÓN APOYANDO RESUELTAMENTE LA LUCHA DE LOS OBREROS Y ESTUDIANTES FRANCESES
El 21 de Mayo, el Comité Permanente de la Conferencia de Representantes de los Obreros Revolucionarios de Pekín, el Comité Permanente de la Conferencia de Representantes de los Campesinos Pobres y Medios de la Municipalidad de Pekín, el Comité del Congreso de Guardias Rojos de las Universidades y Escuelas de Pekín y el Comité del Congreso de Guardias Rojos de las Escuelas Secundarias de Pekín, emitieron una declaración de apoyo decidido a la lucha revolucionaria de los trabajadores y estudiantes franceses. Reproducimos la declaración completa. – Ed.

En unos momentos cuando las crisis política y económica se desarrollan rápidamente en el conjunto del mundo capitalista encabezado por el imperialismo de EE.UU., tempestuosos movimientos de estudiantes y obreros están surgiendo vigorosamente en Francia y en otros países de América del Norte y Europa. Durante días, las masas de estudiantes franceses, enarbolando en alto la gran bandera de la revolución, han rehusado asistir a clase y ocupado las calles en manifestaciones, ocupado facultades y escuelas y se han rebelado contra el anticuado sistema educativo de la burguesía; están desarrollando una valerosa lucha contra los reaccionarios franceses. Rompiendo los obstáculos uno tras otro, un extenso número de trabajadores franceses han ocupado un considerable número de fábricas y minas y desatado una furiosa ola de huelgas políticas y económicas. Frente a la lucha popular, los reaccionarios de todos los países se están completamente consternados y los revisionistas de todos los países están presos de pánico. El movimiento obrero y el movimiento estudiantil en Francia están, con una magnitud e ímpetu sin parangón desde la Segunda Guerra Mundial. Como furiosas olas del mar, están golpeando la moribunda sociedad capitalista.
La justa lucha de los trabajadores y estudiantes franceses muestra que el pueblo de Francia está despertando y que las fuerzas revolucionarias están creciendo con cada día que pasa. Anuncia la aproximación de grandes tormentas revolucionarias que derrocarán el dominio del capitalismo monopolista. La lucha está dotando de una tremenda inspiración a los pueblos revolucionarios del mundo entero, particularmente al proletariado y masas del pueblo trabajador en Europa, América del Norte y Oceanía. Nosotros, la clase obrera, los campesinos pobres y medios y los Guardias Rojos en la capital de China, damos nuestro más total apoyo a los obreros y estudiantes franceses en su lucha revolucionaria, a los obreros y estudiantes de todos los países en América del Norte y Europa en sus luchas revolucionarias, y a todos los pueblos y naciones oprimidas del mundo contra el imperialismo y el revisionismo.
Aunque montañas y océanos se alzan entre París y Pekín, la lucha del pueblo francés está cerca de nuestros corazones. Seguimos con emoción cada acción revolucionaria de la clase obrera y la juventud y estudiantes franceses. No importa cuántas tormentas y contratiempos se vea enfrentado el pueblo francés en el curso de su lucha revolucionaria, siempre estaros del lado de la clase obrera, la juventud y los estudiantes franceses y nuestros corazones siempre estarán junto a los suyos.
La lucha de los trabajadores y estudiantes franceses no es un accidente. Es el resultado inevitable del desarrollo de las contradicciones inherentes en el conjunto del sistema capitalista que está encabezado por el imperialismo de EE.UU. Lo mismo que en otros países capitalistas en América del Norte y Europa, Francia se enfrenta a una grave crisis política y económica, y la clase capitalista monopolista está oprimiendo y explotando a los trabajadores más brutalmente que nunca antes y la clase obrera se ve correspondientemente más aplastada por la pobreza. Nuestro gran dirigente el Presidente Mao enseña: “Donde quiera que hay opresión, hay resistencia”. La lucha revolucionaria del pueblo francés es absolutamente inevitable. La lucha revolucionaria de los pueblos de todos los países capitalistas encabezados por el imperialismo de EE.UU. es absolutamente inevitable. La lucha revolucionaria de los pueblos en los países bajo el control de las camarillas renegadas revisionistas es absolutamente inevitable.
Los reaccionarios franceses están recurriendo a dobles tácticas contrarrevolucionarias de alternar entre represión violenta y engaños políticos para abordar la lucha de los trabajadores y estudiantes franceses; los despreciables renegados del proletariado, los revisionistas modernos, y los socialdemócratas, están actuando como cómplices y se embarcan en todo tipo de engaño y sabotaje. Pero el fueron furioso de la lucha revolucionaria del pueblo francés no se puede apagar.
Arderá más ferozmente e iniciará una abrasadora pradera en llamas.
Nuestro gran líder el Presidente Mao enseña: “Todos los reaccionarios son tigres de papel. Parecen terribles, pero en realidad no son tan poderosos. Visto en perspectiva, no son los reaccionarios sino el pueblo quien es realmente poderoso”. Esta es una verdad indestructible. Lenin dijo hace tiempo: “El imperialismo es el capitalismo moribundo, capitalismo en transición al socialismo”. El Camarada Mao Tse-tung declara: “Se puede decir con certeza que el derrumbe completo del colonialismo, el imperialismo y todos los sistemas de explotación, y la completa emancipación de todos los pueblos y naciones oprimidos del mundo no está lejos”. La época actual es una nueva época en que el imperialismo se dirige a su hundimiento total y el socialismo avanza hacia la victoria mundial. En esta excelente situación revolucionaria, el surgimiento del movimiento estudiantil con el movimiento obrero en Francia inevitablemente hará desarrollarse la lucha revolucionaria con más profundidad y extensión y crear una nueva situación. Estamos plenamente convencidos que la clase obrera y pueblo trabajador franceses, que cuentan con la gloriosa tradición revolucionaria de la Comuna de París, y la clase obrera y pueblo trabajador de otros países en América del Norte y Europa –el corazón del mundo capitalista- se vinculará con la lucha revolucionaria de los pueblos de Asia, África y América Latina y formarán un poderoso torrente revolucionario para barrer completamente el criminal sistema capitalista y enterrar a los imperialistas, a los revisionistas modernos al igual que a todos los demás monstruos devoradores.
¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡Proletarios de todos los países y pueblos y naciones oprimidas, uníos!
¡Apoyar resueltamente la justa lucha de los obreros y estudiantes de París!
¡Apoyar resueltamente la lucha del pueblo revolucionario de Francia!
¡Apoyar resueltamente la justa lucha de los obreros y estudiantes de Europa, América y Oceanía!
¡Apoyar resueltamente la lucha de liberación de todos los pueblos y naciones oprimidas de Asia, África y América Latina!
¡Apoyar resueltamente la justa gran guerra del pueblo vietnamita contra la agresión imperialista estadounidense y por su salvación nacional!
¡Oponerse firmemente a la represión por parte de los reaccionarios franceses contra los obreros, estudiantes y todo el pueblo revolucionario!
¡Abajo el imperialismo estadounidense!
¡Abajo el revisionismo soviético!
¡Viva la gran tradición revolucionaria de la Comuna de París!
¡Viva el invencible marxismo-leninismo pensamiento Mao Tse-tung!

Anuncios