“En Colombia: pacifismo armado. En la India: Guerra Popular” – Artículo de “Revolución Obrera”, órgano de la Unión Obrera Comunista (MLM) de Colombia

Nota – Reproducimos a continuación el artículo “En Colombia: pacifismo armado. En la India: Guerra Popular” publicado en el órgano de la Unión Obrera Comunista (MLM) de Colombia Revolución Obrera  nº 420, de 23 de Enero de 2015 :
EN COLOMBIA: PACIFISMO ARMADO. EN LA INDIA: GUERRA POPULAR
Para los intereses de las masas, hay guerra justas y guerra injustas; las que llevan agua al molino de la revolución son las justas; y las que alimentan la explotación y el sojuzgamiento, la paz entre ricos y pobres, la conciliación de clases, la confianza en el Estado burgués, son guerras injustas.
Dos actuales ejemplos de este tipo de guerras se están viviendo hoy en la India y Colombia. En ambos países de libran guerras internas con mucho derramamiento de sangre, con combatientes en varias partes del territorio, y con contendores en apariencia similares, pues son hijos del pueblo alzados en armas contra las fuerzas armadas de Estados reaccionarios. Sin embargo, son guerra de contenido y rumbo completamente diferentes.
En la India, existe como punta de lanza, el Partido Comunista de la India (Maoísta), fundado por varias organizaciones revolucionarias de la India en el año 2004, como resultado del proceso de re-organización de los comunistas de ese país que después de un periodo de lucha por la unidad, lograron reagruparse y fundar el nuevo Partido, sobre las bases de la guerra popular que se venía adelantando por parte de las masas populares desde el año de 1967, año en el cual se dio el gran levamiento de la región de Naxalbari, dirigido por el Partido Comunista de la India (ML) del cual recordamos a los camaradas Charu Mazumdar y Kanhai Chatterjee, además de otros grandes dirigentes de las masas indias de aquella época, en particular, obreros y campesinos pobres.
El Partido está avanzando en sus objetivos, la guerra popular a su cargo ha trascendido las fronteras y recibe apoyo internacionalista en muchas partes del mundo, la revolución de nueva democracia ha entregado tierra a los campesinos pobres, se ha regulado el uso de la misma, en las Bases de Apoyo hay centros de educación y de salud, tribunales populares y el pueblo en armas está creando los cimientos del nuevo poder. Este Partido cuenta con una poderosa ideología, aquella que pertenece a los oprimidos y explotados, conocida hoy en día como el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, ciencia de la Revolución Proletaria Mundial. Cuenta además con un Ejército Guerrillero Popular, el cual está conformado por miles de combatientes, organizados en columnas y algunos batallones, en este mismo sentido el Partido ha desarrollado una lucha tenaz para que las mujeres formen parte activa de la revolución y asuman su papel de vanguardia en la Guerra Popular, les ha facilitado la incorporación a las filas y las promueve permanentemente a cargos de dirección. En las zonas donde hace presencia el Partido –más de 1/3 del país- los casos de extorsión, corrupción, abuso de poder, son limitados y se vela para que todos aquellos casos que vayan en contravía de la revolución, sean investigados y juzgados por la justicia popular, todo el nuevo poder está organizado a partir de los Janatana Sarkar o Comités Populares Revolucionarios, los cuales están conformados por las masas populares de las Bases de Apoyo y son el germen del nuevo poder. En un documento denominado, Llamamiento al Pueblo de la India, del Comité Central del PCI (M), el Partido resume los logros de la revolución de la siguiente manera “En estas aldeas el Estado indio ha sido destruido. La obsoleta autoridad de los feudales y aquellos ancianos tribales, que avasallaban al pueblo, ha acabado. La esclavitud de casta ha sido aplastada y el terreno preparado para su aniquilación. Los órganos del poder político del pueblo han sido establecidos. Este poder de nueva democracia es el mayor éxito alcanzado por el pueblo a través de la guerra popular. El Comité Popular Revolucionario a nivel de aldea, con entre 9 y 11 miembros, es directamente elegido cada dos/tres años por todos los adultos, excepto unos pocos que se oponen al pueblo y se alzan en apoyo del Estado reaccionario y sus bandas y fuerzas armadas. Los votantes tienen el `Derecho a Revocar´. Las mujeres tienen el derecho a la mita del poder político a través de la representación paritaria. El pueblo cuenta con todos los derechos democráticos fundamentales: Derecho de reunión, Derecho a formar una organización, Derecho a realizar huelgas y manifestaciones, Derecho a vivir conforme a sus deseos, Derecho a la educación primaria, Derecho a la salud médica primaria, Derecho a obtener un mínimo empleo, etc.”
En Colombia, también se vive una guerra armada, pero ni existe un Partido Comunista revolucionario que la dirija, ni las masas son protagonistas de un nuevo poder; el pueblo en esta guerra, es la mayor de las víctimas, que tiene que vivir entre los fusiles y las metrallas de dos ejércitos. Los campesinos y los obreros, son carne de cañón de dos bandos que se disputan entre ellos poder económico, político y territorial. Las FARC, nació por iniciativa de los campesinos que estaban siendo perseguidos y asesinados por la reacción Liberal-Conservadora. Con Manual Marulanda, después de organizar un pequeño grupo de combatientes, mal armados y sin experiencia militar, se dio inicio a la lucha por la sobrevivencia. Es decir, las FARC surgieron como una respuesta revolucionaria de las masas. Pero hoy, las cosas son bien distintas. ¿Qué le ha dejado al país este proceso de las FARC? Como tal lo primero que hay que rescatar es el empuje y el heroísmo de los obreros y campesinos que dieron su vida en defensa de la libertad, este es un gran ejemplo para que todos continúen con la lucha para hacer la revolución, pero más allá de eso, hay que mencionar que en las zonas en las cuales dominan las FARC –cientos de miles de hectáreas distribuidas en varias zonas del país- las masas populares no gozan de ningún privilegio, la educación es miserable y la salud precaria, el sistema financiero ha sido reemplazado por el anticuado trueque, donde el principal producto es la cocaína, a los campesinos pobres se les obliga a cultivar la hoja de coca, a los ricos se les cobra “vacuna” o “impuesto revolucionario”, a los grandes narcotraficantes se les ofrece protección, tanto para los cultivos, laboratorios y las rutas de trasporte del alcaloide, al mismo tiempo la guerra contra el pueblo que libran los jefes de las FARC ha dejado miles de campesinos muertos y otros miles desplazados de sus tierras, las cuales son usadas hoy en día para mantener las cabezas de ganado propiedad de los jefes de la guerrilla. La guerra que se vive en Colombia es para las masas una guerra injusta, las FARC desde hace muchos años dejaron de ser una organización revolucionaria y su guerra es sobre todo por la renta extraordinaria del suelo. Mientras la Guerra Popular en la India, es la punta de lanza de la lucha por la Revolución Proletaria Mundial, la guerra de las FARC en Colombia es un negocio entre capitalistas y terratenientes, donde los combatientes y sus acciones armadas son un simple mecanismo de presión para una mayor tajada en el negocio que acuerda en la Habana. Mientras tanto, la guerra del pueblo va por su propio derrotero, las masas populares, obreras y campesinas, continúan en la lucha por sus reivindicaciones más sentidas, y los revolucionarios están aquí es para hacer del sentir de las masas, la fuerza material de la revolución, en el sentir de las masas hay ganas de luchar y de acabar con este orden de cosas; y contrario a lo que pasa en la Habana –donde se preparan para “su” paz- la lucha de los explotados y oprimidos se agudiza y camina hacia grandes enfrentamientos que más temprano que tarde pasarán a valerosas acciones armadas como preparatorio de la lucha por la revolución.
Para finalizar echemos un vistazo a un aparte del programada para la revolución en Colombia de la Unión Obrera Comunista (MLM) “La misión del partido comunista revolucionario de Colombia es llevar la consciencia socialista al movimiento obrero, organizar su lucha de clase y dirigirla hacia su meta mundial y objetivo final: el socialismo y el comunismo, llevar ideas claras con respecto a que solo su lucha de clase lo liberara, que la lucha armada de masas es la forma superior de su lucha política.” Y en Colombia hoy, esa es la tarea más importante para los comunistas dotar a la clase obrera de su Partido Comunista Revolucionario.

Anuncios