Canada: Llamamiento para la Primera Conferencia por un Movimiento Feminista Proletario (Montreal, 30 Noviembre – 1 Diciembre 2013)

Nota – Hemos recibido del Buró de Información Política del Partido Comunista Revolucionario (PCR-RCP) de Canadá http://www.pcr-rcp.ca/en/ la convocatoria para la Primera Conferencia por un Movimiento Feminista Proletario que se celebrará del 30 de Noviembre al 1 de Diciembre. La traducción al español es una colaboración del camarada F. González para el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo. Madrid, noviembre 2013.

LLAMAMIENTO DEL FRENTE FEMINISTA REVOLUCIONARIO Y PROLETARIO DE MONTREAL
¡PARA LUCHAR, NECESITAMOS UN FEMINISMO PROLETARIO!

Del 30 de Noviembre al 1 de Diciembre tendrá lugar en Montreal la Primera Conferencia por un Movimiento Feminista Proletario. Hacemos un llamamiento por un movimiento dinámico, que reúna a múltiples grupos y colectivos según unos principios y objetivos de lucha comunes. Para esta conferencia inaugural, invitamos a mujeres trabajadoras de diversas edades y procedencia, mujeres indígenas, mujeres desempleadas así como estudiantes pobres, “queer” y “trans”, para discutir y votar el borrador de un manifiesto. Este manifiesto servirá como base unitaria para la implantación de grupos feministas proletarios en Canadá, ya estén organizados a nivel de barrio, de ciudad o regional.

Creemos que hay una necesidad urgente de solidarizar y unir a las mujeres proletarias y a sus aliados, en el reconocimiento de la realidad material de la lucha de clases, y de la misma forma, la necesidad de ligar la lucha por la liberación de la mujer con la lucha contra el capitalismo y la explotación imperialista.

Qué entendemos por feminismo proletario

Ya participemos o no en el actual debate entre feministas sobre el “secularismo” de la Carta de Valores de Quebec, la cuestión de la explotación sexual y la prostitución, las recientes elecciones en Canadá, en donde las cinco provincias más ricas están dirigidas por mujeres…mientras cada vez más mujeres caen en la pobreza, no podemos ignorar estos acontecimientos. Existen profundas diferencias en la realidad material femenina, y estas determinan el grado al que las mujeres desean luchar, de una u otra manera, por un cambio fundamental en el orden actualmente existente.

Es en primer lugar esta voluntad de cambio lo que debe unirnos hasta el final en la emancipación de todas las mujeres, y especialmente las más explotadas y oprimidas entre nosotras. En la actualidad no existe ningún movimiento feminista en la escena política. Durante los pasados veinte años, el feminismo ha existido principalmente en forma de grupos de presión o de asesoramiento, en las instituciones oficiales, en los medios académicos y entre las corrientes pequeño-burguesas, pero pocas veces se ha dado en luchas efectivas. Citando a la socióloga norteamericana, Barbara Epstein, «el feminismo es hoy más una idea que un movimiento, y en esa idea está ausente la cualidad visionaria que tuvo».

Y es precisamente porque el feminismo “histórico” (que perseguía la unidad de las mujeres bajo el único criterio de género, ignorando cualquier otra condición) ha alcanzado los límites de lo que podía ofrecer, estamos llamando a la creación de un nuevo movimiento. Este movimiento contemplaría las múltiples realidades de la mujer en el mundo imperialista de hoy, en la realidad capitalista de un país rico como Canadá.

No olvidemos la naturaleza imperialista de Canadá

-en donde las mujeres indígenas, más que ninguna otra, continúa viviendo en condiciones de pobreza difícilmente imaginables, asesinadas cada día sin que a nadie le preocupe
-que apoya y participa en injustas guerras de dominación
-en donde las empresas florecen explotando mujeres, destruyéndolas y matándolas a diario, obligando a cientos de millones de mujeres a emigrar, transformando así profundamente sus vidas y las de sus familias
-en donde la crisis económica global exacerba la vulnerabilidad de los pobres, mujeres en su inmensa mayoría: ellas constituyen la mayoría entre los perceptores del salario mínimo, la mayoría de los trabajos a tiempo parcial, la mayoría de familias uniparentales
-en donde los escasos beneficios en vivienda social, educación y salud están constantemente bajo ataque, en donde las condiciones de vida se van deteriorando, especialmente entre las mujeres con discapacidades, las ancianas o las madres solteras
-en donde la prostitución, la explotación sexual y el tráfico sexual se ven trivializados
-en donde la violencia contra las mujeres (verbal, física, psicológica) forma parte de nuestra vida diaria
-en donde el sexismo se muestra a toda plana en la publicidad, los medios y la televisión
-en donde, en la realidad social, aunque presente características complejas, la clase que lo tiene todo continúa oponiéndose a la clase que nada tiene
-en donde la clase que nos explota también incluye mujeres, mujeres que dirigen partidos políticos, gobiernos, imperios financieros como Walmart, Laurentian Bank, Sun Life Financial, Suncor Energy, la Federación de Cámaras de Comercio, el grupo Desjardins.

Aparentemente, nada ha cambiado para las mujeres proletarias, ni siquiera con el recambio de los explotadores varones por otros femeninos…
Para aquellos que estamos promoviendo el feminismo proletario, la lucha por la liberación de la mujer es inseparable de la lucha política general contra el capitalismo y el poder popular, es decir, el poder proletario. Los dos van de la mano, uno no puede existir sin el otro.
Las organizaciones revolucionarias o anticapitalistas requieren la participación de las mujeres proletarias en la lucha por transformar la sociedad. Si queremos luchar por una sociedad socialista e igualitaria libre de explotación, entonces las mujeres están en la primera línea. Igualmente, un movimiento feminista, aún uno proletario, no puede transformar la sociedad sin una plena participación en la construcción de un movimiento revolucionario para luchar contra el capitalismo.

Un lugar para la educación, la organización y la lucha

Para la participación de estas mujeres en un proyecto revolucionario necesitamos organizaciones apropiadas para ellas, en donde no solo puedan transformarse a sí mismas a través de la lucha, sino adoptar medidas efectivas para detener los comportamientos opresivos y sexistas en su entorno. Necesitamos lugares en donde las mujeres puedan expresarse libremente, hablar sobre su opresión o sobre la violencia de la que son sujeto, en donde puedan aprender a ser asertivas, a discutir de política o a luchar en pie de igualdad con los hombres.
Las mujeres deben defender su derecho a afirmarse a sí mismas, a luchar y participar, a organizar y desarrollar su liderazgo en la lucha. Estas son las metas para la clase de feminismo proletario para el que estamos haciendo este llamamiento.

En esta Conferencia inaugural llamamos a las mujeres a unirse en torno al MANIFIESTO POR UN MOVIMIENTO FEMINISTA PROLETARIO
Queremos construir frentes feministas proletarios, grupos y colectivos:

-que movilizarán, en una perspectiva claramente anticapitalista y clasista, a mujeres de todos los orígenes, empleadas o desempleadas, mujeres queer o trans, y a todas las activistas comprometidas en la lucha contra todas las opresiones específicas, incluyendo de género, raza o sexualidad
-que desarrollarán, mediante la investigación y la discusión, demandas que se ajusten a las necesidades específicas de las mujeres en sus comunidades
-que combatirán a través de la acción política (manifestaciones, convocatorias, concentraciones, todo tipo de acciones) cualquier ataque a los derechos de la mujer, desde una perspectiva de clase
-que llevarán la lucha por el feminismo proletario y su programa para la liberación de la mujer a convertirse en una parte esencial del programa general de las organizaciones revolucionarias que luchan contra el capitalismo y el imperialismo
-que promoverán actos y acciones el próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, o que movilizarán de forma masiva en las actividades previstas, en orden a hacer al feminismo proletario tan visible como sea posible.

OS INVITAMOS A LA PRIMERA CONFERENCIA POR UN MOVIMIENTO FEMINISTA PROLETARIO
Sábado 30 de Noviembre y Domingo 1 de Diciembre de 2013, Montreal

Es una invitación del Frente Feminista Proletario y Revolucionario de Montreal, y de activistas de Partido Comunista Revolucionario

Noviembre de 2013

Para confirmar participación o interés en participar, contactar ledrapeaurouge@yahoo.ca, o dejar un mensaje en la Maison Norman Bethune, 514 563-1487

Anuncios