Servir al Pueblo – Artículo de “Vanguardia Obrera” (Noviembre 1967)

 

Nota – El Partido Comunista de España (marxista-leninista) se constituyó en la conferencia celebrada los días 3 y 4 de octubre de 1964 por delegados de los grupos marxistas-leninistas que habían surgido en España y en la emigración tras romper con la política revisionista y de reconciliación nacional propugnada por la dirección del P“C”E encabezada por el equipo de los renegados Carrillo-Ibárruri. La Conferencia acordó que “Vanguardia Obrera” sería su órgano de expresión.
En el punto 99 de su Línea Política el PCE (m-l) señalaba que: “Enarbolando la gran bandera roja de la revolución popular, (bajo la dirección del proletariado), armado con el pensamiento de Mao Tse-tung, marxismo leninismo de nuestra época, y uniendo a las amplias masas de obreros, campesinos y demás trabajadores en la lucha contra la dictadura fascista de Franco, testaferro del imperialismo yanqui y de la oligarquía, el Partido Comunista de España (m-l) sabrá cumplir con las históricas tareas que le corresponden para liberar al pueblo de toda opresión y explotación, y junto con los trabajadores de todo el mundo, marchar hacia la construcción del brillante futuro de la humanidad: la sociedad comunista”.
Durante más de una década, el PCE (m-l) fue capaz de agrupar a un importante sector del proletariado y de las masas populares españolas en diversas organizaciones de masas (como la O.S.O., F.U.D.E., J.C.E. (m-l), U.P.C., U.P.M., U.P.A., F.E.D.E.M., CO.B., C.A.I., etc.) y aglutinar a todas ellas dentro del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (F.R.A.P.), osando empuñar las armas para hacer frente, por medio de la violencia revolucionaria, a la criminal dictadura yanqui-franquista.
En las filas del PCE (m-l) militaron comunistas inolvidables como José Delgado “Acero”, Cipriano Martos, José Luis Sánchez Bravo, Xosé Humberto Baena Alonso y Ramón García Sanz, quienes dieron la vida por el Partido y la Revolución.
Pero el P.C.E. (m-l), al no lograr encarnar el maoísmo, no se consolidó como partido de vanguardia del proletariado español y fue engullido por el dogmato-revisionismo hoxhista en 1978, acabando siendo liquidado por sus dirigentes en 1992 (un grupúsculo surgido posteriormente y que se arroga el nombre de P.C.E. (m-l) nada tiene que ver –ni en lo político, ni en lo ideológico, ni en lo organizativo- con el partido creado con estas mismas siglas en el año 1964).
En la tan necesaria tarea de construir el Partido Comunista marxista-leninista-maoísta para llevar a cabo la revolución socialista en España, los comunistas y revolucionarios debemos extraer las lecciones y experiencias -tanto positivas como negativas- del PCE (m-l) durante la etapa que defendió el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung (hoy marxismo-leninismo-maoísmo) para no caer en los errores que cometió, al igual que aprovechar sus diversos aciertos.
Reproducimos a continuación el artículo “Servir al Pueblo” de Eladio Zújar, publicado en el órgano del Comité Central del PCE (m-l) ”Vanguardia Obrera”, nº 30, Noviembre de 1967, pág. 3, y que Gran Marcha Hacia el Comunismo hemos transcrito para nuestro blog:

SERVIR AL PUEBLO
Por Eladio Zújar
El camarada Mao Tse-tung nos enseña: “Como tenemos la mente puesta en los intereses del pueblo y en los sufrimientos de la gran mayoría del mismo, morir por él es dar a nuestra muerte todo su significado”. Esto quiere decir que los comunistas marxistas-leninistas debemos fijar nuestra atención en las penalidades que tienen que soportar las amplias masas trabajadoras en su vida cotidiana y que debemos encontrar ahí la más importante fuente de inspiración para el sacrificio revolucionario constante, para la abnegación y el heroísmo comunistas.
No siempre se aplica esta grandiosa enseñanza del camarada Mao Tse-tung. Algunos camaradas condenan al régimen capitalista en abstracto, pero no fijan su atención en la espantosa situación de pobreza y penalidades que sufren en España millones de jornaleros del campo, obreros industriales y campesinos. Otros camarada, pertenecientes a estratos del proletariado urbano menos duramente explotados, o procedentes de capas pequeño-burguesas relativamente acomodadas, se preocupan más por los intereses y los problemas de los sectores sociales que ellos conocen de cerca, por vivir en su seno, que por los problemas mucho más angustiosos de las capas bajas del proletariado y del campesinado trabajador. Esto encierra una tendencia peligrosa que debemos corregir. Y no porque nuestro Partido no deba preocuparse por los problemas de estos sectores del pueblo; no: nuestro Partido debe velar por los intereses de todo el pueblo, es decir, los de la totalidad de la población española, a excepción de unas pocas decenas de oligarcas financieros y terratenientes, vendidos al imperialismo yanqui. Sólo siendo el adalid de las justas aspiraciones de todas las capas oprimidas y lesionadas por la dictadura yanqui-franquista, nuestro Partido podrá ser el forjador del Frente Democrático Nacional Revolucionario, que es preciso crear para llevar la revolución popular en nuestro país hasta la victoria.
Pero eso no significa que nuestro Partido defienda por igual, en la misma medida, los intereses de todos esos sectores. Nuestro Partido es el Partido de la clase obrera. Debe preocuparse por los intereses específicos y peculiares de la pequeña y mediana burguesía sólo en cuanto se trata de clases que interesa ganar como aliados estratégicos del proletariado en esta etapa de la revolución. Y debe dedicar particular atención a los problemas del semiproletariado y de la pequeña burguesía rural y urbana que tienen más intereses comunes con la clase obrera (campesinos pobres y pequeños, artesanos, ciertas capas de empleados modestos).
Ahora bien, en quienes debemos concentrar sobre todo nuestra atención (y también nuestra labor de educación, organización y movilización) es en las masas trabajadoras, proletarias y no proletarias, que encierran potencialmente un mayor espíritu de rebeldía revolucionaria, aquellas que sufren más duramente el yugo de la dictadura yanqui-franquista: los obreros agrícolas, los campesinos pobres, los obreros de la construcción, los mineros, los peones industriales, etc. Sólo apoyándonos resueltamente en esas capas laboriosas, que son las que no tienen prácticamente nada que perder (porque su situación es desesperada bajo el régimen fascista) nuestro Partido podrá desarrollarse como un Partido verdaderamente proletario e intrépidamente revolucionario, como un Partido de nuevo tipo, como la auténtica vanguardia obrera de la revolución popular.

E.Z.

Sobre el Partido Comunista de España (marxista-leninista) y el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (F.R.A.P.) ver también en el blog de Gran Marcha Hacia el Comunismo:

*Línea Política del Partido Comunista de España (m-l) – La Guerra Popular (1967)

*Mensaje de felicitación del Comité Ejecutivo del PCE (m-l) al Presidente Mao Tsetung con ocasión del Noveno Congreso del PC de China (5 Abril 1969)

*Las imperecederas enseñanzas del camarada Mao Tsetung para nuestro pueblo y para nuestra lucha (I)

*Las imperecederas enseñanzas del camarada Mao Tsetung para nuestro pueblo y para nuestra lucha (II)  

*Un artículo de “Vanguardia Obrera” sobre el oportunismo y en defensa de Mao Tsetung

*En el 50º aniversario de la creación del PCE (m-l): Extraer las lecciones y experiencias positivas y negativas de su historia

*Con ocasión del 50º aniversario del Primer Pleno Ampliado del Comité Central del PCE (m-l)

*Rememorando al periódico “Vanguardia Obrera” con ocasión de la aparición de su número 1

*1º de Mayo de 1973 en Madrid – Aquel día… – Testimonio

*La clase obrera y el pueblo jamás olvidarán a los mártires antifascistas del 27 de Septiembre de 1975

*El ejemplo y sacrificio de los mártires antifascistas asesinados el 27 de Septiembre de 1975 por la dictadura fascista permanecerán imborrables en nuestra memoria

*Con ocasión del 41º aniversario del asesinato de Cipriano Martos, militante del PCE (m-l) y del FRAP

*Ni olvidamos ni perdonamos ¡Juicio y castigo para “Billy el Niño” y demás torturadores y asesinos represores bajo la dictadura fascista de Franco! (I)

*Ni olvidamos, ni perdonamos ¡Juicio y castigo para “Billy el Niño” y demás torturadores y asesinos represores bajo la dictadura fascista de Franco! (II)

*“D´un Temps…” Crónica de un tiempo de lucha 1971-1978. Nuevo libro de memorias de Pasqual Moreno Torregrosa

 

Anuncios